Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

viernes, 5 de enero de 2018

"Por encima de la lluvia" Víctor del Árbol

Esta es la historia de Helena  cuya madre se volvió loca cuando su padre las abandonó. Era Tánger y era 1955. Thelma, la madre de Helena, no es capaz de enfrentarse a la vida en la ciudad una vez  que su marido se ha ido. "Semana tras semana el ambiente se hacía más irrespirable para los europeos. Todos sus amigos se estaban marchando, incluso los que habían resistido hasta el final. Y ella también tendría que marcharse, todo el mundo se lo aconsejaba. Tánger ya no era lugar seguro para una mujer sola con una hija de once años"Los mismos once años que tenía Helena cuando tuvo que trasladarse a vivir a Londres con sus abuelos maternos tras los acontecimientos que la dejaron sola y con un pánico casi insuperable a meterse en el agua. 
Y es la historia de Miguel, cuya madre también enloqueció cuando su padre fue apresado y condenado a trabajos forzados en Cuelgamuros como uno más de los muchos trabajadores esclavos que allí levantaron ese monumento a la soberbia de los vencedores y al mal gusto que es "El Valle de los Caídos". Pero él no se quedó solo. Su madre siguió siendo una presencia en su vida. Y no precisamente una presencia edificante de las que llenan de cariño a un hijo único y suplen con su ternura y dedicación la falta del padre. Miguel la recuerda paseando desnuda por casa y escribiendo en las paredes con sus propios excrementos. Él tenía ocho años y ya sabía que para ella, tan solo existía el recuerdo fantasmal del marido, preso primero y muerto después. Tal vez hubiera sido mejor que también ella desapareciera como la madre de Helena, pero "ella se pasó la vida muriéndose, primero por dentro y después por fuera, incluso tuvo tiempo de sobra para ser consciente de su declive y, al final, cuando más falta le hacía la locura, recobró la lucidez para saber que se iba". Pero Miguel se empeñó en amarla y, aunque era muy pequeño para entenderlo, fue totalmente consciente de lo agotador que puede ser amar a alguien que se empeña en ponerlo difícil.
Ahora Miguel guarda las cenizas de su madre en una urna que llevará con él a todas partes hasta que encuentre el momento y el lugar para aventarlas y devolver por fin al polvo lo que es del polvo. 
Helena y Miguel se conocen en una residencia de ancianos en Tarifa cuando su vida está a punto de doblar el último recodo del sendero y encontrarse con el destino definitivo. Allí compartirán recuerdos del pasado y frustraciones del presente. Los hijos no siempre resultan tan gratificantes como nos gustaría. Tanto Helena como Miguel sienten que sus hijos son más motivo de preocupación que de alegrías.

