Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

viernes, 16 de septiembre de 2016

"Sanditon" Jane Austen

Cuando está cerca de cumplirse el bicentenario de la muerte de Jane Austen (1775-1817), Carmen Forján, del blog "Carmen y amig@s", propuso, a principios de verano, una lectura conjunta de esta novela, cuya tertulia tuvo lugar en facebook el pasado día 13 de septiembre.
Saber que una novela está sin terminar es algo que me produce siempre una cierta sensación de desasosiego. Esta lo está. Consta tan solo de doce capítulos y termina de forma brusca. 
Y esa sensación de desasosiego por saber que está inconclusa se va incrementando a medida que avanzamos en la historia y vamos apreciando sus matices y conociendo personajes y situaciones y nos damos cuenta de la profundidad y de la crueldad sarcástica de la crítica que la autora podría haber hecho con todo ello. Su afilado bisturí, el que utilizaba con tanta maestría para diseccionar a la alta sociedad de su época, empezaba a hundirse en el pueblecito costero de Sanditon, en sus habitantes y sus relaciones de interés, en sus visitantes, protagonistas de un incipiente turismo en busca de los beneficiosos aires marinos, cuando bruscamente la novela queda interrumpida. La salud de la autora estaba ya muy deteriorada por la enfermedad que la llevaría a morir, con 41 años, unos meses después, en julio de 1817, y tal vez fue eso lo que la llevó a dejar inconclusa esta novela. 
El señor Parker "podría estar hablando de Sanditon eternamente". Sanditon es el pueblo costero en el que vive, y tiene "la brisa más agradable y pura de la costa (está reconocido que lo es), con unos baños excelentes, una arena fina y firme, unas aguas profundas a diez metros de la orilla, sin barro, sin algas, sin rocas cubiertas de limo...". Ninguno de los pueblos cercanos, e igual de costeros, reúne tantas características positivas para convertirse en el lugar de veraneo ideal. El que no tiene caminos intransitables y agua salobre, está rodeado de marismas o se encuentra dos kilómetros y medio más lejos de Londres. Sanditon es, tal vez, una recreación de Sidmouth, un pueblecito en la costa sur de Inglaterra, visitado y amado por la escritora.
Aunque según otros estudiosos podría estar también inspirado en Worthing o tal vez en Eastbourne. 
Sanditon, con su pretendida transformación en un balneario para disfrute de veraneantes y mayor gloria de promotores e inversores locales, es la protagonista real de la parte de la novela escrita, pero yo creo que, de haber continuado la historia, habría pasado a ser más bien el escenario en el que se desarrollase una trama mucho más inspirada en las peripecias de sus personajes y un pretexto para mostrarnos las características de alguno de ellos.
Cuando el señor y la señora Parker, buscando un médico con el que mejorar las ya inmejorables condiciones de Sanditon, así como la comodidad y salud de los futuros veraneantes, tienen un accidente y se ven obligados a pasar catorce días en casa de la familia Heywood, deciden agradecer los cuidados recibidos invitando a su casa a la mayor de las hijas de la numerosa familia, Charlotte "una joven muy agradable de veintidós años"
Lo que Charlotte se va a encontrar en la pequeña localidad costera es, cuando menos, asombroso. Los personajes que empiezan a desfilar ante los perplejos ojos de la joven van a suponer toda una curiosa revelación para ella, una muchacha sana, juiciosa y educada en un ambiente de serena sensatez. La falta de voluntad de la señora Parker, una mujer que siempre responde con un "Sí cariño [...] ¡Oh!, sí... querido... [...] Sí, claro, por supuesto [...] Sí, sí; es muy probable", contrasta con la ridícula seguridad en sí mismo de su marido y sus sueños de prosperar que se perciben como totalmente infundados.
Lady Denham, la gran dama que le corresponde a Sanditon ("Toda vecindad debe tener una gran dama"), dedicada a la especulación igual que el señor Parker, es una anciana que se nos va revelando como déspota, tacaña y mezquina; una mujer autoritaria que busca algún pariente, propio o de alguno de los dos maridos que ha enterrado, que le baile el agua y se someta a su voluntad lo suficiente como para merecer que le deje su fortuna. La señorita Clara Brerenton, escogida en casa de unos primos de Londres para hacerla compañía, es de momento quien más boletos acumula para hacerse con la codiciada herencia. También Sir Edward Denham, sobrino del segundo marido de Lady Denham aspira a la herencia y ve un atractivo atajo en cortejar a la señorita Clara. Esta no piensa dejarse seducir, pero soporta sus atenciones "para confirmar la clase de afecto que sus encantos personales habían despertado".
Pero los personajes que realmente superarán toda la capacidad de sorpresa de Charlotte Heywood y la de los lectores son los hermanos del señor Parker. Diana es una persona obstinadamente enferma que cultiva sus dolencias con una tenacidad asombrosa y ha conseguido hacer de Susan y Arthur, los dos hermanos que viven con ella en Londres, dos seres débiles y tan enfermos como ella. Diana es feliz entrometiéndose en todos los asuntos que se cruzan en su camino. Se siente satisfecha "haciendo favores" a pesar de sus debilidades y
Jane Austen
dolores porque "
en la medida en que podemos esforzarnos en ser útiles a otros, estoy convencida de que el cuerpo se siente mejor en virtud del refresco que el espíritu recibe al cumplir con su deber". Y es que entrometerse y encargarse de cuestiones que ni le van ni le vienen, le produce tal placer que es lo único que puede superar sus imaginarias enfermedades. El otro hermano, Sidney, se burla de ellos, pero apenas aparece en la novela y, aunque se presiente que podría llegar a ser un personaje importante, enredado en algún tipo de amorío con Charlotte o tal vez con Clara, no llegamos a conocerlo más que por alguna referencia del señor Parker.
En este mundo de seres peculiares ha caído la señorita Charlotte Heywood. Ella es el arma de la que se sirve la autora para analizar y poner de manifiesto las lacras de un cierto tipo de gente. A través de sus ojos vamos conociendo los intrincados lazos que se van anudando alrededor de estos personajes; unos personajes cuya situación se va complicando; cuyos secretos apenas empiezan a salir a la luz cuando la novela se interrumpe de manera cruel e inesperada. Y es triste ver cómo la que habría podido ser una de las mejores novelas de Jane Austen, se ha quedado a medias, interrumpida como unos meses después se interrumpiría la vida de la propia autora, privándonos de conocer la evolución de una historia que prometía estar a la altura de las mejores. No pudo ser.



