Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

"Recordarán tu nombre" Lorenzo Silva

"Ingresé en el cuerpo a los veinte años, con las esperanzas propias de la juventud. Ahora, después de cuarenta de servicio en el instituto y rebasados los sesenta, aquellas ilusiones realizadas y colmadas han exaltado mi amor a la corporación en tal grado que mi mayor anhelo será vivir y morir dentro de la sacrosanta disciplina que es el norte de la Guardia Civil, para bien de la patria y la República". Con estas palabras pronunciadas el 1 de abril de 1936, recibía José Aranguren el fajín de general de brigada de la Guardia Civil. Tres años exactos después, el 1 de abril de 1939, se emitía el parte del final de la guerra, aquel que empieza con aquello de "En el día de hoy, cautivo y desarmado el Ejército Rojo...", y con ese parte se firmaba la sentencia de muerte de este guardia civil. Entre ambos primeros de abril, había pasado el 19 de julio de 1936, cuando José Aranguren Roldán se enfrentó a Manuel Goded, el general llamado a encabezar el golpe militar en Barcelona, y, ante su reproche por mantenerse fiel "al pueblo rebelde contra el ejército que se sacrifica por el bien de la patria", el general de la guardia civil responde "Aquí no hay más rebeldes que ustedes". Y es que Aranguren no era un redentor ni un salvapatrias, era un servidor público que había jurado lealtad a una República salida de la urnas y a ese juramento se atuvo hasta el final. 
Su respuesta a Goded pudo ser decisiva para hacer fracasar la rebelión en Barcelona, sentenció a muerte a Goded, que sería ejecutado menos de un mes después, y sentaría las bases de su propia ejecución que tendría lugar menos de un mes después del citado parte de final de la guerra. No se dilataban mucho por entonces ni las condenas ni las ejecuciones.
En esta novela (? hablaremos al final de este tema), Lorenzo Silva, guardia civil honorario desde 2010 por su serie sobre Rubén Bevilacqua y Virginia Chamorro, subteniente y sargento del cuerpo, respectivamente, sigue contribuyendo a la buena imagen de la institución "un cuerpo de seguridad al servicio del Estado y de los ciudadanos, y no de los caciques [...] un cuerpo sometido a la ley y a las autoridades, pero independiente de las banderías políticas y, sobre todo, volcado en el servicio a la población". Un cuerpo que, sometido a la ley y a las autoridades corruptas y autoritarias salidas de un Golpe de Estado militar, sirvió a esa ley y a esas autoridades de fuerza represora, pero un cuerpo que, mayoritariamente, donde tuvo oportunidad de elección, se mantuvo fiel a la República que había jurado defender.
Lorenzo Silva
Lorenzo Silva adopta en este libro lo que, desde mi punto de vista, es la actitud correcta al tratar el tema; ni el partidismo dogmático e interesado, ni la equidistancia injusta (todos sabemos, salvo intereses partidistas y espurios, quien fue la causa del conflicto y qué bando, desde el poder, trató de impedir la violencia indiscriminada y lo consiguió tras unos meses de confusión, y quien, también desde el poder, promovió y aplaudió la represión y el asesinato durante toda la duración de la guerra y durante los siguientes casi cuarenta años). Dos citas del libro expresan de manera inequívoca su posición frente a los hechos y, aunque resulten un poco extensas, me voy a permitir ponerlas íntegras para no desvirtuar el posicionamiento del autor, un posicionamiento, por otra parte, con el que estoy totalmente de acuerdo: 
Hablando directamente de su posición, nos dice: "No pretendo ser aséptico, porque no tengo ni creo que nadie tenga esa capacidad y porque el trasfondo de esta historia es para mí, por más que haya quien se obstine en negarlo, el derribo de una república que era fruto de la voluntad popular por parte de quienes se apoyaron, sobre todo, en la fuerza de las armas y en su determinación de usarlas sin contemplaciones contra sus compatriotas".   
Hablando de los casi tres años que duró la Guerra Civil (de julio del 36, a abril del 39) dice que durante ellos: "los insurrectos extenderán una y otra vez por los campos y ciudades de España la barbarie frente a la que dicen alzarse. En cuanto al gobierno legalmente constituido, lo que vale tanto para el de la República como el de la Generalitat, no sabrá ni podrá, tras verse despojado de la autoridad y de los medios naturales para el mantenimiento de la ley, impedir que en la zona por él administrada campen a placer asesinos de la peor índole, que con sus atropellos suministrarán a su vez munición moral al enemigo". 
He puesto más arriba un signo e interrogación al término novela que el autor se empeña en atribuir a este libro. Me permitirá Lorenzo Silva que discrepe de tal calificación, Para mí, se trata de un ensayo, y cuando quiero acotar de qué trata dicho ensayo, me veo en apuros. Decir que es acerca del papel de la Guardia Civil durante la guerra, se me queda escaso y muy incompleto; decir que es una biografía del general Aranguren, tampoco me sirve porque es mucho más que una biografía. 
José Aranguren Roldán
Diría que, con el pretexto de hablar de Aranguren y su negativa a secundar el Golpe de Estado de 1936, se aborda la historia de España en el primer tercio del siglo XX y los últimos años del XIX. Se habla de la guerra de Marruecos, con gran minuciosidad en la descripción de algunas batallas; de la dictadura de Primo de Rivera y su influencia en el fin de dicha guerra; de la República y sus diferentes y convulsas épocas. La jornada del 19 de julio del 36 en Barcelona se describe con todo detalle. Se utilizan para los distintos acontecimientos citas de las memorias de Mola, Escofet, Azaña... La obra está perfectamente documentada, escrita y estructurada como no podía ser de otra manera tratándose de un autor como Lorenzo Silva, pero... 
Sí, hay peros a esta obra. Como he expuesto, la minuciosidad, excesiva para mi gusto, con que se describen determinados hechos puntuales como las campañas de Marruecos o el inicio del golpe militar en Barcelona; las extensas citas sacadas de las mencionadas memorias o de actas de procesos y consejos de guerra. Objetivamente hablando, pueden sobrar los dos capítulos en que el autor nos cuenta, respectivamente, las vidas de sus dos abuelos de los que nos dice que "los dos quedaron en tierra de nadie, privados de las ventajas que en uno u otro momento tuvieron quienes abrazaron el partido que prevalecía. Y ambos pagaron por tratar de mantener sus principios, en una época llena de impostores, oportunistas y criminales sin escrúpulos". Y digo objetivamente, por que siendo parcial y subjetiva, he disfrutado mucho con las vidas de estos dos hombres rectos y justos que forjaron la personalidad del autor. Como hubiera disfrutado con algo más de biografía personal y familiar de Aranguren, de la que se dan pinceladas y se cuentan detalles, pero por la que se pasa con demasiada premura.
A pesar de los peros, he disfrutado del libro y creo que era necesario para recuperar un personaje que fue ninguneado tras la guerra y durante la transición. Durante los años del franquismo, lógicamente, por ser considerado "traidor" a los traidores que vencieron (las ironías de la impostura son infinitas); durante la Transición por pertenecer a un cuerpo considerado represor como era la Guardia Civil. Tampoco se ha caracterizado la Transición por reivindicar la historia y restituirle la justicia que la dictadura robó y falseó durante casi cuarenta años. Pero afortunadamente, como dice el autor, "Lo que la Historia nos hurta y deniega, lo conquista y nos lo otorga la literatura [...] Es hora de emprender la reivindicación: el desquite del arte sobre la vida".



