Luis Eduardo Aute, In memoriam

Luis Eduardo Aute
Murió ayer *, 4 de abril de 2020, año 1 d.c. que no es después de cristo ni después de la era común, sino después de la COVID-19. No se sabe si fue el coronavirus lo que terminó con su vida o si fueron las secuelas del infarto que sufrió en 2016 y que lo tuvo más de cuarenta días en coma. En todo caso ha muerto en unas fechas en las que los homenajes y despedidas multitudinarias están prohibidos por razones obvias. Lo que no hace necesariamente que haya sido despedido en silencio. En muchas casas, desde que ayer se supo la noticia, suenan sus canciones.

He dudado, al iniciar esta particular despedida con una foto, si poner una de joven, de mediana edad o de anciano. Finalmente me he decidido por una de más mayor, una que muestra todas las arrugas que la vida intensa y muy prolífica le fue marcando en su rostro expresivo y de buena gente.

No voy a hablar de su vida y su carrera; no voy a hablar de sus cuadros, sus canciones, su cine (toda la vida es cine y los sueños cine son), sus libros de poemas... para eso están todos los medios de comunicación haciendo panegíricos desde ayer por la tarde.

Portada de "Cuerpo a cuerpo" Luis Eduardo Aute, 1984.

Yo voy a hablar de lo que Aute significó para mí. De cómo descubrí en su disco "Cuerpo a cuerpo", en 1984, que él también había confundido el cine con la realidad; de cómo me transportó a un mundo más allá del mundo llamado Albanta en el que no existen fantasmas y el mar no es azul y amar es una flor perfecta; de cómo se empeñó en que no olvidáramos los últimos meses del franquismo citándonos al alba de un amanecer de septiembre de 1975; de cómo nos hizo confiar en una inesperada alquimia capaz de convertir el vicio en virtud; de cómo nos resolvió la regla de tres maravillosa según la cual la pluma es al plomo lo que el ala a la bala. De cómo, en fin, convirtió la vida en algo más que un derecho, en el deber de no claudicar.

Yo quiero hablar de que con él se van partes de mi vida, partes pequeñitas cierto, pero partes que duelen cuando se recuerdan como duelen los momentos perdidos. Es una sensación extraña, lo sé. Mi vida sigue ahí, mis recuerdos siguen intactos, pero cuando mueren ciertas personas relacionadas con periodos concretos de mi vida pasada, siento que se llevan con ellas esos periodos o parte de ellos o que modifican el recuerdo que yo atesoraba de ellos y lo dejan más solo, más pobre, más indefenso. Y mira que son indefensos los recuerdos.

Como sabe cualquiera que me conozca un poco, no oigo demasiada música. Leer y escribir es algo que tengo que hacer en silencio y como es lo que más ocupa mi tiempo, no queda mucho espacio para la música. Pero el que he empleado, antes más que ahora, ha sido siempre buscando las letras más que las músicas. Incluso en la música he buscado la poesía, la literatura, las frases bellas, las ideas grandiosas, los conceptos perfectos. Desde ese aspecto, Luis Eduardo Aute ha sido siempre uno de mis acompañantes. Lo he tenido al lado en viajes, cocinando, planchando, caminando... en todas aquellas actividades que no requerían concentración y se podían compaginar con la poesía de las buenas letras que hacen buena la música. 

En 1983 sacó su album "Entre amigos" en el que le acompañaban Joan Manuel Serrat, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés y Teddy Bautista. Es uno de los discos que más habré oído en mi vida. Aún lo tengo en mi mp4 y lo sigo poniendo mientras camino por esas carreteras perdidas a las que acudía antes de la pandemia, en la era a.c. Tiene tantos años que está asociado a mi vida de entonces que era lo que yo llamo mi otra vida, otra vida a la que las pérdidas han ido robando frescura y dejando un poso de nostalgia amarga. Pérdidas como esta que modifican los recuerdos tiñéndolos con la inexcusable ausencia de lo que se va.

