Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

domingo, 4 de febrero de 2018

"Alcohol de 99º" Manu López Marañón

"Una desolación envenenada bullía por sus venas mientras los años, siempre inclementes, mellaban su carácter con las muescas de la pubertad. Y es que a diferencia de su amigo Asís, y a diferencia también del resto de la humanidad, pensaba sintiéndose un marciano, él no sabía quién era su padre". La madre de Artur, Estrella, huyó a Londres en los primeros años sesenta del pasado siglo. Allí pensaba aprender inglés para, a su vuelta a Bilbao, encontrar trabajo en una naviera. Allí cayó en las redes del LSD, las minifaldas minúsculas, las botas altas y los suéteres pop art imposiblemente ceñidos; allí sufrió un desengaño amoroso que la lanzó en brazos de la más promiscua concupiscencia, y como no eran épocas de píldoras ni anticonceptivos fiables, quedó embarazada del pobre Artur que viviría toda su infancia y gran parte de la adolescencia preguntándose quien sería su padre. 
Tuvo que esperar a tener diecisiete años y a que muriera su madre de una sobredosis (el LSD de Londres se convirtió en heroína una vez regresados a Bilbao madre e hijo), para recibir unas fotos y unas cartas que su supuesto padre había enviado a su madre por la época en que se había quedado embarazada y que ella guardaba en una caja como su bien más preciado. Pero la mala suerte persigue a Artur porque cuando está a punto de conocer a su padre y cobrarse todas las pagas que le debe, muere su progenitor a cinco mil kilómetros y un océano de distancia sin saber de tal hijo y dejándolo tan huérfano a los diecisiete años como irreconocido lo había tenido hasta entonces. "Fue capaz de confesarse que lo que más le hubiera gustado del mundo era abrazar a su progenitor. Se había quedado solo en la vida, deshonrado, huérfano entero y más pobre que las ratas".
El problema de Asís no es la falta de padre, sino su presencia. Un borracho pendenciero que maltrata a la madre y contra el que Asís no puede hacer nada, primero, porque le puede y segundo, porque siendo su padre policía, tampoco es cuestión de denunciarlo. Policía en Bilbao en la peor época del terrorismo. "No era malo, lo que pasa es que enfermó del síndrome que les da aquí a los policías. La culpa la tiene el terrorismo, que los caza como a conejos y así, claro, empezar a beber… No, el pobre no era malo, tenía miedo y no se fiaba de nadie, con la bebida…";
Y así viven los dos amigos, envidiando uno el padre del otro y el otro la orfandad del uno, hasta que ambos quedan huérfanos de verdad, uno de su padre real y conocido y el otro de su padre imaginario y no sabemos si también real. 
La vida de ambos amigos comienza a discurrir por caminos paralelos a la legalidad, vamos que no llegan a cruzarse con ella. Engañados y abandonados tras el robo a una joyería, terminarán en la cárcel. Asís, mayor de edad, en Basauri; Artur, aún con diecisiete años, tendrá que pasar casi un año en Santander cuya cárcel tiene plazas para menores, aunque esos menores estén en todo momento mezclados con delincuentes de cualquier edad en una cárcel considerada como peligrosa; aunque esos menores sirvan para entretener las más libidinosas aficiones de los presos más curtidos. 
Han comenzado su vida al margen de la ley, que no al margen de la época y la sociedad que les ha tocado vivir. Empieza la novela en Bilbao y transcurre a caballo entre dos décadas, los setenta y ochenta del siglo pasado. España se debate en los brazos poco amantes de una crisis económica que afectó a todo el mundo, que se inició con la crisis del petróleo de 1973 y continuó y se agravó con la segunda crisis del petróleo en 1979. Pero en España, las crisis, como todas las desgracias, tienen características propias, y estas nos pillaron clausurando el franquismo y con el país necesitado de una reconversión económica que sumió en el paro y la desesperanza a aquellas zonas industriales que, por haber vivido sin saber lo que era el desempleo, se vieron más vulnerables para enfrentarse a algo que desconocían.

Manu López Marañón

Bilbao y Barcelona, los escenarios de esta novela, son también los escenarios devastados por los que se moverán nuestros protagonistas acompañados de Fredi, un amigo al que conocieron en uno de sus pasos por alguna de las cárceles que les han hospedado desde demasiado jóvenes.

