Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

martes, 28 de julio de 2015

"Alex" Pierre Lemaitre


Hace unas semanas, traje aquí la reseña de "Irène" la primera novela de la serie del policía Camille Verhoeven. "Alex" es la segunda entrega de la serie, aunque como en España se publicó primero, muchos lectores habrán empezado por ella, robándole toda la emoción a la primera al descubrir sucesos que en ella acontecen y que deberían descubrirse solo al leerla. Ese final inesperado de "Irène", trepidante, poco convencional, queda totalmente al descubierto en esta segunda parte que nunca debió publicarse antes.
Camille es el comandante con hipotrofia fetal debido al tabaquismo de su madre, de un metro cuarenta y cinco centímetros de estatura, que ya conocimos en la entrega anterior. "Semejante altura no es solo una minusvalía. A los veinte años es una terrible humillación y a los treinta, una maldición, pero desde el principio uno comprende que se trata del destino". Ahora han pasado cuatro años desde el final de "Irène" y Camille Verhoeven aún no se ha recuperado de las secuelas que aquel caso dejó en su ánimo cuando tiene que enfrentarse a una nueva y escalofriante serie de asesinatos.
Alex es una joven de treinta años, muy hermosa, muy solitaria; con una vida por detrás que se intuye dura y se va descubriendo horripilante. El secuestro de Alex, cruel hasta lo inimaginable, pone en marcha una investigación que irá revelando muchas cosas; entre otras, que la necesidad de venganza puede convertirse en una fuerza desbocada que se traduce en una brutalidad sin paliativos; que los resentimientos acumulados durante años, se pueden traducir en una total falta de empatía, en una necesidad apabullante de hacer daño, de causar dolor, en una vorágine de violencia que supera los límites de la cordura. Revela, entre otras muchas cosas, que Alex no es lo que parece y es que "no se vive una semana en una jaula tan pequeña con una colonia de ratas excitadas sin contraer una deuda con la existencia", o mejor, la existencia ha contraído una deuda con ella; más de una en realidad.
Aparecen personajes que ya conocemos como Armand el policía tacaño y miserable que "vacía el tabaco de tres colillas sobre una hoja de papel blanco para liarse un cigarrillo"... pero quién diría que tras tanta mezquindad se esconde un corazón generoso y desprendido, capaz de dar lo más y contentarse hasta el júbilo con lo menos. Y Louis tan atildado, culto y elegante como siempre.
El caso le sirve a Camille para exorcizar algunos de sus demonios, para reconciliarse con su madre y con parte de su pasado. "Siente que, en el fondo, también él es como los demás. Alex ha sido un instrumento también para él. La ha utilizado".
El caso tiene un final imprevisto, una vuelta más a la tuerca que ya ha girado varias veces a lo largo de toda la novela. 
Como ya me pasó al hacer la reseña de "Irène", no quiero contar más de lo necesario. Son novelas originales muy bien tejidas, con finales sorprendentes y en las que el efecto sorpresa es muy importante. 
Espero con impaciencia la tercera entrega, espero que me guste y me sorprenda como las anteriores y, por supuesto, la compartiré con todos los que se acerquen por aquí.



8 comentarios:

  1. Lo tengo pendiente y espero disfrutarla igual que Irène. Me gusta el universo creado por Lemaitre en esta serie, su estilo calmado y sosegado de contar y a la vez lleno de emoción.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de "Irène" parecía que éste podía decepcionar, pero la verdad es que no lo hace. Por supuesto, la sorpresa que supone aquél, aquí ya no te pilla, pero que aún así no decepcione es un gran logró.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Lo leí hace unos meses y me defraudó bastante. Me esperaba mucho más de esta novela y fui incapaz de wmpatizar con los personajes.
    Muy buena reseña.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, no coincidimos mucho. A mi me gustan mucho las novelas de este autor. Me alegro de que así todo te guste la reseña. Nos seguimos leyendo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Trepidante Lemaitre como siempre...
    Con geniales toques de humor ("El alcoholismo de nuestro Maciak hace de él un perfecto ejemplo de integración. Bebe como un cosaco, o mejor dicho como un polaco, y eso lo convierte en un buen francés. De los que quieren nacionalizarse.") que hacen que se nos destensen los músculos de tanta intriga... Genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un autor imprescindible. he leído todo lo que tiene traducido y no me ha decepcionado jamás.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Gracias a ti, por tus sugerencias y tus magistrales reseñas...
      Conocí tu blog hace muy poco pero ya no le quito ojo!

      Un abrazo! ;)

      Eliminar
    3. Muchas gracias y bienvenido a mi blog. Seas quien seas.
      Un beso.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...