Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

jueves, 10 de mayo de 2018

"1Q84" Haruki Murakami

"1Q84; libros 1 y 2". Haruki Murakami.
Cuando Aomame intenta evitar un atasco en la Ruta 3 de la autopista metropolitana a fin de llegar a tiempo a una cita, lo hace bajando por las escaleras de evacuación para emergencias tras abandonar el taxi en el que viajaba. A partir de ese momento, poco a poco, de manera sutil pero inequívoca, se dará cuenta de que ha entrado en un mundo extraño, un mundo que no es el habitual en el que está acostumbrada a moverse. 
Aunque las cosas ya se habían puesto raras en el taxi cuando se sorprendió a sí misma al reconocer en la radio la Sinfonietta de Janáček, una obra compuesta en 1926, una obra que no es el tipo de música que cualquiera reconoce y menos ella a quien la música clásica nunca ha gustado especialmente. Raras fueron también las palabras con las que la despidió el taxista tras recomendarle aquella extraña y no permitida vía de escape: "«Cuando se hace algo así, el paisaje cotidiano tal vez parezca un poco diferente al de siempre. A mi me ha pasado. Pero no se deje engañar por las apariencias. Realidad no hay más que una»".
Aomame continúa con su vida, continúa asesinando por encargo, continúa trabajando en el gimnasio y en las casas particulares en las que hace de entrenadora personal, pero empieza a darse cuenta de que el mundo ha cambiado, ya no está en 1984, al menos en el 1984 que ella reconocía como tal hasta entonces, y para distinguir este mundo nuevo y extraño del que ha habitado hasta hace muy poco, lo llama 1Q84. "«Me guste o no, ahora me encuentro en "1Q84". El año 1984 que yo conocía ya no existe. Esto es 1Q84»".
Para Tengo el mundo está a punto de cambiar, aunque él no lo sabe. Lo hará en cuanto acepte reescribir "La crisálida de aire", una novela escrita por Fukaeri, una joven estudiante de diecisiete años. La novela es sorprendente en su originalidad y por la historia que cuenta, pero el estilo es algo "tosco y [...] el vocabulario resulta infantil"
Tengo da clases de matemáticas dos veces por semana en una academia. El resto del tiempo escribe y presenta novelas a distintos concursos. Además lee libros para la editorial de Komatsu. Cuando este le propone retocar de cabo a rabo la novela de la joven Fukaeri para que pueda ganar un concurso, Tengo no lo tiene muy claro, pero ante la insistencia de Komatsu, termina por aceptar.
Los capítulos se van alternando para contar las historias de Aomame y Tengo. Los impares nos hablan de Aomame y los pares, de Tengo. Sabremos del pasado de ambos jóvenes y de las similitudes que los enlazan; sabremos de su dura infancia  de niños solitarios, en ambientes cerrados cada uno a su manera, con padres poco comprensivos y una tristeza que debería estar exiliada de cualquier infancia.  Esa infancia a la que ambos renunciaron, contra la que ambos se rebelaron antes siquiera de poder abandonarla.
Pero algo más, aparte de las similitudes de la infancia, va enlazando las vidas de Aomame y Tengo, y nos veremos envueltos en el mundo mágico de "La crisálida de aire" con la que Fukaeri ha querido representar algo real: "Vanguardia", el mundo en el que vivió hasta los diez años (también ella una niña que se ve obligada a renegar de su ambiente infantil), una especie de comuna o secta fundada por su padre en las montañas. Ese mundo y las experiencias que allí vivió es lo que ha querido contar con su novela "La crisálida de aire", la misma que Tengo reescribe y modifica en la forma, pero respetando el contenido. 
Ese mundo de la novela de Fukaeri es el que se materializa en 1Q84 de Aomame y en lo que Tengo terminará por llamar "el pueblo de los gatos". Un mundo con dos lunas (¿mather y daughter?); un mundo en el que de las bocas de cadáveres de cabras o humanos salen personajes pequeñitos que constituyen la Little People (o lítel pípol según quien y cómo lo cuente); personajes capaces de tejer, con hilos que sacan del aire, capullos en los que crece la dóter (daugther) que podrá sustituir a la móder (mother) o, más bien, transmitirle los mensajes de la Little People. "Fue mi hija quien guió hasta aquí a la Little People al principio. Entonces ella tenía diez años. Ahora tiene diecisiete. Ellos surgieron de la oscuridad en cierto momento y a través de ella vinieron hasta aquí, y yo me convertí en su apoderado. Mi hija es perceiver, o sea, quien percibe, y yo, receiver, quien recibe".
Un mundo que se ve amenazado cuando Tengo reescribe la novela de Fukaeri y esta se publica y tiene enorme éxito, porque entonces se corta el canal de comunicación de la Little People con el líder de Vanguardia. 
Sí ya sé que parece una locura, pero esa locura nos va atrayendo hacia ella con una fuerza irresistible a la que no podemos sustraernos, quedamos atrapados en los hilos que teje la lítel pípol y nos convertimos en esa crisálida que espera paciente a que ante sus ojos se vayan desvelando los misterios, vayan encajando las piezas, se forme un puzzle en el que quede, por fin, una imagen clara y completa. 
Así es que, cuando terminamos el primer volumen, el de los libros 1 y 2 con sus 744 páginas, no tardamos demasiado en abrir el segundo y enfrentarnos, ilusionados y expectantes, al libro 3 y sus más de cuatrocientas páginas.


