Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

domingo, 15 de octubre de 2017

"Berta Isla" Javier Marías

"¿Desde cuándo la gente ha elegido sus vidas? A lo largo de los siglos las existencias estaban trazadas, con mínimas excepciones. Era lo normal, no una tragedia. La mayoría no se movía de un lugar, nacía y moría en el campo, en la aldea o en la ciudad mezquina, más adelante en su miserable suburbio". Nadie elige su vida, o elige algunos, pocos, aspectos de su vida. O quizás, tan solo tiene la ilusión de que elige. Tomás Nevinson tuvo muy poco que elegir. Hijo de un inglés que compaginaba cargos en la embajada británica en Madrid con quehaceres en el British Council, y de una española profesora de inglés en el Instituto Británico, desde pequeño habló con absoluto dominio ambos idiomas, además de tener una enorme facilidad para aprender otros varios y un don especial para imitar todo tipo de acentos en todo tipo de lenguas. Esas características, que debieron permitirle escoger entre varias opciones de ganarse la vida, y de ganársela muy bien, fueron las que a la larga le limitaron la posibilidad de elección, y le obligaron a verse, cuando estaba a punto de iniciar su vida adulta, en la difícil tesitura de tener que escoger entre lo malo y lo peor. 
Berta Isla decidió desde muy joven, tendría unos quince años, que quería convertirse de mayor en Berta Isla de Nevinson. Tomás llegó al colegio Estudio, en el que estudiaba Berta, cuando, debido a su edad, tuvo que abandonar el Instituto Británico donde los alumnos solo permanecían hasta terminar el cuarto de Bachillerato. En el colegio Estudio se conocieron los dos jóvenes y Berta se sintió enseguida enamorada de él con una "decisión elemental y arbitraria, también esteticista o presumida (uno mira alrededor y se dice: “Quedo bien con este”)"
Pero lo que Berta no pudo elegir fue lo que el ser la señora de Tomás Nevinson traería aparejado. Elegimos algunas cosas con un empeño desmedido y no nos damos cuenta de que nunca vienen solas; tras ellas, como si cada una fuera una cuenta de un collar medio deshilvanado, pero aún unido, salen otras, y si las primeras nos gustan, a veces las que vienen detrás nos causan pavor, pero todas van juntas. No podemos elegir más que la primera cuenta, la que arrastra tras de sí todas las demás, y a veces, ni siquiera esa. Cuando Berta tiró de la ilusión de casarse con Tomás, se encontró casada con un hombre que había perdido el brillo de la juventud cuando recién rebasaba la veintena.
Ahora, varios años después, ni siquiera sabe si su marido es su marido, "de manera parecida a como no se sabe, en la duermevela, si se está pensando o soñando, si uno aún conduce su mente o la ha extraviado por agotamiento. A veces creía que sí, a veces creía que no, y a veces decidía no creer nada y seguir viviendo su vida con él, o con aquel hombre semejante a él, mayor que él". Berta nos cuenta su extrañeza, su desconocimiento de un novio que ha vuelto de Oxford, una vez acabados sus estudios, con la alegría perdida, como si sobre él hubieran caído los años y la desesperanza y las preocupaciones más propias de un hombre que ha vivido muchos más años. 
Pero nosotros ya sabemos lo que Berta no sabe. Nosotros sí, porque las dos primeras partes del libro están contadas por un narrador omnisciente que nos lo revela todo. Así sabemos que también Tomás, en Oxford, se vio obligado a elegir, y su elección no fue admitida, y tuvo que volver a plantearse su opción, pero ya con pocas posibilidades, porque entre lo malo y lo malísimo no hay mucha libertad en el hecho de escoger, y cuando Tomás vuelve con sus estudios recién terminados, su vida ya está trazada y decidida y comenzará a partir de entonces para discurrir por un camino que ni él ni Berta hubieran imaginado nunca.
Y esa vida inesperada que comienza es lo que Berta nos revela en primera persona a partir de la tercera parte, a partir de su boda con Tomás en 1974. Esa vida tan distinta de la esperada en la que Tomás es una presencia intermitente con la que nunca sabe hasta qué punto puede contar. Una intermitencia que, en principio iba a ser temporal, pero se alarga haciendo que lo excepcional se convierta en norma, haciendo que Berta se acostumbre y se adapte al hecho de que "la distancia entre lo que puede ocurrir y lo que ocurre efectivamente es tan gigantesca que lo primero se acaba olvidando"
En esa vida inesperada los años pasan. Veinte años no es nada que dice el tango, pero uno tras otro, o uno encima de otro, van pesando y, al cabo de todos ellos, la vida puede decidir poner las cosas en su sitio y devolvernos algo de lo que habíamos soñado y nos fue arrebatado. 
Tomás desaparece y regresa, a veces tarda más y a veces menos. Berta no sabe cuando va a volver, ni siquiera si va a volver. Espera y duda y procura hacer su vida independientemente de las idas y venidas de su esposo, tratando de no esperarle, pero sin dejar de esperarle.