Fredi viaja buscando a Dora, la mujer de la que está enamorado y que lo ha abandonado mientras él estaba en la cárcel, sin ir a visitarle ni una sola vez, para buscarse la vida, según cree él, en algún puticlub del barrio chino barcelonés, al que ahora quieren llamar Raval. Luego resultará que su trabajo está muy lejos de los puticlubs y, aunque  igualmente marginal, muy bien disfrazado de trabajo decente. 
Asís y Artur huyen de un traficante al que no pueden pagar el dinero de un negocio por habérselo gastado sin pensar demasiado en lo que se les venía encima después "—Estamos a prueba, idiota —dice Asís—. ¿Te da el pellejo para plantarte delante del Faenas y decirle que nos hemos fundido más de cien mil pelas a cuenta?"
En Barcelona termina la amistad de los tres jóvenes. Se separarán para seguir caminos e intereses diferentes. Asís perseguido por el recuerdo de una puta a la que conoció en el camino y por las consecuencias de algunos hechos que le salen al paso cuando menos lo espera. Fredi, tras las andanzas de Dora, se terminará encontrando con Luli, con el Flaco y con un negocio que quizás le quede un poco grande. Artur se encontrará con el Piro, al que conoció en la cárcel de Santander, y con la posibilidad de tomarse por su mano la Justicia que se niega a los que están acogidos a la tutela de la propia Justicia.
"Alcohol de 99º" es una novela picaresca. Lo es por su trama y lo es por su lenguaje. Mientras la estaba leyendo y disfrutando, no podía dejar de pensar que es la novela picaresca del siglo XX escrita en el siglo XXI. Es un homenaje a los que vivieron, como yo viví, la adolescencia y la primera juventud en las décadas setenta y ochenta del pasado siglo; las vivieron como yo, pero para su desgracia, ellos fueron víctimas de lo peor que dichas décadas tuvieron para ofrecer a una juventud que se quedó atrapada entre la movida, las drogas, el sexo, el SIDA y la propia necesidad de sobrevivir por encima de cualquier situación por jodida que se presentase.
Quiero recomendar esta novela, pero no con mis palabras, porque he encontrado otras que me parece que saben recomendar mucho mejor que yo, y como creo que la novela de Manu López Marañón lo merece, la recomiendo con las palabras de Ricardo Bosque en la reseña que hizo de "Alcohol de 99º" para la revista Calibre. 38: "Novela pues muy recomendable en la que la esperanza es lo primero que se pierde y que viene a demostrar aquello que cantaba el bueno de Rubén Blades a finales de los setenta y que popularizó en España la Orquesta Platería con su versión de 1979: “si naciste pa martillo, del cielo te caen los clavos”". Nuestros tres amigos nacieron con destino de martillo y a lo largo de su vida, los clavos les fueron saliendo al paso en cada vuelta del camino.



30 comentarios:

  1. Caramba, Rosa, de seguir así, tendré que abandonar todas mis otras actividades de ocio para dedicarme exclusivamente a la lectura, de tantos libros que comentas y que me atraen. Ahora mismo estoy leyendo "La cajita de rapé" que no recuerdo si la recomendaste tú o Paloma (Kirke buscapina), otra estupenda bloguera a quien también debo mis últimas lecturas.
    Amazon y La Casa del Libro, deberían pagaros una comisión, jajaja.
    Desde luego, esta novela a tres bandas, a cual más dramática o sórdida, promete mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fuimos Kirke y yo las que recomendamos "La cajita de rapé". "Alcohol de 99º" es totalmente distinta. No es policíaca, es más bien negra y, como todas las novelas del género, refleja una época y unos ambientes muy negros. Su lenguajes es muy rico, un poco adaptado a la época de la que trata y, ya digo, al género picaresco, al que también se la puede adjudicar. Y con humor, dentro del drama.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Rosa me maravilla lo mucho que lees
      Te admiro.
      Yo leo investigo
      pero no novelas ..hace rato que no ando por eso.

      Escribo corto mi onda es otra pero

      Te leo porque te admiro

      Eliminar
    3. Muchas gracias, pero no hay mucho que admirar. Me encanta leer desde pequeña y todo mi tiempo libre lo empleo en ello, y ahora también en escribir acerca de lo que leo.
      Un beso.

