Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

sábado, 13 de abril de 2019

"El informe Brodeck" Philippe Claudel

"Me llamo Brodeck y no tuve nada que ver.
Necesito decirlo. Tiene que saberlo todo el mundo.
Yo no hice nada y, cuando me enteré de lo que acababa de pasar, me habría gustado no hablar nunca de eso, maniatar mi memoria, tenerla bien sujeta en sus ligaduras para que estuviera tranquila, como una garduña en una jaula de hierro". Pero Brodeck tendrá que hablar, tendrá que recordar, tendrá que contarlo todo o su propia vida podría estar en peligro.

Estamos en un lugar y en un tiempo que en ningún momento se hacen explícitos. Se nos presenta así una historia eterna y universal por atemporal y desubicada, aunque no tanto. Puede ser la Segunda Guerra Mundial, pero no totalmente (los invasores llegaron "después de haber echado a su emperador"); el lugar podría ser la zona oriental de Francia, antiguamente alemana y donde se hablan dialectos similares al alemán: la zona de Alsacia y Lorena. El caso es que los invasores vinieron del este cruzando una frontera demasiado cercana; el caso es que venían de una zona próxima y que "nuestra región había estado vinculada a ella durante tantas décadas bajo el Imperio que todavía nos sentíamos en ella como en casa".

Hace un año que terminó la guerra y ya hace dos que Brodeck volvió de "el campo". Hace tan solo unos meses que el Anderer (el otro en alemán) llegó al pueblo con el señor Sócrates y la señorita Julia, su asno y su yegua respectivamente, con su amabilidad y sus buenos modales un tanto desconcertantes. Ahora todos los hombres del pueblo reunidos en la taberna de Schloss han asesinado al Anderer. Todos los hombres, excepto Brodeck y alguno más que, como descubriremos más adelante, esa noche no estaban en la taberna. 

Esa noche es la noche del Ereigniës, una palabra del dialecto local que puede definirse como "lo que ha ocurrido"; una palabra para dar nombre a lo que nadie se atreve a dar nombre. Pero, reflexionará Brodeck más adelante "era imposible que, por casualidad, todos hubiesen decidido ir a tomar una copa de vino o una jarra de cerveza a la fonda a la misma hora. Si no faltaba ninguno, era porque se habían citado. Y de esa cita me habían excluido. Pero ¿por qué? ¿Por qué?". Y ¿por qué ahora le piden que escriba todo lo sucedido si él no ha visto nada? ¿Quieren convertirlo en cómplice mediante ese encargo? Todas esas preguntas y muchas más nos irán surgiendo a medida que nos vamos adentrando en esta historia hermosa y cruel como los cuentos de hadas, certera en su paralelismo con el alma humana como la más prodigiosa de las metáforas;  todas esas preguntas y algunas más nos irán surgiendo a medida que Brodeck va compartiendo con nosotros los hechos; los del presente, que llevaron a la muerte del Anderer, pero también los del pasado. 

El pasado se dilata tanto como sus recuerdos. Sin orden, saltando hacia adelante y hacia atrás, nos contará su vida desde que de niño fue recogido por la vieja Fédorine. Fédorine le rescató cuando tenía cuatro años, al inicio de otra guerra. Lo rescató de las ruinas y de la muerte, de una ciudad saqueada y humeante. Fédorine, que ya era vieja entonces, "venía de muy lejos, de muy lejos en el tiempo y muy lejos en la geografía de los mundos. Había escapado del vientre podrido de Europa"

De los recuerdos borrosos de su infancia nos traerá hasta el momento actual. Pasará por su época de estudiante en la capital y los terribles hechos que allí vivió; su enamoramiento de Emélia y su separación; su reencuentro cuando ella ya había sido invadida por el silencio; la venida de los "Fratergekeime -así es como se conoce a los que vinieron aquí a extender la muerte y la destrucción, los hombres que me convirtieron en animal, hombres que se nos parecen, a quienes conocía bien, pues había estudiado en su capital durante dos años"; la guerra con su estancia en "el campo" y su vuelta a casa tras sobrevivir donde la dignidad de otros les había llevado a la muerte. 

