Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

viernes, 25 de mayo de 2018

Philip Roth, In memoriam

Philip Roth
Murió el 22 de mayo de 2018. Tenía 85 años. Era judío y pertenecía a una familia proveniente de Galitzia, una región que hoy se encuentra repartida entre Polonia y Ucrania. Era judío y provenía del este de Europa, pero era más estadounidense que el puente de Brooklyn. Sus novelas destilan amor por el país, un amor que se materializa en su despiadada e irónica crítica, en su afán por poner de manifiesto todo lo que le incomodaba de su país en un afán, tal vez, por contribuir a corregirlo.
De sus novelas no hay ninguna en mi blog; las nueve que he leído, lo fueron antes de tenerlo, pero ya me estaba llamando otra vez su literatura y, ahora que sé que ya no puedo esperar nada nuevo, me iré poniendo al día con lecturas y relecturas.
Sus historias analizan distintos aspectos de la realidad americana: el mito del paraíso americano, la obsesión con el comunismo, la gazmoñería y el papanatismo que puede padecer una parte de la sociedad, el peligro de lo políticamente correcto... y lo analizan con seriedad y con humor, porque tiene novelas realmente cómicas, en las que los acontecimientos son tan esperpénticos que llevan al ridículo de manera muy explícita los aspectos que quiere resaltar o criticar. Ni siquiera el judaísmo escapa a la acidez de su ironía.
Miro su foto y nunca sé si es la de Philip Roth o la de Nathan Zuckerman, el personaje más complejo, creo, de toda la literatura. Comenzó como un alter ego de un alter ego del autor y terminó por confundirse hasta tal punto con Philip Roth que no puedo dejar de imaginar a ambos con la misma cara.
Tenía los premios más prestigiosos a los que puede aspirar un escritor estadounidense. Dos veces, 1960 y 1995, el Premio Nacional de Literatura (National Book Award); tres veces, 1994, 2001 y 2007, el Premio Faulkner; el Premio Pulitzer en 1999. También se le concedió el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 2012.
Estuvo siempre en las listas de los posibles ganadores del Premio Nobel, pero no llegó a conseguirlo. Tal vez era poco internacional, quizás estaba demasiado apegado a lo estadounidense y sus peculiares características.
Philip Roth estaba ya a punto de aparecer en mi blog. Lo hará en breve (además de esta in memoriam que me hubiera gustado no escribir). Ahora, su muerte le da aún más sentido a un homenaje que yo no esperaba que fuera a serlo. Y lo siento, porque aunque morir con 85 años es pura ley de vida, hay personas que deberían tener una prórroga con la que seguir contribuyendo a hacer más felices nuestras vidas.
Sit tibi terra levis.

37 comentarios:

