Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

viernes, 20 de febrero de 2015

"Boyhood (Momentos de una vida)" Richard Linklater

Decir que Richard Linklater ha hecho en el cine cosas que nadie antes había hecho es una obviedad por ser algo archisabido, pero no  puede dejar de decirse porque es su característica más sobresaliente. 
Primero fue capaz de seguir las peripecias de dos personajes a lo largo de dieciocho años y tres películas: En 1995 ("Antes del amanecer") nos plantea la situación de Jesse, un joven norteamericano (Ethan Hawke) y Celine, una estudiante francesa (Julie Delpy) que se conocen en un tren y por ciertos avatares, que no es preciso relatar, terminan pasando una noche en Viena. Durante esa noche apenas pasa nada más allá de las conversaciones de ambos acerca de el amor, el sexo, la vida, la muerte... Al final, en el momento de la separación, conciertan una cita para seis meses después, a la misma hora, en la estación de Viena.
La película ganó el Oso de Plata al Mejor Director en el Festival de Berlín en 1995.
Antes del amanecer
En 2004 ("Antes del atardecer"), nos volvemos a encontrar con los mismos personajes. Hasta aquí, nada que comentar. Son muchas las películas que retoman personajes e historias. Lo curioso es que la historia continúa nueve años después de la primera (el tiempo pasado entre una y otra película) y con los mismos actores por los que han pasado los mismos nueve años que por los personajes. No se han encontrado en la cita concertada por lo que no han vuelto a saber uno de otro. Ahora se encuentran en París donde él está promocionando una novela y ella asiste a la presentación. Ambos han seguido con sus vidas. Ella vive con un reportero de guerra y él está casado y tiene un hijo. Disponen de poco tiempo para compartir, por lo que casi en tiempo real asistimos a su conversación paseando por París, recobrando poco a poco la naturalidad perdida con la distancia y el paso del tiempo y recobrando un amor que nunca llegaron a tener. Al final, de nuevo una promesa: Jesse lo dejará todo para vivir con Celine.
El tiempo no ha pasado en balde, ni para los personajes, ni, lo que es más importante, para los actores, la moda, o los ambientes. Realmente han pasado nueve años por todos ellos.
Antes del atardecer
Los actores han evolucionado a la vez que los personajes: sus arrugas son reales, sin necesidad de maquillaje o caracterización; sus kilos de más o de menos, están ahí, adquiridos de manera natural; sus ideas, más maduras, son, más que trabajo de guión, trabajo del tiempo. 

En 2013 disfrutamos de la, por ahora, última entrega ("Antes del anochecer"). Jesse y Celine llevan años casados y tienen dos hijas. La película comienza cuando despiden en el aeropuerto al hijo que Jesse tiene de su primer matrimonio y que ha pasado unas vacaciones con ellos en Grecia, donde viven. Se acabaron las sorpresas de ensueño del conocimiento de la primera parte y del reencuentro de la segunda. Después de acabar juntos y ser felices, parece que se acabó el tiempo de comer perdices: ahora se enfrentan a la realidad, los problemas de las parejas al cabo de unos años de convivencia y sus diálogos se transforman a veces en agrias discusiones, reproches y resentimientos. De nuevo, la naturalidad de los diálogos, unos diálogos en los que se sienten especialmente a gusto pues desde la segunda película han sido coautores del guión junto a Richard Linklater.
Antes del anochecer
De nuevo, la naturalidad de los gestos y de los movimientos; la sensación de estar espiando el transcurrir de la vida de dos personas que, más que actuar, viven ignorantes de la expectación que suscitan en el patio de butacas.

Pues en "Boyhood (Momentos de una vida)", el director hace el más difícil todavía y mete doce años en una misma película. Con su propia hija y el hijo de unos amigos, rueda la película en distintos momentos entre 2002 y 2014 (de hecho en todos esos años, hubo 39 días de rodaje). 
La película cuenta la historia de una familia normal hasta el prototipo: madre separada, padre cariñoso y divertido, pero irresponsable y ausente, y dos hermanos que van creciendo en un mundo que cambia: cambian de ciudad, de colegios, de amigos, de actividades, de novio de mamá; cambia la ropa, la moda, la música, los entretenimientos, la situación mundial. No hay grandes acontecimientos, episodios escabrosos o tan siquiera sorprendentes; solo hay unas vidas que van transcurriendo con la naturalidad a que el director nos tiene acostumbrados. 
Otra vez cambian los actores a la vez que los personajes, pero si en la trilogía los cambios se daban en adultos, ahora se dan también en niños que, ante nuestra atónita mirada, en dos horas y media, pasan de la infancia a la adolescencia y de ésta a la mayoría de edad sin solución de continuidad.
El padre vuelve a ser el irrepetible, aunque repetido, Ethan Hawke, espléndido como siempre.
Los niños con los padres
La madre es Patricia Arquette, que, quizás por ser mujer, es a la que más se le nota el paso del tiempo: no cambia a peor progresivamente (en el aspecto físico, me refiero) ya que si empieza joven, pasa luego por una etapa en que gana peso y se la ve más mayor, pero más adelante vuelve a adelgazar y, tal vez al adoptar una moda más cercana a la actual, la volvemos a ver joven.
Los niños están interpretados por Ellar Coltrane que da vida a Mason y Loreley Linklater, hija del director y que da vida a Samantha, la hermana de Mason.
Ellar Coltrane ya había trabajado en otras tres películas. Una de ellas, en 2006, también a las órdenes de Richard Linklater: "Fast food nation".
Ellar Coltrane en la película