En 2016, la editorial de Javier Marías, "Reino de Redonda", publicó  "La mujer de Martin Guerre", de la escritora norteamericana Janet Lewis. En esa novela se trata un caso real: el de un granjero que a mediados del siglo XVI desaparece de su casa para volver años después. Lo curioso del caso es que su mujer, tras la alegría inicial, está convencida de que es un impostor y a pesar de que el usurpador, si es que lo es, mejora al marido original, la esposa se siente engañada y empujada al adulterio por lo que viene la denuncia y un largo proceso cuyas actas utilizó Janet Lewis para escribir su novela en 1941. La novela fue llevada al cine dos veces. La primera, "El regreso de Martin Guerre", en Francia en 1982 por Daniel Vigne; la segunda, "Sommersby", más conocida del público, en Estados Unidos en 1992 por Jon Amiel, con Jodie Foster y Richard Guere en los papeles protagonistas. En este caso, la acción se traslada a la Guerra de Secesión.
Es la versión francesa la que ve Berta Isla antes de saber que existía la novela o los hechos reales en que se basan novela y película. También se encuentra Berta con "El coronel Chabert", la novela de Balzac en la que se narran los inconvenientes que puede traer consigo la aparición de alguien a quien todos dan por muerto, alguien que viene a alterar la paz de los que le lloraron y ahora han rehecho sus vidas y se han acostumbrado a su ausencia y no quieren que nada interfiera con su nueva costumbre.

Berta siempre espera, aunque a veces parezca una espera vana, aunque a veces prefiera pensar que la ausencia es definitiva, porque "no quería que le sucediera a Tomás [...] lo mismo que a aquel pobre militar cuya supervivencia era negada hasta por su propia mujer horrorizada por su resurrección, vuelta a casar con un Conde y con hijos de ese segundo marido de mayores provecho y rango y mucho mejor porvenir".

Javier Marías
La nueva novela de Javier Marías no repite las altas cotas de calidad alcanzadas con "Todas las almas", "Corazón tan blanco" o "Mañana en la batalla piensa en mí", pero es una novela que, como todas las suyas, no deja indiferente, que vuelve a sumergirnos en los temas constantes de su literatura: lo que se sabe y lo que se desconoce y la ventaja de una cosa y la otra; lo que se conoce y se preferiría desconocer y el hecho de intentar siempre saber más de lo que realmente nos conviene; la capacidad o incapacidad para poder elegir. "Berta Isla" no me ha parecido, a mí, la mejor novela de Javier Marías, pero me ha gustado mucho y la considero lectura obligatoria para todos los que seguimos al autor desde sus comienzos, aunque como yo, por razones de edad, empezáramos a seguirle un poco tarde y tuviéramos que coger carrerilla para alcanzar a ponernos al día con sus primeras obras.

