Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

sábado, 21 de octubre de 2017

"Érase una vez en América" Sergio Leone

Hoy quiero rescatar esta entrada que publiqué en agosto, durante esa ausencia estival de muchos blogueros en la que las entradas se quedan casi sin visitas. Este verano decidí que cuando pasara la pausa vacacional, ya con todos reintegrados a nuestra actividad normal, volvería a sacar a la luz algunas de las reseñas que más me gustan. Aquí os la dejo. Espero que la disfrutéis.




Así empiezan los cuentos que se cuentan en inglés: "Once upon a time...". Así empieza esta historia... pero dejadme que antes de empezar con la historia, empiece por dejar una música. Dadle a reproducir y disfrutad mientras leéis mi entrada. La calidad no es muy buena, lo siento.
Once upon a time...




Sergio Leone fue quien le dio al western su último periodo de gloria; fue el inventor del spaghetti western. Fue, además, quien dio a conocer en sus películas a dos de los personajes que serían después imprescindibles en la historia del cine: Ennio Morricone, como compositor de sus músicas, y Clint Eastwood, como protagonista de su Trilogía del dólar "Por un puñado de dólares", "La muerte tenía un precio" y "El bueno, el feo y el malo". No son películas que me entusiasmen. Es un género, el western en general y el spagehtti western en particular, que no me seduce. Sergio Leone sería para mí un director sin importancia si no hubiera sido porque en 1984 tuvo un maravilloso acierto. "Érase una vez en América" fue su última película y, como tal, constituye un maravilloso canto de cisne. Debido a su larga duración (más de tres horas y media) se estrenó en los cines en dos partes.
A mí me llegó primero la música de manera un poco tardía, en 1990. Un amigo (hoy es mi marido) me regaló una de aquellas cintas de cassette que tenía, grabada por él mismo, por una cara la música de Vangelis para "Blade Runner" y por la otra, la de Ennio Morricone para "Érase una vez en América". Ambas bandas sonoras me enamoraron, pero como la ciencia ficción no me atrae demasiado (y entonces aún me atraía menos), la que quise ver rápidamente fue la segunda. Si la música me gustó, la película me entusiasmó. 
La había visto ya unas cuatro veces cuando, hace unos días, me enteré de que había una versión extendida que ampliaba en unos veinte minutos la original que yo conocía, dejando la duración total en unas cuatro horas y diez minutos. Me hice con ella y la he visto en dos noches consecutivas. 


Ambientación del barrio judío en Brooklyn

Se trata de una película con un guión magnífico, una fotografía genial, una ambientación conseguidísima, una interpretación de lujo y una historia de amistad, delincuencia, desamor, violencia, traición, búsqueda, ambición, lealtad, culpa... Cine en estado puro.
No nos engañemos, los protagonistas son delincuentes en la infancia y asesinos en la edad adulta: "Es cierto que he matado, señor Bailey. A veces para defenderme y a veces por dinero" manifiesta Noodles (Robert de Niro) casi al final de la película. Son gente despreciable que algunas películas han sabido poner a la altura de los héroes y dotar de la grandeza de los mitos. Nosotros los amamos y empatizamos con ellos, pero no debemos olvidar que trasladados a la vida real desearíamos encerrarlos y tirar la llave. Hecha esta aclaración, seguiré con la película, sus héroes y sus mitos, a los que no puedo por menos que adorar.
Cuando empieza la película, la historia está a la mitad. Noodles huye de alguien que lo quiere muerto. Sus tres amigos de toda la vida acaban de ser abatidos por la policía y él se las arregla para desaparecer. Volverá treinta y cinco años después atraído por ciertos hechos que le hacen pensar que ha sido encontrado y que, de alguna manera, ha llegado la hora de liquidar varios asuntos pendientes. "¿Qué has hecho todos estos años?" le pregunta su amigo Moe, cuando vuelve. "Acostarme pronto" responde.

