Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

martes, 5 de julio de 2016

"Omertà" Mario Puzo

De Mario Puzo no había vuelto a leer nada desde que hace muchos años leyera "El padrino" tras ver las dos primeras películas de la serie. El libro es bueno, pero las películas - las dos primeras, la tercera es mejor obviarla - tienen algo de lo que carece la novela. Tal vez sean las inigualables interpretaciones de Marlon Brando, Al Pacino, Robert de Niro, Robert Duval...; las escenas de violencia, algunas con vocación de obras de arte, de cuadros de perfectas geometrías y pinceladas precisas; de fotografías de maravillosa composición y luces inigualables. Sí, algo tienen esas películas que no veo en el libro.
Pero hoy quiero hablar de otra novela del autor, novela póstuma en este caso, ya que se publicó en 2000 y su autor había fallecido en 1999. Se trata de "Omertà". Es la segunda novela de Mario Puzo que leo por tanto, y se la debo a un buen amigo que me la regaló hace un mes.
Omertà sifnifica "silencio" en el código de honor siciliano. Significa que nadie debe hablar con nadie de los asesinatos cometidos, te puedes vengar, pero jamás lo denunciarás porque romper el juramento de silencio te puede costar la vida. 
Agradezco enormemente a mi amigo este regalo porque he vuelto a reencontrarme con la mafia en estado puro, con los paisajes amarillentos, cegados por el sol inclemente de Sicilia, con sus Don vestidos de traje negro, camisa blanca y corbata oscura; me he reencontrado con la Nueva York de los años noventa donde campan a sus anchas los mafiosos venidos de Italia y sus descendientes, los narcotraficantes sudamericanos, los agentes del Departamento de Policía de Nueva York y los agentes del FBI corruptos, unos más que otros, unos con mejores intenciones que otros, si es que en la corrupción puede haber buenas intenciones más allá de la limpieza personal de la conciencia de cada uno. Y siempre, como telón de
fondo, la traición, el abrazo que se convierte en tiro por la espalda, en coche que vuela por los aires, en ojos perplejos de sorpresa y terror ante la inevitable, inesperada agresión.
Me he vuelto a encontrar con "El Padrino", pero también con "Érase una vez en América" y "Uno de los nuestros"... y he disfrutado mucho.
He encontrado cosas en común con "El Padrino", la historia del cine pues la novela la leí hace ya suficientes años como para haberla olvidado, oculta tras las sucesivas revisiones de las películas que arrastran con la fuerza de sus imágenes lo que pudiera quedar del libro en la memoria. 
Don Raymonde Aprile, llegado de Sicilia hace muchos años, tiene tres hijos y un "sobrino" al que ha criado con sus hijos y tratado como a uno más de la familia (cómo olvidar al hermano adoptivo de los Corleone, Tom Hagen, magníficamente interpretado por Robert Duval y cómo no compararlo con Astorre, hijo del Don Vincenzo Zeno, que es confiado por su padre al cuidado de Raymonde Aprile, desde su lecho de muerte en Sicilia cuando el niño contaba dos años). 
"Don Zeno era el último de los verdaderos jefes de la Mafia [...] era un hombre de honor que a lo largo de toda su vida había sido apreciado por su justicia e imparcialidad, su ayuda a los menesterosos y su implacable castigo de todos aquellos que se atrevían a oponerse a su voluntad". Eran los años en que los jefes mafiosos repartían justicia por encima de los más altos jueces. Defendían a las muchachas deshonradas, impedían que los bancos desahuciaran a las familias que no podían pagar las hipotecas, posibilitaban los estudios superiores a cualquier joven que los deseara aunque no tuviera medios... y pegaban, o mandaban pegar, cuatro tiros a cualquiera que se opusiera a sus designios sin que les temblara una pestaña.
Astorre vivirá en Nueva York como hijo de los Viola, un matrimonio a quien Raymonde Aprile se lo confía. Poco tiempo después, muerta la esposa del Don, éste se vuelve a hacer cargo de Astorre incluyéndolo ya en su familia. Casi treinta años después, muerto Raymonde, Astorre tendrá que proteger el legado que le dejó su "tío", y tendrá que proteger a sus "primos", a los que su padre quiso dejar fuera de toda acción ilegal; y tendrá que desentrañar las circunstancias que rodearon la muerte de Don y vengar su asesinato, pero para entonces "La vieja Mafia había muerto. Los grandes dones habían alcanzado sus objetivos y se habían mezclado hábilmente con la sociedad, tal como hacen siempre los mejores criminales. Los pocos aspirantes que todavía quedaban constituían un lamentable surtido de delincuentes de segunda fila y ladronzuelos de pacotilla, ¿Por qué se iba uno a molestar en montar negocios ilegales, siendo así que resultaba mucho más fácil robar millones creando tu propia empresa y vendiendo acciones a la gente?"
La vieja Mafia había muerto y se había llevado consigo todo el romanticismo y el glamour. Los nuevos "padrinos" ya no tienen empacho en dedicarse al tráfico de drogas, y la palabra honor ya no cabe en su vocabulario. La novela y el cine, cuando quieren recuperar el carisma elegante de los mafiosos de toda la vida, tienen que volver la mirada a los años sesenta del siglo XX y ambientar allí sus inolvidables historias, de las cuales Mario Puzo será siempre el Padrino.
Parece ser que está previsto hacer una miniserie sobre este libro en la que Silvester Stallone hará el papel de Raymonde Aprile. Habrá que estar atentos. Yo no me la quiero perder.