Y ya sé que quedan sus canciones, esas que desde ayer suenan en tantas casas, pero a mí en estos momentos sus canciones me duelen. Prefiero esperar unas semanas antes de volver a escucharlas. Cuando este encierro obligado termine y vuelva a dar mis paseos por las carreterucas, volveré a enchufarme los auriculares de mi mp4 y volveré a escuchar a Luis Eduardo Aute, con la consciencia, por primera vez, de que ya nunca volverá a haber una nueva canción suya.

Me despido dejándoos una canción que no he escuchado hace meses. Pertenece a su álbum de 2003, "Alas y balas".

Sit tibi terra levis. 


*Esta entrada está escrita el día 5 de abril.

Comentarios

  1. Aunque no fue uno de mis cantautores favoritos, sí fue (y es) un referente de una época que solo los que la vivimos sabemos valorarla y echar de menos a los que se van dejándonos un muy grato recuerdo y una nostalgia del pasado.
    Efectivamente, siempre quedará su música y mientras haya quien siga escuchándola y disfrutando de ella, Luis Eduardo Aute nunca morirá.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que fue uno de mis favoritos. Y, desde luego, todo un referente de una época. Los años ochenta fueron los años de mis veinte y en ellos, Aute estuvo muy presente con cada disco que sacaba.
      Además he de decir que es el primero de mis cantautores que se va y, aunque otros me dolerán más, este se ha ido llevándose muchas cosas. Pero no hay remedio. Aquí no queda nadie.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Buenos días, Rosa! Has hecho que hoy empiece el día de una forma diferente, removiendo recuerdos y emociones.
    Me ha llegado al alma esta despedida de Luis Eduardo Aute! Espero y deseo que pronto te pueda acompañar de nuevo por esas “carreterucas” (te estás haciendo un poco cántabra 😝)
    Muchas gracias. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado. A mí también me ha removido muchas cosas y muchos recuerdos. Me enteré de su muerte por un Whatsapp de mi hermana y me impresionó bastante.
      Son más de treinta años en Cantabria que han convertido carreteras en carreterucas y a mí, en un poco cántabra.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Un homenaje muy sentido el que has hecho a un cantautor que marcó unas época muy concreta. Como Josep confiesa, no fue uno de mis preferidos entre los que conozco, pero he de reconocer que tiene en su haber creaciones poéticas, pictóricas y musicales que me atraparon en su momento. Su lado como cineasta confieso, lo desconozco plenamente.
    La canción Al alba ya forma parte de el archivo sonoro de este país. Me quedo con su lado humano, bohemio, rebelde y contestatario y también con ese pedacito que tenía de truhán cuando cantaba aquello de:
    Una de dos,
    O me llevo a esa mujer
    O entre los tres nos organizamos,
    Si puede ser.
    Recibe mi abrazo libre de pandemia vírica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja. "Una de dos" es una de las canciones más atrevidas de Aute. pertenece a "Cuerpo a cuerpo", el disco de 1984 que es uno de los que más he escuchado porque es donde está también "Cine cine".
      No es mi favorito, ese siempre será Sabina, pero sí está entre mis tres favoritos.
      A pesar de que su faceta artística toca casi todos los ámbitos, para mí ha quedado sobre todo su música y su aspecto de buena persona que es el mayor arte de que una persona puede hacer gala.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Hola Rosa, me uno a tu homenaje al gran artista que fue Aute, el más completo y destacado de su época, a mi entender. También yo le he hecho el mío. Lamento su pérdidad.