**************

"1Q84; libro 3". Haruki Murakami.
En este tercer libro, aparece un nuevo personaje que protagoniza toda una serie de capítulos: Ushikawa. Ushikawa ya había aparecido en el volumen anterior pero con mucha menos trascendencia. Ahora él también se irá alternando con Tengo y Aomame y nos contará, desde fuera, cómo va viendo él la historia. Aunque no tan desde fuera, porque también él se ve atrapado en un mundo de dos lunas y terminará por caer atrapado en los enredos de la lítel pípol.
Este libro empieza justo donde terminó el segundo. Aomame se esconde en un piso que le proporciona la mujer que le hace los encargos "«he asesinado a varios hombres con estas manos, unos fanáticos me siguen el rastro y me escondo en un refugio. Es normal que esté nerviosa y tenga miedo. Mis manos todavía recuerdan la sensación de haber matado. Tal vez nunca vuelva a dormir una noche en paz. Quizá sea la carga que debo soportar, el precio que debo pagar»"; Fukaeri se esconde en el piso de Tengo; Tengo cuida a su padre moribundo en una residencia de la costa; Ushikawa los vigila a todos aunque no sabe muy bien por qué, pero sospecha que uno le llevará a la otra y la otra tiene la solución de lo que él busca. 
Ushikawa, contratado por la gente de Vanguardia, ha leído "La crisálida de aire", una novela que le ha parecido inocente y fantástica, con una cabra muerta de cuya boca sale la Little People, lunas duplicadas, una mother y una daughter que se forma en el interior de una crisálida tejida con hilos de aire... "¿En qué páginas se ocultaba la información que podía causar problemas a Vanguardia si se descubriera? Sin embargo, los de la organización, al menos en cierto momento, parecían decididos a impedir que esa información trascendiera".
Acompañados ahora por la visión y las pesquisas de Ushikawa, seguiremos las vicisitudes de Aomame y Tengo, seguiremos asistiendo a su historia, a sus coincidencia, sospechamos que no del todo casuales. Tal vez ya se habían cruzado antes, en el mundo real; tal vez estaban destinados a encontrase en 1Q84 o tal vez estaban destinados a ignorarse para siempre; tal vez juntos puedan regresar a 1984, si es que el camino que cruza de uno a otro mundo es un camino de doble sentido; o tal vez crucen separados. Tal vez... Yo sé las respuestas, pero no las voy a desvelar, por supuesto, que luego hay quien me acusa de destripar los argumentos con mis reseñas. Quién quiera descubrir esta original historia, tendrá que hacer el esfuerzo y enfrentarse a sus más de mil páginas. 