      Eliminar
    4. Y lees y escribes con mucho gusto. Soy Manu López Marañón, autor de "Alcohol de 99º"

      Eliminar
    5. Me encanta leer, Manu, y desde luego leo con mucho gusto, pero con novelas como la tuya, el gusto se dispara, porque es muy buena.
      Muchas grcias, guapo, y un beso enorme.

      Eliminar
  2. Si tiene mucho de dramática pero tiene buena pinta, de modo que me la apunto, ains, no se termina contigo nunca la lista, y yo no llego jeje, pero se intenta eh ejjee. y aunque no se llegue tú sigue recomendando buenos libros, cuando lleguen es otra cuestión. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo leo y recomiendo, como dices, cuando podáis leer lo que recomiendo, ya es cosa vuestra que se escapa a mi poder. ja, ja.
      Un beso.

      Eliminar
  3. No lo conocia me lo apunto gracias cielo! besitos!

    ResponderEliminar
  4. Tomo nota, Rosa. Gracias por esta reseña de la novela de Manu López Marañón que me ha encantado leer.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y creo que también te encantará la novela. Como profesor de Lengua y Literatura, tienes que apreciar su rico y fluido lenguaje, además de la trama que es muy buena y del retrato social.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Una propuesta interesante. Echaré un ojo.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente interesante. No la dejes pasar.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Gracias por tu reseña Rosa, y por darnos a conocer tan interesantes lecturas, como la que nos traes en esta entrada. Me llama todo lo que nos cuentas sobre ella, no me queda más remedio que anotarla y tenerla en cuenta para próximas lecturas.

    Un fuerte abrazo Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Últimamente he leído varias novelas negras y policíacas ambientadas en distintas décadas del siglo pasado. Creo que estoy descubriendo que fue un siglo bastante negro y no solo la primera mitad, que eso ya lo sabía, sino todo él, al menos en España. Por todo ello, me encanta hablar de ellas y si se las doy a conocer a alguien, objetivo cumplido.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Tiene buena pinta, pero tengo tantos libros pendientes por leer que no sé cuándo ponerme con este. Coincido con Josep, qué manera de leer jajaja juraría que era ayer o el otro día que decías que habías acabado el de Paul Auster. ¡Muy bien! A mí me encantaría leer tanto!
    Me apunto el libro, aunque parece un poco durillo.
    Un besote guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este lo terminé mucho antes que el de Paul Auster. tenía escrita la reseña hace días. Ahora estoy con la de Auster. A la derecha puedes ver lo que estoy leyendo y las reseñas que están pendientes, salvo las que publico en "Sin reseña" que esas una vez las leo, desaparecen de la columna.
      El libro es duro, pero lo suaviza el sentido del humor un tanto amargo que lo acompaña.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Hola Rosa tiene buena pinta así que voy a seguir aumentando mi lista. No conocía ni he leído nada de este autor y será cuestión de descubrirlo.
    He visto en tu lateral que tienes pendiente la reseña de 4321, yo lo tengo a medias pero últimamente estoy leyendo muy poco y encima me he vuelto multilecturas, lo alterno con la palabra más hermosa de Margaret Mazzantini que me está gustando mucho pero no avanzo, llego tan cansada que es abrir el ebook y volverlo a cerrar porque me caigo de sueño. Deben ser los años ;)
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, a poco de abrir el ebook en la cama me duermo, pero al ratito me despierto, me desvelo y me puedo pasar dos horas leyendo.
      "4 3 2 1" es la reseña que estoy escribiendo ahora. Me gustó bastante la novela, aunque a veces pensé, mientras la leía, que eran demasiadas páginas y demasiado el tiempo invertido. la verdad es que el resultado final es positivo.
      Esta de "Alcohol de 99" es una novela interesante y escrita de una forma que le va muy bien al tema, un tanto picaresco, como digo y que retrata de maravilla la España de los años setenta y ochenta.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Qué maravillosa reseña, y al nombrar la orquesta Platería me has puesto muy nostálgica pues mism padres me llevaron a verla cuando era muy pequeña, y bailaba con mucho garbo y ganas(según mi madre, claro) y a todo el mundo, orquesta incluida, le hacía gracia.
    Besos y mi lista crece y crece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una novela muy ilustrativa de esa frase de "Pedro Navajas" que cuando la oí por primera vez (primeros ochenta y yo con los primeros veinte), me hizo mucha gracia y me pareció genial: "Si naciste pa martillo, del cielo te caen los clavos". Ya lo había pensado yo, pero cuando leí la reseña de Ricardo Bosque, decidí utilizar su final que es muy bueno porque es cierto (y eso no se me había ocurrido) que la esperanza es lo primero que pierden los protagonistas de esta novela.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Creo que esta la dejo pasar, ese ambiente sórdido de la droga, el alcohol y demás no me apetece. Quiero ahora leer algo de más evasión. Necesito distraerme y viajar lejos.
    Ahora estoy con el finalista del Planeta y ando por Tánger, que como destino viajero no está mal, aunque creo que estoy a punto de padecer diabetes con tanto empalago.
    Genial reseña, como es habitual en ti. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tenía apuntada la de "Niebla en Tánger", aunque como todo lo que rodea al Planeta, con muchas prevenciones. ¿Es muy empalagosa?
      Desde luego, "Alcohol de 99º" es de todo menos dulzona. Para mí es muy buena y, aunque dura, tiene sentido del humor, lo que suaviza.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Siendo novela negra y además española desde luego que me la apunto. Los setenta me pillaron muy niño, pero desde luego, los ochenta, Naranjito mediante, fueron los años de mi adolescencia. Eso le da un punto emocional. A una novela en la que llama la atención la trama elaborada y esa aroma a Novela picaresca que tanto se echa de menos en las novelas actuales llenas de sesudos dramas o personajes demasiado buenos. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí no hay personajes buenos ni malos. Hay personajes que sobreviven dando golpes a los clavos que les van cayendo mientras se van golpeando a sí mismos y dándose forma dolorosamente.
      A mí los setenta y ochenta me pillaron un poco mayor que a ti, ja, ja, pero no te digo cuan mayor es eso.
      Espero que te guste esta novela. Ya nos contarás.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Puede que la novela esté ambientada en una época pasada, pero las dificultades, las desgracias, las pérdidas y las formas de superar todo eso, siguen siendo siempre las mismas para quienes las padecen: "se hace lo que se puede y sálvese quien pueda"...