    D.E.P.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego fue el más completo porque cualquier faceta del arte estuvo representada en sus afanes. me paso por tu blog.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Bueno, antes de que se me olvide, tu blog ha estado casi una semana sin actualizarse en mi lista de favoritos, pero solo era tu blog, esta entrada ya sí aparece actualizada.
    Me ha encantado recorrer ese acompañamiento que ha tenido Aute en tu vida. También estuve pensando publicar algún homenaje en mi blog, pero viendo que ya había varios, y todos muy buenos, lo dejé estar.
    Yo escuchaba mucho "Al alba" cuando era chico, en casa de nuestros vecinos y amigos, un matrimonio de docentes afiliados al PCE, por entonces ignoraba el sentido de la letra... pero me cautiva su voz y la melodía, para un chico como yo, eso bastaba como sedimento en mi recuerdo, hasta ahora.
    Me gusta más Serrat pero... ninguna voz tan bonita como la de Aute, que eso también hay que decirlo.
    Me llega más la mera sensación de la música que la letra, embriagarme con la mágica armonía que producen sus ritmos, sonidos e instrumentos, por eso escucho más la clásica, instrumental, jazz en ocasiones... pero obviamente hay canciones y sus letras que me llegan hondo y las escucho con placer.
    Una delicia leerte, Rosa.
    Descanse en paz el amigo Aute.
    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasó lo mismo con tu blog la semana pasada, por eso me perdí dos entradas. No sé qué cosas raras hace blogger a veces. También hace meses me pasó con Juan Carlos Galán. Luego se soluciona solo.
      Yo, al contrario que tú, busco sobre todo las letras. Me gusta la música clásica o más bien algunas piezas de música clásica, pero lo que sobre todo me atrae son las letras, por eso los cantautores españoles son lo que más suena en mis aparatos reproductores.
      Hablando de voces fabulosas, la de Aute es muy buena (mucho mejor que las de Serrat o Sabina), pero las dos voces más grandiosas que he escuchado en castellano son las de Amancio Prada y Pablo Milanés.
      Yo también prefiero a Serrat e incluso a Sabina, al que tengo un enorme cariño por canalla y porque es al que más he visto burlarse de lo correcto y aceptado.
      También estuve a punto de dejar el homenaje, pero no me quedaba a gusto.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Llevo mes y medio terriblemente malos, y esta muerte es como si cerrara un círculo, pero en el mal sentido. Es como poner un punto a una frase dolorosa que está terminada pero podemos terminarla más. No sé si me explico.
    Entre amigos es una maravilla, o al menos a mí me lo parece.
    Muy feliz semana y aunque sé que no eres muy de música Aute pega mucho contigo, no me ha soprendio nada que te guste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas una mala racha. esperemos que se vayan tornando los rayos del destino y te alumbren otros más halagüeños.
      Estas frases dolorosas parece que se cierran con un punto, pero esos puntos nunca se sabe si van a ser puntos finales o punto y seguido. Claro que te entiendo. También he tenido rachas de esas.
      No soy muy de música, pero las letras me pierden y las letras de algunos de estos cantautores son totalmente adictivas y tan inteligentes y bellas...
      Feliz semana para ti también.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Una gran pérdida para la cultura de nuestro país. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es una pérdida grande. Además tampoco era tan mayor, pero lo cierto es que desde que salió de los casi dos meses de coma tras su infarto, algo así era de esperar. Muy triste.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Querida Rosa,
    gracias por tan sentido homenaje a Aute.
    Mientras te he estado leyendo, me he percatado que coincido en que, mientras leo o escribo no puedo escuchar ni música ni radio ni nada porque si no pierdo la concentración.
    Y también disfruto de las canciones que tienen una letra que enseña, que te transporta, ..., te hace reaccionar, ...