26 comentarios:

  1. Me propongo leerla desde ya. Solo me falta conseguir el libro jejeje.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una verdadera lástima que esté sin terminar porque realmente prometía ser de lo mejor de la autora. Al menos podemos recrearnos en lo poco que escribió de la novela y disfrutarlo.
      Un beso.

      Eliminar
  2. ¡Qué satisfacción me ha dado leer tu reseña! Como leí la novela a comienzos del verano y como después de ella he hecho muchas otras lecturas, se me habían desdibujado un tanto muchos de sus pormenores. Pero gracias a esta buena reseña la he recordado completamente.
    No pude participar como debiera en la tertulia del pasado día 14, aunque dada mi capacidad de olvido tampoco habría podido hacer grandes aportaciones.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco pude asistir y me dio muchísima rabia. Me surgió una cena y no había manera de cambiarla. El libro lo había leído hace más de un mes, pero el hacer la reseña hace que lo recuerdes mejor y durante más tiempo. Una novela genial hubiera sido.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Me gusta tu reseña que desgrana todo ese muestrario de personajes que describe la autora, a la que por otro lado no la tengo una querencia muy especial, no por nada concreto, es de esas que se me atragantaron desde joven. Quizás por los ambientes encorsetados en normas restrictivas y entornos sociales opresivos de aparente formalismo hipócrita.
    Supongo que debe ser una frustrante experiencia enfrascarse en una lectura que ya de antemano sabes inconclusa.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No acostumbro a leer novelas inacabadas, pero tratándose de Jane Austen, una quiere leerlo todo, terminado a no.
      En una tertulia del instituto hace años hablando de "Emma" comentában los que la leían por primera vez que no les interesaba la época, ni la clase social, ni el tema de los amoríos y la labor de celestina de la protagonista... pero les había enganchado porque la autora lo cuenta de tal manera y hace una crítica tan certera y con tal sentido del humor e ironía, que no te puedes desenganchar de su embrujo. Yo ya había caído hacía mucho. Jane Austen es... Jane Austen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Es una pena que una buena autora deje una novela inacabada Rosa, en fin estoy segura que de haberlo hecho podía haber sido lo mejor de ella sin duda alguna. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, cuando la vas leyendo y ves como se van perfilando las tramas y los personajes, te das cuenta de lo que podía haber sido y te da mucha rabia. Además de lo joven que murió la mujer...
      Un beso.