Haruki Murakami

No soy muy de novela fantástica, pero esta me atrapó desde el principio; no soy muy de literatura japonesa, pero Haruki Murakami consigue siempre llevarme a su terreno y allí me convence de lo que quiere. No lo he leído mucho porque siempre me da pereza abordarlo, pero cada vez que me decido, me arrepiento de no haber caído antes en su trampa envolvente... y la siguiente novela se hace de nuevo esperar hasta que la curiosidad siempre latente por el autor vence a mi pereza.
"1Q84" es una novela en la que todo se mezcla: lo vivido y lo soñado; un mundo real y un mundo más allá de lo concebible; lo que entendemos y lo que tan solo intuimos. Y se mezclan, desde luego, los géneros: tenemos thriller, terror, fantasía, amor...; y se mezclan las influencias: por supuesto George Orwell y su "1984", pero también Kafka, la Alicia de Lewis Carroll, Chéjov, los hermanos Grimm y su Blancanieves...
Salgo de la lectura de esta novela, con todo un mundo en mi cabeza: un mundo en el que "de la boca de una cabra muerta salía la Little People, que fabricaba la crisálida de aire; la protagonista se desdoblaba en mother y daughter, y aparecían dos lunas", un mundo que ya forma parte de mis mundos literarios más queridos, un mundo...
¿Cómo pude tener este mundo encerrado y olvidado tantos años en mi estantería de pendientes?



39 comentarios:

  1. NO he leído nada de este autor y siempre que veo una reseña suya, me digo de esta no pasa, tengo que leerlo, pero entre una cosa y otra, al final siempre lo dejo pasar. A ver si esta es la definitiva jejeje.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me animé hace años porque un amigo me dijo que me gustaría. Tuvo razón. Leí "Tokio Blues" y me gustó, pero cada vez tardo mucho entre un libro y otro. La literatura japonesa, no termina de ser de mis favoritas.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Creo recordar que alguien dijo que a Murakami se le ama o se le odia. Yo no soy tan extremista pero reitero, una vez más, mi incapacidad para entender el significado de toda la simbología que parece llenar sus obras y, por lo tanto, disfrutar mínimanente de ellas. Cuando leo críticas elogiosas de este afamado autor me siento exactamente igual que cuando un experto en arte habla de la obra de Miró o de Tàpies. Me siento un ignorante que no sabe apreciar la obra de unos genios de la pintura y escultura. Admiro y envidio, pues, vuestra percepción en torno a este autor japonés que no acabo de asimilar. ¿Tendré que hacérmelo mirar? Salvando las distancias (en el tiempo y estilo), me ocurre igual con James Joyce, considerado uno de los escritores más importantes del siglo XX y cuya obra, Ulises, se ha definido como una obra maestra de la literatura universal. Ni con ella ni con Dublineses he logrado avanzar más de una docena de páginas. Ya sé que para gustos los colores, pero quizá es que en cuanto a literatura "de nivel" debo ser daltónico, jajaja.
    Un abrazo, Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este autor me gusta, pero también he de decir que solo he leído tres novelas suyas y que es el único de literatura japonesa con el que conecto.
      Sé que es un problema mío (aunque veo que no solo mío, ja, ja), pues es una literatura muy apreciada y yo le veo los valores cuando leo algo (de lo poquísimo que he leído: Mishima, Kawabata), pero no termino de conectar. Como dice Francisco Moroz más abajo, debe de ser porque es una cultura muy ajena a nosotros.
      De Joyce, intenté leer "Ulises" y fui incapaz. No lo he intentado con más.
      Los gustos son bastante misteriosos. Yo aún no sé la causa de algunos de los míos.
      Un beso.