20 comentarios:

  1. Y yo que sigo sin leer nada del autor. A ver si me pongo pronto.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy con el noveno de Bevilacqua y Chamorro, serie que voy leyendo en orden. Es muy buena. Pero no tiene nada que ver con este. Aquello es novela policíaca y esto es ensayo histórico.
      es un autor muy interesante que además de la citada serie tiene novelas muy buenas como "La flaqueza del bolchevique" y otras.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo con tu reseña.
    Yo no he disfrutado leyéndolo tanto como tú;así todo, me ha servido para enterarme de muchas cosas, y ver otros aspectos de la guerra.
    Está bien que salgan a la luz personas que había ocultado la dictadura. Solo por eso, sea bienvenido este ensayo, biografía o como lo queramos catalogar. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo he leído muy a gusto. Es cierto que algunas batallas algunos pasajes me han resultado demasiado exhaustivos, pero he disfrutado y he aprendido muchas cosas de un personaje que no conocía en particular y de la historia del siglo XX en general. Aunque son temas sobre los que he leído bastante, siempre hay cosas nuevas que vienen a completar y clarificar lo ya sabido.
      Si además sirve, como dices, para reivindicar una figura ninguneada por todas partes, mucho mejor.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Creo que no he leído nada de Lorenzo Silva, pero seguramente tampoco me estrene con éste libro. El tema es interesante y seguro que está muy bien escrito, pero últimamente he leído otras cosas sobre esa época de España y creo que de momento he tenido bastante. Eso no quita para que la reseña sea estupenda y para que lleve, como siempre, tu sello personal que tanto me gusta :)

    ¡Un beso grande, Rosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me encanta y me indigna esta época de España y nunca tengo bastante. Seguro que su serie sobre Bevilacqua te gustaría más o alguna de sus otras novelas. Es un autor que escribe muy bien y lo disfrutarías.
      Un beso y muchas gracias por lo de mi "sello personal" que, además, te gusta. Me voy a ruborizar.

