Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

jueves, 15 de febrero de 2018

"Bexonte, la aldea sin cobertura" Alicia Lakatos Alonso

Aunque nos parezca mentira, aun hay lugares a los que no llega internet ni hay cobertura para los teléfonos móviles. En esos lugares no existe google, ni facebook, ni twitter, ni Whatsapp, pero en esos lugares vive gente. Y esa gente es como el resto. No tienen antenas ni son verdes. Son como todo el mundo, con las mismas necesidades y los mismo deseos y sentimientos. Bueno, esto no es del todo cierto. No tienen las mismas necesidades porque nadie se las ha creado artificialmente (al menos las tecnológicas) para tenerlos prisioneros de un mercado insaciable; no tienen los mismos deseos porque no mueren por un like ni matan por un + o por un me gusta; no tienen los mismos sentimientos, porque no sienten a golpe de  frivolidad ni de cuatro frases que, casi sin pensar, se escriben y se envían en tres segundos con el valor que tiene lo que se siente sin corazón, se escribe sin reflexión,  y se envía con mucha prisa para pasar a otra historia y poder mandar otra cosa tan poco sentida como la primera.
Bexonte es uno de estos lugares, una aldea donde si quieres hablar con el móvil tienes que ir a "un sitio donde creo que casi siempre se oye [...] Pasado el cementerio, en la roca rota que está subiendo la cuesta a la derecha". Y a Bexonte, una aldea gallega perdida entre las montañas de Ourense, llega Paula con la idea de solucionar el asunto familiar que allí la ha llevado y regresar a Barcelona. Aún no ha tomado el desvío que lleva a Bexonte tras otros siete kilómetros de conducción y ya está deseando desandar el camino y volver a su vida y a su trabajo de abogada. Pero no puede hacerlo. 
En la aldea vive su abuela Balbina y Neves, su tía especial. Allí pasaba ella los veranos con sus padres y sus hermanos hasta que murió el bisabuelo y ya no volvieron. Toda una historia de maltrato y desapego sufrida por su madre, hace que Paula no tenga ningún deseo de visitar el lugar ni a su abuela, una mujer fría y dominante a la que odia. Pero esa mujer ha avisado de que tiene algo que comunicar a sus nietos de Barcelona y a Paula le ha tocado hacer el viaje para enterarse de qué es ese secreto que a ella la incomoda, pero en el que sus hermanos tienen puestas sus esperanzas de futuro para ellos y sus hijos. 
La llegada de Paula a Bexonte no presagia nada bueno. La lluvia le resta visibilidad hasta  no saber por dónde va la carretera, hasta no poder distinguir si aún no ha llegado al pueblo o ya ha salido de él, y es que "las tormentas profundas de la Galicia profunda son demasiado profundas hasta para los que han nacido con ellas". La lluvia incesante hará que sus planes de volver inmediatamente a Barcelona se vean truncados y que tenga que permanecer en la aldea muchos más días de los que hubiera deseado. Pero el encuentro con los escenarios de sus vacaciones infantiles le devolverá sensaciones y gentes que tenía olvidados. 
Descubrirá a su tía especial, Neves, la hermana gemela de su madre que, con sesenta años tiene la mente de una niña de cinco, pero también la ingenuidad y la inocencia que eso significa. Neves la confunde con Blanca, su hermana y madre de Paula, que se fue un día de casa y la dejó abandonada y en manos de una madre cruel y desatenta. Ahora que la ha recuperado, piensa, no volverá a dejar que se marche de nuevo. Y Paula descubrirá que la enfermedad de su tía no es de nacimiento, que nació siendo una niña tan lista y normal como Blanca, su propia madre.