41 comentarios:

  1. Qué buena pinta, y es que viniendo de Javier Marías.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído todas sus novelas y ninguna me ha decepcionado. las tiene mejores y peores, pero mantiene una calidad y un interés muy altos.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Preciosa reseña la de hoy, Rosa. De este autor tan solo he leído artículos periodísticos y no me atrae nada, por eso no creo que lea su obra literaria, por muy buena crítica que tenga. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En sus artículos periodísticos suelo coincidir bastante, pero sus novelas me cautivaron desde el principio y sigo tan "enamorada" como el primer día.
      Provoca grandes amores y grandes odios, nunca indiferencia,
      Un beso.

      Eliminar
  3. Creo que con Javier Marías he empezado todavía más tarde que tú y por tanto aún me queda más para ponerme al día. Creo también que aunque ésta no sea la mejor de sus obras, llegado a cierto nivel, como es el de este escritor, hasta lo peor salido de su pluma es aconsejable de leer.
    Creo que es en 'Los enamoramientos' en donde Marías dedica varias páginas a 'El coronel Chambert'. De hecho estuve a punto de leerla después (siempre me pasa con los libros que forman parte de las tramas de sus novelas). Curiosamente el argumento de la historia de Balzac, aunque solo al principio, me recordó a la película 'Sommersby' que mencionas.
    Es cierto que Javier Marías tiene temas recurrentes. No por ello nos cansamos de leerlo los que lo admiramos. Son tan brillantes sus reflexiones y esa forma de hilvanarlas en sus tramas... Se nota por tu reseña que en esta ocasión también es así. Reseña que esta vez no me convence para leer el libro reseñado porque ya sabes que venía convencida. Tardará un poquito en caer, eso sí.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Yo también estuve a punto de leer "El coronel Chabert" después de leer "Los enamoramientos"!! De hecho, lo busqué y lo compré en Amazon. Ahí sigue esperando, pero creo que esta vez el propósito es mayor y puede que caiga. Sí que recuerda un poco a "Sommersby", aunque la que realmente lo recuerda es la otra novela mencionada, "La mujer de Martin Guerre" en la que está basada la película y que también me apetece leer. Lo malo es todo lo acumulado y lo por venir.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Normalmente, no me gusta leeetus reseñas hasta haber leído la novela. Pero esta vez, no me he podido resistir.
    Me han entrado mas ganas de empezar; creo que comenzaré a principios de semana.
    Ya tendremos tiempo de comentar más cuando acabe mi lectura, pero de momento, has aumentado mis ganas de leer el libro.
    Muy buena reseña. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que la comentaremos. Una novela del más puro estilo Marías. Creo que la disfrutarás tanto como yo.
      Un beso, guapa.

      Eliminar
  5. Estoy deseando volver a sumergirme en ese mundo peculiar que crea Marías en sus novelas. Espero no tardar mucho en poder disfrutar de esta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javier Marías siempre nos deja con ganas de más. Otra novela que no defrauda.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Me da buena espina este libro, yo creo que por las entrevistas que he leído de Javier Marías con motivo de la promoción, todas muy interesantes y que han dado juego, también a los polemistas. Eso sí, "Mañana después de la batalla..." no consiguió entrarme, jaja. Es una reseña muy cuidada y entusiasta, Rosa, a pesar de que no pongas a "Berta isla" al nivel de sus obras mayores. Me encantan esos apuntes metaliterarios, me pasó con Paul Auster y El libro de las ilusiones, acabé comprando las memorias de ultratumba (una selección) de Chateaubriand, jaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Mañana en la batalla..." fue la primera novela suya que leí y caí rendida a sus pies. Después, con "Corazón tan blanco" aún me rendí más... y hasta hoy.
      Creo que escribe maravillosamente y piensa mejor aún. "Berta Isla" no es de lo mejor, pero está a su altura totalmente.
      Un beso.