Brodeck no murió. Perdió la dignidad hasta convertirse en perro, pero logró sobrevivir y regresar junto a Emélia cuyo recuerdo le dio el valor que le permitió volver a su lado, valor para soportar la vergüenza y la degradación . A veces se necesita más valor para perder la dignidad y vivir sin ella que para morir manteniéndola. La época del campo, convertido en el perro de Scheidegger, es para Brodeck el Kazerskwir, el cráter, "un vacío muy negro y muy profundo [...] al que todavía me arriesgo a asomarme algunas noches".

Tras volver del campo, recupera su vida poco a poco, con sus tres mujeres: Fédorine, Emélia y su hija Poupchette, y, poco a poco se va acercando al momento actual, el momento del Ereigniës, lo que sucedió. El presente le llevará a la investigación para elaborar el informe y nos irá contando los detalles, los hechos en los que veremos cómo se iba fraguando lo que llevaría al desenlace final.

Brodeck es un hombre herido; herido por el pasado y herido por el presente y por lo que del pasado se deriva "Nos hemos convertido en eternas presas [...] Llevamos en nuestro interior el fermento de la decepción y la intranquilidad. Creo que nos hemos convertido, para el resto de nuestra vida, en la memoria de la humanidad destruida. Somos heridas que nunca se cerrarán". Esas heridas provienen de el campo, pero también de los terribles acontecimientos vividos mientras era estudiante; aquella terrible noche tras la que se recogieron sesenta y siete cadáveres de las calles sembradas de cristales, aquella noche que se llamó la Pürische Nacht (¿por qué me sonará tanto a la que le hizo regresar de nuevo al pueblo y abandonar la universidad para siempre. Aquella noche en la que todos los muertos eran Fremdër como él mismo, como todos los pasajeros del tren que unos años después los llevaría a el campo. Y busco el significado de Fremdër y busco otros muchos significados, pero no encuentro la traducción. No sé si es por pertenecer a un dialecto que el traductor de Google desconoce o porque el autor ha inventado un idioma similar al alemán. Tan solo consigo traducir Anderer, el otro.

Philippe Claudel
"El informe Brodeck" nos habla de la condición humana y nos habla sobre todo del miedo; miedo a lo diferente, a lo desconocido, al otro (el Anderer), a los Fremdër; miedo a vernos reflejados tal como somos, a que se nos muestre la maldad de la que somos capaces. El error de el Anderer fue sacar a la luz "las verdades más profundas de la gente", esas verdades que la gente no está dispuesta a mirar de frente. La gran desgracia de el Anderer fue que toda la gente se sintió expuesta y reaccionó en masa contra él, y de todos es sabido que cuando un hombre se ve disfrazado de masa se siente capaz de hacer cosas con las que jamás habría soñado. La masa nos disuelve y disuelve muestras miserias que, unidas a las del resto, parecen menos miserias y enfrentadas a lo diferente se convierten, por obra del miedo y del interés, en pura justicia. "He visto a los hombres en acción cuando saben que no están solos, que pueden diluirse, disimularse en una masa que los engloba y supera, una masa formada por miles de rostros como los suyos. Se alegará que la responsabilidad es de quien los arrastra, los azuza, [...] Es mentira. Lo cierto es que la muchedumbre en sí es un monstruo, un enorme cuerpo que se engendra a sí mismo, compuesto de miles de otros cuerpos pensantes. Y también sé que no hay muchedumbre feliz".