      Eliminar
  3. No tengo inconvenientes con el componente fantástico en la narración, al contrario, me atrae si está en manos de un buen escritor, logrando que todo adquiera sentido. Reivindico la imaginación como gran valor literario, además hace poco he leído una excelente antología del cuento fantástico.

    La literatura contemporánea, en general, está saturada de realidad, que discurra en un plano diferente son estímulos que muchas veces busco como lector, nos arriesgamos poco literariamente hablando, aunque cada uno es soberano de sus filias y fobias lectoras, faltaría más

    Y ya que menciono lo de arriesgar… a ver si acorto las distancias con Murakami, esa sobreexposición mediática de autor y obra me chirría, haciendo que tenga ciertas reservas con el japonés, soy más de acercarme una vez apagados los focos, salvo cosas muy excepcionales. También, por que a mí sí me gusta la literatura japonesa, que no considere a Murakami como un escritor de “estilo oriental”, sino otro escritor oriental “occidentalizado”, lo que no es ni bueno ni malo, simplemente me resulta menos atractivo.

    Tu entusiasmo, reflejado en esta estupenda reseña, no lo paso por alto viniendo de una gran lectora como tú. Acortaré distancias…

    Un abrazo, Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando yo leí a Murakami por primera vez (hace diez años) no era tan mediático. Me suele pasar también que el exceso de notoriedad me mosquea.
      Tal vez sea lo que tú llamas su "occidentalización" lo que hace que me guste más que los japoneses en general. Me pasa lo mismo con Kazuo Ishiguro (aunque a este, yo lo considero un autor inglés). Los eminentemente japoneses no terminan de llenarme. Y veo que son buenos, y profundos, y que tratan temas muy interesantes de una forma muy intensa... pero me cuesta leerlos; me dan pereza. No me preguntes por qué.
      Esta novela, sin embrago, me ha encantado. Se intuye, más que entenderse; es tal el despliegue de imaginación, los guiños que le ves a otros autores y personajes (y los que se me habrán escapado)... Me he envuelto totalmente y me ha tenido gran parte del mes de abril pendiente de sus muchas páginas. Era una deuda que he pagado y me siento muy satisfecha. ¿Hay algo mejor que pagar una deuda y disfrutar haciéndolo?.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Este tipo de fantasía japonesa no la entiendo mucho, tendrá que ver en ello, el tipo de cultura tan diferente a la nuestra. Tu reseña me confirma en mi afirmación. Pues tras haberla leído atentamente, he terminado con medio cacao mental y sin saber muy bien por que derroteros transita la historia que pretende contarnos Murakami.
    Con sinceridad, no creo que sea un libro que me haga disfrutar.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de esas novelas en las que tampoco te lo dejan todo claro y resuelto. Un alarde de imaginación tan enorme por parte del autor, merece un poco de imaginación por parte del lector Ya sabes que eso a mí me gusta, lo de que no me lo den todo hecho y me dejen poner mi granito de arena.
      No obstante la confusión que se puede crear con mi reseña es pretendida. Intentaba dar idea de la historia tan alucinante que nos cuenta.
      A mí me enganchó por completo. Y sí, yo también creo que el ser una cultura tan diferente a la nuestra, de la que no hemos heredado nada (como de la musulmana) y a la que no hemos aportado nada (como a la latinoamericana), hace que nos sea difícil de entender.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Yo tampoco soy muy de fantasía, pero lo cierto es que esta novela, tal y como nos la presentas, parece, como poco, muy interesante. Creo que la imaginación del autor debe ser desbordante para concebir y desarrollar un argumento semejante. Si además consigue enganchar en vez de aburrir y llevarnos sin reservas hasta el mundo que ha creado, solo puedo aplaudir e ir buscando el libro :))No he leído mucha literatura japonesa, pero cuando lo he hecho tampoco me he arrepentido, así que me apunto el título.

