Sin reseña XX


La vigésima entrega de Sin reseña nos trae cuatro novelas de sendas series policíacas españolas. Este año me he propuesto indagar en el policíaco español actual porque se están haciendo cosas muy buenas y, aunque me supone meterme en nuevas series, también me permite conocer nuevas propuestas.
Junto a este tipo de novelas incluyo la última de Isabel Allende que, aunque se lee bien y es entretenida, me ha parecido prescindible, en algún momento me ha llegado a aburrir un poco y creo que, en su mayor parte, no aporta nada interesante.  


"Inspector Solo". David Jiménez, el Tito.
Esta es la segunda entrega del Inspector de la Policía Nacional de Cartagena, Marcial Lisón que, tras los sucesos de la primera parte, "Muertes de sobremesa", ha decidido borrar el Lisón incluso de la puerta de su despacho y dejarlo solo en Marcial. Colean en esta segunda novela de la serie los acontecimientos de la anterior, por lo que poco se puede escribir porque, sin destripar esta, sí se puede destripar "Muertes de sobremesa". 
Dice David G. Panadero, el director de la colección Off Versátil, "La novela negra siempre ha animado cierta fascinación hacia personajes éticamente condenables. Puede que el inspector Solo no sea el peor pero, sin duda, sí es uno de los más torturados". Nada más cierto. Marcial Lisón, inspector Solo en esta historia, sigue sin digerir las normas del buen hacer del policía, sigue con hábitos poco recomendables y con actitudes punibles para un agente de la autoridad. Y, cada vez más, resulta una persona atormentada. Creo que demasiado atormentada, hasta llegar a cansar un poco y darme ganas de vapulearle y decirle que se deje ya de auto compasión y coja por los cuernos a los numerosos toros que le salen por todas partes.
Sus noches se reparten entre el alcohol y los paseos con Sola, su galga. Tras una noche de sábado en la que las cervezas trasegadas han sido más de las convenientes, despierta en su coche, aparcado enfrente de la casa de Sasha sin recordar nada lo que hace que cuando le avisan de que la mujer, una puta con la que mantiene relaciones, ha sido asesinada, le entre la duda de que haya podido ser él mismo el autor de su muerte. O más que él, la criatura que se agazapa en su interior y a la que cada vez le cuesta más domesticar. 
Y tanto alcohol y desespero, porque su compañera Zoe se acuesta con Miralles, su eterno enemigo de la comisaría. La desconfianza se ha establecido entre ambos y eso tiene a Marcial enfadado y suspicaz.
Tras lo mucho que me gustó "Muertes de sobremesa", esta me ha cansado un poco y si estoy dispuesta a leer la tercera es porque, al parecer, en ella se resuelven todos los flecos que en estas dos han quedado sueltos. Y una tiene su curiosidad. Y también porque espero que recupere el tono de la anterior.


"19 cámaras". Jon Arretxe.
De todas las series negras y policíacas que estoy descubriendo escritas en España, esta del detective Touré es la que más me ha sorprendido. Touré deviene en detective por casualidad y casi por obligación. Por casualidad porque una mujer de la alta burguesía de Bilbao se ha topado con uno de los papeles de propaganda que Touré reparte por las Cortes de la ciudad anunciándose como "Gran vidente africano, con rapidez, eficacia y garantía. Experiencia en todos los campos de la alta magia. Ahuyenta la mala suerte, protege contra el mal de ojo, soluciona cualquier situación por difícil que sea: problemas de salud, de negocios, sentimentales… Conocedor de todo tipo de hechizos para atraer a la persona amada, encontrar trabajo, solucionar la impotencia sexual, aprobar exámenes, etc".
Por obligación porque Touré es un africano de Burkina Faso sin papeles y que se gana la vida como puede, así es que cuando Charo le ofrece un trabajo para vigilar a su marido y conseguir una foto de sus visitas a las putas de La Palanca, en Las Cortes, a cambio de una buena cantidad de dinero, no puede negarse. Touré vive en San Francisco, al lado del barrio y frecuenta los bares de la zona. 
Por si fuera poco, recibe la llamada de una joven prostituta nigeriana, cuya hermana, también puta en la zona, ha desparecido. De manera que Touré, sin quererlo y casi sin darse cuenta se verá inmerso en investigaciones que le quedan demasiado grandes.
Además, las diecinueve cámaras que vigilan la vida del barrio de San Francisco, nos irán permitiendo ser testigos de lo que sucede en el barrio, un barrio en el que encuentran su refugio los inmigrantes más miserables y desesperanzados que llegan a Bilbao buscando un mundo de promesas que puede convertirse en un billete de vuelta a su país o a algún lugar aún más siniestro.
Seguiré las andanzas de este africano convertido en detective a la fuerza.


