Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

viernes, 1 de abril de 2016

Abril 2016


Habían pasado casi dos años desde la última vez que vi a Santiago Biralbo, pero cuando volví a encontrarme con él, a medianoche, en la barra del Metropolitano, hubo en nuestro mutuo saludo la misma falta de énfasis que si hubiéramos estado bebiendo juntos la noche anterior, no en Madrid, sino en San Sebastián, en el bar de Floro Bloom, donde él había estado tocando durante una larga temporada.
Ahora tocaba en el Metropolitano, junto a un bajista negro y un batería francés muy nervioso y muy joven que parecía nórdico y al que llamaban Buby. El grupo se llamaba Giacomo Dolphin Trio: entonces yo ignoraba que Biralbo se había cambiado de nombre, y que Giacomo Dolphin no era un seudónimo sonoro para su oficio de pianista, sino el nombre que ahora había en su pasaporte. 

Ahora es cuando toca cortar porque estas entradas van de comienzos de novela, y éste ya queda un poco largo, y no va una a copiar la novela entera. Aunque podría dejar de escribir y seguir leyendo hasta llegar a la última página, pero el caso es que hace poco más de un año que la leí por tercera vez y tampoco es plan. 
Las buenas novelas (y "El invierno en Lisboa" de Antonio Muñoz Molina es de las mejores) tienen esas cosas; te arrastran hasta el final sin poder casi desprenderte de ellas y su embrujo a no ser con pena y esfuerzo.
Leí por primera vez esta novela en 1990, ya tarde porque había sido publicada en 1987. Desde sus primeras lineas me atrapó esta historia hecha como para una película de cine negro de los años cuarenta. Y es que tiene de todo: un pianista de jazz negro con destino de perdedor que toca en tugurios mugrientos de años y neblinosos del humo de millones de cigarrillos; una mujer fatal de la que continuamente se duda si es buena o mala y, como siempre, es las dos cosas y tiene demasiados secretos y un marido del que es preferible guardarse aunque en el fondo no es más que un pobre diablo; un amor que se aleja y vuelve para volver a alejarse y nunca sabemos hacia dónde camina, pero sabemos hacia donde no camina que es hacia la felicidad; obras de arte escondidas, persecuciones, peleas sobre la plataforma de un tren, traición, olvido, alcoholismo...
Una novela en la que, como es habitual en su autor, se salta de unos tiempos a otros y de unos a otros escenarios para componer poco a poco un complejo mosaico en el que todo, tiempo y espacio, acaba por tomar la forma de una maravillosa historia que rinde homenaje al más puro cine negro de Hollywood.
Esta obra fue premio Nacional de Literatura y premio de la Crítica en 1988 y consagró definitivamente a su autor como lo que después ha confirmado plenamente: uno de los mejores autores en español de los últimos años.




Si te ha gustado mi entrada, haz +1 en hispablogger, en la columna derecha, arriba. Muchas gracias.

22 comentarios:

  1. Y porque será Rosa que este argumento de esta novela de Antonio Muñoz Molina me recuerda a una de mis peliculas preferidas? Casablanca, me la a recordado al leer tu reseña, de un libro que me apunto y país que tengo ganas de conocer por cierto, Portugal. un abrazo y gracias por aportarnos siempre la reseña de buenos escritores y libros. TERESA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que yo creo que esa película tuvo que influir mucho en Muñoz Molina a la hora de escribir esta novela. El tugurio lleno de humo (aunque el bar de Rick es algo más que un tugurio), el pianista negro... No me extraña que te la recuerde.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me ha gustado ese inicio tan jazzero, ¿ya estás de vuelta? Si te digo que no he leído nada de Antonio Muñoz Molina... Durante mucho tiempo lo veia como un dinosaurio, alguien demasiado vinculado al "establishment"; prejuicios de la edad. Después de leer el fragmento que propones ya no soy tan reacio, en mi próxima batida a la biblioteca lo buscaré. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando yo la leí en 1990 revolucionó mi mundo literario que por entonces se nutría más de los clásicos y de escritores del siglo XIX. Me descubrió todo un mundo y a partir de ese momento, leí todo lo que iba publicando. Es curioso porque hay mucha gente, muy lectora, que no ha leído nada de él. Te recomiendo que le pongas remedio.
      Ya de vuelta hace unas veinticuatro horas. Aún con el horario retorcido.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Ya te comenté que la cogí de la biblioteca, la acabé ayer. Me ha gustado, ya iba orientado con tu reseña y suscribo todo lo que dices. Recuerda a las películas antiguas de cine negro, de hecho se cita varias veces "Casablanca", la prosa de Muñoz Molina ayuda a crear ese ambiente irreal, cargado de melancolía (en este caso al ser Lisboa "saudade", ¿no?), humo y whisky. La estructura en si también remite a la música jazz: motivos que se repiten, vueltas y más vueltas, improvisación. Como tu marido es adicto ya sabes de lo que te hablo.
      Hay momentos de gran altura, he copiado algunos pasajes. Me ha gustado especialmente el final. Respecto a Lucrecia es un personaje tan brumoso, casi fantasmagórico. Como bien dices, no se sabe si es buena o mala.
      Hay un juego interesante con el narrador, por el hecho de conocer tantísimos detalles. A veces se justifica diciendo: aquí me paro, esto no lo puedo saber, pero la mayoría es un narrador omnisciente y se alterna como un personaje más de la historia.
      Ha merecido la pena leerla, te agradezco la recomendación.
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Muñoz Molina nunca me ha defraudado, pero con esta novela es imposible que lo haga. Ni a mí ni a nadie. Me alegro muchísimo de haberte animado a leer la obra y, sobre todo, de que te haya gustado.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Hola!!!!! Me alegra leerte de nuevo!!!!
    Me encanta esta novela. El año pasado fui a un encuentro con Antonio Muñoz Molina y Elvira Lindo ya que volvió a Lisboa muchos años después y nos habló largo y tendido.
    Siempre me encantó Lisboa, pero después de leer este libro me gustó aún más. Y lo curioso es que él dijo que había estado poquísimo tiempo, apenas un fin de semana ya que acababa de ser padre y bueno, fue otro momento.
    En este encuentro al que fui Elvira Lindo presentó un libro de fotos de varios lugares, entre ellos Lisboa porque volvieron 30 años después, con ese hijo que era un bebé, y me gustó mucho como lo contaban.
    Un besito y vaya rollo te he metido, sorry. ;(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la historia de como se gestó este libro la cuenta el autor en su última novela "Como la sombra que se va". A raíz de ella, (le leí en enero y tengo reseña en mi blog), releí por tercera vez "El invierno en Lisboa". En "Como la sombra que se va", aparte de la historia del asesino de Martin Luther King, cuenta muchas cosas de su primer matrimonio, como conoció a Elvira... etc. Si te gusta el autor y "El invierno..." te recomiendo "Como la sombra..."
      Y nada de sorry; me encantan los comentarios largos y que me aportan cosas. Yo también me alegro del reencuentro.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Siiiii, cuando fui al encuentro, que fue en la semana negra de Gijón lo vendía, y fui tan tonta que antes de ir a la charla estuve subiendo a las atracciones y no me alcanzaba el dinero que me quedaba y no admitieron tarjeta.
      Luego quise comprarlo pero tuve algunas historias familiares y lo olvidé, y me lo has recordado, mil gracias, y tengo que leerlo.
      Un besito.

      Eliminar
    3. Me alegro de habértelo recordado porque perderse un libro así sería una lástima. De todas formas, algo antes o después te lo habría recordado. Feliz de haber sido yo.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Tengo una deuda pendiente con el señor Antonio Muñoz Molina y es que aún no he leído ninguno de sus libros. No sé por qué pero a pesar de todo lo bueno que se dice de él sus libros no terminan de llamarme la atención. Pero me ha gustado el inicio de esta novela que nos has dejado y tus palabras denotan tanta admiración que tal vez tenga que empezar a pensar en darle una oportunidad a este autor.
    Espero que hayas disfrutado de tu viaje.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo realmente le admiro y aprecio mucho. Como le digo a Gerardo (que tampoco le ha leído), revolucionó mi mundo literario y me abrió los ojos a un tipo nuevo de literatura.
      Gracias por tus palabras; por supuesto, he disfrutado del viaje y me he cansado mucho y me hubiera gustado seguir un mes más, pero todo se acaba y esa es la gracia.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Ost...y ignorante de mí sin leerla. Si la has leído tres veces por algo será. Bueno,supongo que todo lo bueno se acaba y que nos leeremos más a menudo. Un abrazo Rosa, espero que lo hayas pasado genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curioso. Sin leer tu comentario, acabo de responderle a Lorena eso de que "lo bueno se acaba". Lo he pasado muy bien y me hubiera gustado seguir, pero la gracia está en que sabes que se acaba si no, sería muy soso.
      Te recomiendo que leas "El invierno en Lisboa", aunque con todo lo que has leído de novela negra, no te impresionará como a mí. Cuando yo la leí, lo más negro que había leído era Agatha Christie. Sí había visto bastantes películas en la tele, pero no sabía que esas historias se podían encontrar, y mucho mejor, en los libros. Fue todo un descubrimiento.

