Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

martes, 14 de junio de 2016

"Avenida de los Misterios" John Irving

La novela anterior de John Irving, "Personas como yo", es de 2013. Es por eso por lo que este autor aún no había aparecido por aquí. No he leído nada de él desde que creé este blog, pero vaya por delante que es uno de mis autores vivos favoritos. 
Por fin, después de casi tres años, John Irving publica una nueva novela y me da la oportunidad de hablar aquí de él y de su obra. Aparte de la oportunidad impagable de disfrutar con otra de sus historias; historias tan disparatadas como lógicas, llenas de personajes entrañables con destinos terribles que se cumplen a veces de manera absurda; con absurdas muertes que, con variaciones, se repiten en sus novelas; con temas muy humanos, a la vez que controvertidos, tratados con enorme valentía, cariño y tolerancia (homosexualidad, transexualidad, incesto, aborto).
"Avenida de los misterios", a diferencia de la mayor parte de las novelas de John Irving, no está ambientada en Nueva Inglaterra, lugar de origen del escritor (Exeter, New Hampshire, 1942) y escenario más habitual de sus historias. Ésta se ambienta, casi en su totalidad, en Oaxaca, Mexico, y en Filipinas.
Juan Diego es un escritor famoso y profesor de Escritura Creativa (lo que también fue el autor) en la Universidad de Iowa. Es un hombre en la mitad de la cincuentena que viaja a Filipinas para rendir homenaje a un hombre muerto en el archipiélago durante la Segunda Guerra Mundial y cumplir así la misión que no pudo cumplir el propio hijo del soldado, el "gringo bueno", a quien Juan Diego conoció en Oaxaca, huido de los Estados Unidos para librarse, a su vez, de la Guerra de Vietnam. Una guerra mató a su padre y el "gringo beno" no quiere morir en otra sin haber visitado el lugar donde reposa su progenitor, pero lo que le salva de Vietnam será lo que, a la larga, le impedirá hacer el viaje por él mismo. Juan Diego sabe que no tiene "la menor esperanza de localizar la tumba del padre desaparecido, no con once zonas de enterramiento, no sin el nombre del padre muerto". Y es que Juan Diego nunca supo el nombre del "gringo bueno" y mucho menos el de su padre, pero una promesa es una promesa y él prometió al "gringo bueno" que iría a Filipinas a visitar el Cementerio y Centro Conmemorativo Estadounidense en Manila.
Juan Diego está medicado con betabloqueantes que "no previenen el infarto, le había explicado la doctora Stein a Juan Diego, pero esos fármacos sí bloquean los receptores de adrenalina en el organismo y protegen así el corazón del efecto potencialmente devastador de la adrenalina liberada durante un infarto". Lo malo de los betabloqueantes es que, según Juan Diego, le bloquean los recuerdos, le roban los sueños. Y es
John Irving
que Juan Diego vuelve a recobrar su pasado mientras duerme, siempre que la medicación no le sumerja en un sueño pesado, pegajoso y sin recuerdos soñados. 