      Eliminar
  5. NO sabía que Jane Austen había dejado una novela inacabada, de ahí que no me extrañe el que desconociera este título. Debe haberte enganchado bastante para poder considerarla su posible mejor trabajo ... vamos, que a mí me cuesta creerlo porque Orgullo y Prejuicio es una pieza fenomenal. SIn embargo, aunque quisiera confirmar tus impresiones, yo no acostumbro a dejar libros a medias por lo tanto, meterme en una lectura que aún no tiene final... sería frustrante, por decir lo menos.

    ¿No tendrá parientes vivos Austen? Sé del caso de J.R.R. Tolkien cuyo libro, Los hijos de Húrin, dejó sin terminar y fue su hijo el que lo completó. NO estuvo nada mal el resultado final.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es la única novela que dejó inacabada, también dejo sin terminar "Los Watson". Hay varias terminaciones de "Sanditon" hechas por distintas personas, pero yo prefiero imaginar lo que podía haber hecho Jane Austen. De veras que esta novela llevaba una pinta insuperable.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Increíble que se haya muerto tan joven y haya dejado tan buenos libros. Este no me he lo leído, sí otros. Y me gusta mucho Jane Austen. Rosa, me admira, ahora que me he reincorporado a la enseñanza después de mi año de baja, vrr cómo encuentras tiempo para mantener el blog tan activo. Yo estoy que no me encuentro.
    Un beso, que voy a ver dónde ando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te pierdas mucho. Lo que hago es reservar las tardes para el blog y mis lecturas. El trabajo lo hago por la mañana. En esas horas en que se supone que los profes no trabajamos porque no estamos en clase. Ahí procuro hacer todo lo del trabajo, aunque hay épocas en que no me basta y tengo que traer tarea para casa, pero procuro que sea lo menos frecuente.
      Increíble que muriera tan joven con tanta obra, y que tuviera una visión tan acertada e inteligente a la hora de juzgar a la gente sin haber salido casi del entorno familiar, salvo para ir a algún internado. Una inteligencia natural y un gran talento para interpretar la realidad.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Magnífica reseña, estoy de acuerdo con todo lo que dices y creo que esta novela podría haber sido una de las grandes. Una pena que la pobre Jane muriese antes de acabarla. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego es una gran pena. me imagino que toda persona que muere, sobre todo si lo hace joven, deja algo inacabado, pero es que cuando se trata de una novela de una de las mejores autoras del mundo, la pérdida es mucho mayor.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Muy buena la reseña Rosa.
    Es una pena esa novela sin terminar, lo que podía haber sido.
    A mi me encanta la profundidad y el trabajo que hace Austen con sus personajes, los describe perfectamente, con una elaboración minuciosa de la psicología de cada uno de ellos, consigue que empatices, que te emociones, que los quieras o los detestes y eso es muy difícil.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esta novela hay personajes verdaderamente complejos, a pesar de que está casi solo perfilada y sin embargo los personajes ya aparecen muy bien dibujados. Era una psicóloga natural y espontanea de las que no necesitan estudios para ser capaces de leer a la perfección el las mentes humanas. Una maravilla.
      Un beso.