"Largo pétalo de mar". Isabel Allende.
Nunca creí que Isabel Allende pudiera venir a esta sección de Sin reseña. Después de "El juego de Ripper", que leí antes de tener el blog, se me quitaron las ganas de volver a leer nada suyo, pero tras la publicación de "Largo pétalo de mar", decidí darle otra oportunidad. No obstante, preferí empezar por las novelas que había dejado si leer y lo hice con "El amante japonés", una novela que me gustó mucho y en la que volví a encontrar a la Isabel Allende que me podía esperar. No a la de "La casa de los espíritus", "Hija de la fortuna" o "Retrato en sepia", porque una no puede estar a su propia altura continuamente. 
"Largo pétalo de mar" creo que se queda por debajo de lo que en nuestras pretensiones, por modestas que fueran, podríamos esperar. No supone la enorme decepción que fue "El juego de Ripper", pero me ha dejado un tanto fría y es que el tema que trata hacía que la imaginara más interesante.
Pablo Neruda ha sido nombrado por el presidente chileno, Pedro Aguirre, Cónsul Especial para la Inmigración Republicana Española. Como parte de esa función, fleta un barco, el Winnipeg, en el que traslada desde Francia a Valparaíso a unos dos mil republicanos españoles que habían tenido que huir de España ante el avance de las tropas franquistas y la derrota en la guerra.
La novela cuenta la historia de una pareja y su hijo, pasajeros del Winnipeg, desde antes de su exilio. Nos cuenta su vida a lo largo de la guerra e incluso antes, su huida a Francia y su estancia en el campo de refugiados de Argelès. Tras viajar en el barco, inician una nueva vida en Santiago de Chile. 
Personajes históricos como Salvador Allende o el propio Pablo Neruda aparecen en la novela tratándose de tú a tú con nuestros protagonistas. 
La novela se lee bien y está bien escrita, aunque le falte mucha de la magia que caracterizó a la autora en novelas antes citadas. Aparte de eso, la mayor objeción que le pongo es que no aporta nada nuevo a lo que ya todos los interesados en ese periodo histórico sabemos a poco que hayamos leído o visto películas sobre el tema.


"Los tipos duros no leen poesía". Alexis Ravelo.
La tercera entrega de Eladio Monroy, el detective o más bien facedor de cualquier cosa que le encarguen, empieza ya con sangre y poniéndonos los pelos un poco puntiagudos. "Estoy grabando esto porque van a matarme. Era una frase melodramática y gastada, pero, dadas las circunstancias, a Eladio Monroy no se le ocurría otra mejor. Pulsó el botón de pausa en la grabadora. No sabía cómo continuar. Él, allí, aislado y herido. Los cadáveres en el amplio salón, convertido en un dantesco paisaje después de la batalla". Así empieza una especie de prólogo o prefacio, sin ningún título. Luego, ya en la titulada Primera parte, iremos a unos día antes de esa escena y sabremos de Quiroga y de Weinberg y de Hossmann, porque aunque la historia va a transcurrir como todas en Gran Canaria empieza antes, en la Península.
Eladio Monroy recibe el encargo de averiguar el paradero de una caja labrada de madera oscura. Averiguar el paradero y, a poder ser, hacerse con la caja o con una foto que demuestre el paradero del objeto. Para una mujer tiene mucho valor sentimental, pero la caja ha quedado fuera de su alcance, en la casa de la amante de su marido que ahora está muerto. 
Monroy contará con la ayuda del Ministro y de Manolo, comunista y socio de Gloria en la librería, y de su Asamblea. La Asamblea no existe de modo oficial. Se trata de un grupo de gentes desconocidas, de distintos países, sin estatutos ni organigrama y que lo único que tienen en común es su ideología anti capitalista y anti totalitaria; "Seguramente, su origen estaba en alguien familiarizado con Habermas y su idea de la ética comunicativa, Marcusse y su crítica al capitalismo avanzado, Muguerza y Telépolis o el propio Marx y la noción de ideología".
Colaborarán encantados con Monroy en un caso en el que se mezcla el narcotráfico, el blanqueo de capitales y la financiación ilegal; un caso que se va a complicar mucho más de lo esperado, se llevará varios muertos por delante y estará a punto de acabar con la vida de Eladio Monroy. Sabemos que eso no sucede porque la serie continúa en una cuarta y en una quinta entrega que no tardaré en leer. 


