Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

viernes, 6 de mayo de 2016

"La luz que no puedes ver" Anthony Doerr


"Han pasado dos meses desde el Día D. Cherburgo ha sido liberada, igual que Caen y Rennes. Media Francia occidental ya es libre. En el este, los soviéticos han vuelto a tomar Minsk. En Varsovia, el Ejército Territorial polaco se ha levantado en armas. Algunos periódicos se han atrevido a insinuar que la marea ha cambiado".
Durante los primeros días de agosto de 1944 la ciudad de Sain-Malo, en la Bretaña francesa, sufrió una serie de bombardeos que, junto con los incendios consecuentes, destruyeron la ciudad en su mayor parte. Los alemanes mantenían ya muy pocas plazas en el norte de Francia tras el desembarco de Normandía que había tenido lugar en Junio del mismo año. Saint-Malo era una de ellas y era considerada una fortaleza portuaria que formaba parte de lo que llamaban El Muro Atlántico junto a otras ciudades de la costa francesa como Cheburgo, Brest, la Rochelle, etc. Era, por tanto un lugar estratégico a liberar por los aliados como parte de la batalla de Normandía. De ahí los bombardeos a que fue sometida por parte de los norteamericanos en agosto de 1944.
Saint-Malo 1944-1966 Una reconstrucción casi perfecta
Imágenes del bombardeo            
"Los últimos habitantes de la ciudad que no han sido evacuados se despiertan, gimen, suspiran. Las solteronas, las prostitutas, los hombres mayores de sesenta años, los que han dejado las cosas para el último momento, los colaboracionistas, los desconfiados, los borrachos, las religiosas de todas las órdenes, los pobres, los tenaces, los ciegos".
La novela, que comienza contando los momentos previos a los bombardeos masivos del 7 de Agosto, está centrada en dos personajes: una chica francesa, ciega, de dieciséis años, Marie-Laure Le Blanc, y un soldado alemán, de dieciocho años, Werner Pfenning. Ambos sufrirán los bombardeos de manera distinta, la primera como la víctima civil omnipresente en todo conflicto armado, sin más culpa que la de haber nacido y vivido en un país que se ve envuelto en la maraña pagajosa y cruel de una guerra; el segundo, como soldado invasor al que le llega la hora de la derrota, como soldado que se vio arrastrado, por circunstancias ajenas a él y a sus intereses, a una guerra que destrozó el curso prometedor de su vida, sus escasos afectos y sus ansias de conocimiento.
La novela se organiza en trece partes. En las pares, nos cuenta las circunstancias en que se ven envueltos los protagonistas durante los terribles días de agosto en que tuvo lugar el bombardeo; en las impares se nos cuenta la vida de ambos personajes desde 1934, avanzando poco a poco hasta que ambas partes confluyen en agosto del 44 y continúa la historia sin retrocesos a partir de ese momento. 
Cada parte está constituida por capítulos muy cortitos, alternándose, más o menos, los relativos a Marie-Laure con los que tratan de Werner.
La vida de ambos muchachos comienza de una manera muy similar, pero, a la vez muy distinta. Marie-Laure es huérfana de madre por lo que vive con su padre en París. Su vida transcurre en el Museo de Historia Natural, donde trabaja su padre de conserje, las distintas dependencias, el Jardin des plantes y los alrededores en los que también se encuentra la vivienda de ambos. Estamos en 1934 y Marie-Laure, con seis años, está a punto de quedarse completamente ciega, pero su padre ya se ha encargado de que se vaya familiarizando con
Uno de los invernaderos del Jardin des plantes
(foto propia)
el Braille con lo que conseguirá que, contra todo pronóstico, una de las mayores aficiones, su principal compañía, su mejor aliado contra la oscuridad, sea siempre la lectura. También le enseñará a moverse por su mundo: su casa, el Museo, unas seis manzanas a la redonda en las que se encuentran las tiendas, mercados, jardines y demás elementos que componen la geografía de su espacio vital. Para ello, el padre, con infinita paciencia y amor, irá construyendo el reducido mundo de Marie Laure en miniatura, a base de maquetas de madera en las que representará, no sólo casas y calles y jardines, sino también las farolas, las alcantarillas, los bancos de los jardines, cualquier elemento que pueda servir para mejorar la orientación de quién tendrá que llevar la imagen irreal de la maqueta a la realidad, y ser capaz de identificar ambas.