Cockeye, Patsy, Max y Noodles en 1920

Arrastrados por los recuerdos del pasado de Noodles, a su vuelta, nos veremos llevados al Nueva York de 1920, en el barrio judío de Brooklyn, donde cuatro amigos, David Aaronson (Noodles), Patrick Goldberg (Patsy), Philip Stein (Cockeye) y Dominic coquetean con la delincuencia y hacen encargos menores para Bugsy, un gangster de gama media (por no decir de medio pelo) del barrio. La llegada de Maximilian Bercowicz (Max) con su ambición y su deseo de triunfar sin deberle nada a nadie cambiará la situación y cambiará, sobre todo, el mundo de Noodles. 
En esta época se empieza a despertar el amor de Noodles por Deborah, la hermana del gordo Moe, una niña angelical que baila al ritmo de "Amapola" en el almacén de la tienda de su padre mientras el chico la espía desde un agujero en la pared de los retretes. Una preciosa Jennifer Connelly de catorce años que nos enamora de inmediato. Pero la influencia de Max es superior al amor que le inspira Deborah, y Noodles no será capaz de convertirse en el chico que ella podría amar. "Venga corre. Te llama tu mamá", le dice Deborah cuando Max interrumpe su tierna escena de amor adolescente. "Vete Noodles. Te llama tu mamá", le volverá a decir quince años después.

Jennifer Connelly (Deborah adolescente)

Bajo la influencia de Max, gracias a su arrojo y determinación, los amigos empezarán a dar golpes más serios y a ganar más dinero, harán un pacto para toda la vida... y terminarán enfrentados con Bugsy, y con uno de los cinco amigos muerto ("Noodles, me resbalé" dice en el momento de morir).
Después de este suceso traumático, la película da un salto hasta principios de los años treinta. Los amigos regentan varios negocios tapadera, pero en realidad se dedican a enriquecerse, como tantos otros, vendiendo alcohol en plena Ley Seca, con la prostitución y con el asesinato por encargo. Por fin son importantes, ganan mucho dinero y pueden llegar a influir en la política. 
Deborah empieza a triunfar como actriz y bailarina y sigue despertando en Noodles el más tierno amor, aunque su relación esté sometida a los frenos de la sensatez por parte de ella y a la incapacidad de sustraerse al magnetismo de su vida fácil y excitante y a la llamada de Max, por parte de él.

Elizabeth McGobern (Deborah adulta)

Un mundo de maravillosas oportunidades se abre ante los cuatro amigos, pero el fin de la Ley Seca y la sempiterna ambición de Max terminará con él mismo, Patsy y Cockeye en sacos para el forense y con Noodles viviendo lejos y bajo una identidad falsa.
 
Cockeye, Patsy, Max y Noodles en los años 30

Del pasado al futuro y del futuro al presente, iremos saltando de una época a otra al conjuro de la memoria de Noodles que, treinta y cinco años después de perder a sus amigos, es convocado a Nueva York, desde donde quiera que estuviese. Ha recibido una carta que supone una nueva pista y vuelve para tirar del hilo. La clave la tiene el Secretario de Comercio Bailey quien le encargará un trabajo con el que quiere saldar viejas deudas y limpiar su conciencia, pero Noodles, tal vez en el mejor acto de venganza, aunque ni él mismo lo considere así, se niega a aceptar el trabajo y le deja solo e inerme ante su conciencia y ante otras deudas más acuciantes. 
"- Mucha gente nos ofrecía trabajos. Socios, rivales, amantes. Unos trabajos los aceptábamos y otros no. El suyo no lo habríamos aceptado señor Bailey.
- ¿Es esta tu forma de vengarte?
- No. Es mi forma de ver las cosas."
Una historia compleja, en la que la traición esconde lealtad y amor, la lealtad, a veces, se convierte en traición y los amores son irreconciliables con la situación, pero eternos, tal vez por imposibles.

Robert de Niro en sus interpretaciones de Noodles joven y maduro

Maravillosa interpretación de Robert de Niro, como siempre, dando vida a Noodles joven y a Noodles ya mayor. Maravillosas las elecciones de los niños que interpretan a los personajes adolescentes. 
La versión extendida introduce algunas escenas de baja calidad técnica y subtituladas en castellano (yo he visto la versión doblada). Son prescindibles, pero aportan algún matiz interesante.
Tal vez parezca que cuento mucho de la trama, pero no es cierto. La magia sigue intacta; la intriga, la esencia, el suspense quedan totalmente preservados para que cualquiera que se atreva, se enfrente a las cuatro horas, algo menos en la versión tradicional, que dura esta historia. Prometo CINE con mayúsculas, sin paliativos, sin falsos artificios ni vanas pretensiones: cine en estado puro.