En sueños regresa a Oaxaca y al vertedero de basura, a su hermana Lupe y a la chabola en la que vivían de niños al cuidado de Rivera, uno de los jefes del basurero, el único padre que conocieron, que no era con toda seguridad el padre de Lupe, pero sí podía ser el padre de Juan Diego; regresa a su adolescencia y a todos lo acontecimientos que tuvieron lugar cuando él tenía trece o catorce años y que decidieron su futuro para siempre. Un futuro que su hermana Lupe había leído mucho tiempo atrás porque Lupe, además de leer los pensamientos de animales y personas, era capaz de leer el futuro y el pasado. Aunque en el futuro a veces se equivocaba. 
Lupe, un año menor que Juan Diego, se expresa de una manera que sólo el hermano entiende. Depende totalmente de él para comunicarse con los demás, aunque Juan Diego no siempre traduce lo que Lupe, en su sinceridad brusca y cortante, puede llegar a decir. 
Todos esos recuerdos que los betabloqueantes le roban vuelven a Juan Diego ahora que, con el viaje, se olvida de tomar la medicación o decide dejar de tomar la medicación y luego toma el doble para compensar, y empieza a pensar que el exceso de pastillas tiene el mismo efecto que su falta total: le devuelve sus sueños del pasado.
Juan Diego y su hermana Lupe son dos "niños de la basura", niños que viven como rebuscadores, pepenadores, en el vertedero y cuya tarea consiste en escarbar entre las basuras para clasificar y separar el cristal, el aluminio y el cobre. "Eso era Juan Diego a los catorce años: un niño de la basura un rebuscador. Pero también era un lector [...] había aprendido a leer por su cuenta". Eso hizo que los Jesuitas de Oaxaca se preocuparan por él; eso y el hecho de que su madre, Esperanza, puta de noche, trabajara de día como limpiadora en el orfanato "Niños Perdidos" que los Jesuitas tenían en la ciudad.  Así, el hermano Pepe comienza a llevarle al "lector del basurero" algunos buenos libros para que no tenga que conformarse con los encontrados entre las basuras.
A la par que su viaje por Filipinas, acompañado intermitentemente por Miriam y Dorothy, madre e hija, dos mujeres a las que conoció en el vuelo entre Estados Unidos y Manila (y por las cuales empezará a alternar la viagra con la falta o la ración doble de betabloqueantes), iremos asistiendo a los recuerdos en sueños del pasado de Juan Diego. Sabremos cómo
Niños de la basura
quedó cojo por culpa de un espejo retrovisor roto y una marcha atrás un tanto a ciegas efectuada por el jefe Rivera; veremos cómo entró en su vida, el mismo día del atropello, el "hermano Eduardo" - en español en el original - precedido de un estrépito de plumas de gallina atropelladas por el avión que lo trae desde Iowa y cómo Lupe le vaticinó que su futuro estaba unido al de este hombre, no así el de ella; asistiremos impasibles a la cólera de la Virgen María al ver el surco de los pechos de Esperanza, mientras ésta le limpia el polvo con un vestido más escotado de lo recomendable en una iglesia; nos asombraremos al ver cómo Hombre, un león del Circo de la Maravilla, tendrá también su parte en ese futuro de Juan Diego; conoceremos al "gringo bueno", que cuarenta años después llevará a Juan Diego a Filipinas, y a Flor, una travesti de Oaxaca a la que algo terrible le ocurrió en Huston: años después, Flor y su terrible peripecia tejana también contribuirán al destino de Juan Diego. Porque el destino del lector del basurero, como el de todos, por otra parte, está tejido de casualidades que pudieron suceder de otra manera. El destino de Juan Diego está edificado ladrillo a ladrillo con atropellos, muertes de perros, enfados de la Virgen María, ataques de leones, miedo a las alturas, novicios enamorados de travestis, promesas cumplidas con cierto retraso, mujeres misteriosas...

El destino que llevó a Juan Diego del basurero de Oaxaca a la Universidad de Iowa y a ser escritor está tejido de pérdidas dolorosas y ganancias afortunadas y es el mismo destino que ahora lo ha llevado a Filipinas porque, aunque en un principio pudiera no parecerlo, el "gringo bueno" y la promesa de visitar el Monumento donde reposa su
Cementerio Estadounidense en Manila
padre, tendrá una gran importancia en el destino del escritor mexicano-estadounidense.

Mientras recuerda su pasado, asistimos también a su presente en Filipinas. Su visita a un antiguo discípulo y actualmente escritor, casado con una mujer filipina y asentado en el archipiélago; sus relaciones con Miriam y Dorothy, dos enigmáticas mujeres, fantasmales, misteriosas hasta el punto de no aparecer en las fotos ni reflejarse en los espejos, alternando a una con otra y abusando de la viagra, del exceso y de la ausencia de los betabloqueantes. Alternaremos pasado y presente y desembocaremos en el futuro hasta llegar al punto en que ya no hay más futuro.
Una novela contada sin dramatismos, en la que unos niños pueden ser felices en un basurero donde el imposible padre de la niña y el improbable padre del niño, les cuida con cariño y entrega; donde las vírgenes hacen milagros y se vengan rencorosas en medio de unos personajes que no creen en los milagros y, en algunos casos, tampoco en religiones de ningún tipo. Una novela con la magia con la que el autor adorna todas sus novelas; con personajes zarandeados por un azar ineludible, tan ineludible que cuesta pensar que es azar. Una novela con el particular lenguaje de John Irving, con las particulares características de todas sus novelas.
John Irving ha escrito, además, el guión de la película "Las normas de la casa de la sidra" dirigida en 1999 por Lasse Hallström. El guión, basado en su novela "Príncipes de Maine, reyes de Nueva Inglaterra", le supuso la obtención del Oscar en la edición de ese año.
Una novela y un autor, imprescindibles.


