Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

jueves, 1 de diciembre de 2016

Diciembre 2016


Desde hacía muchos años deseaba escribir sobre los Finzi-ContiniMicòl y Alberto, el profesor Ermanno y la señora Olga— y sobre todos los que habitaban o, como yo, frecuentaban la casa de Corso Ercole I d’Este, en Ferrara, poco antes de que estallara la última guerra. Pero el impulso, la incitación para hacerlo de verdad, no los sentí hasta hace un año, un domingo de abril de 1957.
Y es que en abril de 1957, el narrador de esta historia se encontró, tras la visita a una necrópolis etrusca, cuando volvía en coche a Roma, con su recuerdo varado en el cementerio judío de Ferrara ante la tumba de Alberto, la única tumba en la que reposaba un Finzi-Contini, porque, "muerto en 1942 de un linfogranuloma, fue enterrado en ella, mientras que Micòl, la hija segundogénita, y el padre, el profesor Ermanno, y la madre, la señora Olga, y la señora Regina, la muy anciana madre paralítica de la señora Olga, deportados todos a Alemania en otoño de 1943, quién sabe si encontrarían sepultura alguna"
Este mes de diciembre he escogido para su comienzo literario el inicio de "El jardín de los Finzi-Contini", la preciosa novela de Giorgio Bassani. Una hermosa y terrible novela en la que vemos, de forma casi gráfica, como se accede al paraíso, como se siente uno cuando lo expulsan de él y como a veces se desmorona sin dejar más rastros que una tumba y mil recuerdos. 
El narrador accede al paraíso a finales de la década de los veinte del pasado siglo. Tiene trece años y, por primera vez, Micòl, la hija pequeña de los Finzi-Contini, le invita a entrar en su casa, o más bien, en el parque inmenso que rodea la casa. Comienza a frecuentar a la familia y su amistad con los hermanos (y algo más que amistad con Micòl) comienza a partir de entonces.
Los Finzi-Contini son una de las familias judías más ricas de Ferrara. El protagonista también es judío, pero su familia pertenece a una clase media, acomodada, pero lejos de la riqueza suntuosa que rodea a los Finzi-Contini en su magnífica casa del corso Ercole I D'Este. 
Diez años más tarde, con el fascismo en pleno auge en Italia, y los judíos cada vez más postergados por las leyes y la sociedad, la familia no será consciente aún de lo que se le viene encima. Como muchos judíos cultos y acomodados en toda Europa, no pueden siquiera imaginar la posibilidad de tanta barbarie como les espera.
Corso Ercole I D’Este 
Ferrara
El narrador, del que no llegamos a saber el nombre, nos cuenta como era la comunidad judía de Ferrara en los años previos al comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Nos mostrará la ciudad y su evolución desde el fin de la Gran Guerra hasta finales de los años treinta. Nos irá introduciendo en un ambiente culto y refinado que está llegando a su fin sin siquiera sospecharlo; en el devenir de las familias judías de Ferrara, la suya propia y la de los Finzi-Contini; en la felicidad despreocupada de unos estudiantes jóvenes y alocados, una felicidad a la que solo ensombrece algún tropiezo amoroso mientras, inconscientemente, se precipita hacia los campos de exterminio. 
Poco después de leer el libro por segunda vez, visité Ferrara. Era el verano de 2004 y, plano mediante, busqué el corso Ercole I D'Este. La calle sigue siendo lo que debió de ser cuando nuestros amigos la habitaban, un remanso de paz bordeado de antiguos palacios y respetado por el tráfico excesivo, no así por el inclemente sol de las cuatro de la tarde; la misma calle que sirvió de escenario a los amores no correspondidos del narrador por Mìcol; el lugar en el que murió Alberto, librándose así de la deportación y el incierto aunque probable final que aguardaba a toda su familia. Allí seguía, allí sigue la calle más de sesenta años después de que finalizasen los hechos narrados en esta novela hermosa e imprescindible. Allí seguía y me llenó de emoción pasear por ella como unos meses antes me había emocionado pasear por las páginas del libro. La calle formaba parte del futuro de los Finzi Contini, de ese futuro del que Mìcol había dicho que "le importaba un bledo, que el futuro, en sí, lo aborrecía, ya que prefería con mucho «*le vierge, le vivace et le bel aujourd’hui» y el pasado, aún más, «el querido, el dulce, el pío pasado»". Un triste futuro que Mìcol, sin saberlo, presentía.
*el virgen, vivo y hermoso presente.