22 comentarios:

  1. Muy buena la película, coincido en el aprecio que le tienes. Yo no la he visto tantas veces, pero tengo muy buen recuerdo de ella. Cuando regrese de viaje, mañana, y antes de que empiecen las clases, serìa una buena oportunidad para ver esa versión extendida que mencionas. Un beso, Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el repaso que le he hecho a la película para buscar las escenas que quería citar en la reseña y poderlas poner al pie de la letra y entrecomillar, me han entrado ganas de volver a verla. Cada vez descubro nuevas cosas. Creo que no tiene toda la fama que se merece y es, en gran medida, injustamente desconocida por una gran parte del público.
      Ya pronto empiezan las clases y será un buen adiós a las vacaciones despedirse viendo esta película. Ya me dirás si ha mantenido el buen recuerdo que tenías de ella.
      Un beso.

      Eliminar
  2. ¡¡¡¡Madre mía qué recuerdos!!!!! No la recordaba, fueron mis padres, fans de Morricone, Robert de Niro y de Sergio Leone los que me hicieron verla. No recordaba que la niña era Jennifer Connelly, yo la recordaba de Dentro del laberinto.
    Me ha encantado la reseña, es genial, y la he leído con la música, claro, y con entusiasmo porque es lo que destila; entusiasmo.
    Un beso y he disfrutado mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que me tiene entusiasmada y enamorada. Como le digo a Ángeles en el comentario anterior, ando tentada de volver a verla aunque lo hice la semana pasada. Es que veo un pequeño fragmento y me arrastra.
      Yo soy fan de Morricone y de Robert de Niro, pero de Sergio Leone, si no fuera por esta película, no tendría nada que decir. Pero creo que voy a ver su obra porque una película de la calidad de esta no sale por casualidad, lo que quiere decir que de cine sabía lo que no está escrito y tal vez han sido los prejuicios los que hacen que su cine no me diga nada (aparte, claro, de su bello canto de cisne). Si me decido, dejaré constancia.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Hola Rosa, me la voy a ver hoy con esta reseña, música y actores no me la pierdo lo que no se si será esa versión larga de la que hablas, ¿me dices cómo la has conseguido porfa? por si la versión que me bajo no es o está mal, yo ya voy adelantándome jaja me has dejado con tantas ganas jaja. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La encontré en emule. Yo tengo la versión tradicional, comprada en DVD. La extendida, confieso que la descargué.
      Cualquier versión que veas es fantástica. Ya me contarás.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Una reseña preciosa, Rosa, y hasta con algún detalle personal que la hace aún más especial. No he visto la película pero me has dejado con muchas ganas de hacerlo. A ver si consigo hacerle un hueco.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merece la pena. A mí me parece de lo más literaria porque tiene un guión buenísimo y sus diálogos son muy inteligentes y tiene detalles memorables.
      Yo sé que para mí es una película muy especial, pero para cualquiera que ame el cine un poco no puede dejar de ser una muy buena película.
      Ya me dirás si te decides qué te parece.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Desde luego que la voy a ver, Rosa. Esa historia de amistad de Noodles (por cierto, me encanta Robert de Niro) interrumpida por la muerte de sus tres amigos, y luego su regreso para "tirar del hilo" dejando a Bailey "inerme ante su conciencia" son hechos que me han atrapado y no, no me la perderé, amiga mía.
    Además la guinda ha sido leer en tu excelente reseña lo de que hay amores que por imposibles se convierten en eternos (supongo que te refieres a la relación con Deborah). Así que, a ver cuándo dispongo de todo ese tiempo necesario para verla.

    ¡Muchos besos y feliz tarde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te gustará seguro. Es una historia tan redonda que cuando termina y te pones a pensar en ella te das cuenta de que has visto una película maravillosa. Cuando la veas, espero que escribas sobre ella. Me gustaría saber si te ha gustado tanto como a mí. Si pudiera hablar de ella entre gente que ya la ha visto y sin miedo a destripar la trama, aún la ensalzaría más, pero la discreción me obliga... a ser discreta.
      Un beso, guapa.

      Eliminar
  6. Es un clásico del cine, es de esas películas que no te cansas de ver, la fotografía es buena, la música es buena, los actores son buenos...entiendo esa sensación de que una película te arrastre, es que es de esas historias que lo tiene todo.
    Muy buena reseña! Un besito!:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad qué sí, María? Yo la veo una y otra vez sin cansarme y nunca dejo de encontrar detalles nuevos, cosas que se me habían escapado. Tienes razón en que lo tiene todo.
      La reseña me ha salido del alma, eso lo puedo asegurar. Me alegro si es buena porque la película lo merece.
      Un beso.