    Muchas gracias.
    Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte a leerlo y por dejar comentario. Cuando hago en el blog un homenaje In memoriam, siempre es porque la persona, generalmente escritores, era muy especial para mí. Aute lo era. Tengo muchos recuerdos de largos viajes en los que en el cassette del coche sonaban sus canciones, y muchas tardes cocinando y planchando con Albanta y Las cuatro y diez y Cine cine...
      Hay gente que puede oír música en cualquier circunstancia, incluso estudiando. A mí me es imposible. Ni siquiera música clásica. Adoro el silencio. Ahora, cuando hago alguna actividad que permite las canciones, canto y hasta bailo acompañando al cantante de turno.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Muy bonito y sentido tu homenaje a Luis Eduardo Aute. Siempre me gustó, tanto sus canciones como también sus pinturas. Es cierto que con quienes se van para siempre se nos va parte de nuestras emociones y en definitiva de nuestra vida. Lamento muchísimo que desde hace unos años las pérdidas, al menos para mí, cada vez son más frecuentes, algo que no me ocurría hace 20 años (¡hay que reírse de casi todo porque si no...!).
    Yo como bien dices llevo escuchándole en Spotify desde el día de marras, pero ya venía haciéndolo desde ese derrame o infarto que lo dejó fuera de juego hace cosa de cuatro años. Creo que luego incluso tuvo un ictus que lo dejó en una silla de ruedas sin apenas movilidad. En fin, la vida.
    DEP, Luis Eduardo Aute.
    Gracias por tu homenaje, Rosa
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hoy lo he escuchado por primera vez en el blog de Mari Carmen G Franconetti. No me pude resistir a las cuatro y diez.
      Y podemos dar gracias si las pérdidas vienen a una cierta edad, porque las prematuras son terribles. Como digo yo, vivir es ir acumulando pérdidas. Como bien dices, habrá que reírse de todo y no dejar que la tristeza nos atrape.
      Lo que noto con las pérdidas es que los recuerdos se me van quedando más indefensos o yo más indefensa ante ellos. El caso es que duelen más cuando las pérdidas se hacen con los mandos.
      Gracias a ti por pasarte.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Creo que Aute es un referente para toda una generación, en los años ochenta no todo era pop con letras para descerebrados, también estaban los cantautores y sus letras estaban llenas de significado y poesía.
    Bonito homenaje el tuyo, entreverado con tus propias sensaciones y recuerdos.
    Un besote.
    PD.¿Sabes que en el disco 'Entre amigos' salgo yo? De manera 'indirecta' pero salgo. Resulta que estuve en el teatro Salamanca cuando se hizo la grabación, así que cuando se oyen los aplausos, ahí salgo yo, ja, ja, ja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O sea que estabas en el concierto. Vaya suerte. Tuvo que ser genial ver en directo a esos cinco geniales poetas y cantantes.
      En los años ochenta hubo mucho de todo. Yo debo de ser una de esas descerebradas de las que hablas, ja ja, porque soy una gran admiradora de "la movida" (si es que te refieres a eso, que igual, no y meto la pata). Creo que fue una gran época. Algunas de las letras de sus representantes más genuinos son muy buenas. Ahí está Radio Futura, La Mode, algunas canciones sueltas como La chica de ayer, El cadillac solitario y hasta Groenlandia. Una gran época que va perdiendo algunos de sus referentes.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Yo también fui una ferviente seguidora de la movida, y bailé muchas canciones, pero hay que reconocer que si bien el ritmo y la música eran estupendos, algunas letras dejaban bastante que desear. "Terror en el súper mercado, horror en el ultramarinos" "me duele la cara de ser tan guapo" "él airbus se ha vuelto loco y no me quiere llevar al Orinoco", escribo estos estribillos de memoria (no sé si son fieles al 100%) pero está claro que quienes esto escribieron no pueden competir con Al alba, por poner solo un ejemplo.
      Sí, estuve en aquel recital, pero arriba, en el gallinero, vi a esos grandes desde lejos, pero los vi.
      Besos

      Eliminar
    3. Letras había de todo, pero todas, incluso las peores eran imaginativas y con un punto de humor absurdo que me encanta. A las que pones, añadiría "quiero ser un bote de Colón y salir anunciado por la televisión". Es descacharrante. Hacerlos competir con "Al alba" sería un despropósito. Yo me quedo mil veces con Aute, por supuesto, pero ser un bote de Colón...
      Aun desde el gallinero, algo de su genio te empaparía.