    Qué bonita forma has tenido de desentrañar el planteamiento del argumento para nosotros, Rosa. Como tantas veces me pasa me gusta tanto tu reseña que no puedo creer que el libro no vaya a gustarme.

    ¡Un beso y muchas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Julia. No sabía cómo contar sin contar, ya me entiendes, y pensé que dar unas pinceladas del mundo de 1Q84 para transmitir una idea de la lucinante historia imaginado por Murakami a través de Fukaeri, sería lo mejor. Luego me dejé llevar... y llegué hasta donde ves.
      A mí me ha resultado fascinante, pero entiendo que por temática y extensión no es un libro para cualquiera. O puede que sí porque si a mí, que no me gusta mucho la fantasía, me ha subyugado, puede que sea una novela de las que atrapan a todos, a cada una por algo distinto.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Tengo muchísimas ganas de leer a este autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo espero seguir con él. A ver si, tras esta novela que tanto me ha gustado, venzo la pereza que me da lo japonés, porque además tiene tantos libros...

      Eliminar
  7. Hola Rosa, nunca leí nada de este autor y la verdad tengo ganas de comprobar por mí mismo esa capacidad tan seductora que tiene, aunque para otros cause rechazo. He leído también varias reseñas en el blog de María Delgado respecto a Murakami, y me llama la atención esa capacidad que tiene de enganchar a sus lectores. Ha sido un placer leerte y aprender contigo como siempre de literatura. Besos y buena tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Delgado (por ahí abajo la he visto) es una forofa de este autor y una de las causantes de que leyera el libro, aunque la culpable definitiva fue mi hermana. Me dijo que lo estaba leyendo y que le estaba gustando y pensé que ya era hora de que yo también me animara. No sabe ella lo agradecida que le estoy.
      Anímate, aunque, para empezar, yo lo haría con algo menos extenso como "Kafka en la orilla"
      Un beso.

      Eliminar
  8. Hola Rosa
    No he leído este libro, lo veo en la biblioteca de casa (me lo regaló un conocido que esperaba que consiguiera apreciar a Murakami pero ahí sigue sin leer, no puedo, me entra una pereza inmensa. No conseguí acabar Tokyo Blues y no hay manera de conectar con el autor pero no desespero igual en algún momento me animaré a leerlo e igual me convierto en una apasionada de él, de momento he disfrutado mucho con tu entrada.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Tokio Blues" fue lo primero que leí del autor y me gustó mucho, pero, desde luego, "1Q84" es muy superior. Aunque si no conectas con el autor, pues no conectas y puede que no tenga remedio. Siempre puedes empezarlo y si no te gusta, lo abandonas. Yo cada vez lo hago con más tranquilidad. Prefiero abandonar a perder el tiempo leyendo algo que no me convence. ¡Si será por libros! ja, ja.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Hola, Rosa.
    No he leído nada de este autor, pero por tu reseña (tan fabulosa como siempre)creo que me gustará. Y precisamente por el toque fantástico. Además, creo que tengo el ebook, y si es así, lo reservo para la semana que viene, cuando acabe la novela con la que estoy ahora.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te guste. Será una inmersión total en el mundo de la literatura que decías que tenías un poco abandonado.
      Si te gusta la fantasía, desde luego, esta puede ser tu novela. Espero que me cuentes tus impresiones.
      Un beso.

      Eliminar
  10. ¡Hola Rosa! Tengo muchas ganas de leer este libro, pues la historia se ve tan diferente, que no lo quiero dejar pasar. Además, quiero conocer más de la literatura japonesa. Me lo llevo apuntado. Un dato curioso: Mientras escribía este comentario, recibí una notificación de que acababas de dejar un comentario en mi blog...¡Estamos conectadas! jeje! Me encantan las casualidades...Muchas gracias por la reseña. ¡Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es casualidad. Esas cosas pasan, ja, ja.
      Si ya tenías ganas de leer el libro, anímate porque es alucinante; tan alucinante como puede parecer por las cosas que cuento. Desde luego, es diferente a todo lo que yo estoy acostumbrada a leer. Espero ver tu reseña ty saber qué te ha parecido.
      Un beso.