"El asesino de la pedrera". Aro Saínz de la Maza.
El primer caso del inspector Milo Malart, del Grupo de Homicidios de los  Mossos d'Esquadra de Barcelona, nos pone ante un personaje atormentado por el suicidio de su sobrino con su propia arma reglamentaria, hace dos meses. Por esa razón está suspendido y en espera de juicio, pero recibe la llamada de una jueza que le pide que vuelva al trabajo pues solo él será capaz de atrapar a un asesino despiadado que ha hecho irrupción en Barcelona. Un hombre ha sido colgado de la reja de un balcón de la Casa Milà, más conocida como La Pedrera de Gaudí, y prendido fuego hasta morir carbonizado. 
La jueza de instrucción de Barcelona, Susana Cabot, es una antigua amiga. Las presiones que está recibiendo ante la falta de resultados le hacen acudir a Milo. "Necesito disponer de los mejores inspectores. Y tú eres uno de ellos, uno con un talento muy especial; el único al que no le importa llegar hasta el final sean cuales sean las consecuencias". Y si bien ha movido hilos para que a pesar de estar expedientado pueda volver a trabajar, no deja de parecer desde el principio un regalo envenenado.
Una historia en la que se mezcla la crisis, la corrupción, el desarrollo despiadado, la especulación inmobiliaria, las expropiaciones, la venganza, los asesinatos a manos de un psicópata... Y todo ello ambientado en una Barcelona que se convierte en un personaje más, con la sombra de Gaudí y de la masonería sobrevolando siempre sobre una historia muy crítica con una ciudad que corre el peligro de morir de éxito ya en 2012. "Barcelona es un centro comercial [...] Todo está dirigido a obtener beneficios. Su objetivo son los clientes, de aquí o de fuera, y lo demás es secundario. Se sirve de sus ciudadanos en vez de servirlos, se ha olvidado de ellos. Y yo ya estoy harto de vivir en la planta de deportes, sección caza".
Otra serie española que seguiré con gusto.


Comentarios

  1. ¡Hola!
    Qué buenas propuestas, tomo nota.
    A mí me gusta mucho Isabel Allende pero le pasa un poco como a otras autoras o autores, tipo Harper Lee, que cuando están empezando escriben algo tan tan bueno que luego, el resto de su trabajo, palidece al hacer la comparación.
    Muy feliz miércoles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ha gustado mucho Isabel Allende. He leído cuatro veces "La casa de los espíritus" y dos veces las otras dos de la trilogía, "Retrato en sepia" e "Hija de la fortuna".
      "El amante japonés" me volvió a reconciliar con ella, pero este nuevo título me ha vuelto a desinflar. Se puede leer y es entretenido, pero falto de gracia, sin alma, contando cosas que dan la impresión de haber sido ya leídas... En fin, para mi gusto, prescindible.
      Un beso.