Philippe Claudel ganó con "El informe Brodeck" el premio Goncourt de los estudiantes (Goncourt des lycéens) de 2007. Indago y encuentro una iniciativa que me parece maravillosa y a años luz de lo que se podría hacer aquí: "Cincuenta y dos clases de escolares de entre 15 y 18 años, de los últimos 3 años de secundaria, sin distinción de orientación académica, leerán y estudiarán durante los meses de septiembre y octubre, con ayuda de sus profesores, las novelas que propone la Academia. Tras este período de lectura personal y de intercambio con los escritores, gracias a los encuentros organizados por la Fnac, los alumnos elegirán a tres finalistas durante los debates regionales" (Página web del Lyceo Francés Moliére. 8 de septiembre de 2015). ¿Será pura casualidad que en Francia se lea mucho más que en España?


Título del libro: El informe Brodeck
Autor: Philippe Claudel
Título original: Le rapport de Brodeck
Traducción: José Antonio Soriano Marco
Editorial: Salamandra
Año de publicación: 2008
Año de publicación original: 2007
Nº de páginas: 288

33 comentarios:

  1. Tengo este libro entre los pendientes, Rosa, pero es una de esas lecturas que voy retrasando. A ver si en breve me pongo con ella. Sería lo primero que leo del autor.
    Veo que hay en la novela bastante contenido social! Me ha gustado saber más del libro gracias a tu reseña! Un besote!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te recomiendo que no lo dejes. Yo ya es el tercero de Philippe Claudel que leo y me gusta cada vez más. También he visto algunas de las películas que dirige y están bien, pero nada como sus libros.
      Yo diría que más que social, es contenido humano. Y claro con esa humanidad creando sociedades, así salen ellas. No somos nada buenos. Ninguno, aunque algunos menos que otros.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Hola.
    Respecto a la obra...pues uno más a mi lista, no sé cuantas vedas voy a necesitar. Pero me has intrigado, quiero saber porqué no lo han invitado a esa quedada(habían quedado seguro) en la taberna, porqué quieren que escriba...

    Y respecto a leer en Francia más que aquí...casualidad dudo que sea. Aquí faltan iniciativas interesantes. Y no sé en el centro donde tú trabajas pero aquí hasta hace poco(ahora no sé) las propuestas d electura no eran apropiadas, en mi opinión, para chicos jóvenes.
    Mis hijos leen mucho, muchísimo, no van a ningún sitio sin un libro, pero en la adolescencia las lecturas escolares se les atascaban y es que claro, leer La Celestina o El lazarillo de Tormes(ambos me encantan, que conste) con 12 o 13 años creo que tampoco. Que no digo qu elean libros de Los cinco o Crepúsculo, peor hay obras tipo Matar un ruiseñor, cualquiera de Julio Verne, La isla del tesoro o La historia interminable, que les puede enganchar.

    La profe de 3º de la ESO de mi hijo se animó con La ratonera, la iban leyendo en clase y logró engancharlos a todos, y se sorprendieron con el final. Desde entonces mis hijos han ido "robándome" ejemplares de mi colección de Agatha Christie.
    Enhorabuena por la reseña, me ha apetecido mucho leer el libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. *vidas, no vedas. Y he separado algunas letras por ahí que dañan la vista, lo siento.