      Eliminar
  6. ¡Hola Rosa!Aunque ya nos habíamos saludado, decirte que estoy encantada de que vuelvas a tu blog y a tus reseñas tan estupendas como ésta.
    Yo no soy muy de novela negra, lo más que he leído (como tú hasta descubir a Muñoz Molina) ha sido a Agatha Christie, de la que tengo casi todas sus novelas.
    Pero gustándome como me gusta Lisboa, habiéndo releído tú tres veces ésta dela que hablas y siendo Premio Nacional de Literatura, tendré que leerla, Rosa, sí o sí.
    El texto con el que empiezas la verdad es que engancha a seguir, así que...¡a la lista (de 'pendientes') va!

    Un beso y feliz fin de semana, ¡descansaaaa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chelo, da gusto verse recibida de esta manera.
      Ya sé que tú eres más de cine y te diré que la película que se hizo de esta novela es muy mala como cuento en mi reseña de "Como la sombra que se va" en la que también hago una pequeña reseña de esta novela. Sin embargo, de la siguiente novela de Muñoz Molina "Beltenebros", que es también muy buena (todas las del autor lo son), hizo Pilar Miró una adaptación buenísima. Te recomiendo ambas novelas y la película de Pilar Miró.
      Un beso.

      Eliminar
  7. De Muñoz Molina sólo he leído El jinete polaco y si te soy sincera apenas me acuerdo de nada. Es de esos autores que sabes que tienes que leer, que son buenos, pero que por un motivo o por otro al final no lo haces.
    Este invierno en Lisboa podría ser la ocasión de volver a leerle (y recordar cómo escribe, ya de paso) pero el género negro no es mi favorito y encima tengo una fobia a la palabra "jazz" (tuve un noviete en la uni que ponía ese tipo de música a todas horas y me acabé saturando hasta lo indecible). En fin, que no sé si lo leeré y eso que tu reseña anima mucho.
    Bienvenida, Rosa.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi marido adora el jazz y cuando hay conciertos en Santander va... con un amigo. Yo no le tengo fobia, pero no me dice gran cosa. Si el género negro no te gusta, eso puede ser más determinante para que tampoco te entusiasme la novela, pero creo que Muñoz Molina trasciende los géneros y escribe tan bien que casi no importa lo que escribe sino cómo lo escribe.
      "El jinete polaco" es una de mis novelas favoritas. A ella me refería en el comentario que te hice hace poco al finalista del premio (no recuerdo el título) en que te ponía que lo Premios Planeta, con alguna excepción, me parecían muy malos: éste era la excepción. Será el mejor Planeta concedido.
      Un beso.

      Eliminar
  8. hola! es un placer indescriptible leer tus reseñas.el lector es un pasajero, compra un boleto .. quiere gozar.quiere delectacion. tiene el libro y quiere deleitarse. nosotras no tenemos el libro pero te tenemos a ti!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, búhos. Por vuestra visita y por vuestras palabras.
      Un beso fuerte.

      Eliminar
  9. Con semejante comienzo comprendo perfectamente que cueste tanto dejar de leer. También a mí me ha parecido que podría haberme acomodado en la butaca y continuado la lectura durante un buen rato más :))

    Que tú la recomiendes, Rosa, y la catalogues como una buena novela, para mi ya es suficiente garantía. Eso sumado a ese principio de vértigo, me hacen anotarla sin dudar en mi lista de pendientes :))

    ¡Muchas gracias por el descubrimmiento de este autor!

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que dan ganas de seguir y seguir hasta el final, lleve éste a donde lleve y sea cual sea?
      Es un autor de lo mejor que hay en España en estos momentos. Te recomiendo cualquiera de sus novelas. Te tiene que gustar.
      Un beso.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...