Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

jueves, 8 de diciembre de 2016

"El ciudadano ilustre" Mariano Cohn y Gastón Duprat

Cuando acudí a ver esta película, no sabía casi nada de ella. Buenas calificaciones y la costumbre de acudir a la filmoteca de Santander los fines de semana me llevaron la tarde del pasado domingo al cine. Cuando salí, solo podía preguntarme cómo era posible que desconociera, hasta esa misma mañana, la existencia de "El ciudadano ilustre". 
Había escrito otra reseña sobre esta película. En un escrupulosos cuidado de no desvelar nada y dejar que el espectador se fuera sorprendiendo como yo me sorprendí, había contado tan poco de la trama de la película y de los sentimientos que me transmitió, que me empezó a parecer que era un fraude de reseña. Por eso,voy a contar algo más, tal vez vayáis al cine sabiendo un poco más lo que os vais a encontrar, pero creo que lo que se pierda en sorpresa, se ganará en sinceridad. De todas formas, no temáis, no llego a contar nada decisivo.
Daniel Mantovani es un escritor argentino de Salas, provincia de Buenos Aires. Huyó de su pueblo hace cuarenta años y no ha vuelto. Desde entonces ha escrito varias novelas, todas ambientadas en su ciudad natal, y con ellas se ha hecho famoso. "Mis personajes se quedaron atrapados en Salas y yo no he podido volver" dice Mantovani aproximadamente en un par de ocasiones.
Hace cinco años le dieron el Nobel de Literatura y así comienza la película, con Mantovani esperando para entrar a recoger su premio; y ya nos sorprende su aspecto, pues lejos del traje de gala con que suelen los galardonados ir a recibirlo, él está vestido con traje y camisa oscuros, sin corbata y con los botones superiores desabrochados. Claro que el discurso que está a punto de dar tampoco tiene nada de convencional.
Ahora, cinco años después, vive en Barcelona, no ha vuelto a escribir un libro y su agenda está llena de "cancelados": presentaciones y firmas de libros; proclamaciones de profesor "honoris causa"; invitaciones a dar discursos, impartir lecciones, recibir premios; toda clase de homenajes, conmemoraciones y mil cosas más. Todo cancelado.
Hasta que recibe una invitación de la municipalidad de Salas para pasar allí unos días en los que será nombrado "Ciudadano ilustre" de la ciudad, dará un pequeño curso sobre escritura, será jurado en un concurso local de pintura y recibirá varios homenajes más. Contra todo pronóstico y contra su idea inicial, acepta la invitación y se mete en una aventura que más le valdría haberse ahorrado.

Óscar Martínez (Daniel Mantovani) en el discurso de aceptación del Nobel
A partir de su llegada a Salas, Daniel va a empezar a entender por qué durante tantos años, lo mejor que recordaba de Salas era el hecho de haber podido escapar de allí. Va a tener una serie de encuentros muy variados: con un antiguo amigo, con su antigua novia, con los que se creen personajes de sus novelas, con los que lo admiran, con los que no le perdonan haber escapado de la ciudad, con los que le envidian por haberlo hecho. 
Lo que comienza con toda clase de agasajos de un pueblo que se siente orgulloso de su ciudadano más ilustre, va dando paso a la enorme distancia entre el escritor cosmopolita y bienintencionado, y unos seres que no han salido de la ciudad, reconcentrados en su propia ignorancia, en el interés particular de cada uno de ellos que espera que el ilustre ciudadano le resuelva sus problemas o haga su vida un poco más interesante. Y del interés se va dando paso al resentimiento de los que se quedaron, echándole de menos o conformándose con lo que él dejó; a la envidia de los que no le perdonan, ni le entienden, ni le aceptan porque cuando eres un pobre diletante y el no va más de tu pequeña y remota ciudad, no puedes soportar que alguien venga de fuera y te lo recuerde y, sin pretenderlo, te pase por delante de las narices tu propia y sospechada mediocridad . 
Los acontecimientos se van a ir sucediendo de la manera que menos nos esperábamos en un principio: divertidos, confusos, nostálgicos, tiernos, egoístas, con resentimiento, con generosidad... En Salas nos vamos a encontrar con todo lo que podríamos imaginar y con lo que no nos atreveríamos a sospechar.
El personaje de Daniel sorprende por su honradez, por lo claras que tiene las cosas y por lo fácilmente que puede dejar de tenerlas; por su inocencia trágica y por su aceptación de los hechos que se le van presentando; por su amabilidad consumida de abuso y un poco harta de tanta pamema insustancial y estéril; por su cinismo clarividente, pero que nunca cae en el descreimiento ni se deja vencer por la desesperanza. 
El actor que lo encarna, Óscar Martínez, es Mantovani con una intensidad definitiva. Hace tan creíbles sus dudas, sus frustraciones, sus perplejidades, sus seguridades, sus miedos, que creo que nunca podré volver a ver a este actor sin ser Mantovani y, sin embargo, creo, estoy segura, de que sí será posible porque si algo es Óscar Martínez es un maravilloso actor que seguro que se mete en cualquier papel que le toque con la misma verosimilitud que en este.
Gastón Duprat y Mariano Cohn
Los directores de "El ciudadano ilustre", Mariano Cohn y Gastón Duprat, tienen un puñado de películas de las que no he visto ninguna, pero creo que no pasará mucho tiempo antes de que visite su filmografía porque me ha quedado mucha curiosidad por saber que es lo que han hecho anteriormente y yo me he perdido. 
Con esta película puede que lleguen a estar nominados al Oscar, pues es la que presenta Argentina al premio a la mejor película de habla no inglesa. También ha sido elegida por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina para representar al país en la próxima edición de los premios Goya en los que es candidata a 15 nominaciones. Pero ya tiene varios premios en su haber: En el Festival de Cine de Venecia, obtuvo la Copa Volpi al mejor actor para Óscar Martínez y el premio del jurado joven, además de haber estado nominada al León de Oro a la mejor película. En la Seminci de Valladolid obtuvo la Espiga de Plata y el Premio Miguel Delibes al mejor guión. Eso por no mencionar otros muchos premios en festivales más pequeños.
No quiero desvelar más de lo necesario ahora que me he decidido a desvelar más de lo que pensaba.
Dady Brieva y Óscar Martínez
Solo diré para terminar que es una comedia con la que te ríes mucho, al principio abiertamente, después, con un poco de amargura, y luego, la risa te va cambiando al verse atacada por un baño de realidad que solo te deja una sonrisa irónica, estupefacta y un poco cínica.
Imprescindible totalmente, absolutamente, sin excusas. Ni siquiera es válida la de que no te gusta el cine.
Ah, y si encuentras en alguna librería, real o virtual, la novela "El ciudadano ilustre" de Daniel Mantovani, no te dejes engañar. Daniel Mantovani es un personaje de ficción. Lo dice hasta la Wikipedia.