      Eliminar
    2. Por supuesto que no es casualidad. Una iniciativa así no la aguantan los estudiantes españoles. Es cierto que lo que se les ha mandado leer a ciertas edades no era lo más adecuado para engancharles, pero es que cada vez se les engancha con menos. Desde hace muchos años, leen "Crónica de una muerte anunciada" que yo creo que es para enganchar y les enganchaba hace unos años, pero cada vez menos, y los de este curso me han dicho que es un rollo insoportable.
      Conocí a un escritor que en poco tiempo había hecho dos cruceros, uno en un barco español y otro en uno francés. Me contaba que la biblioteca del barco francés estaba siempre llena y la gente leía (aparte de algunos que estaban en los ordenadores). La del barco español estaba siempre vacía. Tan solo la visitaba él. No, no es casualidad.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Una novela realmente intrigante, por el suspense sobre la muerte del tal Anderer, y curiosa por esas pistas tan difíciles de interpretar sobre la época y lugares en que tuvieron lugar los acontecimientos y por la peculiaridad de esos nombres que más bien parecen claves a descifrar, jeje. Una historia y un mundo muy peculiares.
    De este autor solo he leído "Almas grises" y me gustó mucho, tanto por la historia en sí como por su estilo narrativo. Solo con que esta novela esté a su altura, ya me inclino a leerla.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo leí "Almas grises" hace un tiempo. Tengo la reseña en el blog. A mí, particularmente, me costaría decir cuál me ha gustado más. Son las dos muy buenas y, con historias totalmente distintas (aunque quizás no tanto) nos hablan de lo mismo: culpa, miedo, odio, desprecio, supervivencia, amor... humanidad. No la dejes.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Por ponerle una pega, la traducción no es demasiado buena, (Editorial Salamandra), claro que siempre se pierde "lo original" al traducir. Por lo demás, has hecho Rosa, como siempre, una buena disección del informe, no digo autopsia porque las obras de Philippe Claudel están bien viva aunque en España no lo conozcamos como se merece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La he debido leer tan absorta (o soy más despistada) que no he notado nada en la traducción.
      En España se le conoce sobre todo por "La nieta del señor Linh". Yo también lo conocí por ella y me gustó, pero ese final tan sorprendente me dejó un poco mosqueada.
      Pensé que igual pasaba como con "El niño con el pijama de rayas" que también me gustó, pero creo que es lo único pasable del autor porque cuando leí otra novela suya terminé saturada de tanto retorcimiento de la realidad. Nada que ver. Considero a John Boyne un autor bastante mediocre.
      A Philippe Claudel volví a a leerlo con miedo de que toda su estrategia fuera epatar con finales de vértigo, y lo hice con "Almas grises". Me di cuenta de que no necesita de ninguna estrategia para cautivar, más allá de una literatura de excepcional calidad y humanidad, que "El informe..." ha confirmado con creces.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Hola Rosa, con tu estupenda reseña tengo más que suficiente para hacerme una idea de la propuesta aunque quizás ahora no sea un libro que me apetezca demasiado leer. Respecto a Francia y su cuidado por la cultura literaria o cinematográfica creo que estamos aún muy lejos de llegar a su nivel. Supongo que efectivamente se leerá más en Francia, pero lo que si domino y conozco es su cuidado, promoción, y difusión del cine ya sea desde las escuelas privadas de cine o desde los estamentos gubernamentales que apoyan sin fisuras a la cinematografía y la creación de contenidos audiovisuales.

    Un beso y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que el mismo mimo con que cuidan su cine, cuidan también su literatura. esta iniciativa de que sean los estudiantes los que lean y juzguen y escojan ganador, me parece formidable. No solo se les incita a leer buena literatura, sino que se les deja opinar y otorgar premios, y eso hace que se impliquen y le vayan cogiendo el gusto a la literatura. Eso y otras muchas cosas que aquí no existen (y otras que aquí sobran) de las que me imagino que el sistema educativo es un factor más. No es nada bueno nuestro sistema.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Una fantástica reseña de un libro que hace tiempo quiero leer. Del autor me encantó La nieta del señor Linh, una historia tierna y triste.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te diré que de los tres que he leído, "La nieta del señor Linh" ha sido el que menos me ha gustado (y me gustó mucho), aunque eso no es más que una cuestión de gustos personales. Lo que está claro es que el autor es muy bueno y conoce el alma humana como pocos.
      Un beso.

