Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

jueves, 6 de agosto de 2015

"La chica del tren" Paula Hawkins


Este libro, si nos fiamos de todo lo oído y leído en las últimas semanas, va camino de convertirse en el libro del verano. Hace varios meses que encabeza la lista de libros más vendidos en el New York Times, sus ventas ya han superado las ventas de salida del "El código da Vinci". Y es que es una novela que engancha. No tanto como "Perdida" con la que se la ha comparado, no sé si con mucho acierto. Es cierto que ambas muestran la historia desde la perspectiva de distintos personajes; que en ambas hay una desaparición; que ambas están indiscutiblemente escritas por mujeres, cosa que se nota desde el principio y se nota mucho (ni para bien, ni para mal, pero se nota una distinta sensibilidad).
Todo eso tienen en común, pero las vueltas y revueltas con las que Gillian Flynn retuerce nuestra imaginación en "Perdida" y que nos van haciendo ver a cada personaje de muy distintas maneras a medida que se sucede la trama, están aquí totalmente ausentes; el final sorprendente e inesperado con que ella nos deslumbra y atrapa, está muy lejos del final mucho más convencional y previsible de esta novela.
Tampoco es muy original el principio. Ya Agatha Christie en "El tren de las 4.50" nos presenta un asesinato observado desde la ventanilla de un tren. No es eso lo que sucede aquí exactamente, pero no he podido dejar de recordar el citado libro a pesar de haberlo leído en mi adolescencia... de la que ya han pasado unos pocos años. 
El mayor valor que tiene "La chica del tren" es el desarrollo paulatino de la personalidad de la protagonista, Rachel, una mujer a la que ciertas circunstancias de su vida han arrojado a un abismo del que no logra salir, antes bien, parece que todo lo que hace para liberarse de su agobiante destino la va empujando cada vez más abajo, cada vez más hondo. 
Rachel viaja todos los días en el tren de las 8:04 desde su casa en Ashbury hasta el centro de Londres en un viaje de cincuenta minutos que entretiene mirando por la ventanilla. .. y bebiendo gin tonic de lata. En un punto del recorrido, el tren se para en un semáforo y desde allí suele ver a una pareja que lleva una vida aparentemente feliz. Rachel los ha bautizado como Jess y Jason y ha inventado toda una serie de circunstancias dichosas en la vida de la pareja. Pero no todo es lo que parece y un viernes Rachel ve algo que indica que tal vez Jess y Jason tienen problemas, tal vez no son la pareja ideal y feliz que aparentaban.
Jess es en realidad Megan y es otro de los personajes cuya historia nos va siendo desvelada, por ella misma, empezando un año antes de los sucesos narrados por Rachel. Megan no es para nada lo que Rachel ha imaginado; es también un personaje con una vida muy complicada, que guarda heridas de un pasado que no ha sido nada amable con ella. Poco a poco, al igual que Rachel, se nos va presentando una persona con muchos más matices de los esperados.
No obstante, no acaban de ser personajes bien definidos, sentimos que hay rendijas por las que se nos escapa parte de su esencia y, en ciertos momentos, acaban resultando
Paula Hawkins
inverosímiles. No obstante lo que se va descubriendo de ellos a medida que la trama avanza, resulta interesante y te mantiene enganchada y con ganas de tener un rato para seguir descubriendo lo que les espera.
El tercer testigo de todo lo que acontece es Anna, la nueva mujer de Tom, el exmarido de Rachel. Es un personaje con menos aristas, mucho más plano, que solo al final adquiere cierta relevancia. Madre y esposa abnegada, mujer un tanto débil que parece que solo sirve de medio para transmitir las paranoias de Rachel, se acaba convirtiendo en una mujer fuerte y decidida.
Una novela entretenida, ideal para las vacaciones, para leer a la sombra de un árbol, en la terraza de un chiringuito de playa, en tardes de calor mientras esperamos a que el anochecer nos indulte del bochorno y nos permita salir a respirar un leve atisbo de brisa. Una novela para no pensar. Tal vez eso ha hecho de ella el bestseller en que se ha convertido. Un entretenimiento indoloro.



10 comentarios:

  1. Es la segunda reseña que leo y en ambas, siguen expresando que no cautiva del todo, que le falta algo. Lo dejarè pasar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La puedes dejar pasar tranquilamente porque más allá de entretener, no llega. Y para eso hay muchos libros mejores.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¡Hola guapa! ¿Qué tal estás?
    Hace tiempo que he visto este libro pero solo había visto reseñas negativas aunque el género me gusta mucho. Después de leer tu reseña (siempre me encantan) creo que lo dejaré pasar. Prefiero una novela negra que me haga sentir cosas, que si quiero pasar un rato hay muchos libros que son perfectos para ahora en verano :)

    ¡Mil gracias por la reseña, siempre me ayudas a decidirme!

    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, la verdad, no he leído muchas reseñas, pero parece ser que todos estamos de acuerdo. "Perdida" no era ninguna maravilla, pero era mucho mejor y más original que esta. El género negro ha dado muchas obras maravillosas. No merece la pena perder el tiempo.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Cuando la crítica se desborda en elogios excesivos con un libro, calificándolo enseguida de bestseller ¡Cuidadín! que puede haber gato encerrado.
    Me fío más de los amigos-as blogueros que los han leído y opinan desde un punto de vista objetivo y sin casarse con nadie.
    No puedo afirmar que no lo leeré en el futuro, pero tengo tanto con más perspectivas de gustarme, que este lo aparco de momento en el área de servicio esperando tiempos mejores.
    Agradezco tu reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apárcalo con toda tranquilidad. Tiempo habrá de volver (o no) sobre él.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. Pues lo tacho de la lista. Menos mal que por estos lares nos servimos unos a otros como conejillos de Indias y nos avisamos de las lecturas prescindibles. Gracias por el aviso.
    Por cierto, te he nominado a un tag escrito a mano. Es muy original y a mí me ha divertido mucho hacerlo. Si te apetece pásate por el blog y le echas un vistazo.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. está bien ser conejilllos de indias. No lo había visto así, pero me encanta.
      Gracias por la nominación. Es realmente divertido y original, como dices y estético, añado yo. Ahora que ya casi nadie escribe a mano, resulta vintage. El problema es que siempre he tenido muy mala letra, pero desde el advenimiento de la tecnología y con la falta de uso, ha empeorado muchísimo. Bueno me pondré a ello y a ver que sale.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Pues a mí me ha gustado mucho. Coincido contigo en que esperaba más de esta novela, pero aún así me agradó.
    Muchas gracias por compartir tu opinión.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la he leído a gusto y me ha resultado muy entretenida, pero esperaba más y de ahí mi crítica ante los elogios desmesurados que creo que está recibiendo.
      Un abrazo.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...