Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

miércoles, 28 de junio de 2017

"Vida hogareña" Marilynne Robinson

Lo primero que me llamó la atención de esta autora fueron sus portadas. Sus cuatro novelas tienen preciosas portadas que reproducen pinturas de artistas americanos. En esta en concreto, se reproduce un cuadro del pintor Grant Wood: "Primavera en la ciudad" de 1941. También son de Grant Wood las portadas de "En casa" y "Gilead". Pero fue la portada de "Lila" la que más me emocionó cuando la vi, porque una reproducción del cuadro que luce en ella está desde hace unos años en el salón de mi casa, sobre el sofá. Es una lámina, comprada en un museo, de un cuadro de Andrew Wyeth, "El mundo de Cristina" de 1948. Como seguro que leeré "Lila", en la reseña correspondiente os contaré la historia del cuadro y de cómo me llegó a mí dicha historia que tiene también su aspecto literario.
"Vida hogareña" es la primera novela que leo de la autora, y es la primera novela que escribió Marilynne Robinson en 1980, aunque no llegó a España hasta 2014. Por ella obtuvo el premio Hemingway Foundation y quedó finalista en el Pulitzer. A pesar del enorme éxito que tuvo, tardó veinticuatro años en publicar "Gilead", su segunda novela por la que, finalmente, conseguiría el premio Pulitzer de ficción en 2005.
"Vida hogareña" es una novela tan poética, tan profunda, tan bien escrita, que cuesta creer que sea la primera de la autora. Me ha fascinado, me ha sorprendido, me ha emocionado y me ha supuesto el gran descubrimiento que presagiaron las pinturas "genuinamente americanas" de sus portadas.
"Me llamo Ruth. Me crié con mi hermana pequeña, Lucille, al cuidado de mi abuela, la señora Sylvia Foster y, cuando ella murió, al de sus cuñadas, las señoritas Lily y Nona Foster, y cuando ellas se marcharon, al de su hija, la señora Sylvia Fisher". Así comienza el relato de Ruth, justo antes de pasar a contarnos la historia de sus antepasados desde que se construyera la casa de Fingerbone en la que vivió siempre la familia; la casa que construyeron sus abuelos y en la que vivieron con sus tres hijas; una casa frente al lago, un poco más elevada que el resto de las casas del pueblo, lo que le evitaría sufrir los rigores de las inundaciones que, periódicamente, subían desde un lago enfurecido. Aunque a veces, cuando se juntaban la lluvia y el deshielo de la primavera, el furor era mayor y el agua entraba y cubría el suelo de la planta baja y había que vivir durante varios días en la primera planta, bajando tan solo para cocinar y fregar y, aun eso, calzadas con botas de goma.
En esta novela también el entorno juega un papel importante, rodeando y determinando la vida de los personajes de carne y hueso. "Fingerbone nunca fue un pueblo espectacular. Estaba mortificado por un paisaje desproporcionado y un clima extremo, y más mortificado aún por la conciencia de que la historia humana en su totalidad había sucedido en otra parte". Pero lo que realmente sepultó bajo sus aguas el presente y el futuro de la familia fue el lago atravesado por el puente que recorría el ferrocarril; aquel lago que se tragó el tren en el que viajaba el abuelo de Ruth, mucho antes de que ella naciera. "El tren, que era negro, pulido y elegante, y al que habían bautizado Fireball, había recorrido más de la mitad del puente cuando la locomotora asomó el morro hacia el lago y luego el resto del tren se precipitó tras ella al agua, como una comadreja que se bajara de una roca". El lago que, años después, engulliría el coche con el que su madre había puesto rumbo a un más allá que desafiara su capacidad de enfrentarse a la vida con menos acritud que este mundo de acá que se la hacía hostil y difícil. 
Cuando Ruth tenía unos seis años, Helen, su madre, pidió prestado el coche a una vecina y con él atravesó las montañas desde Seattle, Washington, hasta Fingerbone, dejó a Ruth y a Lucille en el porche de la abuela, que no se encontraba en casa en ese momento, y se lanzó en el coche al lago por encima de un risco.
Marilynne Robinson
