Entradas

"El paseo de los canadienses" Amelia Noguera

Imagen
«Imaginaos ciento cincuenta mil hombres, mujeres y niños que huyen en busca de refugio hacia una ciudad situada a cerca de doscientos kilómetros. […] Lo que quiero contaros es lo que yo mismo vi en esta marcha forzada, la más grande, la más terrible evacuación de una ciudad que hayan visto nuestros tiempos.» (sacado de las memorias de Norman Bethune y citado en la novela, presuntamente, por Hazen Seize). En febrero de 1937 la carretera hacia Almería estaba llena de personas procedentes de Málaga. Mujeres y niños huían ante la más que segura entrada en la ciudad de las tropas golpistas para refugiarse en Almería. Era población desarmada, asustada, temiendo las represalias que habían tenido lugar en otras poblaciones tomadas por los rebeldes. Era población civil, madres, hermanas, esposas de milicianos fieles a la República, militantes ellas mismas, en ocasiones, de partidos de izquierdas. Socialistas, anarquistas, comunistas o simples republicanas, ciudadanas leales al gobierno democrá

"Matilda" Roald Dahl

Imagen
Con esta reseña colaboro con el concurso de relatos de  El tintero de oro  de junio, el último por esta temporada, dedicado a " Matilda " de Roald Dahl. La reseña no participa en el concurso, pero contribuye a completar el homenaje a la obra y al autor a los que se dedica el mes de junio. « Ocurre una cosa graciosa con las madres y los padres. Aunque su hijo sea el ser más repugnante que uno pueda imaginarse, creen que es maravilloso. Algunos padres van aún más lejos. Su adoración llega a cegarlos y están convencidos de que su vástago tiene cualidades de genio.» Así empieza Matilda, pero no nos engañemos. Matilda era una flor en un estercolero,  una margarita en el comedero de los cerdos, un ser angelical en una familia despreciable. El cómo una niña tan adorablemente notable cayó en semejante grupo de seres groseros, rufianes y estupidizados (sí ya sé que no existe, pero desde que se la oí a Sebastian en la serie Retorno a Brideshead no ha dejado de acudir a mi mente en sit

"La tienda de la felicidad" Rodrigo Muñoz Avia

Imagen
«Bienvenido al nuevo día, CARMELO. Hoy uno de nuestros productos puede hacerte el día más feliz. CARMELO, nuestro ordenador ha escogido aleatoriamente para ti el Perfume Afrodisíaco para las sábanas, 8,99 €. Que lo disfrutes y tengas un buen día. La tienda de la felicidad.»   Así es saludado Carmelo cada día, a las ocho en punto de la mañana, en su correo electrónico. Cada día una nueva oferta, todas de tipo erótico. Carmelo a veces compra y a veces, no. Pero la historia no empieza a las ocho de la mañana, sino a las 19:36 del 13 de marzo de 2019, y el correo es de Atención al Cliente de Carrefour Online anunciando una modificación del pedido que Carmelo ha hecho. Varios productos no van a ir incluidos por una incidencia de aprovisionamiento. Carmelo responde con una lógica aplastante, directa y sincera, pero sumamente respetuosa. «[…] siendo comprensivo con su problema de aprovisionamiento le ruego que lo sea usted con el mío. Si, por razones estrictamente personales, es mi intención

"Como polvo en el viento" Leonardo Padura

Imagen
Tras dieciséis meses sin que Loreta haya llamado a su hija, de pronto, esa mañana   de primavera de 2016 , Adela recibe la llamada de su madre.  Loreta dejó de llamar a su hija cuando supo que se había echado novio. «Juntarte con un balsero cubano muerto de hambre, sin oficio ni beneficio, con las uñas sucias de grasa...» . Aunque en realidad, Marcos no es balsero y sí que tiene oficio porque es ingeniero. Aunque en realidad, tampoco es el oficio o la forma de salir de Cuba de Marcos lo que ha alarmado a Loreta y le ha impedido ponerse en contacto con su hija manteniéndose en silencio al otro lado de todo un continente que las separa de este a oeste y de norte a sur: Loreta vive en Tacoma, Washington, en la costa oeste y Adela en Hialeah, Florida. Aunque en realidad... Pero no todas las sorpresas terminan ahí ese día para Adela porque esa noche, viendo una foto  que ha puesto la madre de Marcos  en Facebook , su vida dará un vuelco y todas las certezas que hasta entonces la sustentaban

Tres eran tres 6

Imagen
Haciendo una trampa en honor a uno de los títulos que aparecen más abajo, esta entrega de Tres eran tres ,  en realidad debería llamarse Tres eran cuatro , porque cuatro son las novelas que aquí traigo, aunque dos de ellas, por ser continuación una de la otra, las comentaré como si de una sola se tratara. Con ellas termino una trilogía.  Hay otra novela con la que termino también una trilogía. Es un alivio ir terminando series y haciendo espacio para otras nuevas o, mejor aún, para dedicarme a alguna de las muchas que tengo empezadas.  La última novela es, curiosamente, la única novela de su autora que no pertenece a su serie sobre la comisaria María Ruiz.  " Mal trago ". Carlos Bassas del Rey. Con esta novela doy fin a la trilogía sobre el inspector Herodoto Corominas, de la Policía Nacional de Ofidia, una ciudad imaginaria que bien podría ser Pamplona.  Nuestro protagonista no pasa su mejor momento. Por todas partes le llueven los contratiempos y todo ello lo va sumergiendo

"Lo que te persigue" Óscar Montoya

Imagen
Cuando leí Últimos días de maternidad , de un autor desconocido que firmaba como Montoya Jackson me dije a mí misma «este autor promete» . Ahora, cuatro años y dos novelas después he de decir que sus promesas se han cumplido con creces. Y es que t res novelas ha publicado Óscar Montoya y he tenido el placer de leer las tres: la citada Últimos días de maternidad , De otro lugar y   Lo que te persigue.  «Acabas de regresar de la Semana Negra de Gijón y tu madre te llama. Que ha ido a un internista privado para que le hicieran la ecografía que la Seguridad Social le debe desde hace un año, y al médico no le ha gustado lo que veía. Que la lleves a Urgencias a la mayor brevedad posible para que le hagan mil pruebas» . Así empiezan el libro y la odisea de Israel, el protagonista. Porque esta historia transcurre en gran medida en un hospital en el que Israel y su madre esperan pruebas, resultados, diagnósticos... Y continúa la novela «Así que dejas a Teresa (nombre provisional) colgada en l