Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

lunes, 8 de febrero de 2016

"La gran apuesta" Adam McKay



Qué sensación más extraña e inquietante es salir del cine con la sensación de no haber entendido nada. Es por eso por lo que no creo que la reseña dé mucho de sí. Es difícil hablar cuando es mucho más lo que no se comprende que lo que sí.
Empezaré por lo que he entendido. Algo de ello lo había entendido ya hace muchos años, antes incluso de que la crisis estallara. Hablo de España, lógicamente, aunque en Estados Unidos la cosa debió de ser similar tal y como lo cuenta la película. 
Asunto 1: las casas no son pantalones que puedes tener dos, cuatro o veinte, depende de tu poder adquisitivo y de tu carácter más o menos caprichoso; asunto 2: se construían más casas que ciudadanos hay en el país y eso tiene que llegar un momento en que colapsa por lo dicho en el asunto 1; asunto 3: la ley de la oferta y la demanda dice que cuando hay mucha oferta de un producto, su precio baja; asunto 4: la oferta de casas era infinita y su precio aumentaba hasta el infinito contradiciendo el asunto 3; asunto 5: llegó un momento en que cualquiera con un trabajo inestable y no muy bien remunerado podía obtener un crédito para comprar un chalet, un descapotable y el perro que adorna todo chalet que se precie. 
Todo esto era conversación a la hora de la comida entre mi marido y yo en los años 2005, 2006, 2007... Y nos preguntábamos "¿pero es que nadie se da cuenta de este contrasentido?", pero en el fondo, como ambos somos biólogos y no entendemos nada de economía, yo menos que él, pensábamos que algo se nos escapaba. ¿Cómo no se iban a dar cuenta los grandes economistas, los grandes banqueros, los grandes políticos de algo que veían claramente dos biólogos amantes del cine y la literatura (él también de la música de jazz)? Así es que debíamos estar equivocados.
Pero hete aquí (me encanta eso de hete) que había grandes sabios relacionados con las finanzas que también estaban viendo lo mismo que nosotros ya desde 2002 y estaban avisando y se quedaban alucinados de que nadie más lo viera y sobre eso es sobre lo que trata esta película. 
Michae Burry (Christian Bale) es jefe de un fondo de capital*, tiene un ojo de cristal y padece síndrome
Christian Bale
de Asperger
(eso lo he averiguado después en la Wikipedia; en la película no se menciona, aunque algo se nota); Mark Baum (Stephe Carrell) es jefe de un fondo de riesgo*; Jared Bennett (Ryan Gosling) es un trabajador de Deutche Bank.  Por otro lado, están dos jóvenes inversionistas faltos de capital (solo tienen unas decenas de millones de dólares en un mundo en que la unidad es de billones americanos, o sea mil millones) para introducirse en el mundo de Wall Street. Son Jamie Shipley y Charlie Geller que solicitarán la ayuda de un banquero, antiguo profesor o mentor de algún tipo, Ben Rickert (magníficamente interpretado por un Brad Pitt
Brad Pitt
difífcilmente reconocible). Creo que no me queda ningún personaje relevante. Estos son los que, por causas variadas, se dieron cuenta de la que se estaba preparando y decidieron sacar provecho de la situación. El cómo es algo que intuyo, sin entenderlo bien. Se trata de apostar en contra de la banca y de los bonos de acciones calificados como triple A cuando escondían en realidad bonos basura en forma de hipotecas inmobiliarias impagadas. 

Finalmente, y a pesar de tener razón, no se enriquecieron en exceso, alguno incluso perdió dinero y es que, con razón o sin ella, donde mejor se está es del lado de los que, la tengan o no la tengan, siempre tienen la razón. Seguro que se entiende el trabalenguas. 
La conclusión a la que llega uno de los personajes tras el rescate de la banca por la Reserva Federal, es que lo que sucedía no era que los bancos ignoraran lo que se les venía encima, es que les daba igual porque los contribuyentes (usted y yo y nuestros equivalentes en los USA) les iban a rescatar y, por si fuera poco, todas las ganancias personales acumuladas durante los años de la vorágine ya estaban a salvo en paraísos fiscales.
Una película (basada en un libro del mismo título de Michael Lewis) en la que, sin entender mucho, entiendes los más importante; con una banda sonora muy variada que acompaña de maravilla las diferentes escenas y los momentos variados de la trama; contada por una voz en off que, en varias ocasiones, da paso a personajes que sólo aparecen en esos momentos, que se dirigen al espectador para explicarle, con ejemplos sacados de la vida absurda que se vive en los paraísos del capitalismo, ciertos conceptos económicos. Con unas interpretaciones extraordinarias, sobre todo las 
Steve Carrell
de Christian Bale y Steve Carrell (sin olvidar al siempre genial Bradd Pitt que con ser muy guapo, es aún mejor actor) y un sentido del humor un tanto negro, se ve muy a gusto, se disfruta todo el tiempo y se siente una profunda impotencia cuando se sospecha que, al menos en España, se está volviendo a inflar eso que se ha dado en llamar "la burbuja inmobiliaria". 