"Werner Pfennig crece a casi quinientos kilómetros al noreste de París en un sitio llamado Zollverein", un sitio que no es más que un complejo minero, el complejo minero a las afueras de Essen, Alemania, en el que se encuentra la mina de carbón que hace años sepultó y mató a su padre. De la madre no llegamos a saber nada, pero Werner vive junto a su hermana, Jutta, y otros niños de todas las edades, en una casa de acogida, un pequeño orfanato al cuidado de Frau Elena. 
Werner Pfenning tiene ocho años en 1934 cuando, revolviendo en un basurero junto a Jutta, de seis años, encuentra algo que le cambiará la vida y
Radio Galena
decidirá su destino, "
algo que parece una gran bobina de hilo. En realidad es un carrete de alambre colocado entre dos discos de madera de pino. Tres cables deshilachados emergen de la parte más alta; uno tiene un pequeño auricular que cuelga del extremo". Werner y Juttta acaban de encontrar una radio. En esa radio, una vez reparada y puesta en funcionamiento por Werner, escucharán música, soflamas de propaganda nazi y, un par de años después, unas transmisiones muy especiales en las que un "profesor" francés les habla de ciencia: la luz, el carbón que salió de una planta alimentada con luz, el calor de la estufa que viene del carbón que una vez fue una planta alimentada con luz. Jutta y Werner aprenden a pensar, y también a respetar y a admirar a aquel francés que les abre los ojos.
La guerra y su transcurrir, irá llevando a ambos personajes lejos de su hogar y de su, más o menos, apacible vida hacia un breve encuentro en Saint Malo. Un encuentro breve, pero en el que Werner reconocerá su pasado y Marie-Laure podrá recuperar su futuro.
Hasta ese encuentro, ambos vivirán sus peripecias particulares, sus pérdidas y sus miedos. Marie-Laure, rodeada de la oscuridad a la que la condena su ceguera, descubrirá el mar y los caracoles, el escalofrío de jugarse la vida por algo que, tal vez, merezca la pena, y a sobrevivir guiándose de sus instintos en momentos cruciales. Werner tendrá que enfrentarse a un mundo cruel y arbitrario y, sobre todo, tendrá que aprender a convivir con su propia cobardía, más o menos justificada; aprenderá (su amigo Frederick le enseñará) que siempre se puede elegir. Siempre se puede elegir decir que no porque "uno no siempre hace lo que quiere, pero tiene el derecho de no hacer lo que no quiere" decía Pablo Milanés en una vieja canción, y yo añado: si tiene suficiente valor; le perseguirán muertos a los que él ha descubierto en su actividad clandestina y enviado a la muerte, pero, en el último momento, dominará sus miedos y saldrá vencedor, al menos, de su propio espanto.
Por lo que se refiere a la estructura de la novela y
Anthony Doerr
a sus saltos en el tiempo, difícilmente se encuentra algo que me atraiga más. Ir indagando en el pasado de unos personajes a los que has visto en etapas más avanzadas de su vida, saber a dónde van a llegar (en parte) y ver cómo van, efectivamente, llegando es una de las cosas que más me apasiona al enfrentarme a una novela. En ésta, se consigue plenamente.

Anthony Doerr es un autor norteamericano de 42 años al que yo no conocía de nada. Con este libro (el segundo tras "Sobre Grace") ha recibido el Premio Pulitzer de Novela en 2015. Esperaré expectante lo que nos pueda ofrecer en el futuro.


Si te ha gustado mi entrada, haz +1 en hispablogger, en la columna derecha, arriba. Muchas gracias.