25 comentarios:

  1. Me encantaría verla. Por lo que cuentas, seguro que me gustará. A ver dónde (creo que no está en el cine comercial de mi pueblo) o cómo (quizá en Internet). Muchas gracias, Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí solo ha venido a la Filmoteca, pero con mucho éxito de público. Yo creo que la pondrán en cines comerciales, sobre todo si finalmente es seleccionada para los Oscar (para los Goya seguro que sí). En Internet no la he encontrado. Me hubiera venido bien tenerla para recordar literalmente alguna frase especialmente buena, pero no ha sido posible. Cuando se estrene en DVD, todo será más fácil.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Me pareció sensacional. Un ejemplo de como un guión partiendo de un idea simple y muchas veces utilizada se eleva alcanzando una originalidad en el tratamiento y con un final psicológicamente desequilibrante. Una maravilla 100% recomendable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. La idea no es genial, ni original, pero el tratamiento que se le da, por medio de un magnífico guión, la hace ser una película más que notable, sobresaliente. Y el final, totalmente desequilibrante, como dices. Anda que no da que pensar y abre interrogantes...
      Un beso.

      Eliminar
  3. La tengo que ver, la tengo que ver...esto me he repetido tras leer tu reseña. ¡Cómo enganchan tus palabras, Rosa! eres única en ello. En esa 'distancia' que cuentas entre Daniel y esos seres que no han salido del pueblo he podido ver reflejadas a algunas personas cercanas que no han 'evolucionado' por haberse puesto límites a sus propios pasos.
    Como te decía, la tengo que ver...
    ¡Un besazo, amiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando digo 'cercanas', me refiero a cercanas a mí, de mi entorno, de mi pueblo.

      Eliminar
    2. Me encantará conocer tu opinión. La ignorancia es una lacra terrible porque se trasciende a sí misma y se convierte en maldad y mezquindad, y cuando no hay razones objetivas para esa ignorancia (aunque creo que nunca hay razones objetivas para la ignorancia, sí para el desconocimiento), sino que es el resultado de la propia limitación autoimpuesta, acomodaticia, casi depravada, debería estar penada con cárcel.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Gracias Risa por tu reseña, es estupenda😉 me ha parecido muy interesante saber que esta película bien merece la pena verla. Había leído pero no le había puesto atención. Creo que no quedas indiferente está claro. Me la apunto . un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede causar cualquier cosa menos indiferencia. Si te la vuelves a encontrar, no la dejes pasar, seguro que te alegras de haberla visto.
      ¿Dónde se ponen esos emojis tan majos?
      Un beso.