Yo soy de la opinión de que el capitalismo es un sistema que se come a sí mismo y que su fin (que creo que ya ha comenzado) es morir de éxito.
la película está nominada a cinco Oscar:
Mejor película
Mejor director                  Adam McKay
Mejor actor de reparto    Christian Bale
Mejor guión adaptado
Mejor montaje
* La información acerca de estos puestos de trabajo la he sacado de Sensacine porque yo salí del cine sin entender a que se dedicaban estos dos buenos hombres (y sigo sin saberlo, si a eso vamos).




Si te ha gustado mi entrada, haz +1 en hispablogger, en la columna derecha, arriba. Muchas gracias.

16 comentarios:

  1. Pues a mí me hubiera pasado como a ti, Rosa, con la salvedad de que yo no hubiera sido capaz de hacer una reseña decente, y la tuya, a pesar de lo que cuentas, está pero que muy bien.
    Me resulta curioso lo que cuentas de que curiosamente parecía que nadie se hubiera dado cuenta de lo que estaba sucediendo..
    Si no llegas a decir que ese era Brad Pitt no lo hubiera reconocido con ese pelo.

    "Hete" aquí mi comentario, pues ;-)

    Un beso, ¡ya queda menos lunes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que disfruté mucho viendo la película, a pesar de que no entendí muchas cosas y conceptos de economía. Pero es divertida y está muy bien interpretada. Creo que merece la pena.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Muy buena reseña, nos has ayudado a entender mas esta película. Un abrazo Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María del Carmen. Espero que la hayas entendido mejor que yo...
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Otra que no veré para no ponerme de los nervios. Las mentes lógicas de este país como las del resto, sean biólogos como profesores o carpinteros y funcionarios son conscientes de sobra de lo que hay, de lo que ocurre. Y lo que ocurre exactamente es, que los que tienen el poder y manejan el dinero, tienen un chanchullo montado de mil pares de narices que les facilita el pecunio desaforado a pesar de las crisis creadas por ellos mismos y su ambición.
    Hoy mismo he visto una de Richard Gere (Muy interesante y buen actor) titulada "El Fraude" y es más de lo mismo pero sobre una empresa en concreto. Pero fraude es fraude. Y en España nos estamos especializando por momentos, y sino tirar de hemeroteca.
    ¡En fin! yo diría como la reina de naipes de Alicia en el país de las maravillas: ¡Que les corten la cabeza! esta frase también se dijo mucho durante la revolución francesa y después, tampoco les fue mejor.
    Diré como un primo mio: Cada unjo para su tripa.
    Un placer leerte Rosa.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es absolutamente desesperante, pero quién tiene el poder, tiene el poder y siempre cae de pies. Y encima sus errores los tenemos que pagar los demás. Los mismos que provocaron la crisis y pusieron los bancos en bancarrota, se forraron con el dinero que los Estados pusieron para el rescate de los bancos. Desde luego, lo que se merecen es lo que decía tu reina de naipes, bueno, la de Alicia.
      Un beso y a seguir aguantando.