31 comentarios:

  1. Hola!!!!
    Pues tiene buena pinta, esa división en pares e impares me parece muy original, y la época y temática también son apetecibles.
    Un besito y muy feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela con la que he disfrutado muchísimo. Te va envolviendo y estás deseando tener un rato para cogerla y avanzar. La recomiendo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Buena novela, bien escrita; te mantiene la atención en todo momento y te cuenta las consecuencias desastrosas de las guerras.
    Aprovecho para recomendar una visita a Saint Malo a quien no lo conozca, está totalmente reconstruída pero bien hecho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preciosa ciudad Saint Malo en la que estuve hace un montón de años. Tengo ganas de volver por la zona.
      La novela me ha encantado y tengo que darte las gracias pues tú fuiste la primera en recomendármela. Un acierto total.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Me he leído tu reseña como si de la novela se tratara porque voy seleccionando un poco a fin de no hacer mi lista de libros pendientes eterna (con el consiguiente peligro de 'abandonarla'). Pero si me guío por lo que has dicho, tiene que ser muy interesante.
    Qué amoroso ese padre que fabrica con maquetas 'el mundo' en el que ella se tiene que mover, y que considera tan poderosa la lectura.
    La frase de Pablo Milanés (y tu aportación) es la guinda que faltaba.
    Genial como siempre, Rosa, ¡un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Chelo. Me daba un poco de vergüenza enmendarle la plana a Pablo Milanés, pero me parecía obligado añadir algo tan obvio.
      La historia tiene muchos más intríngulis de los que no hablo porque tampoco es cuestión de contar todo el argumento. Creo que te gustará si te animas.
      Un beso y buen finde.

      Eliminar
  4. Lo había visto en el supermercado, y me parecía de esos libros de consumo, aunque no sé si eso existe. Pero un premio pullitzer de novela no es cualquier cosa. Habrá que seguirle la pista. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué gracia me ha hecho lo del supermercado. Es como cuando dice Arethusa que compra los libros en la farmacia de donde deduzco que las farmacias en Panamá deben de ser como las de Estados Unidos.
      No es el típico libro para supermercado, creo yo,, aunque puede atraer a mucho público porque independientemente de la calidad, se lee muy bien y es muy entretenido. Hasta tiene su puntito de intriga.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Estupenda está reseña (muy completo su resumen) y es un gran estímulo que tenga el premio Pulitzer. Otro más a tener en cuenta. Como te dijo Chelo, fabulosa tu puntualización a la frase de Pablo Milanés.Un beso, Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El premio Pulitzer es siempre una garantía. Todos los que he leído eran buenas obras.
      Merece ser tenido en cuenta. Creo que mi reseña es un pálido reflejo de lo que realmente es el libro porque tiene muchas más cosas de las que se pueden mencionar en una simple entrada para un blog.

      Eliminar
  6. Esta sí me la apunto. El que se narre la experiencia de un conflicto bélico desde dos personajes tan distintos (un soldado y un civil) me llama mucho la atención.
    Gracias por tan completa reseña y por mostrarme más libros que no conocía y que ahora me apetece leer (esto último no sé yo si agradecértelo que voy a necesitar cien vidas para leer todo lo que me apetece)
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me agobia muchísimo pensar que no voy a tener tiempo de leer ni siquiera los que tengo apuntado hasta ahora. Por eso me he sacado de la manga una máxima: lee más y piensa menos (no pensar de razonar, sino pensar de darle vueltas al poco tiempo y eso, je, je)
      Pero este libro no debe ser de los que queden pendientes.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Una reseña muy completa, Rosa. Como a tí, me ha llamado la atención su estructura, las vidas cruzadas y esa indagación en el pasado, presente y futuro de sus personajes. Parece un escritor que se preocupa por ellos y no solo por el contexto histórico, que seguro está más que conseguido. El premio es un valor añadido, habrá que tenerlo en cuenta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela muy bien elaborada y estructurada (un experto nos diría más cosas acerca de esas cosas). Me encanta lo de las vueltas hacia el pasado y el futuro (la última escena es en 2014).
      Los personajes están tratados con mucho cariño y el entorno, tanto espacial como histórico, está muy bien reproducido. Muy recomendable.

      Eliminar
  8. Este la lo tengo apuntado, es una historia dentro de la historia que me atrae sobre manera. A nadie, supongo le gustan las guerras, pero saber lo que ocurre durante ellas desde el punto de vista de los que las sufren es muy interesante por lo que nos aporta de aprendizaje para no repetir los errores que nos conducen a sufrirlas.
    Una entrada como todas las tuyas: Esclarecedora y comprometedora para tus lectores.
    Besos amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es una novela que te gustará mucho porque es histórica, su estructura la hace muy agradable de leer con sus pasos hacia el pasado y el presente hasta que ambos se unen y se dirigen hacia el futuro; la historia que cuenta que es interesante y entretenida. En fin, que no la dejes.
      Pero disiento contigo. Nadie aprende nada. Al menos no lo aprenden quienes deberían aprenderlo que son los que montan las guerras. Desde que en el Neolítico apareció la desigualdad social, las guerras se han sucedido y cada una supera a la anterior en crueldad y sofisticación del mal.
      Y no sigo. Un beso.

