Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

sábado, 19 de diciembre de 2015

"El puente de los espías" Steven Spielberg


Es esta una película que viene precedida por el prestigio que le han otorgado los críticos aun antes de ser estrenada. Cuenta una historia de espías en plena Guerra Fría y cómo un hombre alejado de los círculos de poder, es capaz de conseguir lo que nadie pensaba que conseguiría: un dos por uno que parecía imposible y que ha conseguido por ser sil'nyy chelovek (hombre firme). Y lo más asombroso es que se basa en hechos reales. El dos por uno imposible no es fruto de la mente fantasiosa de unos guionistas o de un director de cine, o de un autor de novelas. Hubo en realidad un hombre firme capaz de conseguir, si no lo imposible, al menos, lo muy difícil.
Ese hombre tozudo hasta la exasperación; incapaz de dar un paso atrás aun siendo lo que parecía más razonable y lo que todos le pedían; capaz de jugar de farol cuando había mucho en juego, es un abogado de Brooklyn, James Donovan, a quién encargan la defensa de un espía soviético, Rudolf Abel. Lo que se pretende es cubrir las apariencias y dar la impresión de que Abel va a tener una defensa justa, aun cuando la sentencia está dictada de antemano. El problema es que James Donovan no sabe hacer las cosas a medias ni por aparentar con lo que se toma la defensa del espía con toda seriedad y hace lo imposible por conseguir su absolución. En esto consiste la primera parte de la película. Nos muestra dos personajes sumamente atrayentes. Un abogado capaz de jugarse su seguridad y la de su familia en defensa de lo que cree justo, en defensa de un espía condenado por una opinión pública obsesionada con la amenaza nuclear y por todo el aparato de la Justicia convencido de dar un buen ejemplo a cualquiera que vuelva a intentar espiar los logros de la cabeza del Imperio de Occidente.
En la segunda parte la acción se traslada a Berlín, donde Donovan ha recibido otro encargo, esta vez de la CIA, de los que cualquiera preferiría librarse. Tiene que negociar el canje de su espía soviético por un soldado americano capturado por los rusos cuando hacía lo que le habían ordenado: espiar. Pero tiene que hacerlo a título personal. No puede parecer que va como encargado del Gobierno americano y, en caso de tener problemas, nadie lo considerará su representante.
Escena de la película
Entramos en un mundo frío, gris y hostil. Cuando Donovan llega a Berlín, está comenzando a construirse el muro y aquí viene la primera inexactitud (más bien error de bulto) de la película. En su empeño por cubrir de oscuridad y tristeza todo lo relacionado con el Imperio Oriental, el muro se construye entre nieve y frío, pero el muro se construyó, prácticamente de una tirada, en una noche... en agosto de 1961.



Y es que estamos ante una historia formidable; una historia que pudo dar lugar a una película fantástica y se ha quedado en una película mediocre. Muy bien hecha, con una estupenda fotografía, una maravillosa interpretación a cargo de Tom Hanks, en el papel de Donovan, y Mark Rylance como Rudolf Abel; con unas pinceladas de un humor muy americano que se ven a gusto; pero una película que ha perdido la oportunidad de sumergirse en el lodo, de bucear en las contradicciones, de hacer una crítica, indispensable en estos tiempos, acerca del papel de Estados Unidos en la Guerra Fría. 
En 2015, pasados ya tantos años desde la caída del muro y la unificación de Alemania, no se puede hacer una película de malos y buenos. Sí, ya sé que el personaje de Rudolf Abel está tratado con sumo respeto y simpatía y que Donovan comenta a quien quiera oírle que no es un traidor, que es un ruso leal a su país como los espías americanos lo son al suyo. Pero salvo ese detalle, de lo mejor de la película,  el resto es tendencioso como sólo sabe serlo el cine americano, y repito que es una pena porque podía haber sido crítica como un cuchillo afilado, incisiva como sólo sabe serlo el cine americano.
Tom Hanks y Mark Rylance
Ya había leído acerca de su parte emotiva, esa parte un poco dulzona y patriotera que les sale a los estadounidenses cineastas y a Spielberg en particular, pero pensé que era sólo eso y es mucho más. Son americanos que tratan con sumo respeto a sus prisioneros, mientras los rusos maltratan con brutalidad a los suyos; son esas escenas de jóvenes tiroteados por intentar saltar el muro, mientras Donovan mira desde un tren con cara de censura, con cara de venir del paraíso de la democracia que no ha roto un plato, de la democracia donde eso jamás tendría cabida, la democracia que, mientras todo esto ocurría, estaba librando una guerra en Vietnam y utilizando napalm contra la población civil (y sí, ya sabemos que eso sucedía y que mucha gente murió tratando de saltar el muro, pero es la manera de contarlo la que resulta tendenciosa); son esas escenas oscuras y frías, de una tristeza glacial, que acompañan a los acontecimientos en Berlín oriental y ese colorido exagerado y chillón que contrasta al volver Donovan a Brooklyn donde, tras dejar el más crudo invierno en Alemania, y dos día antes de que se vea nevar en Nueva York (con sol y luminosidad occidental, eso sí), le sale a recibir su mujer en manga corta a una calle con mimosas florecidas y pajaritos cantando (pura y alegre primavera en el paraíso del capitalismo y la iniciativa privada y personal)
Ya he dicho que la interpretación es inmejorable.
Tom Hanks
De Tom Hanks poco hay que decir. Ya sabemos lo bueno que puede llegar a ser porque lo hemos visto haciendo todo tipo de papeles y todos con gran credibilidad. Aquí da vida a un abogado que puesto ante situaciones para las que no se creía preparado las desempeña con todos los mecanismos y estrategias que tiene a su alcance y con todas las capacidades con que está dotado. Decide salirse del guión porque es lo correcto, y lo hace, sin pararse a pensar en cuestiones prácticas o en lo que se espera de él porque él sabe perfectamente lo que espera él de sí mismo.