      Eliminar
  11. No sé la de veces que he tenido un libro de Murakami en las manos cuando ando por el FNAC... y sin embargo siempre acabo con otro. Visto el argumento no puedo por menos que darte la enhorabuena por la reseña. Un día nos tendrías que ofrecer un artículo hablándonos de qué reseñas te han dado más dolores de cabeza... y seguro que esta, dado el argumento tan extraño de visualizar sin leer el libro, sería una de ellas.
    Tarde o temprano caerá, aunque últimamente cuando una novela supera las 400 páginas me da un poco de pereza. Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy perspicaz, ja, ja. Es cierto que hay novelas de las que me parece imposible poder hacer la reseña y esta ha sido una de ellas. Pensé que no podría. Luego, tal vez, son las que mejor me quedan porque empiezo y me dejo llevar por lo que me ha sugerido la historia. Son las reseñas que tienen menos racionalidad y más sentimiento y donde aparece más de mí misma.
      Como amante de la ciencia ficción y de los mundos imaginarios, creo que esta novela te gustaría.
      Un beso.

      Eliminar
  12. ¿Qué diferente a Tokyo Blues, no? Me costaría mucho enfrentarme ahora mismo a un reto de ese calibre, la literatura fantástica no es mi género favorito, aunque intuyo que Murakami sabe llevarla a su terreno. Me asombra tu capacidad analítica, Rosa. Debería ficharte alguna editorial como lectora.
    Un abrazo a la japonesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo de la editorial, ahora que estoy a punto de jubilarme, no me interesa mucho, pero hace unos años lo consideraba mi sueño. Poder dejar la enseñanza y que me pagaran por leer era la más genuina plasmación de trabajar en lo que a uno le gusta.
      No tiene nada que ver ni con "Tokio Blues" ni con "Kafka en la orilla" que son los dos libros que he leído de Murakami, pero creo que todos tienen un sello que delata al autor, algo personal que se cuela en ellos, aunque los otros los leí hace tanto,que tampoco los recuerdo muy bien.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Ayyyy mi queridísimo Murakami!! Jijiji ya te escribí en el tarro-libro que esperaba con ganas esta reseña tuya :))
    Esta novela me gustó muchísimo, y el tercer libro el que más. La introducción del tercer personaje fue un acierto.
    A mí me impactaron algunos momentos, como (no destriparé mucho) cuando Fukaeri explica la Crisalida de Aire a Tengo, o Aomame escuchando cómo llaman a la puerta!! Me dieron tan mal rollo que me encantaron (sé que parece contradictorio, pero no lo es jajaja).
    ¿Has leído Kafka en la playa?? Nunca me acuerdo si es una de las que has leído o no. Para mí es una de las mejores.
    Otra novela de Murakami con muy muy poca fantasia y que me encantó es Los años de peregrinación del chico sin color, y creo que esta a ti te gustaría.
    Bueno, lo dejo aquí, que si me pongo a hablar de Murakami no paro jajaja
    Me ha encando esta reseña, como siempre, muy completa y llena de información!!
    Un besito enorme guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains es Kafka en la orilla, es que en catalán sí lo han traducido como kafka en la playa, y ya me lio con tanta portada del fnac!! Besitos!!

      Eliminar
    2. Que a ti,que eres gran amante del autor,te haya gustado la reseña es todo un honor.
      He leído "Kafka en la orilla", pero hace mucho, como le digo a Gerardo, por lo que recuerdo muy poco,una sensación nada más.
      Me ha gustado mucho en general, aunque es cierto que la introducción de Ushkawa, le da una nueva dimensión al libro al darnos la visión de Tengo y Aomame desde fuera.
      Miraré sinopsis de libros del autor y decidiré cuál leo.El que mencionas, ni me suena y es que tiene tantos...
      Me encantaría leer "La crisálida de aire". Sería un buen guiño que Murakami la escribiera.
      Un beso.