      Eliminar
  7. ¡Hola Rosa! Voy a tener muy en cuenta tu recomendación, siento que este libro tiene una historia bastante interesante y que no me defraudará... Muchas gracias por la reseña, un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te guste. Es una novela que engancha, aunque no es ligera, pero sus reflexiones son tan apasionantes como la trama.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Yo no puedo con el autor, por sus artículos de opinión en parte. Es cierto que lo intenté con un libro suyo hace un par de años y lo abandoné.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no leo muchas columnas de opinión, pero cuando le leo, me gusta.
      Y las novelas me encantan. No me pierdo una.
      Tiene que haber opiniones diversas.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Hola Rosa, creo que ya lo he comentado otras veces que me cuesta este autor.
    De hecho el último intento lo he hecho hace muy poquito con el corazón tan blanco y no ha conseguido entusiasmarme, en algunos momentos se me ha hecho hasta pesado. Así que de momento no me lo apunto a pesar del interés que siempre me despierta tu reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso lo distintos que somos todos. "Corazón tan blanco" la he leído dos veces y las dos me ha entusiasmado. Creo que es de lo mejor que se ha escrito en España en mucho tiempo.
      Hay mucha gente a la que se le atraganta y yo no lo entiendo con lo que me gusta a mí. En fin, diversidad de opiniones.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Pues llámame bruta o inculta, pero Javier Marías no me gusta demasiado. Como columnista sí, pero como novelista se me atraganta. Leí "Mañana en la batalla piensa en mí" y no me convenció, anduve, durante toda la lectura de ese libro, más perdida que un pulpo en un garaje. Acabé el libro completamente agotada. Este hombre es demasiado para mí.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Mañana en la batalla...", mi bautizo de Javier Marías, es genial. La he leído dos veces, como "Corazón tan blanco" y "Todas las almas". Tiene unas reflexiones geniales y la trama es alucinante. A mí me arrastra. Tiene unos comienzos que son buenísimos. De hecho, tengo dos en mi sección "Bienvenido nuevo mes literario".
      Como columnista lo tengo menos trabajado, pero cuando lo leo, suelo estar de acuerdo con él.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Disculpar que me meta en medio Rosa y Paloma.
      Estoy contigo Rosa en que sus inicios son geniales pero después ... ¡lo siento! Se me hace pesado y me cuesta hasta acabarlo. Pero yo lo sigo intentando aunque de momento sin mucho éxito.
      Y menos mal que somos distintos y tenemos distintos gustos porque así tenemos variedad de autores.
      Besos

      Eliminar
  11. Opino lo mismo que Paloma, es un autor para mentes muy cultivadas, porque simplemente la reseña del argumento de este último que comentas, ya me resulta muy enrevesado para mis cortas entendederas que busca lecturas menos sofisticadas y psicológicas.
    Como dijo el genial Groucho Marx una vez: "El libro me ha gustado mucho, espero leerlo algún día"
    Besos, Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que pasa es que en las reseñas, como no se puede destripar la trama, queda todo un poco oscuro, pero no creo que tenga ninguna complicación. Sus tramas no son complejas, lo son sus reflexiones y cómo las ensarta en la narración, pero reflexiona tan bien...
      Un beso.