31 comentarios:

  1. Si consideras que es imprescindible, yo me lo apunto. No lo conozco de ningùn trabajo y tampoco he oìdo sobre la pelìcula cuyo guiòn escribiò. Por su puesto que los tòpicos son interesantes, crudos y acorde a muchas realidades actuales. No me tengo que ir tan lejos, en el crematorio de mi ciudad (donde va a parar toda la basura de la ciudad para luego incinerarla) se ven padres con sus hijos buscando cosas que revender, ya sea hierro, cobre, o reciclando latas. ES increìble que estas cosas sigan pasado y que ne medio de toda esa miseria pueda un niño ser feliz.

    Me da la impresiòn de que hay mucha nostalgia en esta historia y mucho compromiso del personaje por cumplir la promesa que hizo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un autor imprescindible para mí. Todo lo que he leído de él me ha gustado mucho porque tiene una manera de escribir las historias muy particular, despojándolas de todo dramatismo. Sencillamente cuenta los hechos sin juzgarlos y deja muchas opciones al lector para juzgar por sí mismo, si quiere.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Cierto, John Irving es un autor imprescindible. Antes seguía sus publicaciones muy de cerca, pero desde hace un par de años me he despistado más. Algún día lo retomaré, y tu reseña me da a entender de que sería una buena oportunidad con "Avenida de los misterios ". Pero como mi ritmo lector es inferior al tuyo me da que algunas obras se me van a quedar en buenas intenciones, pues también se cruzan con otras que me esperan. De todos modos me gusta esta información que proporcionas porque me pongo al día en la carrera del autor. Muy buena reseña, como suele ser habitual. Un beso, Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La novela anterior es de hace tres años con lo que mucho no te has perdido. Para mí es un autor. Yo lo conocí con "Una mujer difícil" que me prestó una amiga y a partir de entonces comencé a seguir sus nuevas publicaciones y a leer las anteriores. Creo que me queda poquísimo por leer de sus novelas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola,Rosa.
    De este autor tan solo he leído Las normas de la casa de la sidra y la verdad es que no recuerdo nada de ella (la edad hace estragos en mi cerebro). Esta nueva novela que comentas no me sonaba de nada y me gusta lo que cuentas. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La película es preciosa y está muy bien interpretada, así como están muy bien tratados los temas que aborda. El libro tiene por título esa frase preciosa que les decía el doctor a los niños al acostarles y darles las buenas noches "Príncipes de Maine, reyes de Nueva Inglaterra"
      Es sumamente emotiva la historia tanto en la novela como en la película.
      Un abrzo.

      Eliminar
  4. Me ha gustado tu reseña, aunque, no sé si a los que no conozcan a este autor les va a parecer que escribe unos libros un tanto complicados.
    Espero que no se desanimen y lean algo de él, estoy segura que les encantará.
    También es uno de mis autores favoritos y, aunque no todos sus libros me gustan por igual, nunca me ha defraudado. Disfruto mucho leyendo todas sus ocurrencias que, en el fondo, no son más que un motivo para contarnos toda una filosofía de vida.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sensación de complejidad quizás se deba a que me resultó difícil hablar del libro sin destripar la trama y reprimirme de contar tantas cosas maravillosas que ocurren en la novela. Como tú, espero que nadie piense que es difícil de leer porque es un autor fácil, entretenido y de una gran calidad. Aunque es cierto que hay novelas que resultan más duras de leer, pero nunca me ha defraudado.
      Un beso y gracias por tu parte en el hecho de que yo haya leído la novelañ

