Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

lunes, 20 de junio de 2016

"Carol" Todd Haynes y "Brooklyn" John Crowley

Hoy voy a hablar de dos películas que he visto este fin de semana y que tienen varias cosas en común: ambas están ambientadas en Nueva York, al menos en su mayor parte, y en la década de los cincuenta; ambas tienen como protagonistas a mujeres con vidas duras y complicadas; ambas son historias de amor basadas en novelas; ambas estuvieron nominadas a varios Oscar en la última edición de los premios y ambas volvieron a casa con las manos vacías.
 Empezaré hablando de "Carol", una película basada en la novela que Patricia Highsmith publicó en 1951 con el título "El precio de la sal" y bajo pseudónimo. La homosexualidad de la autora quedaba patente en esta novela, pero lo que más llamaba la atención era que los amores entre las dos protagonistas tenían un final feliz. Highsmith se atrevió a tratar unos amores prohibidos y condenados, sin castigar a sus protagonistas por su insolente pecado. Hubo que esperar a que estuviera terminando la década de los ochenta, concretamente en 1989, para que la novela viera de nuevo la luz con el título de "Carol" y el nombre verdadero de su autora en la portada.
No he leído la novela. "Los críticos la consideran una novela conmovedora y estremecedora y es considerada un clásico de la literatura homosexual femenina" (Wikipedia)
¿Qué decir de la película? Una maravillosa ambientación en los años cincuenta neoyorkinos a la que contribuye de manera notable un vestuario cuidado hasta la mas absoluta exquisitez, con un extraño equilibro en las pinceladas de color de los
complementos. ¿Cómo no fijarse en el idéntico tono de naranja que luce Cate Blanchett en la boina, las uñas, los labios y el pañuelo y que tan bien pone el contrapunto al impresionante abrigo de visón? 
Una interpretación sublime a cargo de una Cate Blanchett capaz de meterse tanto en su papel que cuesta reconocerla de uno a otro; cambia ella a la par que sus papeles en los que se mete hasta los tuétanos. También está muy bien Rooney Mara en su papel de jovencita ingenua, descubriendo el amor y descubriendo que tiene más matices de los que le han vendido y de los que trata de imponerle el soso e insustancial chico con el que sale.
Una muy interesante historia en la que Carol Aird, una mujer lesbiana, en vías de divorcio y con una hija pequeña, trata de recuperar la esencia de su vida, y trata de hacerlo materializando su amor por una jovencita a la que acaba de conocer, Therese Belivet. Therese, por lo que yo entiendo, no es lesbiana, sencillamente se enamora de una persona que casualmente es una mujer, pero creo que igual
Patricia Highsmith
podría haber sido un hombre. Tendrán que pagar, sobre todo Carol, un alto precio, pero su amor será bendecido por un final feliz. o al menos, todo lo feliz que puede serlo inmerso en la realidad de un mundo complicado en el que otras personas se verán involucradas.

Y a pesar de todo lo dicho, la película no me acaba de convencer. La estoy viendo y pienso que le falta algo y descubro lo que es: le falta vida, alma, sentimientos. Es un ejercicio técnico de primer orden, los Oscar a los que estaba nominada son casi todos técnicos - Fotografía, Vestuario, Banda sonora - e interpretativos - Cate Blanchett y Rooney Mara -, pero es tan fría como toda la tecnología que derrocha; es tan fría como la única escena erótica de toda la película; una escena delicada, hermosa, medida... fría como un témpano.



