Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

domingo, 1 de mayo de 2016

Mayo 2016



Cuando yo era más joven y más vulnerable, mi padre me dio un consejo en el que no he dejado de pensar desde entonces.   «Antes de criticar a nadie», me dijo, «recuerda que no todo el mundo ha tenido las ventajas que has tenido tú».   Eso fue todo, pero, dentro de nuestra reserva, siempre nos hemos entendido de un modo poco común, y comprendí que sus palabras significaban mucho más. En consecuencia, suelo reservarme mis juicios, costumbre que me ha permitido descubrir a personajes muy curiosos y también me ha convertido en víctima de no pocos pesados incorregibles. 
Así comienza Nick Carraway su narración de aquel verano en el que alquiló una casita en Long Island y frecuentó a su prima, Daisy Buchanan y a su marido Tom, antiguo condiscípulo de Nick, que vivían al otro lado de la Bahía; aquel verano en que fue vecino de la impresionante mansión de Jay Gatsby, el millonario misterioso que celebraba suntuosas fiestas a las que todo el mundo deseaba ser invitado... pero en las que nunca aparecía el anfitrión; el millonario que nos enamoró cuando leímos la novela y nos dejó transidos de ternura por su candidez ante el amor y su desventaja para moverse en un mundo que no controlaba del todo, y todo ello interpretado, como nunca creo que se vuelva a interpretar, por un Robert Redford esplendoroso en su terno blanco de los años veinte. 
Aquel verano Nick descubre un mundo superficial y una gente rica, banal y frívola cuya única ocupación radica en espantar el aburrimiento y el calor con las actividades frívolas y banales que les son propias. Nick se verá pillado entre toda esa fauna de gente guapa y adinerada, y su vecino Jay Gatsby, un millonario hecho a sí mismo, ocupado en negocios no muy claros, enamorado desde hace años de Daisy Buchanan y cuyas fiestas solo pretenden atraerla a su mundo para ver satisfecho su amor.
Pero el mundo de los ricos de nacimiento es muy cerrado y exclusivo. Todos los que se acercan a él, acabarán siendo absorbidos como hacia el centro de un agujero negro, como una mariposa atraída por la luz tentadora de un farol, y sin llegar a entrar en dicho mundo, acabarán convertidos en sus víctimas propiciatorias, utilizadas por los ricos para conjurar a los dioses del aburrimiento, la desidia y la molicie; para atraer hacia su vacuo mundo a los dioses de la diversión, el sexo y la opulencia. Unos sacrificios en los que el sacrificado siempre es alguien ajeno a su mundo, un mundo en el que todos se conocen, se arropan y se tapan las miserias; el sacrificado viene de fuera y es, a poder ser, un pobre ingenuo deslumbrado por la fortuna y los apellidos sonoros, un pobre ingenuo al que ni siquiera le sirve fortuna por no ir acompañada de los apellidos o un pobre ingenuo sin nada de lo que presumir.
La historia es todo un revulsivo para el joven Nick Carraway que, a medida que avance la trama, se irá viendo cada vez más asqueado y desencantado a la vez que harto de ser utilizado por todos ellos para sus propios fines.
Una novela imprescindible, tan de moda y actualidad como cuando fue escrita en 1925.

Las novelas que aparecen en esta sección, "Bienvenido nuevo mes literario", no están recién leídas, pero están leídas. Se trata de novelas que empleo para comenzar cada mes. Por ello comienza la entrada con el inicio del libro. No pretende ser una reseña, sino el comentario sobre una historia que me marcó lo suficiente como para poder hablar de ella aunque haga ya muchos años que la leí. Por ello, espero que me perdonéis si incurro en algún error.






28 comentarios:

  1. La leí hace años y me gustó mucho. Sus adaptaciones al cine no me atrajeron tanto, sobre todo la última, la de Baz Luhrmann. Es más, tendrán que pasar años para que me olvide de esa película y volver a releerla, pues tengo interés en hacerlo de nuevo. Muchas gracias por recordármela, Rosa. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gustó mucho (aunque menos que la novela, por supuesto) la adaptación de 1974 de Jack Clayton con Robert Redford. La de 2013 me parece un auténtico cromo infumable. No se salva ni Leonardo DiCaprio que siendo buen actor en esa película parece una triste caricatura de Gastby.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. la novela estupenda, con una prosa excelente y unos simbolismos interesantes y fáciles de captar. la primera versión de la novela en cine la califico de inmejorable, la segunda de bodrio ( así se le dice en Argentina a las películas malogradas )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso le comentaba más arriba a Ángeles. La versión de Redford, muy buena. Está formidable en su papel de rico poderoso y a la vez ingenuo y enamorado. La de DiCaprio, como bien dices, un bodrio (también se emplea en España).
      Un beso y bienvenida a este blog.

