Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

miércoles, 26 de agosto de 2015

"Ofrenda a la tormenta" Dolores Redondo


Cuando en 2013 apareció "El guardián invisible", la primera entrega de la "Trilogía del Baztan", me llamó poderosamente la atención por una razón muy sencilla y es que yo viví todo un curso escolar en Elizondo, la capital del valle del Baztán, el río que cambia de nombre en Oronoz-Mugaire para pasar a ser el río Bidasoa, nombre mucho más conocido. Precisamente en Oronoz-Mugaire daba yo clases en mi primer curso como profesora de lo que entonces era BUP. 
Se entenderá que una novela policíaca, inicio de una trilogía y ambientada en un valle en el que yo había vivido casi treinta años antes, tenía que atraerme necesariamente.
Comencé a leerla con poca convicción. Tenía que hacerlo por pura curiosidad, pero no confiaba mucho en la calidad del libro. Por eso me llevé una grata sorpresa cuando vi que me gustaba y entonces pensé que decaería en las siguientes entregas, al igual que otras muchas que se inician regular y acaban muriendo de falta de ideas y exceso de redundancia (cómo ciegan los prejuicios). Pero de nuevo me equivocaba. "La trilogía del Baztán" gana con cada nueva entrega. "Legado en los huesos" me gustó más y "Ofrenda a la tormenta", más aún.
Y es que, aparte de transitar por caminos conocidos (yo viví en la calle Santiago, iba a la calle Jaime Urrutia a llamar desde la cabina y compraba urrakin eguiña en la pastelería), la serie recorre los oscuros, húmedos y musgosos senderos de la mitología; lucha contra ella con los más empíricos argumentos de la lógica; como el primer tema de cualquier Historia de la
Elizondo bañado y escindido por el río Baztán
Filosofía que se precie, nos hace viajar del mito al logos, en un recorrido que vuelve sobre sí mismo sin saber en qué lugar quedarse. En las novelas se mezcla la realidad y la mitología en un entramado difícil de desenredar, difícil de comprender los limites que los separan.

Amaia Salazar es una inspectora de homicidios de la policía foral en Pamplona que es requerida para trasladarse a la comisaría de Elizondo, de donde es natural, con el fin de investigar una serie de asesinatos que han comenzado a tener lugar en el Valle. Allí se encontrará, no solo con personajes míticos del imaginario baztanés (el basajaun, el tartalo, la diosa Mari, Inguma), sino con los demonios de su propio pasado a los que tendrá que enfrentarse si no quiere que terminen por cumplir su misión y acaben con ella como llevan intentando toda la vida, como parece que se su destino. Conocerá las causas por las que el mal, personificado en quien menos debería, ha estado persiguiéndola desde la infancia.
También tendrá que enfrentarse a los demonios del presente, los demonios que a todos nos acechan: la pérdida, la contradicción, el desencuentro, la crisis de pareja; esos demonios menos vistosos, menos literarios, pero tan difíciles de conjurar, si no más, que los otros.
El olor a moho y humedad de los bosques umbríos, la sombra protectora, casi infranqueable, de las hayas, la niebla que todo lo cubre de un chal de seda gris y de un misterio sedante y laxo, ponen su entorno a unas historias en las que la mezcla de pasado y presente, de pensamiento lógico y ensoñaciones míticas, de amor a la vida y entrega a las exigencias del mal, se combinan de manera precisa y creíble para dar lugar a un relato verosímil,
Dolores Redondo a orillas del Baztán
agradable de leer y que se prolonga a lo largo de las tres novelas que, de ninguna manera se pueden, ni se deben leer de manera desordenada. En cada una se resucita la anterior, cada una deja pautas que alumbrarán la siguiente. Todas juntas conforman una vidriera donde los colores se difuminan en sus bordes, trazando un continuo que solo entendemos cuando lo miramos de lejos y en su totalidad.

Un acierto muy recomendable para los amantes del género.
  






10 comentarios:

  1. Mira en algo que no estamos de acuerdo. No me gustó. Me pareció previsible. Lo único interesante el asunto de los seres mitológicos y legendarios
    Un saludo Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás es que me lo esperaba mucho peor y no fue tan malo y no decayó en los sucesivos. me ha gustado la manera de engarzar realidad y mito, pasado y presente, sin que resultara estridente o forzado. Gracias por visitarme y por comentar.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Coincido con Josevi. Los personajes no me convencieron. ¡Nada, Rosa, que hoy hemos salido respondones, ja ja! Un abrazo, lectores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me cachis... Bueno, no vamos a estar siempre de acuerdo.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Me he leído toda la trilogía y para mí fue de más a menos. El primer libro me gustó mucho pero los otros dos me decepcionaron. Totalmente de acuerdo con las descripciones a las que haces referencia y sobre la mitología norteña pero la trama estrictamente detectivesca me pareció endeble (el final del tercer libro hasta me enfadó).
    Esta trilogía me ha desencadenado sentimientos contradictorios.

    ResponderEliminar
  4. Vaya, parece que soy la única a la que le ha gustado. Pues vais a tener razón porque sois mayoría y me suelo fiar de vuestro criterio.
    ¿Algo habrá nublado mi entendimiento? Será el basajaun.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. ¡Pues mira! yo no te voy a quitar la razón ni se la voy a dar totalmente a los compañeros.
    Cuando leí esta trilogía me pareció bastante original en su concepto para tratarse de novela policíaca y para más I.N.R.I española, con lo cual me atrapó en su lectura, es bastante previsible en algunos conceptos argumentales y en cuanto a los personajes los hay bien delineados y otros menos (Dentro de lo habitual) y es cierto, como comentaba KIirke que la última entrega, este que comentas precisamente, me cabreó mucho la actitud casi chulesca de Amaia (La prota) que se comporta con sus seres queridos como una apisonadora de obras públicas.
    Te doy la razón en que es adictiva y se deja leer facilmente. ¿Que las hay mejores? ¡Sin duda! pero ni mucho menos es mala escritora esta Dolores redondo .

    Por cierto: Le has cambiado el nombre en la foto que adjuntas de ella. jajaja Va a ser el Basajaun el responsable.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Consuela un poco ver que hay alguien que comparte alguna de mis ideas sobre la novela. He releído la reseña y creo que quizás me he mostrado un entusiasmo que no se corresponde tanto con la novela, como con el ambiente misterioso y mítico que viví en el Valle.
      Respecto al nombre de la autora, me empeñé desde el principio en Mercedes y no hay manera. Gracias por avisar antes de que lo vea ella (je, je).
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola: es una trilogía que aún no leí. Me parece muy interesante tu reseña y la mezcla que realiza la autora entre la realidad y la mitología. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Revisando esta entrada, descubro tu comentario sin contestar. Perdona, por favor. Odio que me pasen estas cosas, pero de vez en cuando ocurre.
      ¿Ya leíste la trilogía? ¿Qué te pareció? Yo fui ayer a ver la película "El guardián invisible" (de ahí el volver a esta entrada) y, junto a lo que he ido percibiendo tras dejar reposar la trilogía en mi memoria, compruebo que es entretenida y ligeramente original, sin más.
      Un beso.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...