Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

miércoles, 16 de enero de 2019

Iniciativa Tarro-Libros 2019


Este es el tercer año que participo en esta iniciativa de Carmen Forján, del blog "Los libros de Carmen y amig@s".
Yo siempre he tenido algunas actividades vinculadas al final de cada libro. Una de ellas es apuntarlo en las listas correspondientes, una a mano y otra, en word; otra, cuando los libros son en papel, es poner la fecha de lectura en la ficha del libro (tengo fichas de cartón de todos los libros en papel que hay en casa). 
Durante estos dos últimos años, una nueva actividad ha venido a sumarse a las anteriores y se ha convertido ya en una adicción: cada vez que termino un libro, lo comparto en el grupo de facebook Tarro-Libros, haciendo un pequeño comentario del mismo y poniendo una foto de la portada que descargo de la red.
También voy añadiendo la portada a una imagen que voy preparando para hacer el resumen de cada mes que también publico en el grupo de facebook. Todo ello y, por supuesto, meter el euro correspondiente en el tarro.
Este es mi tarro para 2019 en la misma foto que he publicado en el grupo para que se me admita, porque es requisito indispensable para formar parte del grupo publicar la foto del tarro que se va a utilizar durante el año.


En 2017 fueron 104 los euros acumulados que he ido gastando en libros poco a poco, porque aunque gasto mucho más, este dinero del Tarro-Libro me gusta que sea para libros especiales; bien libros escritos por amigos blogueros o de las redes sociales, o bien recomendaciones que leo en algunos blogs que sigo y que, por alguna razón, me parecen especiales.
Estos son los libros comprados con el dinero de 2017. Por cierto, desde que la publiqué en el grupo de Facebook, otros tres libros se han unido a los anteriores, completando el gasto de 104... y un poquito más. 


En 2018, he conseguido 113 euros que iré gastando a lo largo de este año. 
Hay gente en el grupo que cuando el libro es muy extenso pone dos euros. Yo pongo siempre uno y así compenso los largos con los cortos, o sea que 113 euros son 113 libros leídos. Esta es la foto del Tarro-Libros 2018 (caja, más bien) con los euros correspondientes.


Por si queréis apuntaros al reto, aquí os dejo el enlace a la entrada de Carmen Forján en su blog. Ella lo explica todo y os enlaza al grupo de facebook. Tenéis hasta el 31 de enero.


domingo, 13 de enero de 2019

"Eva" Arturo Pérez-Reverte.