  1. Un homenaje muy bonito y sentido. Yo no he leído a este autor, espero no tardar en conocer sus obras.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un gran autor, del que aún me quedan muchas cosas por descubrir. Espero que tú lo hagas y que te guste tanto como a mí.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Descubrí la existencia de este escritor con motivo de la entrega del premio Príncipe de Asturias. Es algo increíble que uno descubra a un autor de esa categoría cuando ya es un octogenario y ha escrito decenas de novelas. Pero del mismo modo que he empezado a leer a García Márquez cuatro años después de su muerte, nunca es tarde para corregir esta omisión y bien puedo leer también a Roth in memoriam. La cuestión es decidir por qué obra empezar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo conocí en 2004 a raíz de la lectura de "La mancha humana". Ya sabía de él de nombre y no recuerdo cómo llegó ese libro a mis manos. Fue leerlo y quedar prendada.
      Desde entonces ha leído varios más y aún tengo alguno en la recámara (estantería de pendientes) y alguno por comprar. Fue bastante prolífico.
      Pues esta novela o "Némesis" o "La conjura contra América" o... lo que se te cruce en el camino. Seguro que es bueno.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Recuerdo a Philip Roth por la concesión del Premio Príncipe de Asturias y sin duda es un autor que ha marcado la literatura contemporánea norteamerica. Del texto que nos traes hoy, y además de toda su trayectoria me ha llamado la atención la concesión de los dos National Book Award con 35 años de diferencia. Eso lo dice todo de una dilatada carrera y de un amor por su profesión durante tanto tiempo. Otro autor y ya son muchos, que se va sin el Nobel aunque quizás esto sea lo de menos.
    Sensible homenaje Rosa y será un gusto leerte cuando decidas darle un espacio a alguno de sus libros.
    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su trayectoria abarca muchos años en activo. Su primera novela es de 1959 y ya obtuvo el Premio Nacional. No la he leído, aunque ando tras ella. La última, "Némesis", es de 2010. Más de cincuenta años escribiendo y ya desde el principio obteniendo premios muy importantes, dan muestra de su calidad. Tiene además dos Premios Nacionales de la Crítica. (Por cierto, Premios Faulkner, tien tres, no dos. Ya he corregido.
      Cuando he visto que le daban a Fred vargas el Premio Princesa de Asturias, el mismo que el año pasado le dieron a Richard Ford y en 2012 a Philip Roth, no he podido dejar de pensar que son escritores tan dispares que no deberían batirse el cobre en la misma liga. Sencillamente, no se pueden comparar.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Descanse en paz.
    No he leído nada del autor, a ver si lo hago.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno. No te defraudará, creo. Siempre es una pena que los escritores nos dejen, aunque sean ya mayores.
      Un beso.

      Eliminar
  5. La verdad es que da igual la edad con que uno se va, si no la pena de que lo hace, cuando todavía puede ofrecernos más pero la vida no entiende de prorrogas por desgracia, en fin la suerte que tenemos es que nos quedamos con sus obras y poder disfrutarlas. Por supuesto había oído hablar de él cuando le concedieron el Principe de Asturias pero no lo he leído y ahora tengo una deuda pendiente, que espero saldar en cualquier momento, tengo tanto y tanto que leer, pero prometo hacerlo, también se lo he prometido a David con Poe, de modo que lo haré, cuando no lo se.
    Un beso y gracias por este gran homenaje.
    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un consuelo saber que ahí están sus obras. las que aún no se han leído y las que, de nuevo, se pueden releer.
      Para mí, este es un autor de los que enganchan. Poe, no lo tengo tan claro. De momento, con él no me animo.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Fíjate que estaba casi seguro de haber leído sobre Philip Roth en tu blog, jaja. La memoria es así de traicionera. Aunque tampoco iba desencaminado, ya que afirmas conocer bien su obra. Tan solo he leído "El animal moribundo" y me resultó desconcertante. Estaré pendiente de tus sugerencias, como siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no. Igual te pasa como a mí, que a veces lo confundo con Richard Ford.
      "El animal moribundo" no lo he leído. Sí es cierto que tiene novelas desconcertantes y/o muy alocadas. Algunas son esperpénticas, pero cuando se pone más serio, es cuando a mí más me gusta.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Muy buen homenaje Rosa por el sentimiento que hay en tus palabras.
    Me gustará ver tus reseñas sobre su obra y decidir por cuál empiezo.
    Besos bonita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de reseñar tendré que leer algo porque hace años que no me acerco a Philip Roth. En realidad, lo que preparo no es exactamente una reseña.
      Mi homenaje es sentido. Solo se los hago a escritores que me transmiten muchas cosas y que son especiales para mí.
      Un beso.