A partir de ese momento, las niñas empiezan a vivir en Fingerbone, a donde nunca habían ido, con una abuela a la que nunca habían visto. Durante cinco años vivirán la etapa más estable de su infancia, puede que de sus vidas, al cuidado de su sensata y despistada abuela que confundía a veces el pasado con el presente y rememoraba en sus nietas los años que pasó junto a sus hijas, tras la muerte de su marido, antes de que las tres desaparecieran como arrastradas por un viento inesperado y repentino. Tal vez, piensa Ruth, al repetir con sus nietas los actos que ya hiciera con sus hijas, pretendía descubrir el misterio de cómo las  niñas habían desaparecido. 
Pero "después de casi cinco años, una mañana de invierno mi abuela evitó despertarse". Después de un corto periodo a cargo de los torpes e inseguros cuidados de dos hermanas de su abuelo, por fin aparece Sylvie, la hermana menor de su madre, y tras años de vagabundeo y vida irregular, decide quedarse en la casa de su infancia y dar a sus sobrinas algo parecido a un hogar. 
Pero Sylvie está preparada para todo menos para llevar una vida regular y ordenada. Sylvie es un ser soñador, tal vez es un ser soñado, un ser fantasmal que va llenando la casa de periódicos, latas, cajas. 
Lucille quiere ser una persona normal y decide cruzar la frontera que separa a ambas hermanas del mundo de las personas normales, un mundo en el que Ruth siente que jamás podrá encontrar nada de lo que se le ha perdido, pero un mundo que Lucille añora con la misma fuerza que detesta las excentricidades de su tía. Ruth, por el contrario, prefiere la vida extraña, en su extraño hogar, al lado de su extraña tía Sylvie que "iba a menudo al lago. A veces volvía a casa con peces en los bolsillos. Los enjuagaba bajo el grifo para quitar la pelusa de las agallas, los freía sin quitarles las cabezas y nos los comíamos con salsa de tomate".
Una mujer de la que el pueblo siente la necesidad de defenderse y de defender a Ruth, después de que Lucille, aun siendo más pequeña, se haya sabido defender por sí sola.
Fingerbone es un lugar inventado, pero demasiado parecido a Sandpoint, Idaho, lugar de nacimiento de la autora. Con su lago y el puente para el ferrocarril que lo cruza, Fingerbone es, seguramente, el nombre literario de Sandpoint. Sea como sea, en Fingerbone, un pueblo muy superficialmente arraigado, con sus habitantes siempre bajo la amenaza de tener que abandonarlo (demasiados accidentes, demasiadas catástrofes), se valora demasiado la vida decente, regular y acorde con las buenas y tradicionales costumbres. Tal vez esa posibilidad no remota de que cualquier vecino tenga que marcharse, hace que se valore más lo estable, lo comprensible, la moral al uso. Sylvie y el hogar que ha proporcionado a sus sobrinas no se aprecia como estable, no se alcanza a comprender, no resulta muy moral si tenemos en cuenta que "la moralidad no es más que una forma de reprimir las tentaciones más irresistibles".
Pero el valor de la novela no reside solo en la historia curiosa, tierna y rompedora que nos cuenta. Su gran valor es que es pura poesía, pura reflexión introspectiva, puro enfrentarse al mundo desde dentro, con las únicas armas de uno mismo, sin asideros sociales políticamente correctos. Nada de lo establecido por la ética y la moral de las sociedades al uso, sirve en esta historia. Todo sale de la propia y exclusiva capacidad de Ruth para entender el mundo. 
"Nunca he distinguido con facilidad entre pensar y soñar. Sé que mi vida sería muy distinta si alguna vez pudiera decir: esto lo he sabido por mis sentidos, mientras que eso meramente lo he imaginado"
Para terminar, quiero hacerlo con dos citas que, además de mostrar el lenguaje poético de la novela (eso ya se ha conseguido con las citas anteriores), inciden en lo que, para mí, constituye el tema de la historia: el abandono, la pérdida, la soledad. Una soledad y una pérdida tales, que ni Dios, tras haberlas creado, pudo librarse de ellas.
"La memoria es la percepción de la pérdida, y la pérdida nos arrastra tras ella. Dios en persona se vio arrastrado tras nosotros al remolino que creamos al caer".
"Caín, la imagen de Dios, dio a la sencilla tierra del campo una voz y un pesar, y Dios en persona oyó la voz y se afligió por el pesar, así que Caín fue también creador, a imagen de su Creador".