      Eliminar
  11. Gracias por este homenaje, Rosa. Me veo reflejada en varias de tus referencias vitales. A algunos nos ha marcado los recuerdos con sus canciones, por eso el día de la noticia de su muerte pasé la tarde escuchando la música que nos deja como legado universal.Y desde entonces tengo siempre un momento para repasar su discografía.
    Tuve la suerte de estar en la presentación de un libro - disco, "Aute canta a Oroza" (Editorial Elvira), donde da voz a los poemas de un poeta gallego. Es posible que ese haya sido su último trabajo publicado. Era el año 2018, y ya en esa ocasión lo representó su hermano.
    Un abrazo, Rosa.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ese día no pude escuchar sus canciones. No he escuchado ninguna hasta hoy. Los recuerdos de épocas pasadas, que forman parte de la nostalgia, me resultan dolorosos sobre todo cuando son sonoros. Demasiadas vivencias asociadas a sus canciones. Cada canción, una época, un viaje, una casa, una ciudad...
      Mantuvo una voz preciosa y muy limpia hasta sus últimos trabajos, como demuestra en el de Oroza, que conozco y es precioso.
      Nos queda una muy extensa discografía para seguir recordándolo.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Sentido y emocionante homenaje a un artista con todas las letras. Imposible no acordarse de su Cine, Cine:

    Aquellos cuatrocientos golpes de Truffaut
    Y el travelling con el pequeño desertor,
    Antoine Doinel,
    Playa a través,
    Buscando un mar que parecía más un paredón.
    Y el happy-end
    Que la censura travestida en voz en off
    Sobrepusiera al pesimismo del autor,
    Nos hizo ver
    Que un mundo cruel
    Se salva con una homilía fuera del guión.
    Cine, cine, cine,
    Más cine por favor,
    Que todo en la vida es cine
    Y los sueños,
    Cine son.

    El año pasado se estrenó un filme documental dirigido por Gaizka Urresti llamado "Aute Retrato". Merecía una película en vida, se logró hacer e incluso fue nominada al Goya como Mejor Documental.

    Un beso, Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocía ese documental, pero he de buscarlo.
      El homenaje que le hizo Aute al cine en general y a "Los cuatrocientos golpes" de Trufaut con esta canción fue genial. Sus letras estaban llenas de cine no siempre de forma explícita.
      La vida es cien y los sueños cine son. Hasta se permite hacerle un homenaje a Calderón y "La vida es sueño". Y es que aparte de una gran artista, era un hombre con mucha cultura. Todo un erudito o un hombre del Renacimiento como he visto que le llamaban también.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Es una pena Rosa, la pasó el canal Cuatro al día siguiente de su muerte. Yo lo vi en el cine en Bilbao y está muy bien.

      Eliminar
  13. Precioso homenaje, Rosa, muy conmovedor. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  14. Qué precioso homenaje a Aute, Rosa. Es como si te hubiera contagiado de su poesía y sensiblidad para expresar lo que su ausencia, pero sobre todo su existencia, significa para tí.
    Coincido en que las letras de Aute eran increíbles, capaz de removerte por dentro cosas de las que a lo mejor no eras ni consciente. Yo no lo descubrí tan joven como tú, pero desde que lo hice supe, que me encantaba y que había que escucharle con atención, con el deleite de lo que estabas por descubrir en lo aparente y lo subyacente.
    Descanse en paz :)

    ¡Un beso enorme, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Julia, por tus palabras que agradezco. Ojalá me hubiera contagiado algo de su forma de escribir, pero me temo que sigo muy lejos de tal logro. Lo que sí es cierto es que tuvo un significado para mí importante porque las canciones se escuchan muchas veces y cuando se compra un disco se oye hasta que se lo sabe una de memoria y a él quedan unidas muchas vivencias que ya siempre irán unidas al sonido de sus canciones. Todas esas vivencias, su recuerdo, se han removido ante la muerte del cantante.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Todos los homenajes que se le hagan son pocos, su muerte me ha impactado mucho, a pesar que sabía que estaba delicado, yo le hice mi particular homenaje , lo que no es óbice para que me sume al tuyo. Ha sido muy importante en una etapa muy importante de mi vida y siempre lo llevaré en mi corazón.
    Un abrazo para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído tu homenaje y veo que también hay una época concreta de tu vida unida a sus canciones. Una lástima que haya muerto en un momento en que los merecidos homenajes son imposibles, aunque el mejor homenaje es el recuerdo y el cariño, y escuchar sus canciones cuando duelan menos.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Mi querida yo lo descubri hace muy poco y me fascinó.La música de el nunca llego por estos lados
    Me encanta lo que has escrito y es cierto uno une momentos de su vida a canciones que son momentos querida
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era un cantante muy de aquí. Imagino que sus canciones, sin entender la letra, perderían mucho, aunque por Latinoamérica yo creo que sí era muy conocido.
      Un beso.