Recuperará a Rosa, su mejor amiga de los veranos. Rosa es una auténtica aldeana que nunca ha salido de Bexonte, pero a pesar de eso Paula descubrirá una complicidad con ella que le cuesta mucho tener con gente de vida más afín e intereses más parejos. Empieza sintiendo lástima por su vida limitada, su falta de amor, su desconocimiento del sexo...
"-¿Qué ha sido de tu vida, Rosa?
-¿Qué vida, Paula? ¿Qué vida?"
para terminar envidiándola, porque a medida que pasan los días se va encontrando más a gusto en la aldea; le va dando más pereza volver al tumulto y a las obligaciones que impone la vida en Barcelona, y cuando, finalmente, llega el momento del regreso, la situación ha cambiado tanto y han sucedido tantas cosas que Rosa es precisamente la persona por la que le gustaría cambiarse para permanecer en Bexonte y sumergirse en su monótono, pero tranquilo y previsible tedio.
No se trata de una novela de esas que caen en el típico menosprecio de corte y alabanza de aldea. Bexonte no es el paraíso. Allí se esconden sombras en las relaciones personales, como en todos los lugares. Suspicacias y envidias están por todas partes, más, si cabe, puesto que el ser pocos y conocerse demasiado permite que los recelos y los rencores se cuezan a fuego lento, atraviesen las generaciones y se hereden junto a las casas y las fincas. Bexonte no es el paraíso, pero a veces el purgatorio es el lugar más indicado para huir del tumulto y descansar del cielo por un rato. O por unos meses. 
Paula también recuperará el pasado y recuperará la historia porque los hechos tienden a repetirse de manera incomprensible. Y en esa repetición de los hechos, encontrará el amor y, como los hechos se repiten, tal vez tenga que renunciar a él. 
Alicia Lakatos Alonso
El secreto que su abuela quería transmitirle resultará un regalo envenenado; le servirá para saber la verdad acerca de muchas cosas, pero la dejará en posesión de unos conocimientos que tendrá que decidir con quién comparte y cómo. Tendrá que decidir cómo gestiona el pasado de sus padres, ya muertos los dos, a raíz de los nuevos hechos que ahora ha conocido y deberá valorar lo que ganan o pierden los demás según ella se decida a hablar o decida mantener el secreto. ¿Pero realmente depende solo de ella? ¿Tiene derecho a ocultar lo que sabe? ¿Beneficiará o perjudicará a las vidas ajenas seguir en la ignorancia? Paula llegó al pueblo con la angustia de enfrentarse a una abuela a la que odiaba por el mal trato al que sometió a su madre. Cuando, por fin se cumpla su sueño de regresar a su vida y a su mundo y volver a sepultar Bexonte en lo más profundo del olvido, se encontrará con que tampoco Bexonte es tan malo, tal vez tiene cosas buenas y la noche anterior a su partida hubiera dado cualquier cosa por poder seguir allí un tiempo más.
De Alicia Lakatos, ya leí hace unos meses "El cascabel", una novela en la que los protagonistas son Capi y Maiá, dos perros que nos van contando las peripecias de la familia en la que viven y las suyas propias. Esta novela era la continuación de "Capi y Maiá" donde comenzaba la historia de la familia y de los perritos. No son novelas infantiles. Se escapan a los intereses y a lo adecuado para niños aunque las puedan leer muy a gusto los adolescentes. Yo, que no soy nada amiga de la literatura juvenil (lo fui en mi juventud, claro, pero ahora creo que ya no me encaja muy bien, por algo es juvenil), leí "El cascabel" y la disfruté. No obstante, tengo que reconocer que prefiero que los protagonistas de las novelas sean más humanos y caminen sobre dos patas, por eso, cuando Alicia me regaló "Bexonte..." estaba casi segura de que la iba a disfrutar aún más. Así ha sido y por ello le doy las gracias y le deseo el mayor éxito con esta novela.



