Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

domingo, 31 de enero de 2016

"Los odiosos ocho" Quentin Tarantino



Admiro a Quentin Tarantino desde que lo conocí. Claro que no es de extrañar porque la primera película que vi del director, "Reservoir dogs", es una obra maestra. Curiosamente, es en sus dos primeras películas, la mencionada y "Pulp fiction", donde alcanza el mayor grado de calidad que nos ha ofrecido hasta ahora. Ambas películas, seguidas muy de cerca por "Jackie Brown", representan lo mejor, con mucho, de su obra.
Sobre el mejor cine de Tarantino se alarga negra y fantasmal la sombra de Stanley Kubrick. Son los directores que mejor han sabido mostrar la violencia. Kubrick con un maravilloso sentido estético y música de Bethoven ("La naranja mecánica"), Tarantino con un sentido del humor que ha sido capaz de hacer que estallemos en carcajadas cuando en la luna trasera de un coche se estrellan fragmentos de hueso y masa cerebral ("Pulp fiction"). Pero la película del desaparecido director que más ha influido en Tarantino es sin duda "Atraco perfecto". Desde los nombres de colores con que se conocen los miembros de la banda de atracadores tanto en "Reservoir dogs" como en "Atraco perfecto", hasta la entrega de una historia deconstruida, a trozos, que da continuos saltos hacia atrás y hacia delante y sólo al final, al encajar la última pieza, se muestra ante nosotros completa y cerrada; de los diálogos a la ambientación,  de la música a la fotografía, el cine de Tarantino se crea y se engrandece a partir de Kubrick.
Yo le sigo, veo todas sus películas y espero que vuelva la gloria de las dos primeras, de las tres
Quentin Tarantino
primeras, pero de eso hace ya casi veinte años y... seguiré esperando porque confió en que en cualquier momento regrese el Tarantino que más admiro.

En sus dos películas anteriores se sacó espinitas del alma a la vez que compartía con nosotros la satisfacción de ajustar cuentas con la historia. En "Malditos bastardos" (2009) asesinó a Hitler (disfruté, lo confieso); en "Django desencadenado" (2012) les pega un buen repaso a los esclavistas norteamericanos (de nuevo disfruté a placer) en una historia ambientada poco antes de la Guerra Civil. Ambas son buenas películas, sobre todo la segunda, pero nada que ver con las mencionadas.
"Los odiosos ocho" transcurre en los años inmediatamente posteriores al fin de la Guerra de Secesión y no pretende vengarse de la historia ni de sus más nefastos personajes, pero pone en evidencia la pena de muerte, reflexiona sobre el asesinato llevado a cabo por el Estado con el nombre de pena de muerte, sobre el asesino que al cobrar del Estado pasa a llamarse verdugo. Estas reflexiones, que aparecen explícitas en un pequeño diálogo de la extensa película, la recorren por entero de forma implícita. Curiosamente, con más muertos (y no de viejos) de los que podría contar; con una violencia tan sanguinaria como estética (divertida incluso); con un montón de personajes relacionados con el delito y la muerte, he visto un alegato contra la pena de muerte.
Un cazador de recompensas que lleva a sus prisioneros muertos porque le pagan igual y muertos crean menos problemas; otro cazador que siempre los lleva vivos porque cuando él te captura, no mueres de un tiro, mueres ahorcado y es que "solo hay que ahorcar a los cabrones infames, pero a los cabrones infames hay que ahorcarlos".
Jennifer Jason Leigh
Solo pretende contar una historia compleja y muy elaborada, y contarla bien, con una fotografía que emociona por su calidad, unos planos que tienen lenguaje propio, unos diálogos tan ágiles y certeros como es propio del director; con unos actores muy buenos que se mueven por el escueto escenario en que transcurre casi toda la película (la mercería de Minnie) con gran naturalidad y eficacia. 
Se trata de una historia en la que todos sabemos que nada es lo que parece (no puede serlo), pero no tenemos ni idea de lo que es y tendremos tiempo de comprobar cuan acertados estábamos; una historia en la que hay litros de sangre (una concesión a una parte de su público; el cine estaba lleno de jóvenes con aspecto de frikis y sé que mi hijo fue a verla el día del estreno), con una violencia extrema, pero que, no sé muy bien como lo hace, ni molesta ni incomoda y, en muchas ocasiones, hace saltar la carcajada; una película con pocos exteriores, pero cuando estos aparecen, sobre todo en la primera parte, nos cortan el aliento de tanta belleza, placidez y agresividad como se desprende, en distintas ocasiones, del mismo paisaje nevado.
Tiene tres nominaciones a los Oscar: mejor banda sonora (la música de Ennio Morricone acompaña y realza las escenas sin estorbar, sin que casi se
Kurt Russell y Samuel L. Jackson
note; espectacular la que acompaña a los créditos de inicio con la caravana surcando los nevados caminos de Wyoming), mejor fotografía (los maravillosos paisajes nevados la ponen fácil, pero el manejo de cámara en exteriores e interiores la elevan a lo sublime) y mejor actriz secundaria
para Jennifer Jason Leigh. 
Siempre me ha gustado esta actriz y hacía mucho que no la veía trabajar. Tapada con un enorme gorro de piel, desdentada no se sabe si de los muchos golpes que recibe y que la tienen toda la película con la cara manchada de sangre, desgreñada, sucia, sin que casi se la pueda reconocer, hace un papel extraordinario. Me han gustado más sus silencios que sus palabras. Trabaja bien cuando interviene, pero aún trabaja mejor (tal vez lo aprecio así porque me parece más difícil) cuando, sin decir nada, lo dice todo a base de gestos, cuando está en segundo plano y llena los espacios y los vacíos de palabras con una presencia que llama la atención por su estar sin estar.
No es la mejor película de Tarantino, pero, aunque me quedan muchas de las nominadas por ver, los Oscar a los que aspira son sobradamente merecidos. 
Solo le he visto un fallo. Es demasiado larga (cerca de tres horas) y se entretiene demasiado en escenas y situaciones que con mucho menos, quedan igual de explicadas y dejarían a la película más ligera. 
En resumen: a los amantes de Tarantino, les gustará. Al resto...