19 comentarios:

  1. hola Rosa! hola! no se si leeria el libro, aburre un poco tanta mafia, y a nosotros despues de de niro , es como que no existe. lo que si me gusta es tu reseña y tu maravillosa formar de contar y enseñar, eres toda una maestra. abrazo y gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí la mafia no me aburre jamás. Es uno de mis géneros favoritos. Y De Niro uno de los que mejor la ha interpretado.
      Gracias por vuestras palabras.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Hola Rosa, El padrino es mi debilidad cinéfila, he perdido la cuenta de las veces que las habré visto, las tres. La tercera para mi es el final del romanticismo, cuando los mafiosos se vuelven legales que, por lo que cuentas, es el hilo conductor de Omertá. Quizás me atreva con ella. También tengo pendiente, referente a la mafia, "Honrarás a tu padre" de Gay Talese, apodado El periodista de la mafia.
    Por cierto, mi adorado WordPress había decidido que tus comentarios en mi blog eran spam y te había enviado a la papelera y yo sin enterarme, pensarás que soy un desahogao, te contestaré. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa, a mi me pasa algo parecido a lo que comenta Kirke, pero en mi caso las letras del cuerpo del post aumentan y disminuyen autónomamente como en un zoom.

      Eliminar
    2. Mi debilidad en el género gangater es "Erase una vez en América". A pesar de su duración la he visto unas tres o cuatro veces. Perdí la cuenta también.
      De la tercera parte del Padrino, lo que más me gusta es Al Paccino que está genial. El resto de la peli no está mal, pero no resiste la comparación con las otras dos.
      Lo que pasa en el blog es que añadí una cosa para que se haga más grande al pasar el ratón. Una especie de zoom. Lo hice con el móvil, pero aún no he visto como queda porque estoy de viaje y con el teléfono, no se ve. Quería dejarlo hasta llegar a casa y ver como se ve, pero creo que lo quito y ya lo volveré a poner.
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Ah, y no te preocupes por haber tenido mis comentarios perdidos un tiempo. Estos servidores nuestros o lo que sean el día menos pensado nos dejan sin blog. Y yo aún no he terminado de pasar las entradas a Word. Espero que me dé tiempo.