      Eliminar
  5. Te he cambiado el nombre, es que el corrector del móvil si que da risa 😂😂😂

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja (como ves, necesito los emojis ya), no sabes cuantas veces, mandando correos con el móvil, han ido firmados como Risa. Alegre que es una.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Qué interesante reseña Rosa, la película promete porque tu reseña, esa tan tuya y auténtica a mi me contagia las ganas, no las cambies.

    Creo que hechos cotidianos bien hilados dan mucho de sí y me gusta cómo lo reflejas con esa evolución de las risas divertidas del principio que van cambiando porque no hay nada peor que esa distancia que impone el resentimiento que se adivina de aquellos que se han quedado y que culpan al que ha podido escapar y encima ha triunfado, me ha parecido una trama que bien tratada ha de dar mucho juego como tú dices, aunque no sé cuándo la veré porque una no es muy de cine.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La película va evolucionando de una manera muy bien medida que te va sorprendiendo aunque lo vas viendo venir. Muestra una realidad en Argentina (de la que no hablo en la reseña porque creo que el tema que trata es bastante universal), en la que se ve un país empobrecido y que no tiene muchas esperanzas de salir adelante.
      En fin, que no tiene desperdicio y, como digo, no es excusa el que no te guste el cine. Estoy segura de que esta te gustaría. 😜
      Un beso.

      Eliminar
  7. Está claro que cuando uno no es capaz de ver más allá del campanario de su pueblo todo se le vuelve resentimiento y recelo hacia el que ha sabido ampliar los límites de su radio de acción.
    No tenía ni idea de la película ni de sus actores o directores, pero dada mi incultura cinematográfica eso no es raro en mí.
    Menos mal que tengo tus reseñas para poner coto a mi ignorancia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco sabía nada de la peli hasta dos horas antes de ir a verla. Siempre miro la programación de la filmoteca y suelo consultar las críticas de las películas. Cuando vi la de esta, me pareció que merecía la pena. Y vaya si merecía.
      De los directores tampoco sabía nada y resulta que tienen varias películas algunas con muy buenas calificaciones también.
      Te gustará no perdértela.
      Un beso.

      Eliminar
  8. ¡¡¡¡¡Buenos días!!!!!
    Me has atrapado. Al principio me ha recordado a El Premio, de Paul Newman pero luego he visto que es más en otra línea. Tengo que verla, no conocía ni al actor ni a nadie, qué vergüenza.
    Besos y muy feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he visto esa de Paul Newman o, al menos, no la recuerdo.Yo tampoco conocía al actor ni a los directores, aunque luego, intentando ver "El hombre de al lado" que es otra película de ellos, me di cuenta de que ya la había visto. Está muy bien también, pero a mucha distancia de esta.
      Seguro que la película te atrapa mucho más que mis palabras.

      Eliminar
  9. Muchas gracias por compartirnos esta atractiva reseña cinematográfica que me apunto con mucho interés para poder bajarla de Internet o visionarla en sala de cine si fuera posible.
    También quisiera ponerle en su conocimiento de que acaba de ser nominada al premio "Liebster Award" que puede recoger directamente en mi teatro virtual.
    ¡Feliz fin de semana!

    Bendecidos saludos con chispeantes sonrisas mágicas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Madame Santal por ese premio que me hace gran ilusión por venir de su clarividencia. Pasaré a recogerlo con gran placer.
      La película que recomiendo, de momento, solo está en cines y no en muchos. Al no ser americana ni contar con grandes estrellas, supone poco negocio para las grandes distribuidoras. Otra cosa será si, finalmente consigue nominaciones a los Oscar y a los Goya. Entonces sí se podrá ver en algunos cines.
      Un enorme beso.

      Eliminar
  10. Bueno una que sabes como andamos, se anima rápido leyendo tus reseñas, de peli en este caso, tomo nota, eso si, la dejaré para cuando mi oído ande en condiciones, que de momento, no lo esta. un beso. TERESA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué tal sigues con el oído? ¿Recuperada de tu otitis? Si tienes oportunidad, no te pierdas esta peli que, seguro, te gustará.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Vaya, Rosa, pues no había oído hablar de ella, pero otra que me apunto. Tengo mucha curiosidad por ese regreso a Salas, por el choque del protagonista con su pasado y con esas reacciones que describes de sus paisanos. Tiene muy buena pinta.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una peli muy buena. Se la he recomendado a varios amigos (nadie tenía ni idea de ella) y a todos les ha gustado.
      El regreso a Salas da, realmente, para mucho y casi nada bueno.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Una vez más, gracias por la recomendación ; nos encantó y, creo que parte del éxito, es ir sin saber nada de la película ir penetrando en la historia al mismo tiempo que el protagonista y dejarte sorprender, junto a él, por los acontecimientos. Y encima sales del cinw contento, un placer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que os iba a gustar, por eso os la recomendé especialmente. Una sale del cine preguntándose como es posible haber ignorado la existencia de semejante película. Realmente notable.
      Un beso.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...