      Eliminar
  12. He Ieido algunas novelas de Marías, pero no termina de convencerme. Sus reflexiones me parecen, algunas, pseudofilosóficas y sus digresiones me molestan (en ocasiones he pensado si quería seguir la estela de Marcel Proust). Muchos de sus artículos, los más tajantes, tampoco me convencen. Por eso, aunque tu reseña es buena, no me conquista el autor.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las frases de Marías pueden ser tan largas como las de Proust, aunque no suelen, pero son mucho más claras. Si leo párrafos más de una vez es por placer. Con Proust hay que hacerlo para entender la frase (aparte del placer que es mayor, si cabe).
      No creo que Marías sea nada filosófico ni que lo pretenda (aunque la experta eres tú, jaja). Creo que lanza ideas, reflexiona sobre ellas y las ilustra con una trama de ficción. Y lo hace, desde mi punto de vista, de maravilla.
      Yo, sinceramente, nunca me canso de sus novelas.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Ya sabes que me cuesta leer a escritores vivos. No he leído nada de este autor y no está bien decir que no lo leeré por falta de interés, pero es que cada vez que salgo de mis lecturas habituales a probar me voy con mal gusto. Tampoco contribuye a ello el reciente premio planeta. Por otro lado, cada cual debe leer aquello que le satisface, y ya veo que además de disfrutar con la lectura lo hiciste redactando la reseña.
    Saludos,
    Rubén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rubén, ¿te confundes de Javier? El Planeta se lo han dado a Javier Sierra. Javier Marías es otra cosa totalmente distinta. Te puedo asegurar que jamás le darán el Planeta. Él suena más para el Nobel, premio que jamás obtendrá Javier Sierra, del que solo he leído un libro y no me quedaron ganas de repetir.
      Te entiendo perfectamente. Yo cada vez voy más a lo seguro y procuro experimentar poco. Así he conseguido que este año esté siendo fantástico en lecturas. Es cierto que cuando uno se sale de lo que le interesa y le gusta, se lleva muchos chascos.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Qué gusto da leer tus reseñas, Rosa, qué interesantes parecen todos los libros cuando tú nos hablas de ellos y nos cuentas sobre tus propias percepciones y experiencias acerca de lo leído... Ya lo he dicho muchas veces, pero de vez en cuando tengo que repetirlo :)

    De Javier Marías he leído "Corazón tan blanco", también por recomendación tuya, y lo cierto es que me gustó mucho. Esta novela también me parece interesante, pero si tú dices que no es tan buena y dados los muchísimos títulos que tengo en mi lista de pendientes, quizás la deje pasar. En cualquier caso, ¡un millón de gracias por la recomendación! :))

    Un beso de martes, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Julia, es que no ser el mejor libro de Javier Marías no significa que no sea muy bueno. La calidad del autor es tan elevada que su peor libro está muy por encima de los mejores libros de muchos autores. Aunque entiendo que hay que priorizar porque lo que se amontona es superior al tiempo que tenemos para enfrentarlo.
      Me alegro de que te gustara "Corazón tan blanco" y que lo leyeras por mirecomendación.
      Un beso.

      Eliminar
  15. ¡¡¡¡¡Hola!!!!
    Como siempre has hecho una reseña de diez, me ha encanatdo. Y como dicen más arriba me ha recordado un poco a la peli Sommersby.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaaa!!! Bienvenida de nuevo aquí también.
      La historia tiene alguna reminiscencia de "Sommersby", mejor aún, creo, de "El regreso de Martin Guerre" que no he visto, pero tengo que hacerme con ella.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Hola Rosa! Me ha encantado tu reseña, me ha parecido super interesante. No conocía al autor, y aunque me ha atraído el título, si dices que tiene libros mejores igual empiezo por algún otro título... ¿cuál me recomendarías?
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te recomendaría "Corazón tan blanco". Creo que es la mejor novela para aficionarse al autor. Pero cualquiera de las suyas es muy buena.
      Espero que te guste. Ya me contarás.
      Un beso.

      Eliminar
  17. Probé con "Corazón tan blanco" y me llevé una decepción. Veo que has leído más obras de él, afirmando que esta última no tiene tanta calidad como las anteriores, por lo que prefiero dejarla pasar.
    Eso sí, me ha encantado la frase sobre la distancia entre lo que puede ocurrir y lo que ocurre al final, porque casi siempre la vida consigue sorprendernos con lo inesperado, para bien y para mal.
    Un beso, Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído todas sus novelas y algún libro de relatos. "Corazón tan blanco" está entre la favorita o la segunda favorita después de "Mañana en la batalla piensa en mí". Aún no he sido capaz de decidir cuál me gusta más. Tendré que leerlas por tercera vez para decidirlo, ja, ja.
      Es un autor de pocas indiferencias. O se te hace irresistible o se te hace insoportable. Entre los comentarios hay ambas posturas.
      Un beso.