      Eliminar
    2. Los que no aprenden son los que no leen
      Los que las montan son, los que nunca las sufren.

      Eliminar
  9. Hola Rosa:Este libro me lo apunto, iba a decir me lo bajo para mi ebook, me gusta, primero porque me atrae esa original forma de contar la historia, en pares e impares y segundo porque me ha llamado mucho la atención sobre todo el hecho de que un padre le dedique con tanto amor y esfuerzo a defenderse su hija ante su discapacidad, de modo qeu me lo apunto para leermelo. un beso y buen finde. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tienen en Amazon y Fnac por 10,44 euros que no es para tirar cohetes, pero es más barato que otros. En papel vale unos 19.
      Te gustará.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Los libros de guerra, al igual que las películas, no suelen gustarme, pero creo que esta obra es mucho más que eso. Las historias de los protagonistas me parecen muy interesantes, y la forma del autor de ir dándonoslas a conocer, muy original. Si los saltos en el tiempo están bien escritos seguro que no suponen ningún problema ni hacen que nos perdamos. La verdad es que lo leería encantada, aunque no sé si tendré vida suficiente :)

    Una reseña que es un lujo, como siempre, Rosa.

    ¡Mil gracias y un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí tampoco me gustan las historias de guerra, pero en esta es mucho más. La guerra es muy importante, y es una novela de guerra, pero tiene tantas cosas que se ve muy bien.
      Los saltos en el tiempo me gustan mucho y en esta novela están muy bien llevados.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Hola, Rosa. Ya estoy de vuelta después de unas semanas algo agitadas. Me ha encantado la descripción que haces del libro, a mi también me gustan los saltos temporales en las novelas, enganchan muchísimo. Las novelas (o películas) bélicas no son mis favoritas, pero creo que ésta puede gustarme por las historias de los protagonistas y la estructura. Ahora estoy leyendo un montón, así que me la apunto.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Bienvenida, Chari!! ¿Ya estás bien del todo? Espero que sí y que podamos contar contigo de manera continua.
      Si, como a mí, te gustan los saltos temporales y las historias en las que psan muchas cosas y están muy bien contadas, te gustará este libro. Aprovecha que tienes tiempo. ¡Qué raro es en estos tiempos agitados ver a una persona escribir que está leyendo un montón. Lástima que para ello haya que estar un poco pachucho.
      Un abrazo, amiga ya mejórate.

      Eliminar
  12. Este libro apunta a ser una historia interesante , me lo apunto para poder leer durante el verano. Gracias por recomendarlo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un libro ideal para el verano, no porque sea una lectura ligera (no creo yo que el verano se preste a las lecturas ligeras más que el invierno), sino porque siempre se tiene más tiempo y este libro es de los que cuesta dejarlo.
      un abrazo.

      Eliminar
  13. Lo tengo en cuenta. Había leído varias reseñas de él pero hasta ahora no me había animado. Como comentas que requiere tiempo lo dejo para más adelante, ahora mismo mi tiempo de lectura se ha visto muy limitado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo tenía entre los pendientes hace tiempo, pero al ver lo del Pulitzer me animé y me alegro mucho porque me ha gustado y he disfrutado leyéndolo.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Hola,
    Muchas gracias por pasarte por mi blog y quedarte allí! Yo también me quedo por el tuyo! Este libro me gustó mucho, una prosa maravillosa y una historia preciosa, además de unos personajes muy tiernos...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te había visto por los libros de Carmen y Amig@s y pensé que ya te tenía entre mis amigos, pero me equivocaba. Encantada de tenerte por aquí y de estar en tu blog, que seguiré y compartiré.
      Esta novela me ha resultado todo un descubrimiento. Otro autor norteamericano al que seguir.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. La tengo pendiente!! Me gusta la temática y por lo que he leído en vuestras reseñas creo que podría gustarme =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy probable que te guste porque es entretenida, está muy bien contada y el tema que trata está muy bien tratado.
      Un abrazo.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...