      Eliminar
  3. Pues me ha encantado ese comienzo, del que me engancha la frase "reservarme mis juicios" y lo que sigue, lo de convertirte por ello en víctima de pesados incorregibles, ¡buenísimo!
    Sí me apunto esta novela, porque en la ficción no está nada mal ver desde fuera esos mundos de opulencia y diversión que tanto distan del que nos movemos.
    Gracias por la reseña, Rosa, ¡un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una maravillosa novela de un escritor incomparable que conocía muy bien el mundo descrito en ella. Y la peli de 1974, espectacular, como bien dice Kirke justo debajo. ¿Un al alimón?
      Soy mala, no me lo tengáis en cuenta.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Hala, más trabajo. ¡Puñetera!
      Besos, a las dos, a pesar de todo ;)

      Eliminar
    3. Sólo es una inocente idea... que no tenéis que tomar con prisa... ni siquiera tomar si no queréis... pero ¡¡¡sería tan lindo!!!

      Eliminar
  4. Vi primero la película y luego leí la novela. Robert Redford fue tan seductor en ese filme que acaparó mi mente por completo y soy incapaz de separar su imagen del personaje. Recuerdo que durante toda la lectura ponía su cara y sus gestos al protagonista. De hecho, ahora tras muchos años del visionado y la lectura, sólo tengo en el recuerdo a ese fantástico actor.
    Estupenda entrada (qué bien escribes puñetera) y una imagen inicial que me encanta, soy también una enamorada de los felices años veinte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también vi primero la película y, por supuesto, Robert Redford será para siempre Gastby. Mira, mira lo que le pongo a Chelo justo encima y nada, no digo nada.
      Y muchas gracias por tus palabras, me encanta lo de puñetera. Me lo decía mucho una tía abuela muy simpática y querida que ahora está la pobre con un terrible Alzheimer.
      Un enorme beso.

      Eliminar
  5. He leído dos o tres veces la novela y las adaptaciónes al cine de Robert Redford y la de Di Caprio (hice reseña de esta última y dio juego en los comentarios sobre cuál era mejor). Me gustaron las dos, pero la novela tiene una fuerza y cuenta un hecho tan emotivo y tan difícil de lograr que el lector lamenta ese final aunque al tiempo lo vea de lo más lógico.
    Y sí, el comienzo es fantástico. Ya se sabe que los buenos autores dan a los inicios del relato una importancia máxima pues de ello depende capturar al lector o perderlo para el resto.
    Apoyo total a Kirke en eso que te dice, Rosa, y es que cada día escribes mejor, hija mía.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la leeré por segunda vez en breve. la película de Redford la he visto como tres veces, pero la de DiCaprio no me gustó nada. me imagino que fue un prejuicio mío, pero todo el tiempo buscaba la fuerza de los personajes de la otra y no la encontré por ningún lado.
      Gracias por tus palabras, viniendo de un profesor de Lengua, son muy valiosas.
      Un beso.

      Eliminar
  6. No he leído el libro ni he visto ninguna de las adaptaciones; no soy tan completo como vosotras ni tan polifacético o eso, o es que no doy a basto.
    ¡En fin! to recalco lo que ya han dicho dos amigos: Cada vez escribes mejor y lo de puñetera; pues últimamente no paras de publicar y no consigo ponerme al día con los comentarios.
    ¡Caguen la! que dicen en Castilla.
    Besazos ¡Enorme reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Francisco. Me alegro de que te haya gustado la "reseña" (en realidad es un comienzo de novela un poco comentado), pero el libro es genial. Te lo recomiendo.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Poco voy a añadir al resto de comentarios, más bien suscribir lo dicho. Me ha encantado esta entrada, has avivado las ganas de una relectura y sí, tampoco acabo de ver a Dicaprio como Jay Gatsby. Scott Fitzgerald es un escritor que me atrae como personaje, en "Suave es la noche" hay mucho de él mismo y quizá me gustó más que "El gran Gatsby". Hace unos meses leí "Alabama song", donde la protagonista es su mujer Zelda y aunque el autor se toma bastantes libertades me pareció una lectura interesante.
    Empieza mayo estupendamente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Yo también creo que me gustó más "Suave es la noche". "Alabama song" no lo he leído. A mí también me han entrado ganas de releer a Gastby, pero no sé de dónde voy a sacar el tiempo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Ayyyyyy me encanta Gatsby, es que me encanta. Sabes que prefiero a Leo Dicaprio aunque la primera adaptación que vi, lógicamente, es la de Robert Redford y me encanta, no creo que una sea mejor que la otra, son distintas interpretaciones y la dulzura de Leo pienso que Robert no la tiene.
    Un besito y a mí también me apetece mucho releerla pero no tengo nada de tiempo, nada, y claro, el poco que tengo lo dedico a lecturas nuevas.
    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí lo que me gusta de Redford es la ingenuiidad que manifiesta dentro de su poder y riqueza; la vulnerabilidad frente a ese mundo que no es el suyo y que lo acaba destruyendo. Y su dulzura es más tímida, menos manifiesta. Pero, claro, esa será nuestra eterna discusión: Redford o DiCaprio. A Juan Carlos le gustaron las dos adaptaciones. En lo que casi todos coincidimos es en que como el libro, nada.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Cierto, el libro da cien vueltas a ambas pelis.