"Eva" es la última novela que leí en 2018. Si he tardado tanto en publicar la reseña es porque pensaba ponerlo en mi sección "Sin reseña", pero cuando empecé a escribir para esa sección, me di cuenta de que la novel daba para  mucho más y cuando quise percatarme, había pasado con mucho la extensión que les dedico allí a los libros, que no quiero que sea demasiada puesto que en cada entrada hablo de cinco libros. 
Visto lo visto, decidí hacerle la reseña a "Eva" sola para que no se pusiera celosa de "Falcó" que ya la tiene.
"No quiero que me maten esta noche, pensó Lorenzo Falcó.
No de esta manera.
Sin embargo, estaba a punto de ocurrir. [...] Había escuchado el grito del enlace al caer en la oscuridad, a su espalda, desde el mirador de Santa Luzia, y el golpe del cuerpo al estrellarse contra el suelo quince o veinte metros más abajo, en una callejuela oscura del barrio de Alfama. Y ahora iban a por él, en busca del trabajo completo. De rematar la faena".
Trepidante, como debe ser, empieza la segunda entrega de la serie sobre Lorenzo Falcó en la que Arturo Pérez-Reverte nos sigue contando las aventuras de este espía y agente del bando rebelde en nuestra Guerra Civil. 
Estamos en 1937, en Lisboa y "a pocos cientos de kilómetros de allí, al otro lado de la frontera, una guerra atroz llenaba de refugiados los caminos, de infelices las prisiones y de cadáveres las trincheras, las cunetas y las tapias de los cementerios". Creo que están claras las simpatías del autor en el conflicto español. A pesar de las críticas que lanza a diestra y a siniestra, cualquiera las compartiría, creo que le va más la siniestra. Aunque bien podría equivocarme y confundir sus simpatías con las mías. "En otras guerras se mata, desde luego; pero en ésta se asesina. Lo hacemos tanto los de un lado como los del otro, y el verdugo puede convertirse en víctima en un abrir y cerrar de ojos. O a la inversa. Por eso resulta una guerra [...] perfecta para criminales sin conciencia, sin decencia y sin gloria".
Cuando Falcó vuelva a Salamanca (afortunadamente, no murió esa noche en Lisboa, aunque dejó tras de sí algún cadáver), le estará esperando una nueva misión. Tendrá que viajar a Tánger para intentar hacerse con una cierta cantidad de oro que los republicanos intentan hacer llegar a Moscú. 
No se trata del famoso oro de Moscú que tantas alegrías propagandísticas le dio al régimen, o al menos, no de su totalidad. Según la novela (que no deja de ser ficción como bien nos recuerda el autor al principio), era tan solo una pequeña parte que quedaba del monto total, cuya mayor parte estaba ya en tierras soviéticas.  
El oro había salido hacia el Mar Negro en un barco que, tras una escaramuza con un barco rebelde, tuvo que huir y refugiarse en Tanger, ciudad que por entonces estaba bajo mandato internacional. 
En ese barco, el Mount Castle, viaja además una vieja amiga nuestra y de Falcó. Una mujer rusa por la que Falcó se jugó la vida y la reputación en la novela anterior. Se trata de Eva Neretva con quien vivió una serie de peripecias que no menciono por no destripar la primera entrega de la serie a quien no la haya leído.
La trama es sencilla y típica de una novela negra y de espías. Falcó debe viajar a Tánger y hacerse con el oro por las buenas (tratar de sobornar al capitán del Mount Castle para que le entregue el barco y su cargamento mientras él se pone a salvo con su familia fuera de España) o por las malas (ahí ya no hay más indicaciones que las que uno se pueda imaginar a bote pronto).
Falcó tratará de cumplir el encargo con la eficacia y la frialdad que lo caracterizan, dando la razón a las palabras de su jefe, el Almirante, quien "eres, le había dicho en cierta ocasión, mientras tomaban un hupa-hupa y un escocés en el bar del Gran Hotel de Salamanca, una pistola metida en una barra de hielo". Aunque a veces las barras de hielo se derriten y sospecho que Falcó esconde sentimientos suficientes como para, al menos, agrietarla un tanto.
Como dice Pérez-Reverte, sus héroes no desertan, son fieles a sí mismos y a su autor. Falcó jamás pensará ni en desertar ni en traicionar. Por muy peligrosas que se presenten las situaciones, se enfrenta a ellas con el ánimo del vencedor y la esperanza de sobrevivir. En su vida el azar no existe más que como consuelo de idiotas y cada día es "un día difícil; y en su mundo, los días difíciles solían ser días peligrosos. En este oficio, pensó con una cínica mueca interior, el único día fácil es cuando estás muerto".
La novela tiene todos los ingredientes del género contados y descritos con la enorme maestría con la que el autor lo domina: violentas reyertas y muertos; héroes y villanos, héroes que son villanos y hasta villanos que son héroes; amor y traición condimentados con sus gotitas de sexo; emboscadas, golpes de efecto y un final en el que, como en toda novela que se precie, no hay ganadores, pero siempre hay perdedores.