      Eliminar
  2. No he leído ninguno, pero menuda pintaza tienen. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En policíaco español se está haciendo mucho y hay cosas muy buenas. Yo, fiándome de autores que conozco de otros géneros y de recomendaciones, he dado con un puñado de series fanáticas.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Tenía la de Allende a punto de comenzarla pero la voy a posponer. Si para ti es prescindible, estoy seguro de que lo es. En cuanto a tu inmersión en el noir reciente español, está claro que estás haciendo un máster en la materia. Te veo de ponente en cualquier congreso de novela negra que tanto abundan ahora, o mejor dicho, que había antes del encerramiento a cal y canto.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que esto es cuestión de gustos o del momento en que te pille. A lo mejor el de Allende no es tan prescindible como a mí me ha parecido y hasta te gusta. No obstante agradezco que te fíes de mi criterio.
      El noir español está en uno de sus momentos mejores y, junto a cosas que me han parecido infumables o que no merecían la pena (no voy a poner ejemplos, pero son varios y todos muy famosos y reputados), hay otras series como las que traigo hoy, y alguna más que vendrá, que sin ser tan mediáticas son mucho mejores.
      Para un máster, me queda mucho aún, pero todo se andará😉😁.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Hola, Rosa.
    Precisamente hoy público reseña de "El verdugo de Gaudí" el nuevo título con el que se ha reeditado "El asesino de la Pedrera". Tras leer "Dócil",l tercera entrega de esta tetralogía, tuve claro que debía conocer al inspector Milo Malart desde el principio y no sabes cuánto he disfrutado paseando de la mano del autor por la Barcelona gaudiniana, es todo un lujo. En cuanto pueda me pondré con la segunda novela.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído tu reseña y me ha parecido fantástica. Estoy de acuerdo con ella. Se trata de una novela muy crítica, en la que Barcelona es un personaje más, atormentado por la especulación bestial que ha sufrido, primero con las Olimpiadas y después con el turismo bestial que sufre (y eso que la novela es de 2012 cuando aún este problema no era lo que hoy es). Una muy buena novela que hace que apetezca mucho seguir con la serie.
      No sabía que se había reeditado con otro título.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Hola Rosa, no he leído ninguno de los que traes en esta nueva entrega de sin reseña, Pero tanto a David Jiménez como a Aro Sainz de la Maza los tengo pendientes, sobre todo al último que conocí el año pasado en La Semana Negra de Gijón. Espero cuando termine el confinamiento hacerme con unos cuantos. Besinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos buenos, entretenidos y muy recomendables. La verdad es que lo único que no me ha convencido en este Sin reseña ha sido el de Isabel Allende.
      Yo leo en Kindle por lo que los compro y descargo de Amazon. Así sé que no me voy a quedar sin libros. Bueno con todos los que tengo en el estante de pendientes eso sería imposible, pero más vale prevenir que no sabemos cuánto va a durar esto.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Me las apunto, últimamente leía poco policíaco me cansaba un poco; pero ante tanta sesión del virus volveré.
    No conocía ninguna de ellas, te las cambio por unas cuantas que seguro no conoces.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre tengo algo policíaco entre manos. Es mi lectura nocturna.
      Estoy descubriendo mucho autor español con propuestas muy interesantes. ¿Qué me ofreces tú en ese intercambio que propones?
      Un beso.

      Eliminar
  7. Yo creo que la primera y tercera me las apunto, los títulos están interesantes. He visto varias veces Largoi Pétalo del mar en las estanterías y por lo reseñado por tí y Kirkem no me he animado a comprarlo. Mas veo que Retrato en Sepia te ha gustado, así que cuando me provoque saborear nuevamente la prosa de Allende, me decantaré por ese.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón, primera y cuarta. No tercera.

      Eliminar
    2. "Retrato en sepia" es muy bueno. Es la Isabel Allende de siempre y ese sí merece la pena. "Largo pétalo de mar" a lo mejor te gusta. Como le digo a Juan Carlos, esto es un poco cuestión de gustos y de cómo te pille. No es una novela nefasta, pero a mí, como que me faltaba algo.
      Todos los policíacos que reseño aquí que son los otros cuatro, merecen la pena y sobre todo si te gusta el género.
      Un beso.

      Eliminar
  8. El policíaco español también era un género que tenía pendiente. Me animé este año por primera vez con "El guardián invisible", que me gustó mucho más de lo que esperaba.
    Tomo nota para el futuro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La trilogía de Dolores Redondo, que leí hace bastante, me gustó, aunque cada libro me fue gustando menos y después ha ido perdiendo en el recuerdo. De hecho, no he vuelto a leer nada de la autora.
      Estas series que traigo aquí son de otro tipo. Más reales, menos míticas y mucho más críticas. Y, para mi gusto, mejor escritas.
      Si te animas con alguna, ya nos contarás.
      Un beso.