Víctor del Árbol

"La pobre Helena, la niña traumatizada, abandonada, creció creyendo ser la más desgraciada de todas las desgraciadas y, por ello, merecedora de toda clase de consuelos y caprichos. El mundo se lo debía a modo de compensación. Pero el mundo no le debía nada". Y Helena, sin querer, inconscientemente, pretendió cobrarse su deuda con el mundo. Su vida, y el rastro que ha dejado en la vida de su hijo, es particularmente trágica. Trágica en el sentido clásico del término. El destino imprimiendo en los hijos las marcas de las desgracias que ya dibujaron las vidas de los padres. La repetición de acontecimientos que pasan de una generación a otra hace que Helena pase de víctima a victimario cuando hace sufrir a su hijo, de manera muy similar, acontecimientos que ya vivió y padeció ella.
Entremezclada con las vidas de Helena y Miguel, vamos conociendo otra historia, esta vez en Malmö, Suecia. Allí vive David, el hijo de Helena, pero no es su historia a la que me refiero, sino otra que nada tiene que ver, al menos de momento. Se trata de las vidas de Yasmina, su madre y su abuelo. Una familia de origen marroquí que emigró a Suecia, donde la madre de Yasmina, Fátima, trabaja de asistenta para una familia acomodada, mientras la joven anda metida en asuntos turbios y es amante de un policía, el  subcomisario Gövan. 
A Yasmina de niña le gustaba bailar y cantar. "A los trece años le prometió a su padre que sería famosa y su padre la miró con aquella mirada tan suya, carente de ambición y de deseos. «Me conformo con que seas feliz», le respondió". No llegó a ser famosa. Tampoco feliz. Y es que a su padre se le olvidó advertirle que la felicidad está llena de oportunidades desaprovechadas. Esas que su padre vio pasar sin amarrarlas y a ella le pasarán sin que las note.
Mientras Miguel y Helena van compartiendo, y dándonos a conocer, sus recuerdos, Yasmina irá metiéndose en un camino sin retorno y también iremos sabiendo de su pasado y de la deuda que su familia adquirió con "el turco" y que a ella le toca saldar. La terminará saldando con creces antes de saber realmente en qué consiste.
Esta es la cuarta novela que leo del autor después de "La víspera de casi todo", "Un millón de gotas" y "El peso de los muertos". Las dos primeras merecieron su reseña en el blog. La tercera se quedó en la sección "Sin reseña" que mis seguidores ya conocéis. 
"Por encima de la lluvia", tiene el mismo pero que le suelo poner a la literatura del autor, si bien, en este caso, lo va moderando y se nota menos. Ese pero es el hecho de mezclar demasiadas historias y hablar de demasiadas cosas. En este caso trata el Alzheimer, la homosexualidad, la violencia machista, la inmigración de personas de origen magrebí en el mundo occidental, la delincuencia de bajos fondos y crimen organizado, la soledad de la vejez... Pero, como digo, no se nota tanto como en novelas anteriores. Puede que si hubiera sido la primera novela leída del autor, ni lo hubiera mencionado, pero al estar ya sobre aviso, no me ha pasado inadvertido. Cada novela de Víctor del Árbol da por lo menos para dos novelas, pero bueno, ya es marca del autor y me voy acostumbrando. 
La parte que considero positiva de sus novelas es la manera que tienen de engancharme y hacérseme adictivas. Esa parte positiva, sin embargo, en esta novela ha sido menor. No es que no me haya gustado, pero no me ha atrapado como otras. Aunque quiero remarcar que ese detalle es puramente subjetivo. Tal vez el tema me ha resultado menos atractivo que otros. Cuestión sumamente personal. 
Tampoco me he sentido tan subyugada por la prosa del autor como en otras de sus novelas. Esa es la otra vertiente positiva de Víctor del Árbol. En este caso, la novela está perfectamente escrita, pero esas frases tan hermosas que caracterizaban otras obras del autor, en este caso son más caras y difíciles de encontrar. Tal vez está depurando su estilo y prescinde de preciosismos.
Dos errores creo haber encontrado, ambos de tipo cosmológico. Los dejo aquí para que alguien me lo confirme o me lo desmienta. Para una persona tan despistada como yo y que confunde la derecha con la izquierda (soy ambidiestra) es mucha osadía pretender tener razón en estas cuestiones. "La luna se había desplazado hacia el este y la intensidad del cielo parecía mucho más viva". Es cierto que la Luna se desplaza hacia el este, pero ¿no es también cierto que la rotación de la Tierra hace que nosotros la veamos desplazarse hacia el oeste? Ahí dejo la pregunta. Un poco antes había escrito: "La noche avanzaba más rápido que ellos en dirección al noreste". ¿La noche no avanza hacia el Oeste? Si ellos van en dirección noreste, ¿no sería más bien que la noche viene hacia ellos, cruzándose en sentidos opuestos?
Aún me queda por leer alguna de sus novelas antiguas; aún seguiré leyendo sus nuevas novelas. Hasta que empiecen a pesar más los peros que los aun así. En ese momento, pasaré a otra cosa. Avisaré.



31 comentarios:

  1. Solamente he leído Un millón de gotas y me pareció épica. Esta tiene la misma pinta. Quizá le dé un lugar predominante entre las montañas de lecturas pendientes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Un millón de gotas" es la que más me ha gustado. Pero todas se caracterizan por atraparte en varias historias que van avanzando hasta confluir y formar un todo. Todas son por un estilo y todas son adictivas. Más que esta también me gustó "La víspera de casi todo". Te la recomiendo porque además tiene su historia negra y un policía muy curioso.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Me gusta como escribe el autor, así que es una novela que tengo pendiente de leer desde que la ví en novedades, y de hecho la tengo ya en mi poder, pero por una cosa u otra, la voy dejando pasar, creo que es una novela intensa que hay que saborear y estoy esperando el momento.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son historias intensas, como dices, pero que a la vez se hacen de lectura ligera porque resultan de lo más entretenido.
      Con sus peros y sus aciertos, es un autor que me gusta mucho y al que siempre leo con mucho agrado.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Comparto contigo que en sus libros cada personaje podría tener su propia historia. Y toca variedad de temas, con lo que tal vez no profundiza demasiado. Pero para mi ya son características propias de este autor, y me gusta como acaba cuadrando el conjunto de cada novela.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te pasa como a mí. Me he acostumbrado a que el autor es así y ya cada vez me choca menos. Disfruto mucho con sus historias y eso es lo importante. Lo que me ha pasado en esta novela es que he notado menos la preciosa prosa a que nos tiene acostumbrados. Igual me he acostumbrado a ella también.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Tengo pendiente a este autor desde hace mil, a ver si en este año cae alguno de los que tengo en casa suyos =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anímate y no lo dejes pasar más, que luego no entenderás por qué no lo leíste antes. Creo que te gustará.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Hola, Rosa:
    Yo sólo he leído ""La víspera de casi todo". ;e gustó, pero le puse la misma pega que tú: habla de demasiadas cosas y eso aturulla un tanto. Dices que en ésta se ha moderado, ¡menos mal! Pese a sólo haber leído una sí que tengo en perspectiva leer alguna más, pero tampoco voy a ir corriendo.
    En cuanto a las dudas que planteas de si la luna y la noche viajan hacia el este o el oeste, confieso mi total desconocimiento. Para mí que cuando anochece, es decir la noche viene, ésta viene del este y va hacia el oeste que es por donde se ha puesto el sol. Pero, ya te digo, no lo sé con certeza.
    Espero que los RRMM sean generosos contigo, Rosa.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde mi casa, el sol y la luna, van de este a oeste (aunque sea pura apariencia) y la noche empieza por el este y avanza hacia al oeste. Tampoco es que le dé mayor importancia, pero me llaman la atención esas cosas porque las leo y no paso rápido a otra cosa, sino que me quedo pensando y recordando como se presenta la situación en la realidad.
      Resumiendo te diré que la novela me ha gustado, pero más aún que esta, te recomiendo "Un millón de gotas", aunque el gusto es muy personal, claro.
      Los Reyes Magos van a ser generosos. Ya sé lo que me van a regalar. ¡¡Un lector de ebooks!! El cuarto que voy a consumir desde el 7 de enero de 2010 que me trajeron el primero. ¡Qué nervios!
      Espero que tú también recibas lo que más deseas.
      Un beso.

      Eliminar
  6. La tengo desde que se publicó y me apetece mucho, pero como toca temas cercanos la estoy postergando por miedo a lo que despertará.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eso es duro. Yo he tenido alguna novela en reserva esperando a que lo que cuenta hiciera menos daño.
      Espero que pronto puedas enfrentarte a ella sin demasiado dolor.
      Un beso.

      Eliminar
  7. La verdad estoy entre si y no, por una razón, porque si mezcla varios temas no se yo, aunque también afirmas que es entretenida de leer, en la apuntaré en mi larga lista.
    En cuanto a las cuestiones que planteas lo siento pero no se responderte de modo que espero que encuentras la respuestas.
    Buen día de Reyes y que como espero sean generosos contigo Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy entretenida y se lee de maravilla. Ta animo con ella o con cualquier otra del autor.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Yo no voy a poder ayudarte a solventar esas dudas cosmológicas porque desconozco el tema pero la novela me gustó bastante aunque es cierto que toca muchos temas. Besos y feliz noche de reyes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si has leído alguna otra del autor, habrás visto que en esta no toca tantos. En la "La víspera de casi todo", tiene escritas dos novelas si entresaca unos capítulos de otros, pero desde luego, sus historias gustan mucho y enganchan.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Hola, Rosa.
    Yo también soy muy curioso, pero no solo como lector. Si estoy escribiendo cualquier cosa y surge un detalle de este tipo, me entretengo en comprobarlo en Internet. Lo malo es que puedo pasar así una hora, que es el rato que suelo sacar por la noche para escribir. En fin, historias de un procastinador. Resumiendo, creo que la duda esta resuelta en este link: http://www.astromia.com/tierraluna/movluna.htm
    No me acaba de atraer Víctor del Árbol, quizá "Un millón de gotas" que se menciona en los comentarios.
    Espero que los Reyes Magos se hayan portado bien, aquí en casa tengo en jaleo que ni te cuento, jaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, es procrastinador. Vaya palabreja...

      Eliminar
    2. Miraré el link. Gracias, Gerardo. A mí me pasa lo mismo. Me puedo tirar horas consultando en Internet desde la posición geográfica de un lugar, hasta cualquier dato curioso y que desconozco. Yo también procrastino mucho. Es cosa de la gente vaga. Yo creo que de vaga que soy, lo hago todo rápido y bien para no tener que repetirlo y quitármelo cuanto antes de delante, pero cuando algo me gusta... entonces procrastinar se convierte en mi afición favorita y que le den al resto de cosas por hacer.
      Mis Reyes han sido lo esperado (un lector de ebooks) y cosas inesperadas (un libro sobre Atapuerca y otro sobre cocina peruana)
      Un beso.