      Eliminar

  7. Las dos películas de gansters que más me han impresionado son "El Precio del Poder", dónde se narra el ascenso y decliveu de un capo de la droga en Miami. Un filme dirigido por Oliver Stone, dónde se muestra la sordidez de alguien que llega a sin nada a Estados Unidos. Al Pacino es el protagonista al igual que en "El Padrino" basada en la novela de Mario Puzo dónde se narra la vida de una familia de mafiosos. La escena que más me impresionó es la del caballo muerto sobre la cama de un soplón."Erase una vez en América" no sólo es una historia de gangsters, tal vez la mejor que se haya filmado jamás —también es un film sobre la amistad, la traición, el amor, los sueños, las ilusiones, y cómo no, la muerte, tema siempre presente en el cine de Leone.

    Un abrazo literario y cinéfilo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó mucho "El Padrino". Otra que también es alucinante es "Muerte entre las flores", creo que después de "Érase una vez...", la mejor para mí. También "Uno de los nuestros" me gustó mucho. Pero "El precio del poder" no me sonaba. Miré en Filmaffinity y es que yo la conocía por "Scarface". Muy buena también, ciertamente. Adoro las películas de gánsters. Es, sin duda, mi género favorito.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Al igual que con los westerns, las películas de ambiente gansteril nunca me han atraído, aunque debo reconocer la gran calidad de algunas de ellas. Este es el motivo por el cual no fui a verla en su momento. Simplemente no me atraía y no me llegó ninguna opinión positiva como la que ahora acabo de leer. Reconozco que la trama, larga y compleja, es suficiente motivo para que un buen director y un magnífico plantel de actores la conviertan en una gran obra cinematográfica y que el resultado sea una cinta de tan largo metraje, otra cosa que suele echarme para atrás. Pero a pesar de todo ello, tu crónica me aconseja verla aunque, eso sí, en dos o tres sesiones, si es que logro hallarla por la videoteca de Movistar+ o Netflix, las dos plataformas a las que tengo acceso en casa.
    Una estupenda crónica cinematográfica, Rosa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí los Westerns tampoco me atraen, aunque he visto alguno buenísimo. Sin embargo, a diferencia do ti, el de gansters es mi género favorito. Creo que esta película te gustará porque, como decía María más arriba, lo tiene todo.
      Si la ves no dejes de darnos tu opinión.
      Un beso.

      Eliminar
  9. A mí sí me gustan las historias ambientadas en esos años, los gánsters y sus bandas tienen un no sé qué algo romántico (aunque en realidad eran asesinos puros y duros), pero la ficción sirve para que uno se represente a los personajes como mejor le conviene.
    Vi la película en su día y me gustó, creo que la volveré a ver después de leer tu entusiasta reseña.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos años, esos gansters. El cine sobre la mafia y el crimen organizados es apasionante. Y sí, a veces olvidamos que sus personajes son unos auténticos criminales, pero eso es el cine: transformar en maravillosa la vida y sus miserias.
      Seguro que disfrutarás de la nueva visión.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Hermosa película la vi en 1984 cuando se estrenó ypaso a ser unas de.los preferidas.La vi un montón de veces .Me encanta la fotografía,el relato ,la ambientación de época la caracterización de los personajes ensus diferentes edades por sobre todo ynlondeje para el final la MÚSICA hecha por un genio como Morricone. Todo una genialidad la recomiendo

      Eliminar
    3. Sí,realmente esta película lo tiene todo. Nunca me canso de verla y cada vez le pillo un nuevo matiz, otro detalle que me emociona y entusiasma.
      La música es maravillosa. Me regalaron hace muuuuchos años (creo que en 1990) una cinta de cassette con la música de "Erase una vez en América" por una cara y la de "Blade Runner" por otra. Cassette ya no tengo, pero esa cinta es una de mis posesiones más preciadas (aunque simbólica; tal vez vuelva a tener cassette algún día).

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. No conozco libro de esta película. Me atrevería a decir que no hay. Aunque podría estar equivocada.
      Un saludo.

      Eliminar

Con tus comentarios reflexionamos, debatimos y aprendemos más.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...