      Eliminar
  18. Hola Rosa:
    Magnífica reseña para un autor de primera categoría. Me he entretenido antes de llegar hasta aquí leyendo los comentarios anteriores y veo -en verdad yo ya lo sabía- que Marías es de extremos: o gusta mucho o no gusta nada. Yo estoy dentro del primer grupo, pero entiendo esa animadversión de mucha otra gente, provocada en mi opinión más por sus artículos -que sí han leído- que por las novelas -que la inmensa mayoría no ha leído-.
    Tengo la novela en pista de salida pero se me han colado por medio dos o tres lecturas así que tardaré dos o tres semanas como poco en ponerme con ella si es que no hago trampas y la cuelo por delante de otras lecturas menores con las que ya me he comprometido íntimamente. El motivo principal que me inclina a hacerme trampas es ese hecho de que los personajes se conozcan como estudiantes de bachillerato en el Colegio Estudio de Madrid. Con este Colegio tengo cierta relación dado que fue en él donde mi mujer y yo decidimos escolarizar a nuestro hijo. Y creo que acertamos. También Javier Marías estudió en él. Ya sabes que es el Colegio fundado por Jimena Pidal que durante el franquismo se empeñó, en medio de no pocas dificultades, en mantener viva la llama educativa encendida por la Institución Libre de Enseñanza de Fernando Giner de los Ríos.
    Bueno, ya sólo lo anterior me lleva a tomar el libro en mis manos. Luego está -y es lo principal- la tremenda calidad del autor. Dices que es una novela menor, pero también dices, y lo dices con acierto pleno, que en Marías una obra menor es una magnífica. Desde luego yo la última suya que he leído ha sido "Los enamoramientos" y me pareció excelente; quizás no tanto como "Mañana en la batalla piensa en mí" o "Corazón tan blanco" pero magnífica y muy javiermarías en todo. Si "Berta Isla" está en esta línea, que la tengo que leer es seguro.
    Luego está todo el mundo de referencias literarias que Marías teje en sus relatos y cuyo desentrañamiento (¡menudo palabro me acaba de salir!) es para mí un inmenso placer.
    O sea, querida amiga, que con todos estos elementos que tu excelente reseña me ha recordado me iré a pasar unos cuantos días con Javier María y su "Berta Isla" más pronto que tarde.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de obra menor, como dices es inmensamente relativo. Javier Marías no tiene obras menores. Su "peor" novela multiplica por muchísimo la mejor calidad de muchos autores que hacen furor en las listas de más vendidos. "Berta Isla" es muy buena. No sé si mejor o peor que "Los enamoramientos", me imagino que depende de gustos. Desde luego, está en esa línea.
      "Corazon..." y "Mañana en la batalla..." son obras maestras. Difícil que se lleguen a superar aunque del genio de Javier Marías, lo espero todo.
      Estoy deseando leer tu reseña sobre ella.
      Un beso.

      Eliminar
  19. Es este un autor con el que tengo sensaciones contradictorias, a veces me he aburrido soberanamente con uno de sus libros "Los enamoramientos", y otras lo he disfrutado mucho "Tu rostro mañana". Aún así volveré a leerle y no descarto que sea este que nos traes el elegido, encontraré el momento adecuado, seguro.
    Abrazos Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gusta todo; entero y completo. Todas y cada una de sus novelas me han parecido fantásticas.
      La trilogía "Tú rostro mañana" es buenísima. Estoy tentada de volver a leerla toda de seguido porque la leí según se iba publicando y de un libro a otro olvidaba partes del anterior.
      A ver si me animo, pero hay tanto pendiente...
      Un beso.

      Eliminar
  20. Este es un escritor que tengo pendiente desde siempre y que al final voy postergando. Veo que hay opiniones de todo tipo, pero de todos modos tengo ganas de leer algo de él. Y más después de haber leído tu fabulosa reseña.
    Un besito guapa, feliz jueves :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que leerlo para poder opinar. Luego decidirás si eres de los que le adoran o de los que le detestan. Una decisión apasionante.
      Me alegro de que te haya gustado la reseña.
      Un beso.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...