      Eliminar
  14. sino fuera por tu reseña no creo que me animara con el! besitos!

    ResponderEliminar
  15. Hola, tengo dos libros, uno que es un tocho y otro que no lo es tanto ¿quieres decir que aún hay un tercero? Tengo la misma portada que la que has puesto...se los pedí prestados a mi madre, a ella no es que le gustaran mucho, eso me dijo, y yo lo intente pero como no me aclaraba lo dejé, ahora leyendo tu reseña estoy convencida que ni lo entendí, ni lo voy a entender, así es que creo que voy a devolver los libros a su dueña. jaja Yo tampoco soy de literatura fantástica, la literatura japonesa no la descarto, pero en otro genero. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes la obra completa. En el volumen grueso están los libros 1 y 2, y en el menos grueso, el 3.
      Los japoneses son muy dados a la fantasía, bien en las propias historias, o bien introduciendo sueños o algo similar.
      Esta novela se entiende, pero a cambio de renunciar a la lógica y a la realidad. Si se consigue, es todo un disfrute.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Hola Rosa, creo que 1Q84 es la mejor novela de Murakami. Estuve pegado a sus páginas una semana y me fastidió que cuando terminé de leer el primer tomo (las partes 1 y 2) todavía no se había publicado el siguiente con la tercera parte, de modo que tuve que esperar unos meses para leerla, para llegar al desenlace, pero claro, ya había perdido la inercia y entusiasmo inicial. Leyendo tu reseña vuelvo a recordar lo bien que lo pasé con 1Q84.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo solo he leído tres, pero para mí también es la mejor.
      Ha sido una suerte poder leerlos los dos seguidos porque terminé el primero y estaba deseando saber cómo continuaba. Había pensado tomarme un descanso entre ambos, pero no pude. Estaba demasiado enganchada.
      Un beso.

      Eliminar
  17. Al contrario que a ti, Murakami no consigue llevarme a su terreno. Intenté leer Baila, baila, baila y Después del terremoto y no hubo manera. No me engancha.
    El tema de este libro me parece interesante pero el estilo de este escritor no me atrae. Algún día insistiré con él, pero de momento no.
    Gracia por tan buena reseña.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene tantos libros que me imagino que, en parte, hay que acertar con el que se escoge. Yo, de momento, he acertado con los tres leídos, aunque la pereza cada vez que me planteo leerlo, no me la quita nadie y es que no termino de conectar con esa cultura tan diferente.
      Un beso.

      Eliminar
  18. Pues yo tampoco soy ni de novela fantástica ni de literatura japonesa pero, tras descubrir recientemente a Murakami, creo que me animaría a descubrir también la realidad de 1Q84. Eso sí, no se cuándo.
    Solo he leído de él tres relatos, que me han fascinado; a ver si también me convence con obras más largas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que hay que planificar el momento de leerlo porque es tan extenso que es mejor tener tiempo y tranquilidad para hacerlo de seguido.
      La palabra es exactamente fascinante. Puedes leer alguna novela no tan larga antes de esta y ver si, como dices, te convence. Yo creo que sí.
      Un beso.

      Eliminar
  19. Ya lo conozco más o menos como persona gracias a De qué hablo cuando hablo de escribir, pero ya tengo ganas de conocerlo como escritor de ficción. Eso sí, una historia tan larga me atemoriza, por lo que quiero empezar de a poco con sus novelas más cortas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo solo he leído tres novelas con esta y es cierto que esta es demasiado extensa para empezar con el autor, pero es fascinante.
      Alguna de las otras más cortas que se mencionan están mejor para conocerlo como novelista. Luego ya, si te convence, tiempo tendrás de abordar esta.
      Un beso.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...