20 comentarios:

  1. Ains me encantaría leer tanto como tú! A este paso te vas a tener que comprar otro tarro libro!! ;)
    Creo que ya he dicho alguna vez que me gustan las historias ambientadas en pueblos, y ésta precisamente tiene muy pinta!! Me lo apunto a la lista de deseos (tengo una lista real, apuntada en la agenda del móvil jaja).
    Me ha gustado mucho lo que has explicado de la diferencia entre la agitación de la ciudad y la tranquilidad de la aldea. A veces cuando voy en el metro tan lleno de gente pienso que estoy hecha para algo más tranquilo.
    Aunque como dices después, nada es perfecto 100%
    Resumiendo, me la apunto! :)
    Buena reseña guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tengo una lista real, pero la tengo en el ordenador. Para el móvil es muy grande y además hay cosas que no me acostumbro a poner en el móvil. Aunque ya me acostumbré a poner la lista de la compra.
      En el Tarro cabe todo porque lo voy cambiando por billetes, ja, ja.
      Si lees el libro, ya me contarás.
      Un beso.

      Eliminar
  2. La vuelta a los orígenes, al lugar de nacimiento, al pueblo de la infancia, siempre ha resultado un tema atractivo y que da para mucho. El reencuentro con viejos amigos y conocidos, los recuerdos familiares, los secretos medio olvidados.
    Al principio me ha recordado la novela de Dolores Redondo, "Todo esto te daré", ganadora del segundo Premio Planeta de 2016, pues también el protagonista se ve obligado, en contra de su voluntad, a presentarse en un pueblo de la Galicia rural, pero en sustitución o representación de quien realmente nació y vivió allí. Luego la cosa ya se ha ido diferenciando hasta dar con una historia con aspectos comunes pero con vida propia.
    Una reseña, al igual que la novela, muy interesante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he leído ese libro de Dolores Redondo. Leí la trilogía y me cansé y además los premios Planeta me suelen decepcionar. Nunca los leo a no ser que sean de autores que me merecen confianza (y suele ser lo que menos me gusta de ellos). No obstante, tampoco he desechado "Todo eso te daré". está ahí en el limbo de los libros.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Parece una historia llena de matices, entresijos y razones para descubrir en la plácida comodidad de un buen sofá. Tengo la sensación que la tranquilidad de Bexonte ya me ha cautivado y de que me espera entre las páginas de esta novela con los brazos abiertos :)

    Me gustan mucho los libros que tratan, sobre todo, de historias de personas normales y corrientes, sin necesidad de mucha acción real, aunque tal vez sí emocional. Por eso tengo la sensación de que esta novela me encantará. Por cierto que yo también prefiero a los protagonistas de dos patas :)

    Una reseña estupenda, Rosa, como todas las tuyas. ¡Gracias!

    Un beso y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creas que Bexonte es un remanso de paz. Hay de todo, hay mucho escondido e incluso la meteorología se pone difícil. Y la historia de la novela es muy entretenida, pero también guarda sus relaciones tumultuosas y sus agravios y rencores. En todo caso, gente normal viviendo vidas normales, tal vez un poco más agitadas por lo que el pasado trae al presente cuando se empeña en hacerse visible y salir del olvido o la ignorancia.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Me ha gustado mucho tú reseña, y me da que este libro merece la pena, porque sobre todo siento que hay mucho sentimiento que no se debe dejar escapar, de modo que trataré de hacerme con ella.