      Eliminar
  9. ¡Hola Rosa! Acabo de descubrir tu blog y a partir de hoy tienes una seguidora nueva :)
    Te invito a pasarte por mi blog y a seguirte si te gusta mi contenido. 🥰
    Con respecto a tu entrada te comento que el libro de Isabel Allende me llama muchísimo la atención, me llevo la recomendación y espero leerlo pronto.
    Me encantó leerte por aquí y ojalá te vea por mi blog.
    Te mando un saludo grande!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es de lo mejor de Isabel Allende y hasta puede que sea de lo peor. A su favor diré que se lee bien, pero esa magia que en muchos de sus antiguos libros estaba presente ha desaparecido. Ni en la forma ni en el contenido parece ella misma.
      Pasaré por tu blog.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Hola, Rosa.

    Me ha llamado la atención especialmente esa pronunciada curva descendente por la que atraviesa Isabel Allende. Coincides con otras críticas literarias que he leído sobre sus ultimas novelas. No sé muy bien que puede estar pasando y si de alguna manera se ve obligada a escribir por escribir. Es un caso extraño o al menos curioso.

    Un beso y gracias por la información sobre los demás libros mencionados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La curva de Isabel Allende ha tenido valles más profundos que este. Salvando su trilogía juvenil, he leído todas sus novelas (me queda la anterior a esta que leeré para poder juzgar en conjunto) y con "El juego de Ripper" alcanzó las más altas cotas de la miseria (es un decir parafraseando a Groucho Marx). Eso para mi gusto porque tuvo su público y la novela fue un éxito. "El amante japonés" me gustó. Parece que tiene subidas y bajadas pero todo ello dentro de una bajada de calidad muy generalizada respecto a su hacer anterior.
      Tampoco sé qué le puede estar pasando. Puede que sea un periodo de sequía creativa unida a las presiones de la editorial.
      Del resto de los libros, solo te puedo decir que son series muy recomendables.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Lo que he leído de Isabel Allende me ha gustado pero no es una autora a la que siga. Si sus libros caen en mis manos los leo pero no son mi prioridad.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la he seguido durante muchos años, pero tras leer una novela que me pareció más bien mala, dejé de leerla. Volví a ella y me reconcilié parcialmente con "El amante japonés". Esta me ha vuelto a desencantar. Mala no diría yo que es, pero buena, tampoco.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Me quedo con los títulos de novela negra que presentas y paso del de Isabel Allende que me pilla muy descolocado y por lo que parece. tampoco aporta mucho más de lo conocido en lo que respecta a la historia que cuenta. Isabel ha ido a menos, es cierto que mantener un nivel de interés cuesta lo suyo.
    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los de novela negra son buenos. Me he enganchado a varias series españolas este año. Lo malo es que he dejado aparcadas algunas extranjeras que me gustan. Pero bueno, no hay tiempo para todo y unos años le toca a una cosa y otros, a otra.
      Es cierto que mantener una calidad tan alta como la Isabel Allende de antes es difícil, pero es que hay caídas estrepitosas.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Hola, Rosa. De todas las que comentas solo he leído "Largo pétalo de mar" y coincido con lo que dices: sin estar mal del todo, defrauda un poco...Un beso y mucho ánimo para estos días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente. No está del todo mal, se lee bien, aunque en algún momento me resultó aburrida, pero no aporta nada y, en ese sentido, defrauda.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Hola, Rosa

    Nos traes propuestas interesantes, a mi parecer, en esta reseña de no-reseñas :) La novela de Allende creo que la voy a dejar pasar. Me quedó buen sabor de boca después de "El amante japonés" y no quiero estropearlo. De las que quedan, todas de un género que me gusta mucho, quizás la que más me llama la atención es la de "19 cámaras" porque el enfoque me parece diferente (el detective no lo es de profesión y ver la vida de un barrio a través de lo que graban sus cámaras me parece muy original). Desde luego tenemos donde elegir, ¡mil gracias por las propuestas!