      Eliminar
  7. No sé si es casualidad (yo creo poco en las casualidades) que en Francia se lea más que aquí pero desde luego la iniciativa me parece maravillosa. Hacer a los chavales partícipes de esa manera y otorgarles esa responsabilidad creo que es una buena forma de incentivar la lectura a esas edades a las que normalmente se suele abandonar por otros intereses.
    De Claudel leí y disfruté muchísimo La nieta del señor Linh y tengo pendiente desde hace tiempo Almas grises. Ahora me toca añadir este a la lista.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi hijo leyó muchísimo hasta los dieciséis años, bien es cierto, que todo cosas de fantasía, pero más vale eso que nada. Al llegar a esa edad, lo dejó y solo ahora, con casi 32 años, parece que vuele a leer, aunque sigue con la fantasía (claro que en ese género le cuadran "La Odisea" y "La Iliada" y se las ha ventilado, cosa que yo aún no he hecho). Yo tampoco creo en las casualidades y esa iniciativa del Goncourt de los estudiantes demuestra que hay cosas que no se deben dejar al albur de las casualidades.
      Leí "Almas grises" hace un tiempo y me gustó mucho. Tengo reseña en el blog. "La nieta del señor Linh" la leí hace mucho y me gustó, pero estas dos me han gustado más.
      Un beso.

      Eliminar
  8. No sé, pero creo que esa indefinición sobre la época en que se desarrolla la trama me haría muy incómoda la lectura, yo soy muy de "al pan, y al vino, vino".
    Al protagonista desde luego le pasan muchas cosas y eso puede resultar interesante, pero aun así no creo que me apunte este libro. Con leer tu fantástica reseña me doy por satisfecha.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es indefinida porque en ningún momento se hace explícita esa información, pero creo que se dan muchas pistas para que sepamos por dónde u cuándo nos movemos.
      Se trata de un autor que merece mucho la pena, pero eso es solo mi opinión y entiendo que apetezcan más otras cosas, o que esta no apetezca.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Estupenda reseña, Rosa. De este autor ya leí La nieta del señor Linh y a pesar de ser muy predecible, consiguió emocionarme. Con este libro no creo que me anime, no me atrae lo suficiente. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó "La nieta del señor Linh", aunque su final me hizo pensar que tal vez el autor utilizaba la sorpresa final como recurso facilón. Al leer más obras suyas, me he dado cuenta de que es un gran autor que no necesita de ningún artificio para gustar y atrapar. Es muy bueno.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Me interesa mucho, me gusta la manera en que lo cuentas y la temática me atrae. Creo que para el próximo Sant Jordi lo busco y me lo auto-regalo en mi santo. Gracias.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que lo encuentres porque es un libro que ya tiene unos años, pero creo que cualquier novela suya será muy buena. Las tres que yo he leído lo son: "Almas grises", "La nieta del señor Linh" y esta.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Hola Rosa del autor leí en su momento La nieta del Sr. Lihn y me pareció tan tierna como triste, me gustó la manera de escribir y la delicadeza en el trato de los temas. Pero no he leído nada más del autor, me tendré que poner.