      Eliminar
  5. ¿Irving ha salido de Nueva Inglaterra? He visto esta novela pero se me pasó y luego la olvidé. Soy fan de Irving, así que la tengo que buscar. En cuanto al cine, mi adaptación favorita de su novela es "La puerta en el suelo" basada en "Una mujer difícil" con un Jeff Bridges que se sale de sí mismo y supera incluso a "Gran Lebowsky" (en mi opinión). Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que volver a ver "La puerta en el suelo". La novela fue la primera que leí y me entusiasmó, pero como película prefiero "Las normas de la casa de la sidra". Tienes razón Jeff Bridges en el papel de marido y padre, de dos mujeres muy difíciles, está genial. Para mí también supera a Lebowsky, pero es que a mí, creo que esa es la película de los Coen que menos me gusta. Creo que también debería volver a verla.
      Como novela, mi favorita es "Última noche en Twisted River". Es genial.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Saber que este autor es el guionista de la película "Las normas de la casa de la sidra", una cinta que me encanta, y el artífice de la novela en que está basada, ya es una garantía sobre su sensibilidad y forma de contar las cosas.

    Creo que ha debido resultarte complicado desentrañar el argumento sin desvelar nada que no debieras. Tengo esa sensación porque se me antoja que algunos de los personajes y su intervención en el argumento es un poco subrrealista. Creo que hay que tener imaginación para escribir sus libros y también para leerlos. Al respecto tengo que estrenarme, lo confieso :))

    Un reseña genial, Rosa, no me canso de decir lo amenas e interesantes que resultan siempre.

    Un beso y feliz miércoles :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha resultado difícil callarme muchas cosas que son geniales, pero que dejarían la trama un poco desvelada. El personaje de Lupe es maravilloso, el hermano Eduardo y tantos personajes y episodios. De todas mis reseñas, esta es la que creo que menos favor le hace al libro del que salió y es que es un libro muy bueno, muy extenso y en el que pasan muchas cosas. Es para leerlo con calma y disfrutarlo.
      Un beso.

      Eliminar
  7. He leído algún otro del autor y aunque fue hace mucho tiempo,guardo buen recuerdo de algunos. Este no lo conocía, tomo nota, pero para más adelante, ahora mismo quiero sacar lo que tengo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los libros de este autor son extensos, aunque muy interesantes y entretenidos, al menos para mí. Pero hay que tomarlos con tiempo. Y tiempo es lo que nos falta a todos para leer todo lo que se nos propone.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Estoy de acuerdo con Julia en que si es el mismo que escribió Las normas de la casa de la sidra (yo sólo ví la película y también me entusiasmó), ello ya es indicativo de que me puede gustar. Ello y todo lo que has contado, sobre todo lo relativo a cómo pueden quedarle al protagonista bloqueados los recuerdos y hasta robársele sus sueños, por más triste que me resulte por otra parte lo de los 'niños basura', pues ya sólo el nombre me pone de mal humor.

    Gracias por esta reseña tan clara y completa, Rosa, ¡un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es una película buenísima basado en un libro formidable. Ideales para hacer un cóctel con mucho limón. Sin ningún compromiso, por supuesto. Porque me vais a mandar a la porra para que os deje hacer la limonada a vuestro aire. Lo digo por si andáin necesitadas de ingredientes.
      Es un escritor con unas historias muy originales y episodios que recuerdan a los sudamericanos del realismo mágico. Muy recomendable.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Hola!!!!! Yo lo conocía por Las normas de la casa de la sidra, pero no he leído nada más de él, bueno en realidad ya dejas claro que el libro se titula Príncipoes de Maine, Reyes de Nueva Inglaterra, y en este caso me gusta más la peli, no sé si por el reparto o por el momento en que la vi.
    Un besito y me he quedado intrigada pero literalmente el tiempo no me da para más, jejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, para este libro hay que tener tiempo. Tiene películas basadas en muchas de sus novelas, pero a mí la que más me ha gustado es "Las normas...". La novela "Príncipes de Maine, Reyes de Nueva Inglaterra" es también muy buena.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Tu reseña sobre este libro me hace recordar alguno de autores hispano americanos; puede que tenga que ver la forma narrativa de hechos comunes de forma un tanto ¿Mágica? Porque eso de que una virgen se enfade por ver el canalillo de los pechos de una limpiadora ¿ No me dirás que no es curioso?
    Un autor que todavía no tengo el gusto de conocer a través de su obra, y se que lo recomiendas...¡Pero es que recomiendas casi todo lo que lees! y así no hay manera de decidirse
    con futuras lecturas. Me sobrepasas amiga.
    De momento y como es costumbre de la casa: Reseña de diez.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que pasa es que como leo más de lo que reseño, lo que no me gusta o me gusta menos, no llega aquí.
      Este autor en de mis favoritos y sí, como bien dices, me recuerda el realismo mágico de los sudamericanos. Se lo digo a Chelo en mi respuesta. Su literatura es mágica, pasan cosas mágicas y yo, cuando lo leo, me siento rodeada de magia. Recomendable al cien por cien. El episodio de la virgen enfadada con el canalillo es genial, pero es que hay tantos episodios geniales en esta novela y en este autor...
      Un beso.