      Eliminar
  17. Hola Rosa, tú has destacado lo que influyo, nos influyó, en nuestras vidas este artista. Vivió con y para el arte en todas sus formas. Me ha sorprendido su pintura, su cine. Vi ayer el comienzo de una de sus películas , leí sus curiosas frases, esos libros llenos de ocurrencias, jugando con las palabras. Claro que su música era diferente. Su pintura me ha resultado triste, creo que sacaba lo negativo en ella y con las canciones todo lo contrario. Me encantó esta canción no la conocía. Yo he subido otra al facebook te dejo el enlace te va a cautivar ese "quiero bailar ese slowly....": https://www.youtube.com/watch?v=ijQYJYm7KRo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta esa "quiero bailar un slowl with you tonight". Muchas gracias por ella. "Por más que nos pille el estúpido de tu marido"... ja ja, es impagable. Está llena de frases memorables y divertidas.
      Sus letras tenían humor y sentimiento y eran muy inteligentes. Conozco poco su cine y sus pinturas, pero creo que su música la conozco entera. Habrá que seguir disfrutando de ella.
      Un beso.

      Eliminar
  18. Gracias por este homenaje. Yo también crecí escuchando "Entre amigos" y "Cuerpo a cuerpo" (y más tarde todos los demás). Había seguir el hilo. Me maravilló saber que ese final "con la censura travestida en voz en off" se refería a "El ladrón de bicicletas" censurada en España de una manera burda. O ver "Los cuatrocientos golpes" de Truffaut con Doinel corriendo por la playa. Sus letras son una manera de ver la vida que me ha marcado mucho. Y además era un tipo estupendo. Seguiremos escuchando sus canciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu homenaje a Aute fue el primero que leí y pensé no escribir yo el mío, pero no me quedaba a gusto y no me quedó más remedio que escribirlo.
      Sus letras están llenas de cine que hay que descubrir. Algunas referencias son más claras, pero otras hay que entreverlas entre los versos. Cuando descubrí "Las cuatro y diez" hacía bastante que había visto "Al este del edén" y no recordaba detalles. Cuando volví a verla y empezó con James Dean tirando piedras a una casa blanca... en fin.
      Somos unos cuantos los marcados por Aute que, en efecto, tenía todo el aspecto de ser una buena persona además de un artista completo.
      Un beso.

      Eliminar
  19. bonitas palabras las que has compartido. Gracias.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti. Me alegro de que te hayan gustado.
      Un beso.

      Eliminar
  20. Emocionante y emocionado homenaje, Rosa. Y lo es porque parte de muy adentro, algo que seguro Aute valoraría mucho. Una de las voces grandes que han conformado la banda sonora de la vida de una, o varias generaciones. Cuando la música era un arte, algo que transmitía y no lo de ahora, meras componendas acústicocomerciales. Yo sí que leo y escribo con música, eso sí nunca posterior a los 90.
    Se nos fue, pero nos queda su música y sus letras. Él es de esos pocos que alcanzó la inmortalidad.
    Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego todo lo dicho ha salido de muy adentro. De donde salen las vivencia del pasado. La música de ahora, en su mayor parte, no tiene alma. En las canciones las letras son insustanciales y repetitivas y la música suena toda igual. No sé si tengo mucha autoridad para hablar pues tampoco estoy muy al tanto, pero entre lo que yo misma escucho y lo que les oigo decir a amigos más entendidos, creo que la cosa va por ahí.
      Aute era todo lo contrario. Sus letras estaban llenas de vida, de cine, de literatura... y sus músicas eran de lo más variado. Seguiremos escuchándolas.
      Un beso.