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "19 cámaras" creo que es mi favorita de cuantas aquí aparecen. Me imagino que influye el hecho de que conozco el barrio. En él, en la calle Dos de Mayo, se celebra todos los primeros sábados de mes un mercadillo muy curioso y el primer sábado de mayo, al coincidir más o menos con la fecha que da nombre a la calle, es cuando más animado está, con más puestos, etc. Además hay montones de tiendas regentadas por toda clase de personas provenientes de los sitios más variados. En las tiendas de comestibles se compra desde yuca hasta ñame y cosas similares.
      Además, un "detective" que es un inmigrante sin papeles de Burkina Faso, es de una originalidad tremenda.
      No obstante, dicho esto, añadiré que cualquiera de las novelas policíacas de este Sin reseña, merece la pena y es un buen aporte al negro y criminal patrio.
      Un beso.

      Eliminar
  15. De Isabel Allende no tengo mucho que decir, pues nunca la he leído, y tampoco es que me apetezca hacerlo de momento.
    Es curioso como prolifera el género negro en nuestro país, tan meridional y de carácter bastante más alegre que la “gran fábrica” del género negro europeo (y puede que mundial), Escandinavia, siempre tan fría y oscura, de seres tan distantes (ironías del destino… ahora es de lo más conveniente ser así, cosas del virus).
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre se ha escrito muy buena novela negra y/o policíaca en España. Ahí están Vázquez Montalbán, González Ledesma o García Pavón, por poner solo los que me vienen ahora a la cabeza. Ahora bien, en los últimos años ha proliferado muchísimo y entre algunas cosas para mi gusto sin demasiada calidad, repetitivas y faltas de interés (algunas muy mediáticas), están estas otras obras que no llenan estanterías en el Corte Inglés ni páginas en los periódicos, pero que compensan con calidad y originalidad lo que no tienen de famosas, aunque alguna empieza a serlo.
      Sí, parece ser que el ser frío y guardar las distancias tiene sus ventajas. Este virus ha conseguido muchas cosas y entre ellas, una buena: está consiguiendo reducir el efecto invernadero como no lo han conseguido todas las cumbres mundiales al respecto. Lástima que cuando lo venzamos, rápidamente volverá la situación a sus estados anteriores o peor aún.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Me sorprende muy gratamente ver que hay tanta novela negra española. No sé por qué, creía que era un género no muy cultivado en nuestro país, pero gracias a tí he ido conociendo autor/as y obras de este tipo. Me alegro de ir conociendo más.
    En cuanto a Isabel Allende, coincido plenamente en lo que que comentas. Con el Juego de Ripper, aunque es una novela entretenida, no es el tipo de novela ni el estilo al que esta autora me tenía acostumbrado.. Pero como no podía dejar de leerla, le di una oportunidad (no a ella sino a mi curiosidad) y leí El amante Japonés y, más recientemente, Largo pétalo de mar. Me gustaron las dos, pero aun así parece que algo ha cambiado en esta autora que fue, hasta el "pinchazo" de El juego de Ripper, mi escritora favorita.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre se ha cultivado mucho el género negro en España. No tanto como ahora, pero mucho y muy bien, como le digo a Paco justo arriba. Lo que traigo hoy aquí es solo una muestra. En el Sin reseña XIX y en el XXI que vendrá, hay más.
      Respecto a Isabel Allende, yo he notado mucha diferencia entre "El amante japonés", donde vi algo de la magia de la autora, y este "Largo pétalo de mar" que me ha dejado bastante fría. Por medio está "Más allá del invierno" que quiero leer por curiosidad. Desde luego, la autora no es lo que era. Esperemos que vuelva a recuperarse a sí misma, pero lo empiezo a ver difícil.
      Un beso.