      Eliminar
  4. Tú no te habrás enterado de nada pero yo sí leyéndote. Para mí la bolsa, la banca y todo lo que está detrás (o delante, que no estoy segura) es algo completamente incomprensible.
    Cuando en las noticias comentan que un presidente se la ha jugado a su esposa con una becaria y es por eso que la bolsa baja estrepitosamente yo no entiendo nada. Creo que todo es artificial y que todo está manejado por unos cuantos que saben, como tú bien dices, que el que paga (literal y figuradamente) siempre es el ciudadano de a pie, el que no entiende nada.
    Fenomenal reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco entiendo la relación entre cosas tan dispares como la bolsa y la entrepierna del presidente, por muy presidente que sea de los poderosos USA, y de esta película he entendido lo justo para darme cuenta de que no tengo ni idea de nada que tenga que ver con la economía. Ahora lo que no se me escapa es quién es el ladrón y quién el robado, quién la víctima y quién el victimario y, por supuesto, quien va a ganar siempre, siempre, siempre. A no ser que...
      Un beso.

      Eliminar
    2. A no ser que les corten la cabeza, pero eso sólo pasa en el País de las Maravillas. Bueno y en la Revolución Francesa pero, como bien comenta Francisco, tampoco sirvió de mucho. Bss

      Eliminar
    3. Me lees la mente, Kirke. Has completado mi frase perfectamente. No quería yo ser tan explícita no sea que en unos años me quiera presentar a la presidencia del gobierno y me saquen los trapitos sucios y me detengan por enaltecimiento de... y etc.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Hola, Rosa. Me pasa como a ti, la economía no es un tema que domine (digo esto siendo muy generosa, jaja, más bien espléndida conmigo misma)para nada, pero es una película que me gustaría ver pues me encantan los actores que aparecen en ella, en especial Christian Bale a quien admiro un montón y, por supuesto, a Brad Pitt. A Steve Carrell siempre lo he visto en comedias. Así que, aunque no entienda el tema, seguro que me gusta por las buenas actuaciones. Mil gracias por una reseña tan completa, así voy sabiendo a qué se dedican los protagonistas (tampoco yo me hubiera enterado, jeje)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Christan Bale es de todos los actores el que más me ha gustado en esta película. Está genial. Es una película que merece ser vista. No será la mejor de las nominadas, pero se disfruta viéndola, y se aprende un poquito de como funciona esta jaula de grillos que es el mundo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Es muy interesante que el cine aborde estos temas. No digo que vayan a cambiar las cosas, porque está todo bien atado. Pero al menos puede abrir muchos ojos. Lo que me llama la atención es que en España no se haya tomado más en serio este asunto, pocas películas abordan la burbuja a pesar de su impacto en nuestra economía y la destrucción de la clase media consiguiente, ¿será porque los que financian el cine español tienen vetados ciertos temas? ¿O de verdad a los creadores no les interesa? ¿Se llenarían los cines como en Ocho apellidos... o Torrente...? Cada vez que viajo y veo el paisaje poblado de grúas herrumbrosas, moles de hormigón, ciudades dormitorio vacías en secarrales, polígonos abandonados, rotondas que no llevan a ningún sitio (me viene a la mente la web "nación rotonda"), también me entran esas "ansias decapitadoras"...
    Excelente reseña, Rosa y película anotada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En España estos temas no suelen gustar. Siempre lo comentaba con mi marido cuando veíamos las películas de Ken Loach, Mike Leigh y demás. Y me estoy refiriendo a la crisis de los noventa. Y de pronto sale Fernando Leon con "Barrio" y luego Benito Zambrano con "Solas". Ahora se hace algo como la película de Daniel Guzmán "A cambio de nada", pero es cierto que la gente prefiere morirse de risa (no entiendo de qué se ríen) con los apellidos y demás.
      De todas formas estoy contenta porque el cine español parece que empieza a despertar de nuevo y en las nominaciones a los Goya ha habido un montón de películas muy buenas. Lo siento por otras tan buenas o más que por no estar nominadas, ni las vamos a conocer.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Pues menos mal que la reseña no iba a dar mucho de sí, Rosa :))

    Ví el trailer de esta película el otro día en el cine y la verdad es que me gustaron mucho los actores, aunque no estaba segura de que fuera a gustarme por el tema que tratan (me pasa como a tí, de economía entiendo lo que todo el mundo, cosas muy básicas o nada de nada). Después de leerte, aunque no vaya a entender mucho más, al menos tengo claro que es una buena película y que, prestando atención, se pueden aprender cosas... Creo que será la elegida esta semana ;)

    Un abrazo y muchas gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que te aburras. Aunque hay un montón de cosas que no se entienden, lo importante, queda claro, tan claro como es en realidad. Y los actores son geniales.
      Un abrazo.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...