      Eliminar
  10. una autentica pasada a mi me engancho! muchas gracias por compartir, felices reyes y feliz año!
    besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felices Reyes y feliz año para ti también Aniña.
      Las novelas de Víctor del Árbol son muy de enganchar.
      Un beso.

      Eliminar
  11. En cuanto termine la novela que tengo en curso me pondré con esta. Leí de este autor "Un millón de gotas" y, aunque hubo algunas cosas que me chirriaron, me gustó su narrativa.
    Te leo "por encima" para no verme influenciada (ya sabes de mis manías al leer) pero prometo regresar y leerte detenidamente cuando termine la novela. Palabra.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aquí te estaré esperando como esperaré tu reseña en tu blog. A ver qué te parece. ma gustó más "Un millón de gotas" y "La víspera de casi todo", pero esta está muy bien también.
      Un beso.

      Eliminar
  12. No he tenido ocasión de leer a este autor, pues cada vez que me proponía hacerlo, salía alguna otra prioridad. De todos modos, si finalmente me decido, creo que empezaré por leer esta novela pues la multitud de personajes e historias entrecruzadas no es plato de mi gusto, salvo excepciones.
    En cuanto a lo que dices del movimiento lunar, tienes toda la razón. Aunque la luna se desplaza de oeste a este, el movimiento de rotación de la tierra hace que aparentemente lo haga en sentido contrario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esta casi no se nota el hecho de que en cada novela se escondan un par de ellas (no entiendo por qué no aprovecha y las publica por separado), pero todas son adictivas. Al menos a mí me enganchan y las leo con sumo placer. Me gustó más "Un millón de gotas" y "La víspera de casi todo", pero esta también está genial.
      Ya nos contarás.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Hola Rosa,
    Aún no me he estrenado con el autor y eso que tengo en espera en el ebook Un millón de gotas pero van pasando por delante otras novelas. Me doy cuenta que no tengo ningún tipo de orden ni planificación con las lecturas, voy según lo que me apetece y combino varias a la vez, excepto si estoy muy "pillada" que, entonces sí me concentro en acabar.

    Tal y como comentas y característico del autor es que haya muchos temas en una misma novela, a mi eso no me convence mucho porque me acaba "agotando", pero como no lo he leído no tengo argumentos, así que cuando me inicie con el autor ya te comentaré.

    Veo que también eres de ebook, el mio está empezando a hacer cosas raritas pero de momento resiste y estoy encantada con él, es tan cómodo y ocupa tan poco espacio, una maravilla, aunque sigo pensando que el papel tiene algo muy especial.
    Besos y que lo disfrutes mucho.
    Pd Por cierto espero ver alguna de esas recetas en el blog de cocina (aquí lee un guiño). Un beso enorme guapísima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace siglos que no actualizo el blog de cocina. Lo último que puse fue el panettone ¡la Navidad pasada!
      Anímate. "Un millón de gotas" está muy bien. Aunque mezcle muchas cosas, la verdad es que lo hace bien y sus novelas son muy entretenidas.
      Yo también doy caótica leyendo. Me gusta alternar géneros y nacionalidades, con lo que hago cada mezcla...
      Un beso.

      Eliminar
  14. Vaya Rosa. Todavía no he leído nada del autor, pero creo que no será esta la lectura que elija.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te animas con el autor, ya nos contarás. Te recomiendo "Un millón de gotas o "La víspera de casi todo", como he hecho más arriba a otras personas que han comentado.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Coincido contigo Rosa en que sus libros son adictivos, de los que llevo leídos "Un millón de gotas" es la que más llamó mi atención. En " La víspera de casi todo" encontré un exceso de casualidades y una historia un tanto previsible que hizo que, a pesar de que me gustara, no la disfruté tanto. No obstante me gusta como escribe este autor y le sigo la pista, por eso seguro el libro que nos traes será uno de los que lea este año.
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Al igual que a ti, el que más me gustó fue "Un millón de muertos" y, efectivamente, en "La víspera..." hay demasiados temas que encajan demasiado bien y chirría un poco... pero engancha, vaya si engancha.
      Este te gustará si te gusta el autor.
      Un beso.

      Eliminar

Con tus comentarios reflexionamos, debatimos y aprendemos más.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...