      Eliminar
  3. Hola!!!!! Lo mío con El Padrino es amor del bueno, y cuando este año pude ir a un encuentro con Coppola ya no te cuento, me volví loca. Jamás me cansaré de verla.
    Leí Omertá cuando la publicaron, me la regaló mi madre, gran fan de Puzzo(y de Coppola, que vino conmigo a la charla) y me gustó mucho, aunque no es El Padrino, eso está claro.
    Como de costumbre tu reseñña es maravillosa. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marigem por tus palabras. Me voy a inflar como un pavo. Me alegro de que te haya gustado la reseña. Yo sólo había leído el Padrino y me había gustado. No sé por qué no había leído más. Afortunadamente, me regalaron éste. Ahora creo que releeré el Padrino y leeré El último Don y puede que alguno más.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Pues si la serie la va a protagonizar Silvester Stallone como que prefiero leer el libro, qué quieres que te diga.
    Leí El Padrino hace siglos, pero recuerdo que me gustó mucho, y al contrario que a ti, más que la película. Quizás le dé una oportunidad a esta novela, Mario Puzo es una baza segura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso.
      P.D. No sé qué pasa pero el cursor va por libre y hace lo que le da la gana.

      Eliminar
    2. Pues he visto fotos en Internet y da bastante bien el personaje. Tampoco es mi actor favorito la verdad. Parece ser que se postuló para las. Dos primeras de El Padrino y se quedó con las ganas.
      Lo que dices del cursor, ¿tiene que ver con lo del zoom que decíamos ayer?
      Un beso.

      Eliminar
  5. Nunca decepcionan tus reseñas, Rosa, sean de cine o de literatura, o aúnen uno y otro géneros artísticos, como es el caso...
    Un abrazo de los fuertes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Juan. Tus palabras me llenan de orgullo y me dan muchos ánimos para seguir. Me alegro de que te guste esta reseña.
      Un beso para ti también.

      Eliminar
  6. Excelente la reseña Rosa, aunque no sé si la temática y la serie de Stallone me van a acabar de convencer, él no me gusta mucho.
    Yo tampoco sabía qué pasaba con mi ratón y el zoom, no entendía nada, iba como dice Kirke por libre. He leído tu comentario y veo que no es un problema de mi portátil.
    Que disfrutes mucho por Galicia.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto llegue a León y vea cómo funciona lo del zoom, decidiré si lo quito o no, aunque por lo que decís todos, debe de resultar algo raro.
      Yo soy una enamorada del género mafia tanto en cine, como en literatura por eso es un libro ideal para mí y, por supuesto, veré la serie cuando se estrene.
      Un beso, Conxita.

      Eliminar
  7. Hola Ros:
    Fíjate que de Mario Puzo no he leído ninguna novela. Esta que comentas me parece muy apetecible. Creo que para el verano es una lectura que viene que ni echa a propósito, ¿no?
    Me ha encantado tu reseña pues me ha hecho recordar a los tres Padrinos cinematográficos (el 1 y 2 mucho mejor que la 3).
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me recordó El Padrino, sobre todo las películas porque la novela la leí hace muchísimo y las películas las he ido viendo varias veces.
      En esta novela a diferencia de El Padrino, se ve la decadencia de la mafia que va dejando de de ser aquella mafia romántica y épica. Ahora los mafiosos empiezan a hacerse ricos con negocios legales aunque no morales.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Me alegra infinito haber acertado, ¡Pero claro! tuve algo de ayuda por tu parte. Je,je.
    Esta la tengo en casa y bien leída, también la del padrino, pero mira por donde la segunda sin leer ¿Porqué será, si se trata de una obra magnifica? No sabría responderte, de verdad.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado mucho y la he disfrutado un montón. Es mafia en estado puro y asistimos a su decadencia y a su transformación en algo más vulgar. Creo que volverá a leer El Padrino y puede que revisite las películas. Muchas gracias, amigo. Sí que acertaste.
      Un beso.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...