"Brooklyn" se basa también en una novela que, en esta ocasión sí he leído. Se trata de la novela del mismo título del escritor irlandés Colm Tóibín. Es una hermosa historia de emigración y de todo lo que ésta trae consigo: desarraigo, nostalgia, depresión, añoranza, frustración... y cómo, poco a poco, se van superando estas deficiencias y un día te despiertas sintiéndote feliz y de nuevo con ganas de vivir. Por todo ello pasa Eilis Lacey a quien su hermana envía a Nueva York con la esperanza de proporcionarle un destino mejor que el que le espera en la pequeña, mezquina y gazmoña ciudad en la que viven en Irlanda. 
Eilis llega a Brooklyn y se encuentra metida en una vida más cómoda y confortable, pero en la que todo le es extraño. Irá saliendo del bache, estudiará para mejorar en su trabajo y... conocerá a Antonio Fiorello, de ascendencia italiana y con quien empezará a encontrar una nueva manera de ser feliz y dejar atrás la nostalgia.
Pero las complicaciones que el azar va cruzando en el camino de Eilis la llevarán de nuevo a Irlanda y a añorar, ahora, lo dejado en Nueva York.
Al contrario que la anterior, esta película es puro sentimiento sin ser sentimental. Sientes la angustia del que lo deja todo y se enfrenta al futuro sin referencias espaciales ni sentimentales; sientes las lágrimas en los ojos de los que se miran a través de la barandilla de la cubierta de un trasatlántico sin saber si volverán a verse porque, a partir de ahora, miles de kilómetros de agua y oscuridad los van a separar cada nuevo día. Sientes lo que sienten los personajes y te planteas al verlos, lo duro que ha sido sobrevivir para muchas personas a lo largo de la historia.
La película está muy bien hecha e interpretada. Saoirse Ronan da una enorme credibilidad a su personaje que va cambiando a medida que transcurre la película; va adquiriendo nueva expresividad en sus increíbles ojos verdes y otra luz va iluminando su blanquísimo cutis. En definitiva, la belleza va ganando la batalla a la tristeza y eso se siente, se ve y se vive. 
Colm Tóibín
Sólo estaba nominada a tres Oscar - mejor película, mejor actriz y mejor guión adaptado - de los que no obtuvo ninguno. No es una película memorable. Casi todas las críticas que he leído la ponen por detrás de "Carol". Se trata de una historia mucho más convencional y, sin duda, mucho más cómoda. Debería haberme gustado menos si tan sólo del tema se tratara, pero en cine, como en literatura, de nada sirven los buenos temas si no van acompañados de las vísceras del autor. En "Brooklyn" he sentido esas vísceras. En "Carol", no.


30 comentarios:

  1. Estupendos comentarios de ambas películas en los que coincido contigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te gusten y de ver que coincido con más gente. A veces, después de ver tan buenas críticas, como de Carol, y atreverme a ponerle pegas, una piensa si se estará volviendo rara.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. La de Brooklyn me apetece mucho verla desde que vi que la estrenaban y el libro me atrae también. De la otra ni había oído hablar. Gracias por tus crónicas cinematográficas. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sólo viéndolas se puede opinar. "Brooklyn" es una buena película y de "Carol" de ninguna manera se puede decir que sea mala. Sólo que resulta un poco fría para todo el sentimiento que debería transmitir y para las buenísimaas críticas que ha recibido. Si tienes oportunidad, yo las vería las dos.
      Un beso.

      Eliminar
  3. No eh visto ninguna, pero la primera, si no me equivoco, tambièn la reseñò Juan Carlos Galàn en su blog muy positivamente y se de que va. Creo que Kate Blanchett es capaz de rescatar muchos guiones con su actuaciòn y la verdad es que me gustarìa mucho màs ver el libro, seguro que la pelìcula se ha quedado corta.

    De la otra, no sabìa nada. Me parecen ambas buenas recomendaciones, mira que esas pelìculas ambientadas con esas modas de los cincuenta, sesenta siempre me dejan admirando la elegancia de las mujeres y sobre todo la frescura de los rostros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las dos están en el blog de Juan Carlos y en ambas coincide bastante conmigo. Dos películas que merece la pena ver, pero sin esperar, sobre todo en Carol, que responda a la fama que la precede. Pero la ambientación y la interpretación merecen la pena por sí mismas.
      Un abrazo.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. He visto las dos y ambas las tengo reseñadas en mi blog. Como frecuentemente me sucede -¡y me encanta!- suscribo todo lo que dices sobre estas dos obras. A mí me gustó mucho "Brooklyn", también "Carol", pero la frialdad de ésta contrasta muchísimo con la calidez que emana de "Brooklyn". Además, por orientación vital, entiendo mucho más que a Carol y compañía.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leí ambas reseñas de tu blog en su día y dejé comentarios. Por ti supe que "Brooklyn" estaba basada en una novela que leí hace año y medio y que me gustó mucho. A mí, en principio, me tendría que gustar más "Carol" pues es una historia más compleja, menos convencional y de un tema que me interesa especialmente, pero la frialdad con que está tratado le resta mucho desde mi punto de vista.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Hola!!!! He leído Carol(por algo en el post de las mujeres que admiro puse a Patricia Higsmith) pero por una y por otra no he podido ver la peli y tengo muchas ganas.
    Brooklyn es otra que tengo pendiente, con la de cine qu eyo veo y llevo unos meses que nada de nada.
    Me han encantado ambas reseñas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me han quedado muchas ganas de leer la novela y ver dónde está toda la pasión y la calidez con que la autora la dotó y qué ha hecho el director con todo ello. A ver si me animo, aunque tengo tanto para leer que ni en mil años lo haría y creo que no me quedan más allá de la mitad (ji, ji)
      Un beso.