      Eliminar
  8. He leído varias de sus novelas. Me han gustado, unas más que otras, pero todas las que leí muy interesantes. No sabía que había muerto, sí que hacía unos cuantos años que decidió dejar de escribir. Parece que le causaba bastante sufrimiento; dejó escrito en el ordenador algo así como no más lucha. Puede ser que para él escribir fueran una ardua tarea. De cualquier modo, dejo un buen testimonio de la vida americana.
    Un abrazo, Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí alguna de ellas me ha costado un poco, pero otras las he leído de lo más enganchada, pero, como dices, todas eran interesantes.
      Su última novela, "Nemesis", la leímos para la tertulia del instituto y me pareció muy buena. Es también la última que yo leí allá por 2012. Hubo unos años, desde "La mancha humana", en que leí casi todo lo que publicaba alternándolo con cosas antiguas, pero desde "Némesis" no he vuelto con él, aunque casualmente ya estaba sobre la pista.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Faltas y errores varios, que repito ya corregidos: "... para él escribir fuera una ardua..."; "dejó un buen testimonio..."

      Eliminar
    3. No te preocupes, Angeles. Esos errores están a la orden del día, sobre todo si se escribe con móvil. A mí lo que más me pasa es que este teclado pone mayúsculas a su libre albedrío y muchas veces se las come después de los puntos. Me da una rabia... (ja, ja, acabo de corregir la de "Me" de después del punto.)

      Eliminar
  9. Hola, Rosa.

    No he leído a P. Roth, tendré que enmendarlo, aunque conocía su trayectoria, pues era uno de los grandes autores contemporáneos a nivel mundial.

    Lo cierto es que P. Roth ya estaba cansado de la escritura, como apunta Ángeles Impíos, muchísimos años recluido en su cuarto de escritor, aplicándose con el máximo rigor, habían hecho mella en su entusiasmo, esta misma mañana se lo escuché comentar en las ondas al periodista cultural Jorge Barriuso, hablando sobre Roth.

    La crítica social y al judaísmo utilizando el humor mordaz, que bien señalas, es distintiva de esa pléyade de escritores asociados a la denominada "Escuela Judía de la novela norteamericana"; Henry Roth, ( a veces lo confunden con Philip Roth), Malamud, Isaac. B. Singer, Bellow, Cynthia Ozick, el propio Philip Roth, en ocasiones se incluye a Paul Auster (descendiente de familia judía polaca), entre otros.

    Supongo que ese estigma de tragedia y diáspora incrustado en el alma judía hay que purgarlo con el mejor antídoto posible, el humor trenzado de ironía, algo que estos escritores manejaban con brillantez.

    Creo que no tengo nada de Philip Roth, debería mirarlo. Sí lo tengo del gran Henry Roth, (precursor de la “escuela judía norteamericana”, con un libro cumbre de la literatura en el s. xx, según dicen, y además su única novela; “Llámalo sueño” publicado por Alfaguara, es el que tengo.

    Has resumido perfectamente el esplendor de quien fue un icono literario a nivel global… de algún modo tendrá “otra vida” a través de su obra, leída por miles de lectores.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído "Llámalo sueño", aunque hace muchos años (1999). Hay otro escritor, Joseph Roth, procedente como Henrry y Philip de Galitzia y, por supuesto, también judío. De este no he leído nada, aunque tiene obras muy conocidas como "La leyenda del santo bebedor" y "La Marcha Radetzky". Eso y un montón de obras más. Este, el contrario de los dos anteriores, nunca se movió de Europa y murió a finales de los años treinta.
      Entre los judíos, sobre todo los que vivieron la Segunda Guerra Mundial en Europa, se da mucho el suicidio, y en todos ellos, el sarcasmo y la ironía. Como dices, una forma de conjurar su compleja historia.
      En cuanto acabe lo que estoy leyendo, me meto con la trilogía "Zuckerman encadenado" que la tengo en casa hace años, de cuando todavía era del Círculo de Lectores.
      Me ha dado mucha pena su muerte.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Amplío la respuesta porque me he dejado cosas que quería comentar. De la "Escuela judía" que mencionas he leído a todos excepto a Cinthia Ozyk, que la tengo en pendientes, y a Bernard Malamud a quien no conocía, pero del que tomo buena nota. Resaltar a Bashevish Singer. "La familia Moskat" la he leído ya dos veces. Y he leído otros cuatro libros suyos y tengo alguno más en pendientes, aunque hace mucho que le he abandonado por cosas que van entrando.
      No tenía idea de que Paul Auster tuviera ascendencia judía. Nunca se deja de aprender.
      Un beso.