      Eliminar
  11. Estoy pensando en todos esos detalles del argumento que nos cuentas tan bien y me está dando un poco de vergüenza no haber leído a un autor capaz de crear historias así. Al menos me sonaba su nombre, algo es algo. Lo incluiré en mis lecturas de este verano, eso fijo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te recomiendo que empieces por "Una mujer difícil" y "Última noche en Twisted River", para mí las mejores. Y de las antiguas "Príncipes de Maine, Reyes de Nueva Inglaterra","El mundo según Garp", en fin, cualquiera es fabulosa.
      Espero que te guste. Es un autor con mucha magia y un gran sentido del humor porque todas las cosas que aparecen en este libro, que se ven tan trágicas, están contadas con muchísimo humor.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Tengo una amiga que es fan de Irving (no me estoy refiriendo a ti) y siempre me anima a leerlo. Como siempre tengo libros esperando, a este autor lo he dejado un poco apartado. Me voy a animar con esta novela que nos traes. Los personajes que presentas me atraen mucho y creo que puede ser una buena manera de iniciarme en la "Irvingmanía".
    Gracias.
    Un beso, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene mejores novelas que esta. Yo que tú empezaría por alguna otra. Mira lo que le pongo a Gerardo, justo encima de ti. Es una opinión, pero después de haber leído casi todas las novelas del autor, creo que las tiene mejores y más entretenidas para abrir boca. Ahora, si te apetece ésta, no me hagas ni caso y lee lo que te apetezca.
      Un beso, maja y cuídate.

      Eliminar
    2. Tomo nota. En una biblioteca digital de Jose hay varias obras de este autor, miraré si está alguna de las que mencionas.
      Gracias, guapa.

      Eliminar
  13. Me gustan esos recuerdos recuperados a golpe de sueños, la historia de esos niños, la ambientación, el contexto histórico y social,... Y aún no he leído nada de John Irving, así que me lo apunto.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un autor de los que enganchan. Una vez lo has probado, es difícil no volver a por más. Al menos a mí me pasó. Escribe muy bien, cuenta historias maravillosas, utiliza personajes muy auténticos y muy bien diseñados... en fin poco más se le puede pedir.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. A mi me gusta John Irving, me gusta como escribe haciéndolo fácil y me engancha con sus historias.
    Me gusta como cuentas el argumento y me han gustado especialmente esos recuerdos que, contenidos por la medicación, salen a la superficie cuando tienen un resquicio y van contando su historia, una historia de supervivencia y de superación.

    Gracias por compartirlo.

    Me lo apunto.

    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gusta John Irving, no te pierdas este libro. Es pura magia. los acontecimientos más dramáticos están contados con la naturalidad y el punto de humor que da la aceptación de lo ineludible.
      Si lo lees, ya me contarás.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Nadie se ha aburrido nada en ninguna página? Spoiler...........encuentro algunas cosas muy ....no sé.. pueriles. Lo de que no se vean las presuntas madre e hija en la foto...No sé. No lo habré leíen el momento adecuado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí es un autor que me encanta y jamás me aburre. Su literatura tiene un toque de fantasía que me atrae mucho y en esa fantasía se encuadra el detalle de las mujeres que no aparecen en la foto. Hay quien piensa que en realidad solo existen en la cabeza del protagonista. Yo no lo tengo tan claro, pero es un detalle muy de John Irving.
      Un abrazo.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...