      Eliminar
  6. Me figuro que lo de realizar películas ha de ser como todo en esta vida; se nota cuando pones corazón en ello.
    Tenía las expectativas puestas en las dos, pero creo que al final veré solo la de Brooklyn, pues vislumbro detrás de tu comentario que tiene más sentimiento y esta filmada con mayor sensibilidad.
    Gracias por traerlas a la palestra.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que puesto que una película la ventilas en dos horas que con cena y vinito se pone en una agradable tarde-noche, si tienes tiempo, las vería las dos. Ahora si no tienes tiempo para ambas, "Brooklyn" creo que te gustará más.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Hola, Rosa, no he visto ninguna pese a que, a priori, me resultan interesantes. Y, curiosamente, a veces me atraen las películas frías que narran un contenido que no lo es. Me gusta el estilo comedido pero no sé si esta película refleja el que tengo en mente o es más artificial. Con tu buena reseña se me abrió el apetito de verla y, por supuesto, también de Brooklyn, de la que dices que te gustó más. Las tendré en cuenta para no perdérmelas. Muchísimas gracias por ambas referencias. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que la disfrutes mucho a pesar de su frialdad porque técnicamente está muy bien y también es de agradecer ver algo de pura belleza estética aunque encierre cierta falta de pasión. Entiendo perfectamente lo que dices porque a mí me ha pasado con algunas películas. Estoy pensando en un director concreto, Peter Greenaway cuyas películas eran pura matemática y que me dejaban embobada. No es que tenga mucho que ver, pero me lo has recordado con tu comentario.
      Creo que te gustarán las dos.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Por la temática me decanto más por la primera película que por la segunda pero parece que es más "animada" la última. Probablemente veré las dos pero cuando estén disponibles en DVD.
    Por cierto, no tenía ni idea de que Patricia Highsmith era lesbiana; cuánto aprendo contigo.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De lo de Patricia Highsmith me enteré no hace mucho, aunque antes de la película. A mí, en principio, también me atraía más Carol. La historia es mucho más interesante y difícil, pero, como digo, no basta con una buena historia. Se necesita contarla y transmitir sentimientos. De todas formas, no querría yo transmitir sentimientos erróneos. La peli se ve muy bien.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Carol la voy a ver(aunque a ti no te halla convencido) La veré con mi hija, mi pequeña que es lesbiana y a la cual amo con todo lo que tengo. Y entender quizás un poquito de esos prejuiciosos tiempos. Saludos desde www.horror-scifiweb.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y me imagino que os gustará porque es una película muy bien hecha. Su único fallo es su frialdad. Parece un ejercicio bien hecho, pero sin poner el alma, y para ser una historia de amor enre dos mujeres, en los tiempos que corrían y con todo el trasfondo de la situación de Carol, creo que un poco más de sentimiento era imprescindible.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Rosa, muy interesante tu visión de las dos películas.

    Creo que primero leeré el libro de Highsmith, me interesa ver cómo trata el tema y qué matices introduce en su historia y después decidiré si veo la película, en cambio me apunto directamente el ver Brooklin.

    Es curioso como a veces películas contadas exquisitamente y por lo que dices Carol lo es,que por lo que sea no te llegan, no te emocionan y entonces poco importa todos los Oscars que tenga, si no transmiten, a mi me aportan poco.
    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el libro será más interesante. Tengo ganas de leerlo, pero tengo tanto pendiente que no sé si sacaré tiempo de momento.
      Brooklyn es muy emotiva y sí que transmite muchas sensaciones. De esa ya había leído el libro y me había gustado mucho. No lo voy a comparar con la película porque son expresiones distintas y ambos son buenos.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Yo no he visto ninguna de las dos, pero me apetece ver ambas.
    "Carol" porque no me pierdo a esa Cate Blanchett con ese look naranja que describes. Es mi actriz favorita, y no dudo que, a pesar que dices que le falta sentimiento a la cinta, se sabe poner en el papel a la perfección.
    Casualmente, yo ví este fin de semana "La vida de Adèle", ¿la has visto, Rosa? no tenía ni idea de su argumento pero sabía que se había llevado la Palma de Oro a la Mejor película en el Festival de Cannes, en 2013. Si te digo lo de casualmente es porque trata el lesbianismo, con mucho sentimiento (y amargura cuando termina el amor), pero también con mucho sexo 'explícito'. Me pareció laaaaarga (3 horas) y encima me dejó un poso de pena por la protagonista. Esperaré a ver "Carol" porque me saturó bastante "La vida de Adèle".