Las novelas que aparecen en esta sección, "Bienvenido nuevo mes literario", no están recién leídas, pero están leídas. Se trata de novelas que empleo para comenzar cada mes. Por ello comienza la entrada con el inicio del libro. No pretende ser una reseña, sino el comentario sobre una historia que me marcó lo suficiente como para poder hablar de ella aunque haga ya muchos años que la leí. Por ello, espero que me perdonéis si incurro en algún error.




22 comentarios:

  1. que te puedo decir! somos enamoradas de tu forma de relatar, tienes una magia que nos hace parecer volar entre los puntos y comas! gracias rosa, imposible no deleitarse con tus reseñas. saludosbuhos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vosotras por vuestras palabras que me hacen hinchar como un pavo y sentirme muy orgullosa. Espero seguir haciéndoos volar mucho tiempo.
      Un beso.

      Eliminar
  2. ¡¡¡¡Hola Rosa!!!!
    Qué buena elección, lo tiene todo, historias de familias, de guerra,amores y por supuesto, la bella Italia.
    Qué suerte que pudieras ir, yo en 204 también estuve en Italia, pero no en Ferrara.
    Besos y como siempre he disfrutado mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ferrara es una ciudad preciosa. Para mí, debido a esta novela tenía mucho de mítica, pero mi marido que no ha leído la novela, dice maravillas de la ciudad. Solo estuvimos un día, ni siquiera dormimos en ella, pero las pocas horas que estuvimos paseando por sus calles, nunca se nos olvidarán.
      Un beso.

      Eliminar
  3. No he leído la novela, pero sí conozco la vista través de la película de Vittorio de Sica.
    Entiendo a la perfección esa búsqueda tuya en Ferrara del Corso Ercole I D'Este. Yo también he buscado en mis visitas por Italia lugares en los que suceden historias literarias: en Sicilia busqué a Montalbano, en Roma anduve por el Parque de los Monstruos que aparece en Bormarzo... Italia es siempre una inspiración que no defrauda.

    Un excelente comienzo del mes de diciembre es hacerlo con el inicio de "El jardde los Finzi Contini".

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He visto la película. Es buena, pero por lo que yo recuerdo (que es poco y eso ya indica algo) carece de la magia de la novela.
      Bomarzo es otra novela mítica. Debería volver a leerla, aunque igual la traigo a un mes literario. Para esta sección no las leo (si las leyera, haría una reseña completa), pero como son novelas que me han dejado huella, siempre me acuerdo de lo suficiente.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Muy buena reseña para empezar este mes, he visto la peli pero no he leido la novela, lo haré en tener ocasión, que aún viendo la pelí, no hay porque dejar de leer.
    Italia es siempre una maravilla, y hay tanto para ver y descubrir. un beso Rosa y buen mes, sigue reseñando me encanta leer tus reseñas. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le digo a Juan Carlos, esto no es una reseña, ya que no leo el libro. Este lo leí en 2004 por última vez y no podría hacer una reseña pues no recuerdo suficientes detalles. Solo es un pequeño comentario que acompaña a la frase inicial que nos introduce en lo que puede ser la novela para los que se animen a leerla. Sí es cierto que como escojo novelas que me han impactado, recuerdo suficientes cosas como para hacer una introducción a la obra y poneros los dientes largos.
      ¿Qué tal va tu recuperación? Espero que muy bien.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Me interesa mucho esta novela y el caso es que me suena el título. No sé si es que me la bajé y me espera en el ebook, si me la leí hace años (creo que no) o si es por la película que, más arriba, comentaron que hay. De cualquier modo, la buscaré e intentaré leerla porque me has dejado con ganas. Un beso, Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay quien tras leer "Pedro Páramo" debido a mi entrada de Noviembre, me ha dicho que es un rollazo. Quiero decir que, a veces, mi entusiasmo es solo mío y me siento un poco responsable si luego no lo compartís. Es cierto que "Pedro Páramo" es una novela compleja y difícil de leer. Con esta no creo que pase pues aunque no se lee como un simple entretenimiento (requiere un poco de esfuerzo por parte del lector) es mucho más asequible y menos tétrica.
      Espero que te guste. Para más información, tampoco es muy larga.