      Eliminar
  17. ¡Hola, Rosa! Estupendo surtido de novela negra española el que nos traes hoy. Me ha llamado especialmente la atención 19 cámaras me parece la propuesta más original y, además, parte de esas notas publicitarias que reparten en el metro y que siempre me guardo a la espera de encontrar una historia. ¡Veo que se me adelantaron, je, je, je...! El resto me parecen más normales, al menos a nivel de argumento. Si es verdad que la primera, Inspector Solo, me echa un tanto para atrás el solo título, claramente subliminal para relacionarlo con Han Solo de Star Wars. Esos recursos siempre me ponen en alerta y más si dentro parece que el estereotipo de detective atormentado prevalece. Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "19 cámaras" es desde luego lo más original de esta entrada. El pobre se ve metido en una movida de las gordas por pretender ser vidente y mago y arreglarte la vida.
      Nunca se me ocurrió que "Inspector Solo" quisiera ser relacionado con Han Solo. Lo que pasa es que Marcial Lisón, el protagonista, decidió renunciar a su apellido en la entrega anterior por razones que no se pueden revelar y además su mejor amiga es una perra a la que llama Sola y tampoco tiene demasiados amigos y de ahí que le llamen Inspector Solo. Sabiendo un poco las razones, para nada parece que pretenda recordar al personaje se Star Wars. Ahora, personaje atormentado lo es y mucho. Hasta un poco llorica diría yo. Pero aún así, creo que merece la pena.
      Un beso.

      Eliminar
  18. De Allende hace tiempo que me despedí. Me quedo con el buen recuerdo de tantas novelas suyas que leí y disfruté en su momento.
    Parece que corren buenos tiempos para la novela negra en nuestro país. No es lo que más me atrae para leer pero lo que fundamentalmente no me apetece es embarcarme en ninguna serie de novelas, lo cual es una muy buena excusa para irme de aquí sin aumentar mi ya infinita lista de pendientes.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, hace tiempo que Isabel Allende no ha logrado dar con la magia que la caracterizaba; un poquito de ella se quería vislumbrar en "El amante japonés", pero muy poquito. A mí es que me puede la curiosidad de ver lo que escribe y la esperanza de que vuelva a darnos una grata sorpresa.
      Está bien eso de irse de un blog sin apuntar nada. habría que hacerlo más a menudo, pero hay tentaciones irresistibles y se va haciendo necesaria una vida extra para poder con la lista de esta vida... claro que en la vida extra haríamos otra lista para otra vida extra... Una locura.
      Un beso.

      Eliminar
  19. No he leído ninguna. Del Inspector Solo sí me han hablado bien pero no he leído nada y tampoco puedo opinar. Y sobre Allende, leí la anterior. Esta tenía intención pero al final, la he ido dejando atrás. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre las series policíacas españolas actuales las hay muy buenas y estas cuatro que traigo aquí, desde luego, lo son. La de David Jiménez, de la que "Inspector Solo" es la segunda entrega es una de ellas. Por ahora don tres las novelas de la serie. Ni sé si habrá más luego.
      El de Isabel Allende me dejó bastante fría.
      Un beso.

      Eliminar
  20. Me encanta la saga protagonizada por Touré, y eso que no leí los dos primeros títulos. El detective-vidente burkinés es para mi uno de los mejores protagonistas que me encontré en novela negra. Del resto de títulos que nos presentas, hace tiempo que no leo nada de Isabel Allende. De esta autora chilena solo recuerdo haber leído De amor y de sombra, novela que me encantó. El juego de Ripper no me atrajo, por lo que descarté su lectura; sin embargo, tengo interés por Largo pétalo de mar, pese a lo que comentas sobre esta novela. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta Touré. Como digo en otros comentarios, es lo más original de esta entrada, sin quitarle mérito a las otras policíacas que son muy buenas, pero es que un sin papeles vidente y detective a la fuerza. es más de lo que nos tienen acostumbrados el género. Además tú me lo descubriste por lo que te doy las gracias.
      me gustará saber tu opinión sobre "Largo pétalo de mar" y si no has leído "Hija de la fortuna", "Retrato en sepia" y, sobre todo, "La casa de los espíritus", te las recomiendo.
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Con tus comentarios reflexionamos, debatimos y aprendemos más.

Lo más visto en el blog

"La buena letra" Rafael Chirbes

"Washington Square" Henry James

"Sanditon" Jane Austen

"Reina roja" Juan Gómez-Jurado.

"The Knick" Steven Soderbergh

"Tus pasos en la escalera" Antonio Muñoz Molina.

"La mujer en la ventana". A. J. Finn.

"La figura en el tapiz" Henry James

"El León que nunca conocí"

"Los besos en el pan" Almudena Grandes