      Eliminar
  4. Ahora lo esta leyendo mi marido, en cuanto lo acabe me tocará mi turno...
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Cuando vi la novela en una librería me lo apunté como futura lectura pero después de leerte... ya no lo tengo tan claro.
    El escritor y el tema que trata me parece de lo más interesante, pero que no sea una novela ya me echa para atrás, porque para leer datos y más datos ya están las enciclopedias.
    Que todo esté aderezado con citas bibliográficas dice mucho de la minuciosidad del autor pero cuando leo busco evasión y algo de entretenimiento y la bibliografía no entra en mi concepto de divertimento.
    Se la recomendaré a mi marido, un fanático de esa parte de nuestra historia, y que luego me haga un resumen.
    Gracias por tan fantástica reseña.
    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la he disfrutado porque, como tu marido, soy una entusiasta de la historia del siglo XX en España y en Europa.
      Lorenzo Silva habla del libro como de nivela y me cuesta llevarle la contraria, pero no veo la novela. Veo biografía, ensayo histórico, pero novela, no.
      Está muy bien documentado, la verdad. Se ve que se ha currado el tema a tope, con gran minuciosidad y buscando tenerlo todo muy bien contrastado. Yotengo que decir que el balance ha sido muy positivo a pesar de las objeciones, tampoco importantes, que le pongo en la reseña.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Yo con Lorenzo tengo un dilema. Sólo leí una novela suya El alquimista impaciente me la recomendó mi hermano hasta la saciedad, y como en gustos somos bastante contrarios debí suponer que no me cabaría de gustar, porque así pasó. Pero no descarto probar otra en el futuro. Con ésta que nos traes no, porque no me acaba de seducir del todo.
    Un besote grande Rosa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "El alquimista impaciente" es de la serie de Bevilacqua. Si no te gusta la novela policíaca entiendo que no te gustara mucho. Tiene novelas que no son policíacas muy buenas como "La flaqueza del bolchevique".
      No obstante, a mí la serie de Bevilacqua me encanta. Ahora estoy con uno de el último porque está a punto de publicar otro.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Quedé saturada con un par de novelas de la serie de Bevilacqua y Chamorro y la verdad es que no he vuelto a leer nada de Lorenzo. Te confieso que no me atrae nada este personaje sobre el que trata la novela, así que la voy a dejar pasar. Besos y preciosa reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gusta mucho Bevilacqua. No puede decirse que sus tramas sean trepidantes, pero sus personajes me encantan y las reflexiones y los diálogos. Creo que están muy bien escritas las novelas de la serie.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Hola Rosa,
    Leyéndote se nota que es un tema que te interesa y apasiona, lo has transmitido con esta estupenda reseña. Pero yo cuando leo necesito evadirme y encontrarme con un ensayo bibliográfico, no es precisamente lo que más me atrae.
    Un beso, y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es un libro de evasión, desde luego, y si el tema no te interesa, se te puede hacer muy cuesta arriba. Efectivamente, a mi me gusta, me interesa y me apasiona el tema.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Hola, Rosa!! Lorenzo Silva es sin duda una de las primeras espadas del género negrocriminal español actual. Este libro por lo que comentas es más un ensayo sobre ese período histórico que quizá, en estos momentos, tendríamos que volver a estudiar a fondo para no repetir errores. Sin duda una propuesta interesante que seguro que la narrativa fluida de Lorenzo consigue transmitir de forma amena. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le digo a Irene, si te interesa el tema, lo lees muy bien. Ahora a quien la época o el tema le den igual, es preferible que ni lo intente.
      Está muy bien escrito y mejor documentado. Reivindica una figura que ya era hora de que fuera reivindicada y es un testimonio de gran valor, pero no es una novela para entretenerse.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Tal vez lo de calificarlo de novela sea porque la palabra ensayo podría hacer rehuir a muchos lectores, no sé, él sabrá. Me gusta que digas que no sabes acotar los temas que trata porque normalmente los mejores libros suelen ser inclasificables. Del señor Silva solo he leído un libro. No es un autor que me tiente mucho, tal vez porque escribe mayoritariamente novela negra y ya sabes que, probablemente sin razón, no es un género en el que me prodigue mucho. El caso es que ese único libro suyo que he leído ('Música para feos') no me terminó de convencer, así que por el momento no entra en mis planes repetir con Lorenzo Silva.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he leído "Música para feos". Creía que no era policíaca. Desde luego, no es de Bevilacqua.
      Este ensayo o biografía, no tiene nada que ver con sus novelas. Es la reivindicación de un personaje histórico injustamente olvidado, aunque, sabiendo el dogmatismo que nos aqueja y el amor por lo blanco o lo negro, es totalmente comprensible que nadie haya querido sacarlo a relucir. Lorenzo Silva es un autor valiente y concienciado Sus serie policíaca,me gusta más por las situaciones que plantea y por las reflexiones que vierte que por las tramas de misterio en sí.
      Un beso.

      Eliminar

Con tus comentarios reflexionamos, debatimos y aprendemos más.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...