      Eliminar
  6. Qué mágico conocer lugares a través de los libros y que luego cuando se conocen de verdad que te devuelvan a esos mismos libros.
    No he leído esta novela pero la tendré en cuenta.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, aunque a veces te llevas chascos. Para mí, París era pura literatura y cuando lo conocí me llevé una decepción (fíjate ¡¡con París!!), de la que me tuve que recuperar posteriormente (lo cuento en el blog en una entrada que se llama "Deconstruyendo París").
      Con Ferrara no sucedió eso. Es una ciudad totalmente literaria, pequeñita y muy acogedora, llena de palacios, jardines... muy hermosa.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Tiene muy buena pinta, Rosa y me ha gustado cómo has hecho alusión a esa búsqueda "in situ" de ls hechos cuando visitaste Ferrara.
    No había oído hablar ni de la novela ni de la película, como dice Tere, pero habrá que tenerlos en cuenta después de leer tu reseña.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue una casualidad que cuando nos decidimos a viajar a Italia había leído la novela unos meses antes. En el recorrido en coche, ya de vuelta a Santander, metimos Ferrara en el itinerario debido a ello. A mí me gustó mucho, pero a Iñaki que no había leído la novela (sí que ha visto la peli), le entusiasmó.
      Tú misma me has dado la idea de lo que podéis hacer Kirke y tú con este título (es broma, para nada os sintáis comprometidas por estas mis indiscretas palabras)
      Un beso.

      Eliminar
    2. A pesar de lo que he puesto en mi comentario no me importaría hacer un Alalimón. Primero porque trabajar con Chelo es un placer y segundo porque, aunque la temática no me atraiga, la recomendación de Rosa es para mí toda una garantía de calidad.
      Besos a las dos.

      Eliminar
    3. Me encantaría que lo hicierais para saber también vuestra opinión, pero no quiero presionar que dice mi hijo que meto mucha presión, ja, ja.
      Un beso.

      Eliminar
  8. tu facilidad para trasmitir las sensaciones que experimentas al leer un libro, son resolutorias a la hora de difundir la obra referida. La haces atractiva sea del género que sea. Y en este caso con tu viaje, realzas los escenarios y los sientes en carne propia.
    Un libro del que tan ni siquiera había oído hablar ¿Lo ves? no soy tan culto.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otras cosas sabes tú de las que yo no tengo ni idea. Yo envidio tu capacidad para inventar historias todas con finales sorprendentes. Como te he dicho en otras ocasiones, tú creas, yo solo opino y siento sobre lo que otros crean (tú entre ellos). Mira a ver quién quien es más culto.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Me traes un libro del que lo desconocía todo. Ni siquiera me sonaba el nombre.
    En mi etapa universitaria leí mucho sobre el Holocausto y la persecución judía. Leí tanto que creo me empaché y ahora no soporto los libros con esta temática. Me cansan.
    Aunque este que nos traes lo presentas tan atractivo...
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ds que no trata precisamente del holocausto, eso es solo el final de la familia. Trata de los años previos, de la relación del narrador con los Finzi Contini y su amor por Mìcol, y de la sociedad de Ferrara, las familias judías. Para mí, (pero solo para mí que yo sepa) es una de las novelas clave para entender el siglo XX. Que no sé si merece la pena entenderlo o sería mejor enterrarlo sin entender...
      Un beso.

      Eliminar
  10. Hola Rosa,
    Yo también soy de las que desconocía el libro y me ha hecho sonreír esa búsqueda por las calles de Ferrara, ¿por qué será que se siente esa fascinación por recorrer las calles en las que está ambientado un libro o una película? A mi me gusta localizar esas callejuelas, esos palacios...

    Me apunto la recomendación del libro y sobre todo la de visitar Ferrara.
    Y sí tienes una habilidad para transmitir pasión en tus reseñas que haces que no dejen indiferente, eso es una grandísima habilidad, felicidades amiga.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Conxita. Es lo que pretendo cuando hago una reseña, compartir algo mío; emociones, sentimientos, algo que me muestre, aunque tampoco en exceso, ja, ja. Hoy he escrito una reseña, que publicaré en unos días, y por no querer desvelar nada de la trama, me salió algo que me resultaba muy frío, así es que borré la mitad y empecé de nuevo. Y lo cuento en la reseña. Nunca había tenido esa sensación de dar algo que no era mío.
      Me alegro de que te atraiga este libro. Y, si te pilla de paso alguna vez, como a mí, no dejes de visitar Ferrara. Es una ciudad encantadora.
      Un beso.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...