    Me parece muy interesante el argumento y estoy de acuerdo contigo en que seguramente podría enmarcarse en el género de la picaresca. Aún así, de momento, creo que no voy a leerla. Tengo la sensación de que tantas dificultades en las vidas de los protas me producirán angustia y no está el horno para bollos jajajjaa. Me la apunto para más adelante :))

    Una reseña estupenda, Rosa. Me encanta todo el jugo que les has sacado a las vidas de los protas.

    ¡Un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo que hay veces en que una no está para dramas ajenos porque bastante tiene con los propios que son los que no pueden evitarse. Al menos los literarios podemos dejarlos de lado.
      Es cierto que en todas las epocas hay gente que lo pasa mal y sobrevive como puede, pero también ese cierto que hay momentos históricos que dan mucho mas juego literariamente hablando.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Soy Manu López Marñón, autor de "Alcohol de 99º" y quiero daros a todos las gracias por los comentarios que está generando la reseña de Rosa Berros. Siendo un autor novel que publica en una editorial independiente, las posibilidades de hacerse visible en las librerías son casi nulas. Además, este tipo de libros aparecen sin ninguna publicidad y tratar de hacerle la competencia a los libros de los grandes grupos editoriales resulta imposible. Aunque haya calidad, los autores nuevos estamos condenados al ostracismo. Por eso es tan importante para nosotros estás páginas literarias que tienen a bien reseñar nuestras obras. Quiero volver a agradecer la estupenda y extensa reseña que acaba de hacerme Rosa Berros. Con que uno solo de sus lectores se animara a adquiirir "Alcohol de 99º" ya habrá merecido la pena (bueno, y si no, también, que la reseña es cojonuda...). Abrazos para los lectores de Cuentame una historia y un abrazo muy fuerte para su directora. Manu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Manu, por tus palabras. Como propietaria de un blog (y salvando las distancias con lo que es escribir novelas), te diré que también cuesta mucho salir adelante, tener seguidores y ver que tus publicaciones tienen visitas y comentarios. Al principio es desesperante, ves que te visitan dos y no te dice nadie nada, pero poco a poco, te va pasando la gente, te van conociendo y te haces un círculo. En esas circunstancias, que un autor al que has reseñado quede satisfecho y te deje un comentario es muy de agradecer.
      No sabes cuánto me gustaría que tu novela tuviera el éxito que se merece y fuera conocida. No pierdas la esperanza.
      Un beso y muchas gracias de nuevo.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...