    Respecto a Brooklyn, ésta es de las que me gustan, las que te pones en la piel del personaje y te planteas cosas como las que dices

    Gracias por las dos fabulosas reseñas, Rosa, ¡un beso muy fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vi "La vida de Adèle" hace un par de años y me resultó un tostón y una película muy pretenciosa. Las escenas de sexo son bastante explícitas, pero eso no me molesta porque si algo no soy es puritana o gazmoña, lo que pasa es que eran tantas y tan largas que resultaban un aburrimiento total. En cuanto a la historia, salvo que era entre dos mujeres, no tenía el más mínimo interés. Si la historia hubiera sido en una pareja heterosexual hubiera resultado de una insulsez fuera de lo común. Yo creo que para que una historia sea interesante no basta con hacer que la pareja sea homosexual, hay que darle algo más. Pero no es más que mi opinión. A casi toda la gente que conozco le gustó la película.
      Si te gusta Cate Blanchett, no te pierdas Carol porque su interpretación es magnífica.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Rosa, a mí no me molestó que en La vida de Adèle las escenas de sexo fueran explícitas, me molestó ese tostón de 3 horas de película para extraer un simplificado mensaje.
      A mí, en resumen, no me gustó, por eso no haré ni la reseña.
      ¡Besos!

      Eliminar
    3. Veo que estamos de acuerdo: tantas horas (la mitad de escenas eróticas) total para contar una hgistoria de chico encuentra chica, chico y chica viven juntos, chico y chica se separan. Sin nada más para romper la simpleza que cambiar por chica-chica. Creo que para darle cuerpo a la historia se necesita algo más.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Hola, no he visto ninguna de las dos peliculas, aunque he leido Booklyn, la verdad es que no me llegó todo lo que se suponía que deberia haberlo hecho, ya que tenía grandes expectativas puestas en la historia, que en mi caso no se cumplieron. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gustó bastante la novela. tampoco es que sea fascinante, pero yo, al contrario que tú, no tenía expectativas. La verdad es que llegó a mí sin conocer de nada al autor y sin saber nada del libro. A veces lo que pasa es que esperas mucho de un libro o una película y te gusta menos de lo que lo haría si no hubieras sabido nada de la obra.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Entre en tu blog por casualidad buscando otra cosa pero creo que es magnifico..sobre todo para una loca por el cine como yo y..respetando todo lo que se ha dicho..difiero en lo de Carol..
    A mi me parece una pelicula perfecta y equilibrada y muy muy buena..quiza debido a la sensibilidad de su director y a la contencion de las actrices..es una pelicula en la que si hubieran quitado la voz se entenderia todo porque ellas hablan con la mirada mas que con su voz..
    En definitiva...Una pelicula digna de la novela que es una de las mejores de tema lesbico..

    Esa es mi opinion..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco tu aportación que da una dimensión más a mi opinión.
      Tienes razón en lo que dices de las actrices. Son muy buenas y transmiten mucho con la mirada. La novela no la he leído. A mí no me parece que no sea buena, sólo la veo un poco fría. Creo que director debería haberse comprometido un poco más con los sentimientos de los personajes y ponerle más pasión a la historia.
      Encuentro la película muy estética, pero fría.
      Muchas gracias y bienvenida a mi blog.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Hola. He llegado aquí de casualidad. He leído tu post y todos los comentarios. No estoy de acuerdo e que Carol sea fría. Al contrario. Creo que es sin duda una de las películas más cargadas de sentimientos que he visto últimamente. No sólo es una obra maestra del cine y un perfecto homenaje a los clásicos. Carol es puro arte. Y, cono dicen en el comentario anterior, si no hubiera diálogo, se entendería igual. Pero nos perderíamos la abrumadora voz de la Blanchett.
    Me ha gustado mucho Brooklyn, ha sido preciosa, pero Carol es CINE con mayúscula. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo. "Carol" es cine con mayúsculas y su técnica e interpretación son geniales, pero en mi opinión, que no es más que mi opinión, entre tanta técnica, pierde algo de sentimiento. Lo que no quiere decir que no me gustara la película. Me gustó y mucho.
      Un beso y gracias por tu visita.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...