Primavera en la ciudad
Grant Wood 1942

Vida hogareña ha sido la lectura conjunta de junio en el grupo de facebook Los libros de Carmen y amig@s.

Esta novela entra además en el reto "Nos gustan los clásicos" por estar publicada antes de 1990, concretamente, "Vida hogareña" es de 1980.


40 comentarios:

  1. Magnífica reseña, ya me había quedado con las ganas de leer este libro con la reseña leía en otro blog, pero con la tuya ya definitivamente tengo que leerlo. Me gusta esta historia de mujeres y vida íntima. Queda anotado, pues. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, en realidad, pensaba empezar por "Gilead", pero se cruzó esta por la lectura conjunta en Facebook y me ha encantado.
      Muy intimista y poética. Ya me contarás.
      Un beso.

      Eliminar
  2. La verdad es que la portada es preciosa! y lo que cuentas tiene buena pinta; pero como mi ritmo ya claramente es otro, voy a ver si, al menos, soy capaz de seguir todas tu reseñas, porque así conoceré todo lo bueno que hay; y, si algún día mi ritmo cambia, acudiré a ellas para elegir lectura. Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantará servirte de guía para tus lecturas. Esta es una novela que me ha servido para descubrir a una autora que, aunque ya me había llamado la atención por sus portadas, aún no había tenido oportunidad de leer. No será la última vez.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Hola, aún tengo en lista de espera Gilead, y la tengo con un poco de incertidumbre, porque si bien he oído buenas críticas, también que son libros densos y lentos... ya te contaré. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este, desde luego, no es un libro ligero para leer deprisa y pasar la tarde, pero atrapa con su belleza y con el interés de lo que cuenta.
      Es de esos libros que lees despacio, con cierta dificultad porque hay que leer varias veces muchos párrafos, pero te dejan al final una sensación de plenitud que no tiene precio.
      Espero tu opinión. Yo no sé si leer ahora "Gilead" o "Lila".
      Un beso.

      Eliminar
  4. La portada es preciosa, no te lo niego, pero la novela no termina de convencerme por su prosa. Necesito algo ligerito y fresco en estos momentos, por eso me la apunto pero para más adelante. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ligerito no es, desde luego. Pero para momento en que una está tranquila y puede enfrentarse a algo un poco denso y trascendente, es una maravilla.
      Hay momentos muy distintos y a cada uno le va lo suyo.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Me llama la atención esta novela. Lo que dices de ella invita a leerla, además de la portada y el argumento. Me suena muchísimo la autora y el título; probablemente ya habría leído alguna referencia de ella. Me la apunto, pues. Un beso, Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante de verdad. No es una lectura fácil o ligera, pero te envuelve como una mantita suave y te vas dejando llevar y vuelves sobre el mismo párrafo y le sacas todo su jugo y disfrutas un montón de la historia y de la poesía del lenguaje. Todo un maravilloso descubrimiento.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Una prosa preciosa la de la autora y unas magníficas reflexiones. Coincido contigo en destacar que los temas fundamentales que trata este libro son las ausencias y la soledad. Además, es una novela con muchos simbolismos, entre ellos los religiosos, por lo que las dos últimas citas vienen de perlas.
    Me he quedado con ganas de conocer la historia del cuadro que ilustra la portada de 'Lila'. Tendré que esperar a que leas el libro y nos lo cuentes ;)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las citas bíblicas me atraen mucho en la literatura, especialmente lo referente a Caín que me parece un personaje trágico donde los haya. Tal vez su culpa fue castigada con la soledad.
      Leeré "Lila" en breve para contaros esa historia. Tampoco es gran cosa (o tal vez sí), pero me resulta curiosa y entrañable.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Me encantan tus reseñas tan detalladas. No conozco s la autora pero me ha despertado la curiosidad. Me la apunto sin duda! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la conocía de ver sus novelas con las portadas, pero no había leído nada y puedo asegurar que el contenido del libro, es digno de la preciosa pintura que lo presenta.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Me has picado la curiosidad, tiene buena pinta.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Responde a su buena pinta. Merece la pena.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Todos los días descubres autores y lecturas nuevas, es un gusto leer tus reseñas ya que es imposible seguir tu ritmo y abarcarlo todo.
    En privado te indico dos cosillas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando una se fía de otros lectores, es fácil descubrir cosas nuevas. Me encanta que te gusten mis reseñas. Y muchas gracias por lo que tú sabes.
      Un beso.

      Eliminar
  10. No recuerdo dónde había ya leído algo sobre esta novela, que me la puso en el punto de mira. Pero ha sido ahora con tu muy buena reseña cuando he captado la poesía y tendrá que contiene este relato. Me sucede ahora algo parecido a Marina Córdoba, necesito algo más livianos; pero lo apunto pues quena ti te haya encantado y que Lorena ('paxaru') hablé también muy bien de él son para mí razones suficientes para leerlo. Gracias por ello.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que oyeras de él en el grupo de "Los libros de Carmen y amig@s" pues era la lectura para junio. Apúntalo bien arriba porque creo que te gustará.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Tienes razón en que la portada es cautivadora. Me frena esa prosa poética. Tengo que escoger muy bien el momento para poder disfrutarla.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es una lectura para cualquier momento. Hay que estar tranquila y concentrada para sacarle todo el jugo. Yo lo he leído en un momento regular, pero aún así lo he disfrutado.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Recuerdo que en alguna excursión a la biblioteca me topé por casualidad con esta autora. Más concretamente con "Gilead". Pero, no me acuerdo ahora muy bien por qué, me llevé el libro a casa, pero no me dio tiempo a leerlo.
    A mí también me llamaban mucho las portadas y ese tono poético e intimista que desprendía la reseña de la historia.
    Volveré a intentarlo dentro de poco con esta autora.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese era unos de los que yo tenía apuntado junto a "Lila", pero se me cruzó este antes y ha sido muy oportuno pues al ser el primero, se ven los comienzos de la autora que, desde luego fueron de lo más prometedores. Y a juzgar por el Pulitzer a "Gilead", cumplió su promesa.
      Un beso.