      Eliminar
    3. Malamud es muy interesante, su novela "El reparador", aquí conocida como "El hombre de Kiev" por su versión cinematográfica, obtuvo el Book Award y el Pulitzer en el 67... año de mi nacimiento!
      Malamud era uno de los pesos pesados dentro del círculo literario neoyorquino de origen judío. Otro libro suyo, titulado "El mejor", no lo he leído pero sí vi la película posterior, titulada igual, protagonizada por Robert Reford ( una magnífica interpretación) sobre una leyenda del béisbol, la recuerdo con mucho cariño... fue la primera película que vimos la familia en casa, cuando mi padre apareció con un flamante aparato de vídeo que acababa de comprar!! Llevaban poco tiempo en el mercado. Wow, qué ilusión al recordarlo siendo tan jovencillo :)

      De B. Singer he leído varios relatos en diversas antologías suyas que tengo, "El Spinoza de la calle Market", "Un día de placer", y puede que alguna más, me fascina y creo que el B. Singer más pulido está en sus relatos, donde era un verdadero maestro, pero es mi opinión nada más. De Joseph Roth tengo por casa "La marcha Radetzky" desde ni se sabe... aún sin leer, aunque tentado infinidad de veces.

      El intercambio de conocimientos en los blogs es un regalo, todos aprendemos de todos ;)
      Un beso.

      Eliminar
    4. Sí, es genial. Hoy me has dado a conocer a un autor y un par de películas de las que he tomado nota.
      Yo no soy muy amiga de los relatos, aunque voy entrando e incluso escribo alguno, pero para leer prefiero la novela, a poder ser, larga (y buena, por supuesto). En ese sentido, "La familia Moskat" es ideal porque cumple los dos requisitos.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Dos "In memoriam" en tu blog en poco tiempo... da pena pensar que grandes autores desaparezcan continuamente :(

    Yo no conozco a Philip Roth, al menos no recuerdo haber leído nada de él, pero creo que la forma en que tú hablas de él y los muchos premios que llegó a ganar ya dicen suficiente sobre su valía. Esperaré a leer alguna reseña tuya para elegir con qué novela estrenarme respecto a este autor.

    Un bonito homenaje, Rosa, aunque comprendo perfectamente que hubieras preferido no tener que escribirlo.

    ¡¡Un beso grande y buen finde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Odio escribir estas entradas y solo las hago de escritores que me resultan especiales. Hace unos días murió también Tom Wolfe del que he leído tres novelas que me han gustado, pero no es un escritor tan especial para mí.
      En breve publicaré algo sobre Philip Roth, aunque no exactamente una reseña. Para eso habrá que esperar un poco más.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Buen panegírico el que le haces, Rosa. Yo no creo haber leído nada de este escritor, pero siempre es de lamentar que desaparezcan buenos escritores.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy triste. Cuando se han leído unas cuantas novelas de un autor es como si fuera de la familia y, al morir, nos quedamos un poco vacíos. Philip Roth llevaba sin escribir desde 2010, o sin publicar en todo caso. Tiene una obra muy extensa de la que me queda mucho aún por leer y voy a empezar en breve.
      Un beso.