    Gracias por traernos siempre tanto para leer se agradece infinitamente aunque una nunca llegue a lo que tú lees, ains.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te guata esta novela. Claro, si sacas tiempo para leerla. Así andamos todos. Nunca estamos conformes con lo que leemos. Yo también querría llegar a alcanzar a personas que leen hasta quince y veinte libros al mes, pero cada vez lo pienso menos y procuro disfrutar de lo que leo en vez de pensar en lo que no me da tiempo a leer.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Rosa otra buena propuesta que apunto.
    Me ha gustado ese contraste de las prisas, de las conexiones, de la urgencia con la calma, desconexión y los secretos así como esas relaciones que se hacen en la niñez y que siguen uniendo. Y me ha dejado intrigada ese secreto envenenado y el juego que puede dar el contarlo y sus consecuencias.
    Gracias por estas propuestas que me hacen descubrir nuevos libros y autores.
    Besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la protagonista llega de Barcelona donde tiene una vida muy activa como abogada y con mucho móvil e Internet y se encuentra con un pueblo donde se siente incomunicada y desesperada, pero las cosas van cambiando. A poco tiempo que nos den, nos acostumbramos a las cosas que menos hubiéramos imaginado. Creo que todos tenemos experiencias de eso.
      Pues si te animas, ya me contarás.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Me ha hecho gracia eso de que la gente que vive aislada tecnológicamente, por decirlo de algún modo, son como el resto y no tienen antenas ni son verdes. Me ha hecho gracia pero en el fondo es un obviedad que se nos suele olvidar.
    Nos traes a una autora completamente desconocida para mí. Me tienta la ambientación de su novela, con esa mezcla entre lo idílico de la vida en los pueblos y ese punto de agobio que produce el que todo el mundo te conozca y te juzgue. También el conflicto entre guardar y desvelar el secreto descubierto y cómo puede este repercutir en vidas ajenas. Eso sí, con tanto por leer, veremos si consigue colarse en los primeros puestos de la lista de pendientes.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay una interesante anécdota, ya al final del libro, cuando la protagonista intenta darle su dirección de correo electrónico al padre de Rosa, dictándoselo por teléfono. No veas el lío que se arma el hombre con lo de pcastello, todo con minúscula, guión bajo... y ya no te cuento cuando le suelta lo se la arroba hotmail punto com. Y es que creemos que ese lenguaje es universal y, como dices, se nos olvida que aún hay gente, no tan lejos, para la que esos términos siguen siendo lo que eran para nosotros hace veinte años: un puro galimatías. Y, como nosotros hace veinte años, ni son verdes ni tienen antenas.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Bueno, vaya por delante que esta es la tercera vez que escribo el comentario, a ver si ya puedo colgarlo. Las otras dos veces Blogger o la madre que los parió se han encargado de darme error y no dejarme publicar. Siento el tono pero estoy muy cabreada.

    Me apunto esta novela sí o sí. Primero porque tu reseña es estupenda, segundo porque se desarrolla en la Galicia rural con la que yo tengo un vínculo muy especial y tercero porque... mi abuela también se llamaba Balbina. Qué casualidad.
    Además, por lo que cuentas muestra muy bien el ambiente de una aldea donde al ser tan pocos la convivencia puede ser conflictiva y motivo de muchos desencuentros.
    Gracias por traer una obra y una autora que no conocía y con escenarios más cercanos y, relativamente, afines que los de tu adorada Norteamérica (como ves no pierdo ocasión para meterme contigo a cuenta de tu pasión, la culpa es de Bukowski, que me ha dejado secuelas mentales y aumentado mi rechazo a la generación beat).
    Un besote, guapa."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La generación beat, tampoco es mi literatura estadounidense preferida, te lo aseguro, pero hay literatura en el país cabeza del imperio más allá de la beat.
      Cuando leía el libro me acordaba de ti porque sé de tu relación familiar con Galicia y tus antecedentes gallegos.
      Ahora bien, seguro que tu abuela Balbina no es tan ... ya lo descubrirás, como esta Balbina de la novela.
      Me encantará leer tu reseña y seguro que a Alicia Lakatos también.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Hola. Me apetece y me dejas la intriga, ¿Qué secreto le dice la abuela? Ainnnns, como nieta de gallego me ha entrado morriña, me la apunto.
    Besos y como siempre una reseña de diez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes, tendrás que leer el libro y así sabrás el secreto y todo lo demás que sucede en la novela.
      Siendo nieta de gallego deberías leerla con más motivo, además creo que te gustará.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Tiene muy buena pinta la obra, aunque desconocía por completo a la autora.
    Como Julia te decía, a mí también me gustan las novelas con personas "normales" y con sus problemas cotidianos, aunque aquí parece que algunos dependen de la "cobertura" ;-)
    Interesante reseña, Rosa.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela que se lee muy bien y que nos hace reflexionar sobre la realidad de otras formas de vivir porque lo que muchos damos por supuesto, para otros es algo difícilmente alcanzable. Y además, hay toda una historia por detrás.
      Un beso.

      Eliminar

Con tus comentarios reflexionamos, debatimos y aprendemos más.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...