      Eliminar
  13. ¡Hola! Maravillosa la portada y muy muy apetecible la novela.Apuntadísima para este verano.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que la disfrutes tanto como yo. Creo que hasta en la playa me hubiera gustado.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Como indicas es una novela para leer tranquila y reposadamente y además pinta muy muy bien, d emod que buscaré un hueco para ello. Además la portada es una preciosidad y las reflexiones me gustan mucho, tomo nota.Gracias una vez más por traernos autores nuevos y lecturas interesantes, gracias por invitarnos a leer. Besos. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, si encuentras un hueco este verano, te recomiendo que te acerques a esta lectura porque detrás de su insinuante portada, guarda, como dices, muy buenas reflexiones y una historia nada convencional.
      Un beso.

      Eliminar
  15. hola! como siempre un placer tratar de conseguir tus lecturas tan variadas y con las que aprendemos tanto, eres muy buena maestra! gracias, si todas las portadas son iguales son maravillosas. abrazosbuhos de estas buhas seguidoras fielisisimas!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Búhos. Una lectura muy estimulante que os recomiendo buscar. Preciosas las portadas.
      Un beso.

      Eliminar
  16. ¡Que hermosa portada! Espero tener la oportunidad de leer este libro, que como nos mencionas, trae una historia diferente y nada convencional. Me lo apunto...ah! espero nos cuentes pronto sobre la historia del cuadro del salón de tu casa, me dio mucha curiosidad... además, me encantan las casualidades...Un besote y gracias por tan buena reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo leeré no tardando mucho porque no eres la primera en mostrar curiosidad y yo tengo ganas de contarlo. Además, tengo muy buenas vibraciones con ese libro y espero que se vean confirmadas.
      Un beso.

      Eliminar
  17. Ayer leí la reseña de Lorena y ahora, después de acabar la tuya, tengo claro que buscaré esta novela. Un personaje principal con el que me identifico totalmente, ¿cuántas veces no me habré preguntado, sobre algo, si lo he soñado o lo he vivido, si recuerdo o invento?
    Me dejas con la intriga del cuadro...Esperaré, qué remedio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Búscala porque seguro que la disfrutas. Los personajes, la ciudad, las situaciones son geniales. La prosa, una delicia, como habrás visto por las citas. Muy recomendable. Nos ha gustado a casi todos los que la hemos leído para la lectura conjunta.
      Espero que lo del cuadro no se demore...
      Un beso.

      Eliminar
  18. Pues yo esta no me la voy a apuntar. He leído tu reseña y ya me hago una idea, pero necesito otro tipo de historias, como por ejemplo la que pasa en el pensionado de Neuwelke (qué pasada).
    Leeré las reseñas posteriores de los otros libros de la serie, o de la saga.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te está gustando "El pensionado de Neuwelke"? Me alegro mucho.
      Esta novela me ha gustado mucho. Pronto leeré "Lila" porque la gente se ha quedado con la intriga de la historia del cuadro de la portada. No se trata de una serie, son novelas totalmente independientes. Espero que no me decepcionen y me gusten tanto como esta. Ya os contaré.
      Un beso.

      Eliminar
  19. También me ha gustado esta novela. No conocía a la autora de antes y ha sido un descubrimiento.

    La portada del libro me gusta, es bonita, pero justo en mi reseña menciono que no me gusta para este libro. He encontrado por internet otras muchas que le van mucho mejor que la que han utilizado en esta editorial.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy en breve a tu reseña.
      No me he planteado si se adapta a este libre, pero ¿a que es preciosa la pintura, adecuada o no?
      Todo un descubrimiento realmente.
      Un beso.

      Eliminar
  20. Como siempre, muy buena reseña, de este libro de olores y recuerdos que nos invaden en cada página. Como sabes, no me terminó de convencer pero reconozco que, una vez leído, no pasa inadvertido.
    Un beso Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ha pasado con libros que no me han convencido y después he notado como habían dejado un poso en mí que no podía olvidar, un recuerdo persistente que luchaba por transmitirme sensaciones... y me he dado cuenta de que eran mejores de lo que a primera vista me habían parecido.
      Este piblo es de los que se te quedan pegados a la piel.
      Un beso.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...