      Eliminar
  12. precioso homenaje! ojala algun dia alguien pudiera hablar asi de mi. Eeres una gran escritora! mil besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El gran escritor era él, pero muchas gracias por tus palabras. Alguien hablará así de ti y de mí y de todos. No por buenos escritores, sino por buenas personas. Eso es lo más importante... aunque me encantaría ser merecedora de un Nobel y quedarme con las ganas.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Ains, como ya te dije el otro día, semana triste para las letras. Como aficionada a la literatura americana, Philip Roth era uno de mis escritores preferidos. Lo seguirá siendo, evidentemente.
    La verdad es que me sorprendió mucho leer su muerte, era el eterno candidato al premio Nobel, junto con Murakami. Y aunque no soy nadie para decidir quién se lo merece de verdad, no entiendo por qué Roth nunca lo ganó.
    Ya he comentado más de una vez que Nemesis me impactó. Me generó muchísimos sentimientos y la considero una de las mejores novelas que he leído. Pastoral americana es brillante, quizás es la mejor obra de Roth, pero es que con Nemesis conecté de otra manera.
    Es normal que imagines a Zuckerman tal como es Roth, al final es el alter ego que él creo para explicar aspectos personales o conflictos de su vida.
    Me ha encantado tu homenaje a este gran artista!
    Un besote guapísima! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Has leído "La mancha humana"? Fue lo primero que leí y me dejó enganchada para siempre. Puede que sea una cuestión sentimental, pero para mí es su mejor novela, aunque todas las que he leído me parecen muy buenas. Alguna resulta un poco más complicada, pero compensa la enorme calidad.
      Ayer empecé la trilogía "Zuckerman encadenado". Tiene muy buena pinta, aunque no estoy en uno de mis mejores momentos vitales y leo poco. Espero ser capaz de controlarlo y recuperar mi ritmo.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Duele cuando se muere un escritor que has leído. Es como si se fuera una parte de tI. Ya se que tenía 85 años y que lo había ganado todo, y que tenía el apoyo del público y de la crítica, y que casi todo el mundo lo consideraba un genio, menos los de la academia sueca, que han acabado como el rosario de la aurora. Ahora me da rabia que se haya muerto sin ese premio que tanto quería.
    Como siempre que muere un gran escritor nos queda el consuelo de su literatura. He leído cuatro novelas de Roth (mi favorita es la trilogía de “Zuckerman encadenado”) así que tengo la suerte de que me queda mucho Roth. Y hasta puede que incluso se me olvide que ha fallecido, cosa que me ocurrre muy a menudo. Porque los escritores siguen respirando en sus libros.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empecé ayer "Zuckerman encadenado". La tenía hace tiempo en casa y ya la había puesto en los inmediatos. la verdad es que la muerte del autor no la ha adelantado porque casualmente, ya estaba yo volviendo sobre él.
      A mí también me queda bastante Philip Roth por leer. Fue un autor bastante prolífico. Lo leeré y lo releeré.
      Es una lástima que no llegara a conseguir el Nobel. Lo merecía más que muchos que lo han conseguido y, además no lo llevó muy bien. Se sabía merecedor e injustamente tratado. Tal vez eso influyó en su decisión de no volver a escribir durante os últimos ocho años.
      Seguirá respirando por sus libros y seguiremos respirando, literariamente, a través de él.
      Un beso.

      Eliminar
  15. ¡Hola Rosita! Me siento mal pues aún no he leído nada de este autor, pero como bien dicen , mas vale tarde que nunca. Que bueno que lo mencionaras en tu entrada y conocer más de él. ¡Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno de los libros es que siempre están ahí. Los autores desaparecen, pero los libros permanecen y eso hace que sus autores sean tambiénuun poco inmortales.
      Espero que te animes a leer a Philip Roth y lo disfrutes tanto como yo.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Nada mejor para recordar a un autor que leyendo sus libros, así que siguiendo con tu ejemplo me propongo leerle en breve, seguro que puedes recomendarme con cual empezar Rosa, ya me dirás.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues igual por "Némesis" que es su última novela y no es excesivamente extensa. A mí la que más me gustó fue "La mancha humana", la primera que leí.
      Ya me contarás qué tal tu experiencia con Roth.
      Un beso.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...