    Respecto a la iniciativa que comentas me ha parecido preciosa y una manera muy hábil de promover la lectura. Es de esas iniciativas que deberíamos copiar pero aquí lo de apostar por la cultura me parece que queda lejos, es una pena porque seguro que ganaríamos nuevos lectores.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este país la cultura y la investigación científica no son valores en alza. Su rendimiento no es inmediato y a veces, tampoco es económico, con lo que ni siquiera se considera rendimiento. El sistema educativo solo se fija en la capacidad para memorizar. Menos mal que algunos de los nuevos profesores (y algunos de los de siempre también) ponen todo su empeño en cambiar las cosas, porque desde la administración no se dan pasos en ese sentido y cada vez menos. La LOMCE es una aberración sin paliativos. El sistema educativo, como he dicho más arriba, no es bueno.
      Este autor escribe novelas duras, pero fáciles de leer y que van directas a retratar a los seres humanos sin tapujos.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Es uno de mis autores favoritos, no sé las veces que he podido recomendar sus libros.
    Este gana mucho son su relectura, pillas muchos matices que de primeras se te pasan.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaba pensando releer "La nieta del señor Linh" que leí hace bastantes años. Desde luego, son libros con tantos matices, que seguro que en cada lectura se descubren nuevos detalles.
      Yo también lo recomiendo sin duda alguna.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Hola, Rosa.
    Qué magnífica reflexión nos dejas respecto a las masas, como nos disolvemos en ella, con el resto, junto a nuestras miserias que unidas a todas las demás... parecen estar justificadas, pobre e ignorante consuelo. Si un libro es capaz de arrancarte tales pensamientos, su lectura ya ha merecido de sobra la pena. Lo tengo en cuenta.
    Un abrazo... desde Jerez!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El efecto de las masas es terrible. Puede convertir en verdaderos monstruos a personas normales. Cuando veo esa gente que llevan a los juzgados custodiados por la policía y la gente alrededor los insulta y trata de agredirlis, te aseguro que me da más miedo esa masa que el detenido, por muy gordo que sea lo que ha hecho. Si desaparece la policía, lo destrozan.
      Quién mejor muestra ese comportamiento salvaje de la masa es Benito Pérez Galdós, cre que en "El dos de mayo".
      Este libro te arranca esos pensamientos muchos más igual de buenos y desesperanzados. No lo dejes pasar.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Hola, Rosa. Parece realmente interesante. Ojalá lo encuentre en alguna librería de Argentina.
    También es llamativa la propuesta francesa de hacer que los jóvenes lean, estudien y voten. Muchos deberían imitarla.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imagino que puede ser difícil porque es de 2007. Yo ese problema lo solucionó con Amazon. Tanto en papel, como en digital (aunque esto no siempre), se encuentra todo.
      La propuesta francesa es muy digna de imitación, pero requiere muchos previos que por aquí no se dan. En fin, mucho tenemos que aprender.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Tengo la sensación de que la novela que nos traes hoy puede resultar dura de leer. Siempre que se muestra lo que el ser humano es capaz de llegar a soportar para sobrevivir o, al menos, para no morir, se rozan límites que pueden ser casi insoportables para los que no se han visto empujados por las circunstancias a experimentarlos. Por otro lado, lo que el individuo es capaz de llegar a hacer "protegido" y "justificado" por la masa anónima también suele ser duro. Aún así creo que la novela puede resultar muy interesante por el planteamiento que es todo un misterio: ¿por qué ha de realizar un informe de los hechos precisamente quien no los ha presenciado? ¡Me la apunto!

    Un beso de lunes, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Philippe Claudel es una gran escritor y también director de cine. Siempre escarba sin piedad en la condición humana y no salimos muy bien parados de su análisis. En sus novelas los buenos tienen muchas cosas malas y los malos, muchas cosas buenas, pero generalmente, triunfa el propio interés y el ponerse uno por encima de los demás. La vida misma y todo muy humano: egoísmo, miedo, cobardía, insolidaridad, crueldad, etc.
      Esta novela trata de los que sufren y de lo que se puede hacer sufrir. Es sumamente recomendable.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Es magnífica la capacidad que tiene Claudel de decir tanto con tan poco. No necesita grandes descripciones, sino que con sencillas frases deja las cosas muy claras. Incluso el que no específique tiempo y lugar, pues con lo que va narrando se intuye fácilmente.
    Me gusta mucho, tanto en su faceta de escritor como en la de cineasta, sus películas son muy buenas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He visto tres de sus películas y me han gustado mucho también. El cine francés me gusta y estas películas son muy francesas y muy de Claudel, o sea que me han gustado doblemente. Pero, no obstante, prefiero sus novelas. Son mucho más duras a la hora de mostrar las miserias humanas.
      Su prosa es muy sencilla, pero contundente. Estoy totalmente de acuerdo contigo.
      Un beso.

      Eliminar

Con tus comentarios reflexionamos, debatimos y aprendemos más.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...