Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

domingo, 26 de julio de 2015

"Marsella" Belén Macías


Hay gente a la que la vida le sonríe y otra de la que la vida se carcajea en una cruel e injustificada burla. Sara pertenece a este último grupo: abandono por partida doble o triple, caída en el alcohol y las drogas y, como consecuencia, pérdida de la custodia de su hija, Claire, cuando tenía cuatro años. Una mujer obligada a buscarse la vida que se ha sacado del pozo a sí misma y ha logrado una recuperación que le posibilita recuperar a su la niña y hacer todo lo que ha soñado mientras ha estado alejada de ella, principalmente llevarla a Marsella a conocer a su padre que abandonó a Sara cuando quedó embarazada.

Virginia pertenece al primer grupo: un matrimonio feliz, chalet con piscina y, porque la vida le negó la posibilidad de tener hijos, ha conseguido convertirse en la madre de acogida de Claire. Ahora Claire tiene unos nueve años y es feliz con Alberto y Virginia a los que considera sus padres. Pero un juez ha decidido que Sara está lista para hacerse cargo de su hija y ambas inician el tan ansiado viaje a Marsella para conocer al padre biológico de Claire.
Pero las cosas no van a ser tan fáciles porque cuando la vida ha decidido burlarse de ti, no es probable que suelte su presa y decida ser amable. Todo, desde el principio, son complicaciones; todas las circunstancias de la fortuna se alían para demostrar que tal vez Sara aún no está lista para enfrentarse a su maternidad por más que lo intenta. Las azarosas circunstancias ponen en su camino a dos camioneros amables, una banda de traficantes de droga nada amables y a la madre de acogida que acaba viajando con ellas hacia Marsella. 
Virginia hará todo lo posible por demostrar que la niña debe serle devuelta; Sara se empeñará con todas sus fuerzas en que eso no ocurra y Claire... quiere a una y va aprendiendo a querer a la otra y hace lo que su instinto infantil le dicta.
La llegada a Marsella no es lo que se espera. Allí las cosas suceden como nadie hubiera imaginado y, finalmente una madre es una madre y será capaz de todo por su hija.
Una película que, sin ser excepcional, se ve con agrado. Una película que ha pasado desapercibida en las carteleras, como muchas otras y si se ha salvado del anonimato es por su nominación a los Goya de Mejor actriz protagonista para María León y Mejor actriz de reparto para Goya Toledo. Me ha gustado más la primera. María León es una actriz que derrocha naturalidad, tanto en el discurso, como en los gestos. Le ayudan su acento andaluz, en lo primero y sus increíbles ojos con los que lo dice todo, en lo segundo. Goya Toledo domina sobre todo la expresión. Sus gestos transmiten a la perfección el estado
Noa Fontanals Fourgnaud
de ánimo de su personaje y es capaz de expresar una variada gama de sentimientos con súbitos cambios en la expresión de su cara. La niña, Noa Fontanals Fourgnaud actúa con la naturalidad  e ingenuidad propias de la infancia. Siempre agradable de ver Edouard Fernández de quien cuesta creer que sea un actor interpretando un personaje. Parece que siempre sea él mismo, por muy diferentes que sean sus papeles, tal es la verosimilitud con la que trabaja.

Ninguno de los dos Goya fue para esta película y sus actrices. El de Mejor actriz protagonista fue para Bárbara Lennie por "Magical girl" y el de Mejor actriz de reparto para Carmen Machi por "Ocho apellidos vascos".
Marsella es una película de la que he tenido noticia gracias a sus dos nominaciones y que hace que me pregunte cuántas buenas películas (o al menos, películas correctas) quedarán dormidas y desconocidas en los sótanos del cine español. Un cine que, por fin, esperemos que no sea coyuntural, parece que está recuperando algo de su pasado esplendor.



2 comentarios:

  1. Estas historias nos sorprenden porque son verosímiles y quizá eso es lo que las hace pasar desapercibidas a un público que prefiere visionar no más que thriller americanos con mucha acción y fantasía que no te hacen pensar ni interrogarte.
    Si el cine español apuesta por este tipo de temática argumental ¡Bien por él! entre otras cosas porque los presupuestos no dan para realizaciones mucho más espectaculares.

    Gracias por presentarme este título que desconocía,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, resulta alentador ver que el cine español por finse oocupa de temas pegados al suelo y a la piel de los personajes. Aparte del cine negro que lo hace de maravilla.
      Si la ves, ya nos contarás.
      Un saludo.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...