Todo cambia en esta película con una naturalidad sobrecogedora y es que crecen los niños, maduran los adultos, evolucionan la moda y las ideas y hasta los temas de actualidad de los que hablan los personajes son los que están vigentes y/o candentes mientras se habla de ellos.
Una interesante experiencia con un notable resultado. Ya ha ganado tres Globos de Oro: mejor película (drama), mejor director y mejor actriz secundaria (Patricia Arquette)
Veremos lo que pasa el domingo en la entrega de los Óscar, pero no me extrañaría que arrasara y se llevara casi todo a lo que aspira.


Óscar a los que está nominada:
Mejor película
Mejor director                   Richard Linklater
Mejor actor de reparto      Ethan Hawke
Mejor actriz de reparto     Patricia Arquette
Mejor guión original          Richard Linklater
Mejor montaje





10 comentarios:

  1. ¡Guau, Rosa! Una reseña completísima, me ha encantado. No he visto "Boyhood (Momentos de una vida", pero creo que me gustará, sobre todo después de leerte y siendo Richard Linklater el director.

    ¡Gracias por indicármela! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te gustará seguro porque es muy original, está muy bien hecha y tiene unas interpretaciones magníficas. Ya me contarás, pero no dejes de verla.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Perfecta tu reseña, Rosa sobre el cine de Linklater. Veo que aunque la titulas "Boyhood" das más espacio a las tres de la trilogía que a la que te ha suscitado la entrada. Yo lo veo normal pues en mi opinión la trilogía es muy superior a ésta. Yo veo a "Boyhood" más como un producto antropológico que como una producción cinematográfica. Sí, es cierto, doce años en la vida de una persona, y más en esos años cruciales del paso por la niñez y la adolescencia, es algo digno de ser relatado. Pero ¿añade algo a la película que se haya rodado durante 12 años equiparando el tiempo real con el ficticio? Sinceramente creo que no mucho. Sí es original y al conocerlo nos sorprende, pero... Quizás por ello pese a las muchas expectativas levantadas por el experimento los Oscars no se portaron muy bien con ella. Creo recordar -y lo acabo de consultar, je, je- que sólo se lo llevó Patricia Arquette, pinchando en el resto de las otras nominaciones (estuvo nominado para seis óscars).
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo. "Boyhood", lo que es la historia, se podría haber hecho igual al modo tradicional, con actores distintos para cada edad, pero el usar los mismos y ver como van cambiando hace que, además de la innegable originalidad, todo se vuelva más verosímil.
      La trilogía es mejor, sin duda.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola!!!! Me gusta tu reseña, es que soy tan fan de Richard Linklater y de than Hawk... Si te apetece leer la mía puedes ir al buscador de mi blog y poner He visto boyhood!!!!! No te dejo el enlace porque al parecer eso es spam y te perjudicaría. Y claro, leéla si te apetece, sin compromiso.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que la voy a leer. A mí me gusta mucho Linklater y su original forma de contar historias. Sobre todo me gustó la trilogía. Ethan Hawke también me gusta mucho. Por cierto que este año es Premio Donostia en el Festival. Se lo merece.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Siiiii, y yo quiero ir a verle pero tengo temas familiares que me lo van a complicar, uffff. ;)

      Eliminar
    3. Yo antes iba al Festival todos loa años, pero hace ya bastante tiempo que empieza el curso antes y yo a principios de curso estoy muy agobiada como para viajar en fin de semana.
      Un beso.

      Eliminar
  4. No he visto nada de este director de modo que me animare a ello y como siempre una muy buena reseña besos. TERE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Procura ver la trilogía en orden. Te encantará seguro. Esta también está muy bien, pero la trilogía es mi preferida. En internet puedes encontrar el orden, si no dime y te lo busco que tengo por ahí las pelis.
      Un beso.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...