      Eliminar
  9. No sabía de la existencia de un trabajo inconcluso de Jane Austen. Una pena que quedara inacabada, y una pena que muriera tan temprano. Muy buen trabajo, Rosa: te lo agradezco.

    Un beso!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Sanditon" y "Los Watson" son las dos novelas inconclusas de Jane Austen. Una verdadera pena pues de haber vivido una larga vida, con la observación y la sabiduría que da la experiencia, quien sabe lo que podría haber llegado a contarnos, pero cuando la novela está ya empezada y ves explícitamente de lo que te ha privado la muerte de la autora, te dan ganas de viajar en el tiempo con un buen tratamiento para su enfermedad.
      Un beso.

      Eliminar
  10. No me gustan las novelas que tienen finales abiertos porque yo soy de las que quiero que el autor se moje y sea él quien remate la historia, así que si la novela está sin acabar -en este caso por la muerte de la autora- ya ni te cuento.
    Al leer los perfiles de los personajes que tan bien nos describes me ha hecho gracia comprobar que, al igual que en otras novelas de Austen que he leído, aparece la típica señora manipuladora que amparándose en su 'debilidad' consigue tener a todo el mundo pendiente de ella.
    Gracias por acercarnos a esta última obra de Jane Austen que yo, como es habitual, desconocía.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una maravilla ver el camino que llevaba y lo buena que hubiera sido de estar concluida. Lo escrito se limita a presentar personajes y situaciones, pero prometía mucho.
      A mí tampoco me suele gustar leer novelas inacabadas, pero Austen es Austen.
      Los finales abiertos sí me gustan, sobre todo cuando son un buen final porque a veces sucede que el autor no ha sabido cómo terminar, pero eso se nota. Cuando es algo premeditado y deja abiertas posibilidades que permiten trabajar a la imaginación del lector, me gusta mucho.
      Un beso.

      Eliminar
  11. No tengo facebook y me pierdo estas lecturas en grupo tan provechosas, pero es que con las redes sociales tengo mis reservas. Es una pena que la novela quedara inacabada, por la descripción de los personajes y los temas que trata prometía. Por cierto, tengo un par de novelas por leer también inconclusas, "Suite francesa" (vi la película, pero no es lo mismo) de Irene Nemirovsky y "Demonios familiares" de Ana María Matute, tema este el de las novelas a medias que daría para un buen post.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leí "Suite francesa". Otra novela que dan ganas de hartarse a llorar de ver la maravilla que nos hemos perdido. No obstante en la novela de Nemirovsky se desarrolla mucho más toda la trama que en esta, por lo que creo recordar. A Jane Austen le dio tiempo a perfilar magistralmente los personajes y las situaciones y cuando realmente se ve que comienzan los acontecimientos, se termina: No he leído la de Ana María Matute. Es una escritora a la que he leído y admirado mucho, pero desde sus novelas fantásticas, la abandoné porque no es mi estilo. Leí "Olvidado Rey Gudú" y me aburrió bastante. Esta me dio pereza por lo de estar sin terminar.
      Las redes sociales tienen sus cosas y para dar a conocer un blog son lo mejor. Yo las empecé a utilizar por eso. Hasta entonces también tenía muchas prevenciones.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Confieso que no he leído nada de la autora, pero tengo en mi lista (ya casi le toca...), "Emma".
    De la novela que nos reseñas como siempre con impecable maestría, me quedo con lo que nos cuentas, aunque no niego que pudiera atraerme por esa profundidad con que se trata a los personajes.
    Por lo demás, como también me gusta encontrarme con historias de finales cerrados, con tu post me doy por satisfecha, ¡gracias, Rosa!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Emma" fue lo primero que leí de Jane Austen y, para mí, sigue siendo una de sus mejores novelas. No te defraudará. Su crítica es de una ironía y un humor, elegantes y muy afilados.
      Un beso.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...