      Eliminar
  21. Uf, me ha costado acabar de escuchar la canción.
    Es cierto que cuando se muere alguien querido se muere con él un trocito de nosotros. Y también se puede querer, aunque de otro modo, a personas que no conocemos por lo que representan para nosotros y por lo que su obra nos ha trasmitido y nos ha dado. Todos, escuchemos más o menos música, tenemos nuestra propia banda sonora de nuestra vida, con canciones asociadas a determinados momentos o a determinadas etapas de la misma. Y es bien cierto que hay letras de canciones que son literatura pura y frases de ellas que se nos clavan como la más significativa de esas lecturas especiales que todo lector tiene.
    Una entrada muy hermosa y muy sentida, Rosa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extraña. Cuesta trabajo oír sus canciones, sobre todo las que más nos gustan a cada uno. Yo inserté esta sin oírla y hasta ayer fui incapaz de oír ninguna.
      Es cierto que se puede querer a alguien sin haberlo visto nunca, pero es que cuando alguien ha estado tan presente en distintas fases de tu vida, no es necesario haberlo conocido en persona para apreciarlo y hasta quererlo. Con los músicos pasa eso. Los que hemos oído tantas veces y nos han acompañado en tantos episodios es como si formaran parte de la familia y, desde luego, forman parte de nuestra vida. Hay que acostumbrase a vivir sin ellos porque aunque sus canciones sigan ahí y las sigamos escuchando, ya no lo hacemos de la misma forma.
      Un beso.

      Eliminar
  22. Emotivo homenaje, Rosa. Y se nota que está escrito con el corazón. Era uno de los cantautores que más me gustaba, junto con Serrat. Al alba y Rosas en el mar son las canciones suyas que más escucho. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También era uno de mis favoritos junto a Serrat. A mí me gustan mucho "Las cuatro y diez", "Slowly", "Cine, cine".
      La verdad es que sin tantas que no sabría con cuál quedarme.
      Un beso.

      Eliminar
  23. Hola Rosa, que entrada tan preciosa y sentida. A mi entre amigos me encanta. Me lo compré en cuanto salió y lo he escuchado un montón de veces. Ahora menos porque lo tengo en LP y ya no tengo donde escucharlo. Recuerdo que en 2011 fue la última vez vez que vi a Aute en concierto, ya lo encontré muy desmesurado, aunque aún no le había dado el infarto. Eso sí, no se me olvidará cuando canto Al alba a cápela, sin ni siquiera guitarra. Aún me emociona. Besinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He visto en la televisión esa interpretación a capela de "Al alba" y es que tenía una voz fantástica a pesar de la edad y de la cantidad de tabaco que había pasado por sus cuerdas vocales.
      Yo Entre amigos, lo tenía grabado en cassette de un amigo que era el que me grababa las novedades porque yo no tenía un duro y lo poco que tenía lo gastaba en libros. Él me grababa la música y yo le dejaba los libros, ja, ja.
      Después, mucho después, conseguí el LP y aún lo escucho porque tengo un reproductor antiguo que siempre hemos guardado como oro en paño, aunque ahora se compran por amazon con radio y toma usb.
      Nunca dejará de emocionar.
      Un beso.

      Eliminar
  24. Un precioso homenaje a Aute que ha formado parte de nuestra vida, de mucho de nosotros.
    He decirte que en mi casa se escuchaba mucho a Serrat, a mi padre le encantaba y sin embargo a Aute lo descubrí por mi hermana, y hay muchas canciones de él que me gustan mucho pero sobre todo me quedo con "Al Alba", es una de mis preferidas.
    Ya no estará con nosotros, pero nos deja un gran tesoro su música, y espero que cuando todo esto termine, se le haga el homenaje que se merece, sería imperdonable, porque se lo merece, era un gran poeta y un grande de la música.
    Yo si oigo música para leer y para escribir pero sobre todo estos días para estar en casa, como mi marido no esta, me siento mas acompañada y no le doy vueltas a la cabeza que es lo peor que podemos hacer, cuanto menos vueltas mejor.
    Un beso y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí "Al alba" no es de las que más me gustan. Me resulta muy deprimente. Pero tiene un montón de canciones preciosas y algunas muy divertidas, incluso.
      Pensé que estabas pasando estos días con tu marido. Tiene que ser duro pasarlos en soledad. Espero que todo vaya bien, más allá de esa soledad que puede ser dura, pero no va a más.
      Mucho ánimo para ti.
      Un beso.