Arturo Pérez-Reverte
"Eva" es una novela digna representante de lo más clásico del género, y ese es uno de sus valores más apreciables. El otro, la precisa, pulida y hermosa prosa del autor, tanto en la forma como en el contenido; su visión de la condición humana hacia la que muestra esa mirada realista a la que ya estamos acostumbrados los que le seguimos desde hace tantos años: ni simpatía ni piedad, pero tampoco reproches ni acusaciones; esa visión un tanto cínica del que sabe que los humanos somos capaces de las mayores vilezas y de las mayores hazañas y, como él mismo nos ha recordado, en ocasiones en la misma persona; esa visión del ser humano adquirida en las situaciones más duras, esas en las que cada uno demuestra realmente lo que es, lo que le gustaría ser y de lo que puede ser capaz en un momento dado.
De esa forma de contemplar al animal humano que comparto plenamente, quiero dejar aquí algunas citas del libro que me han parecido muy ilustrativas: 
"Siempre que se cruzaba con un superviviente —de algo, de lo que fuera—, se preguntaba qué clase de bajeza habría cometido para sobrevivir".
"La sonrisa de quien poseía una confianza inquebrantable en la crueldad, la estupidez y la codicia de los seres humanos".
Me gusta Falcó como me gusta Alatriste y como me gustan D'Artagnan o el jorobado de Lagardére con su estocada de Nevers. Ellos hacen que el ser humano se vuelva un poco mejor y que el mundo se parezca, levemente, al escenario en que habitan los héroes. Y en gran parte por eso, pero no solo, me encanta la literatura de Pérez-Reverte. 

Título del libro: Eva
Autor: Arturo Pérez-Reverte
Editorial: Alfaguara
Año de publicación: 2018
Año de publicación original: 2017
Nº de páginas: 400

jueves, 10 de enero de 2019

Serendipia Recomienda 2019


Por segundo año consecutivo participo en el reto Serendipia recomienda. La iniciativa parte de Mónica Gutiérrez Artero del blog Serendipia y consiste en que cada participante recomiende tres libros de los que haya leído y reseñado en su blog durante el año anterior. No deben ser libros muy famosos ya que se trata de dar a conocer autores y libros a otros lectores que pudieran estar interesados, cosa que no se consigue recomendando libros famosos.
El reto consta de dos fases:
  • En la primera fase, se hará una entrada como esta que estoy haciendo en la que se recomendarán tres libros que se hayan leído y reseñado durante 2018, y se pondrán los enlaces a las reseñas respectivas. 
  • En la segunda fase, se elegirán tres de los libros recomendados por los otros participantes del reto, se leerán y se reseñarán en el blog de cada uno. Esta fase supondrá actualizar esta entrada una vez Mónica publique la suya con los participantes y con todas las novelas recomendadas. En esa actualización se dará noticia de las tres novelas escogidas. A medida que se vayan leyendo, se actualizará la entrada añadiendo los enlaces a las reseñas.
Pero será mejor que leáis las bases en la propia iniciativa original de Serendipia.
Por si a alguien le interesa ver qué libros recomendé y qué libros escogí de los recomendados por otros participantes, aquí dejo la entrada a mi blog del reto de 2018.
De momento, en la primera fase, para el reto de 2019 yo recomiendo estas tres novelas leídas en 2018:
  • "Vinieron como golondrinas" de William Maxwell. Una novela ambientada en Estados Unidos, al final de la Gran Guerra, durante la epidemia de la mal llamada gripe española. Es en parte autobiográfica y me ha gustado tanto que me ha hecho seguir a su autor del que ya he leído más cosas.
  • "Agua salada" de Charles Simmons. Trata de un verano en la vida de un adolescente. Un verano para conocer el amor y la traición. Con un comienzo que promete mucho, lo mejor es que cumple todo lo que promete.
  • "El refugio de los canallas" de Juan Bas. La historia de los peores años de ETA y de la guerra sucia del Estado contra la banda criminal. Para quien esté interesado en la historia reciente de España, absolutamente recomendable. Es una novela que mezcla los hechos y personajes reales con la narración imaginada y personajes ficticios.
 Son tres de las novelas que más me han gustado este año. Espero que a alguien le sirvan para descubrir a un gran autor o una gran historia. Para mí las tres fueron ambas cosas.
En breve, para la segunda fase, actualizaré esta entrada con las tres novelas escogidas para leer de entre las recomendadas por todos los participantes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...