Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

martes, 2 de junio de 2015

Junio 2015



Cuando Gregor Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto. Estaba tumbado sobre su espalda dura, y en forma de caparazón y, al levantar un poco la cabeza, veía un vientre abombado, parduzco, dividido por partes duras en forma de arco, sobre cuya protuberancia apenas podía mantenerse el cobertor, a punto ya de resbalar al suelo. 
Sus muchas patas, ridículamente pequeñas en comparación con el resto de su tamaño, le vibraban desamparadas ante los ojos.
«¿Qué me ha ocurrido?», pensó.
 
En este mes de Junio, comienzo del verano, con el sol, el calor y, sobre todo, los bichitos, me ha parecido adecuado saludar la nueva estación con "La metamorfosis" de Kafka.
En realidad, no era esta mi intención. No era uno de los libros en los que había pensado, pero leí recientemente una novela policíaca, "Memento mori" de César Pérez Gellida, y en ella se hace mención a este libro porque hay un personaje que se hace llamar Gregorio Samsa y dice tener una empresa llamada Metamorphosis Software, S. L. De manera que me entraron ganas de hacer un homenaje al escritor, a la novela y, muy en especial, a su terrorífico comienzo.
Leí este libro hace ya... muchos años, tantos que yo tenía veinte y al siglo aún le quedaban unos pocos para morir de agotamiento temporal. 
El inicio del libro me fascinó, me aterró e hizo que casi me lo leyera de un tirón en la librería en la que me encontraba buscando el par de libros que, con mi magra propina mensual, me compraba cada mes. Ni que decir tiene que me lo llevé, no sé si solo o acompañado, pero me lo llevé. Terminé esa misma noche el que estaba leyendo y al día siguiente, comencé con Gregor Samsa y su terrible aventura. Parecerá raro que lo recuerde, pero es que tenía tal ansiedad por empezarlo que estuve a punto de abandonar el otro (cuyo título no recordaría ni aunque me torturaran) y eso entonces para mi, abandonar un libro a medias, era algo impensable.
Disfruté y sufrí con la historia del pobre Gregor Samsa. No recuerdo muy bien el argumento porque es un libro que no he releído (quizás vaya siendo hora de hacerlo), pero me dejó un poso de tristeza por ese individuo, escarabajo carroñero, que paga muy caro el hecho de ser raro, diferente, anómalo en un mundo de seres uniformes; ese individuo que, cuando muere, solo aporta a su familia tranquilidad, alivio y la sensación de que hay algo que celebrar. 
El párrafo (en este caso he querido alargar el comienzo un poco más allá del primer punto) es genial. Aparte del zarpazo inicial de la primera frase que te deja el alma llena de arañazos y costurones, la descripción que le sigue es tan precisa, a la vez que sencilla, que no te queda otro remedio que ir imaginando la escena. Cuando terminas de leer, sabes exactamente a qué tipo de insecto se refiere la historia: no es una avispa, ni un saltamontes, ni una bella e ingenua mariposa; no, es un escarabajo, negro, panzudo y dado la vuelta del revés; un escarabajo inerme en su triste soledad de insecto en un mundo de seres humanos crueles, insensibles y arrogantes. Un pobre insecto perdido en un mundo de incomprensión, tal vez, un trasunto del propio Kafka ante un medio que se le iba poniendo cada vez más difícil. 
En todo caso, escrita en 1912, se trata de una maravillosa metáfora y una premonición de la incomprensible crueldad hacia la que se encaminaba Europa y a la que acabaría llegando varias veces a lo largo del siglo que recién comenzaba.







10 comentarios:

  1. Leyendo tu reseña dan ganas de volver a leer "La metamorfosis" porque cuando lo hice la primera vez, por obligación en el instituto, no me gustó nada. Me da vergüenza reconocerlo pero así fue. No sé si fue la obligatoriedad de la lectura o que yo no tenía madurez suficiente para captar tanta metáfora el caso es que me quedó un regusto de fracaso. Cuando ya estaba en la universidad, y quizás para borrar mi mala experiencia con Kafka decidí leer "El proceso"..... estuve a punto de morir en el intento. En fin, que tengo yo a este señor atravesado. Pero quizás sea hora de volver a encontrarme con Gregor.
    Un beso, Rosa

    ResponderEliminar
  2. Nada se puede leer por obligación y mucho menos a Kafka. Yo lo leí voluntariamente, tal vez demasiado joven, pero era la época y leíamos a Kafka, a Herman Hesse y a muchos otros que "estaban de moda" entre una parte concreta de la juventud. Pero los leí con gran placer. Espero que si me da por releer, no me decepcionen, pues ya me ha pasado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. La Metamorfosis es un libro impactante que no creo que deje indiferente a nadie, y veo que así fue también en tu caso. Yo lo leí hace muchos años y aunque no recuerdo bien todo el argumento, sí recuerdo la sensación de angustia y pena por el protagonista que me dejó. Como ya han comentado, tu reseña da ganas de volver a leerlo!! :)

    Gracias por compartir con nosotros tus pensamientos, tus gustos, y hasta algún trocito de tu vida. Me ha resultado una lectura amena e interesante!!

    Un abrazo, Rosa, que tengas feliz comienzo de semana :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado. Os espero cada mes.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. Me gusta tu sección de inicios de novelas. Juego a adivinar el título y, hasta ahora ha sido fácil.
    Igual que a Kirkr, me entran ganas de una relectura.
    Sigue así, nos ilusionan tus nuevos comentarios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A partir de ahora, espero que no sean tan previsibles. Hay cosas muy manidas, pero lo son por algo y hay que redundar. ¿Cómo obviar estos que he usado? Y alguno que aún me queda.

      Eliminar
  5. Por fin, ya no sabía qué poner. Llevo escribiendo comentarios hace unos días y no había manera de publicarlos,..(y eran muy, muy buenos, je,je)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de descubrir que yo tampoco puedo mandar comentarios desde la tablet. Ya siento que no hayas podido mandar los muy, muy buenos, pero estos igual me gustan.

      Eliminar
  6. Hola!
    Está muy anotado en mis pendientes desde hace meses... es un libro que no puedo dejar pasar. De hecho en un examen de admisión que realicé venían fragmentos del libro, justamente el que pusiste y solo podía pensar "Dios, lo tenía apuntado y no lo he leído" jaja
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te lo recomiendo. Es tan maravilloso como terrorífico.
      Un saludo y gracias por tu visita.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...