      Eliminar
    2. No me he explicado con claridad, discúlpame, si estoy con mi marido, lo único es que por las mañanas se va a trabajar a las cinco y media de la mañana y estoy sola hasta que vuelve del trabajo, pero afortunadamente me acompaña toda la tarde noche, de modo que solo son unas horas del día.

      Eliminar
    3. Ah, entonces te había entendido bien. Estáis juntos, pero él trabaja. Bueno, saber que él va a volver a casa es un desahogo dentro de lo agobiante del confinamiento.

      Eliminar
  25. Nunca he sido muy fan de Aute. Alguna canción suya, las más famosas, sí las conozco pero no era un cantante del que me declararía fan. Aún así, cuánta pena... Cuánta pena todos estos días, entre unos y otros.. Es desolador asomarse a las noticias. Gracias por el post, me ha gustado saber algo más. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me hice fan ya muy tarde, en 1983 con "Entre amigos", pero me fui haciendo con discos antiguos y me fue gustando mucho.
      Está muriendo mucha gente famosa con esto del coronavirus, aunque no se sabe (o no lo han dicho) si ha sido el caso de Aute. Está muriendo mucha gente, famosa o no. Un desastre.
      Un beso.

      Eliminar
  26. Para mi Aute es, como para ti algo más que un artista, el artista renacentista por excelencia de este país y de otros muchos. Yo lo descubrí por accidente con apenas 13 años cuando un profesor, yo estaba en 8º de EGB me dejó una cinta TDK de 90 con el disco "Joaquín Sabina y Viceversa" que yo le había pedido. Cuando terminaba el disco de Sabina sobraba aún muchos minutos en la cara B que aquél profesor (Leandro) había rellenado con "Entre amigos", no estaba entero evidentemente, pero a mi me voló la cabeza, escuché aquél mucho más que el de Sabina, y todo cambió, mi manera de escribir y absorber ciertas cosas.
    Para mi fue un disgusto y sentí que algo se iba con él.
    Por si te pudiese interesar escribí un pequeño texto de despedida para Exile SH Magazine que construí con los recuerdos del primer concierto suyo al que asistí con 17 años, te lo enlazo aquí. En mi blog hay muchos posts sobre Luis Eduardo.
    Gracias y un beso triste.
    http://www.exileshmagazine.com/2020/04/el-concierto-ha-terminado-luis-eduardo.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el enlace y por la información acerca de tu blog. Precioso ese homenaje a base de recuerdos y de frases de canciones de Aute.
      Se ve que lo conociste lo suficientemente pronto como para que forjase parte de lo que eres. Yo ya lo conocí un poco más forjada. Ya no estaba en EGB. En realidad nunca estuve en EGB porque soy del sistema anterior, el de los seis años de bachillerato. Para cuando salió "Entre amigos" yo estaba preparando las oposiciones para profesora y me acompañaba en mis descansos.
      De Sabina tengo absolutamente todos los discos, de Aute no tanto, pero casi. También lo conocí con "Entre amigos" que me grabó un amigo en una de esas cintas de casete.
      He sentido que se me iba una parte de la juventud con él. Muy triste.
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Con tus comentarios reflexionamos, debatimos y aprendemos más.

Lo más visto en el blog

"La buena letra" Rafael Chirbes

"Washington Square" Henry James

"Sanditon" Jane Austen

"Reina roja" Juan Gómez-Jurado.

"The Knick" Steven Soderbergh

"Tus pasos en la escalera" Antonio Muñoz Molina.

"La mujer en la ventana". A. J. Finn.

"La figura en el tapiz" Henry James

"El León que nunca conocí"

"Los besos en el pan" Almudena Grandes