Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

sábado, 30 de mayo de 2015

"El capital humano" Paolo Virzì

A altas horas de la madrugada, cuando volvía a su casa en bicicleta tras la limpieza del salón donde se había celebrado una fiesta, es atropellado un camarero y abandonado en la cuneta. 
Así empieza esta película que, con el pretexto de la investigación y la intriga acerca del autor del atropello, nos cuenta una historia de depredadores de las altas finanzas y arribistas que arriman su sardina al ascua donde perciben que hay más calor, sin darse cuenta de que van a salir chamuscados, ellos, la sardina y el ascua; una historia de niñatos de buena familia maleducados e inútiles, aptos solo para la juerga y la risa, incapaces de enfrentarse al más nimio del los fracasos; una historia de perdedores atrapados en los engranajes que otros más poderosos han puesto en marcha.
La trama gira en torno a dos familias: los Bernaschi que dan nombre a un bono famoso que ofrece un 40% de intereses a los inversores... apostando a que Italia se va a arruinar y los Ossola dueños de una inmobiliaria ruinosa y cuyo patriarca Dino, decide invertir en el famoso bono falsificando todas las firmas necesarias (las de su hija y su mujer). El hijo de los Bernaschi y la hija de los Ossola son novios... o al menos eso cree todo el mundo y eso es lo que permite a Dino Ossola acceder a Giovanni Bernaschi. Eso y su maravilloso saque al tenis.
La película cuenta seis meses en la vida de estos personajes: desde comienzos del verano, hasta el fatal atropello una noche de Navidad en una carretera oscura y nevada. Está contada en tres partes. En ellas se cuenta lo sucedido a lo largo de esos seis meses desde los puntos de vista de tres personajes; o mejor, lo que durante esos seis meses vivieron tres de los personajes: Dino Ossola, su hija Carla y Serena Bernaschi, la mujer de Giovanni. 
Se utiliza la técnica, no muy original a estas alturas, de repetir escenas para marcar la repetición de tiempos; una técnica que, si no la inventó González Iñárritu en "Amores perros" (no estoy muy segura), al menos la elevó a alturas quasi celestiales. Aquí resulta un poco forzada y es que es una técnica demasiado llamativa para utilizarla después de otro y con menos acierto (no obstante, a mi me encanta y, obviando la falta de originalidad, queda bien en la película).
El ciclista tarda mucho en volver a salir. Nos olvidamos de él en la vorágine de episodios en los que se ven envueltas las familias: la soledad y abandono de Serena Bernaschi; el embarazo y buen sentido común de la mujer de Dino Ossola; los amores no muy convenientes de Carla Ossola; las frustraciones de niño mimado del delfín de los Bernaschi; las tribulaciones financieras de Dino porque los mercados se comportan mejor de lo esperado, Italia no se arruina tan deprisa como debiera y ha perdido el capital invertido. 
Cuando finalmente se van desvelando los entresijos que llevaron al atropello, nos encontramos recordando al gran Antonio Bardem y su "Muerte de un ciclista". También aquí, el egoísmo de los ricos pasa por encima de todo con tal de no perder sus privilegios y su buen vivir; con tal de no ver su vida ensuciada por episodios dignos de otras gentes, de otros barrios, de otras vidas menos brillante y glamurosas. Pero también aquí hay personajes que no han perdido del todo la conciencia, que no acaban de reconciliarse con la idea de que su buen vivir pase como una apisonadora laminando todo lo que encuentra en su camino.
El final es impactante (a mi al menos me impactó). Termina con una espectacular fiesta en el jardín de los Bernaschi. Italia se ha hundido finalmente en la crisis en la que nos hundimos todos por lo que el bono Bernaschi se ha multiplicado y los ricos son más ricos y felices, los pobres, más pobres si cabe, y alguno incluso está en la cárcel. A la familia del ciclista se la ha indemnizado convenientemente... y el capital humano sigue rindiendo intereses y engrosando los capitales financieros de los mismos de siempre.







2 comentarios:

  1. Ohhhhh no la conocía, pero me la apunto :D
    Tu blog me ha gustado mucho, así que te sigo. También te invito a pasar por el mío si gustas :D
    Nos leemos ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias ya te sigo yo también en todos tus blogs. ¿Los llevas tú todos? Con el trabajo que da uno, no me imagino tres. Y tan completos. Bueno el de cine ¿parece que lo estás empezando o lo he visto mal?
      Un abrazo.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...