Mark Rylance, el espía soviético Rudolf Abel, es un hombre al que he debido de ver en alguna película o serie porque su cara me suena, aunque no termino de encontrarlo en mi memoria. Un actor poco conocido, por tanto, pero que hace un papel sensacional, una mezcla entre abuelo jubilado que mata sus horas pintando y espía soviético frío e imperturbable; un hombre íntegro a quien le tocó un papel y lo desempeña con toda honradez como hubiera hecho si le hubiera tocado el papel de profesor, tendero o policía. Siempre
Mark Rylance
tranquilo, incluso al final, cuando su futuro no está nada claro y podría ser peor ir que quedarse. Un hombre que ante el comentario insistente del abogado "No parece preocupado", siempre responde "¿Ayudaría?". Y lo más gracioso es que no parece una pregunta retórica, parece estar esperando respuesta, como si dijera en realidad "Si va a ayudar en algo, me preocupo"

Una película entretenida (aunque hay quien la ha tachado de tostón), bien hecha, bien interpretada, con algunas virtudes del mejor cine americano y con muchas de las taras del peor cine americano. Esperaba mucho más, sobre todo teniendo en cuenta que en el guión intervienen los hermanos Cohen. No los he visto por ningún lado.


Si te ha gustado mi entrada, haz +1 en hispablogger, en la columna derecha, arriba. Muchas gracias.

18 comentarios:


  1. Pues figúrate que yo tenía ciertas expectativas puestas en esta película, y me has desinflado las ganas de verla. Aunque lo haré por el actor principal y el director que son ambos de mi agrado.
    Es sabido el exacerbado patrioterismo de los americanos, cosa que no es criticable siempre y cuando no se utilice, como bien describes, como arma arrojadiza tipo: Que buenos somos mientras los demás sois unos bárbaros incivilizados.Deberían hurgar más en sus desvanes llenos de muertos con el justificante de su bandera llena de barras y estrellas que ondea al mínimo descuido mientras vemos cualquier película de las producidas por ellos.
    Tu reseña estupenda y completa. Nos estamos acostumbrando muy mal y al final vamos a tener que criticar tu perfección.
    Besos


    https://en.wikipedia.org/wiki/Mark_Rylance

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los Estadounidenses tienen ese defecto. Se creen los guardianes de la Democracia en el mundo y en nombre de ella, cometen los mayores desatinos contra la propia Democracia. Pero también son maestros (sobre todo en literatura) de hacer las más duras críticas contra ellos mismos. A mí, con sus cosas buenas y con las malas, me tienen fascinada. Esta película es muy criticable, pero tiene sus puntos y la interpretación es sublime. Mark Rylance del que mandas la página de Wikipedia (lástima de mi escasísimo inglés) es un verdadero camaleón. Una pasada.
      Espero que la veas y la reseñes para ver qué te parece.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Nada más ver el cartel de la peli he pensado en el papel de abogado para Tom Hanks. Me encanta haga lo que haga, y creo que sería lo que me motivaría a verla, ver a Hanks metido en ese papel.
    Por lo demás, inmejorable tu reseña Rosa, mencionando los puntos fuertes de la película, así como los menos fuertes como esos gazapos encontrados.
    Gracias, un beso y que tengas un buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hanks está genial, pero Mark Rylance es un auténtico pedazo de actor. Se ve que, sobre todo, se dedica al teatro. La película tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Yo esperaba mucho más de ella después de leer la crítica de Carlos Boyero con el que suelo coincidir, pero esta vez, creo que la puso demasiado bien.
      No obstante, se puede ver. Aunque mi marido dice que es una mierda, yo tampoco estoy de acuerdo con él.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Muy buena crítica Rosa, lo que demuestra que en cine nada ni nadie es inefable.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, Marybel. Spielberg es un maestro en cuestiones técnicas, pero un poco patriotero.
      Un beso.