      Eliminar
  10. Para mí el gran Gatsby siempre será Robert Redford, es al único que veo cuando pienso en él y cierro los ojos, aunque haya visto otras versiones. El libro lo leí primero en inglés, en el colegio, y años después en castellano, por mi cuenta. La historia me parece muy rica en matices y muy entrañable :))

    Gracias por traernos este buen rollo hecho añoranza en tu estupenda reseña, Rosa.

    Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, como vi primero la película, pues tampoco puedo evitar poner a Gastby la carra de Redford. Gastby es Redford. No sé qué hubiera dicho Scott Fitgerald, pero así es.
      Si por algo lamento no saber suficiente inglés, no es para entenderme cuando viajo, es para poder leer estas y otras maravillosas novelas en idioma original. Tienen que ganar mucho.
      Un beso.

      Eliminar
  11. FHe visto la adaptación de Robert Reford un actor que desde siempre me gusto, junto a mi chico de los ojos azules mas bonitos que he visto jamas Paul Newman, son dos actores que me encantan y por eso esa peli me gusto, ahora el libro no lo he leido pero me lo apunto para cuando tenga ocasión. Gracias como siempre por tus buenas recomendaciones, y ah juzgar a alguien es algo que no puedo, sinceramente, ni me gusta juzgar ni mucho menos que juzguen sin saber o aún presumiendo saber sin acercarse a la persona y molestarse en hablar con ella, para saber si se esta en lo cierot en el juicio, en fin haré prometo una reflexión un dia de estos en mi blog, me parece interesante. un beso Rosa. y por cierto dejaré caer esta semana algún cuadro mas, espero tener tiempo que ando liada con médicos, y no paro. TERE.

    ResponderEliminar
  12. Yo leí primero el libro y después la película, me quedo con el libro a pesar de que Redford hace un papel espléndido, pero a mi personalmente no me gusta y prefiero ponerle el rostro que quiera..jajaja

    Ahora justo es uno de los libros que estoy releyendo, alterno varios a la vez (un problema de dispersión) y después de la reseña me han cogido muchas ganas de seguir con su lectura ya.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. A mí también me han entrado muchas ganas de releerlo pues para esta entrada solo he tomado el comienzo y lo que recordaba del libro.
    Pero a mí me encanta que Gastby tenga la cara de Redford.

    ResponderEliminar
  14. hola Rosa ! es increíble la energía se desprende tu blog, lo digo en cuanto a los comentarios y a tus contestaciones. he vistO pocos o casi ninguno que tengan ese tete a tete con los seguidores, ya quisiera yo eso en mi blog! no leí el gran gatsby, lo busco y ya daré con el. y la peli si, vale Redford. el pobre di caprio no tiene fuerza ni seducción,para mi al menos. besos hermosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que DiCaprio es un Gastby muy light?
      Mantengo como dices téte a téte con los comentaristas porque no me gusta dejar un solo comentario sin contestar y tengo la suerte de que cada vez sois más las personas amables que os asomáis a mis entradas y dejáis vuestra valiosa opinión. La verdad es que tengo mucha suerte con la panda de seguidores que le dais vida al blog.
      Un abrazo y gracias por la parte que os toca.

      Eliminar
  15. un gran libro, un gran escritor y una fantástica reseña, gracias, lo volvere a leer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de haberte animado a leerlo. Es uno de los libros que merece una relectura, sí o sí.
      Un abrazo.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...