Entradas

Alexis Ravelo, In Memoriam

Imagen
Nunca el título de una reseña me había dolido tanto. Nunca pensé que tuviera que escribirlo. Al fin y al cabo, él era mucho más joven que yo. Nos conocíamos virtualmente, de esa manera que ahora se conoce mucha gente. Cada vez que publicaba la reseña de uno de sus libros y lo etiquetaba en Facebook o en Twitter, siempre me respondía de manera similar, «me mimas demasiado» , y yo le respondía que no, que le mimaba lo justo porque su novela así lo merecía. Y fueron diecisiete, diecisiete novelas que disfruté sin reservas. Ninguna me decepcionó. En todas comprobé que nuestra manera de ver la vida era muy similar. Todas eran buenas, muy buenas.  Sus novelas eran muy negras, eran muy críticas. Siempre tomaba partido por los más débiles, los desfavorecidos. Siempre se ponía en contra de los poderosos, los corruptos, los que convierten el mundo en ese lugar injusto y despiadado en el que habitamos. Creó un personaje tan entrañable como él mismo. Eladio Monroy fue el que me lo dio a conocer

"Apeirógono" Colum McCann

Imagen
Es difícil explicar lo que es un apeirógono. Yo creo que es más un concepto geométrico imaginario, ideal, que no existe en la realidad. A ver cómo soy capaz de explicarlo. Una apeirógono es un polígono de infinitos lados de manera que se aproxima mucho a un círculo sin llegar a serlo aunque a primera vista lo pueda parecer. Bueno, si he dicho alguna barbaridad que el matemático de turno me corrija y se lo agradeceré. Lo que sí sé es lo que esta novela de Colum McCann es para mí. Sé lo que es Apeirógono . Es un libro indefinible, inclasificable, que muestra los infinitos puntos de vista, los infinitos matices, las infinitas causas, consecuencias, culpabilidades que se esconden en un conflicto tan complejo como el palestino israelí. Apeirógono se basa en dos personajes reales y en sus historias. Bassam Aramin y Rami Elhanan. Bassam es palestino. Pasó en la cárcel desde los diecisiete hasta los veinticuatro años. Rami es israelí. Participó en varias guerras mientras  estaba en el ejércit

Reto Doce libros pendientes de tu estantería.

Imagen
Por primera vez me apunto a este reto que puede venir muy bien para ir quitando libros de los que se acumulan en la estantería donde duermen los pendientes. Se trata de ir leyendo a lo largo del año doce libros que cumplan las siguientes características:  1 El gordo (muchas páginas) 2 El fino (pocas páginas) 3 El veterano (que lleve contigo mucho tiempo) 4 El nuevo (que lleve contigo poco tiempo) 5 El antiguo (escrito hace tiempo) 6 El guapo (cubierta bonita) 7 El feo (cubierta fea) " Las viudas de los jueves ". Claudia Piñeiro. 8 El regalado 9 La secuela (continuación de una saga) 10 El exótico (lugar difícil o imposible de visitar) " Próxima estación ". Mónica Gutiérrez. (Sucede en el Orient Express) 11 El de casa (que transcurra en tu ciudad, región, país) 12 Al azar  El reto es una iniciativa de Serena, del blog Mi biblioteca romántica . Si queréis conocer las bases de primera mano y algún reto más que propone aquí os dejo el enlace. No me parece muy difíc

Un aviso

Imagen
Hola a todos. Publico esta entrada para informaros. Me caí en Navidad y me hice daño en el brazo derecho. El médico me mandó árnica y ibuprofeno, pero un mes después, como iba a peor, he ido a urgencias. Tengo una rotura de la cabeza del radio. Nada grave, pero me han puesto una férula y me han inmovilizado el brazo. Esto lo estoy escribiendo con la izquierda y cuesta...  Por suerte, tengo algunas reseñas ya escritas que podré publicar estos días. Lo que va a ser difícil es comentar en vuestros blogs o responder a vuestros comentarios. Os tendré informados. Espero retomar pronto mi actividad normal. Hasta pronto. Espero.

Dos de Claudia Piñeiro.

Imagen
No es muy normal que yo lea dos libros seguidos del mismo autor, autora en este caso, pero tras disfrutar con el último libro de Claudia Piñeiro, El tiempo de las moscas (2022), quise hacerlo con uno de los primeros, concretamente el segundo, Las viudas de los jueves (2005), que dormía un sueño ya demasiado largo en mi estantería de pendientes. El haber visto la película en su día hizo que me diera pereza abordar un libro cuya historia ya conocía más o menos. Cuando ha pasado el tiempo suficiente para que haya olvidado la película casi totalmente, he disfrutado mucho de la novela.  " El tiempo de las moscas ". «[...]me aseguró que, con el correr de las semanas, o tal vez meses, la mosca se acomodaría en un lugar donde yo no la vería más o mi cerebro aplicaría el mecanismo de la supresión. “¿Qué es eso?”, pregunté. “Que un día, harto de verla, el cerebro la suprime, deja de verla. Decide que no está más”. Entonces me dije, Inés, no te preocupes, si se trata de suprimir lo qu

¿Celos o injusticia?

Imagen
Con este microrreto colaboro en la convocatoria de enero de  El tintero de oro ,  en la que se nos reta a escribir un microrrelato basado en un mito. La historia, que no deberá superar las 250 palabras, deberá estar  inspirada en un mito de  cualquier mitología: griega, romana, egipcia, cristiana, etc. He optado por uno de los mistos que me resultan más fascinantes. Espero que os guste. Siempre me sentí ninguneado y nunca entendí por qué mi padre nos trataba de forma tan dispar. Desde muy pequeños noté esa diferencia. Papá hablaba con él como con un igual mientras que a mí me trataba con desdén. Jugaba con él a los distintos juegos a los que íbamos accediendo según la edad. Empezábamos a jugar los tres, pero enseguida yo notaba una complicidad entre ellos de la que me excluían. Parecía que compartían algo, miradas, sonrisas, sobreentendidos a los que yo no estaba invitado, hasta que, aburrido, me alejaba. Ellos, entonces, parecían recuperar una naturalidad que yo les arrebataba con mi

"Los hermanos Burgess" Elizabeth Strout

Imagen
«[...] cuando el hijo de Susan hizo lo que hizo, cuando la noticia apareció publicada en la prensa, incluso en The New York Times, y también en televisión, dije a mi madre por teléfono: —Creo que voy a narrar la historia de los hermanos Burgess. —Es una buena historia —convino ella. —La gente dirá que no está bien escribir sobre personas a las que conozco. Mi madre estaba cansada esa noche. Bostezó. —Bueno, no los conoces —dijo—. Nadie conoce nunca a nadie» . Esta es una novela que engancha desde el prólogo. Un prólogo que insinúa, desvela sin terminar de quitar el velo, cuenta sin dejar que se sepa lo que se cuenta... y nos deja ya desde el principio colgados de lo que va a venir después. En el prólogo la narradora nos habla de la curiosidad que los Burgess despertaban en ella y en su madre. Viudas ambas con un año de diferencia, cuando se reúnen o hablan por teléfono, gran parte de su tema de conversación son los Burgess. La narradora vive en Nueva York. La madre sigue viviendo en Sh