      Eliminar
  4. No me atraía mucho esta peli pero con lo que cuentas ya lo tengo más que claro.
    Rosa, los Estados Unidos son el paraíso de la democracia donde no se rompe un plato. Para romperlos (los platos) ya tienen sitios fuera de sus fronteras como, por ejemplo, Guantánamo.

    Siempre agradezco tus reseñas por lo aclaratorias que son pero esta es doblemente agradecida. Hace cosa de diez minutos mi marido, con el que ando discutiendo si ir a ver este finde El puente de los espías (él) o El despertar de la fuerza (yo) ha recibido un mensaje en el móvil de un compañero de trabajo que vio la película ayer y le pone "Es muy mala". Con todo y con eso no se ha convencido, ahora le he enseñado tu reseña y ya sí.
    Iremos a ver la de la Guerra de las Galaxias. ¡Graaaaciaaaaas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya me alegro de haberte ayudado a ganar una disputa conyugal. Dile a tu chico que lo siento. No obstante, no es una peli que yo recomiende encarecidamente no ver. Si hay que verla, no es de lo peor.
      Un beso. A ver que cuentas de la Guerra de las Galaxias.

      Eliminar
  5. Excelente reseña Rosa.
    Hace un par de días justo que me comentaban lo mismo sobre esta película, que a priori parecía que iba a ser fantástica, que había generado muchas expectativas y al final, se había quedado en una película del montón, eso sí sin desmerecer el papel de Tom Hanks que siempre borda sus personajes.
    No siempre se acierta.
    Un saludo de sábado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha tenido muy buenas críticas y, como dices, ha generado muchas expectativas. Quizás ese ha sido el fallo. Con menos fama, habría gustado más. Al menos, no habría decepcionado
      Feliz domingo.

      Eliminar
  6. Hola, Rosa. He oído críticas parecidas a la que tu has hecho, pero aún así creo que iré a verla aunque sólo sea para disfrutar de la actuación de Tom Hanks, que me encanta. Y luego, La guerra de las galaxias, jeje. Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y disfrutarás mucho, porque, críticas aparte, la película se ve a gusto y ver trabajar a Ton Hanks y a Mark Rylance es un espectáculo que no me hubiera gustado perderme.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola!!!!1 A mí me apetece verla pero las críticas como la tuya me tiran para atrás, así que seguramente la veré en el autocine, que es más barata,jajajaja.
    Mis hijos fueron ayer a ver La Guerra de las Galaxias,, y aunque les gustó han venido decepcionados, jajajaj, dicen que más que una continuación en alguna parte es copia de las primeras. Aún así yo iré a verla.
    Un besito y estoy mirando un poco el blog y me gusta mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí lo de la Guerra de las Galaxias no me llama nada la atención. Con mi hijo adolescente (hace ya varios años) la fuimos viendo todas y me llegaron a aburrir mortalmente. Esta película "El puente de los espías" prometía mucho más de lo que ha resultado. Vino precedida de mucha expectación y de muy buenas críticas y nos hemos ido desinflando a medida que la veíamos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Como siempre una reseña brillante, Rosa :)

    La película tiene sus puntos a favor y sus puntos en contra a la hora de plantearse ir a verla, como muy bien nos muestras. A mí el patriotismo de los americanos a veces me parece incluso infantil, y ya sabemos que los niños ven las cosas a su manera, adornadas en muchas ocasiones y no como en realidad son. De todas formas si surge la ocasión, y por la damiración que siento hacia Tom Hanks, creo que la veré.

    Hay una página de cine (imdb.com) donde puedes encontrar cualquier tipo de información acerca del séptimo arte. He buscado la filmografía de Mark Rylance y aparece, entre otras pelis, en "Caza al asesino" y "Las Hermanas Bolena". Por si te sirve para refrescar memoria ;)

    Un beso de lunes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que en "Las Hermanas Bolena" porque la otra no la he visto. Gracias, Julia. Me pasaré por la página que mencionas. La peli, como dices, tiene su punto y yo no desaconsejaría ir a verla, sólo que se cuente con que no es la maravilla que nos prometían.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Hola Rosa, feliz año nuevo. Esta peli la he visto hace muy poco y la has descrito de un forma sensacional coincido contigo plenamente en todo...todo...los actores ya me cautivaban desde el principio. Tom es uno de mis preferidos, el director, no me di cuenta que era Spielberg hasta los créditos, bueno me quedo con las que ha hecho de ciencia-ficción al menos marcaron una época, aquí se le ve esa vena americana que a mí personalmente me repele, los más de los más. El actor secundario, es sensacional, tampoco lo conocía. Gracias por crítica cinéfila tan completa **** Por cierto, el cambio de imagen del blog, genial, con ese toque Rosa, los cambios siempre vienen genial. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy entusiasmada con mi nuevo look bloguero. me alegro de ver que va gustando, muchas gracias por alabarlo.
      De la película, lo mejor es la interpretación de los actores principales. También hay que decir que está muy bien hecha. Si no fuera por lo tendenciosa que es, sería una buena película porque la historia es formidable.
      Un beso y feliz año para ti también.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...