Si te ha gustado mi entrada, haz +1 en hispablogger, en la columna derecha, arriba. Muchas gracias.

23 comentarios:

  1. Hola Rosa, yo también creo que nunca ha superado ni a Reservoir Dogs ni Pulp Fiction. Su manejo de la violencia es lo que más me gusta, como tu dices, excesiva pero hasta divertida incluso. Yo también me declaro fan de Tarantino, pero no entiendo por que tiene que hacer películas tan largas. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que tu Tarantino es el mismo que el mío. La verdad es que las dos películas que mencionas, y que tanto nos gustan, son difíciles de superar, pero yo no pierdo la esperanza.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Hola, Rosa. De Tarantino sólo he visto "Pulp fiction", pero me apunto Reservoir Dogs ya que la recomiendas y que tanto te gustó.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece una película sensacional. Para los amantes del género negro es un lujo total.
      espero que te guste. Un beso.

      Eliminar
  3. No he visto todas las películas de Tarantino pero tengo sentimientos encontrados cuando de valorarlas se trata. Por un lado me gusta ese humor que es capaz de mostrar en situaciones de una gran violencia o personajes violentos y tiernos a la vez (la relación entre un matón y su novia, Bruce Willis y María de Medeiros).
    Sin embargo tanta violencia me resulta incómoda, me parece gratuita y excesiva. Es cuestión de gustos, como siempre.
    Quizás este Tarantino se haya reblandecido con el tiempo y por eso te gusta más el de los orígenes. Yo no puedo valorarlo tan bien como tú pues ni conozco toda su filmografía ni soy especialmente partidaria de su tipo de cine.
    Un beso, Rosa. Gracias por otra magnífica reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, Kirke, el que me gusta es el de los orígenes. Igual ha quedado poco claro porque me embalo y me enrollo y a veces creo que no se me entiende bien. Sus dos mejores películas son las dos primeras. Las últimas me han gustado, pero menos.
      Sé que es un director que crea pasiones a favor o en contra. Tengo amigos que no pueden con él. A mí me ha gustado más de lo que me gusta, pero creo que nunca dejaré de seguirle.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Te has expresado perfectamente, y así lo he entendido. Soy yo la que debí expresarme mal. Sé que te gusta más el Tarantino del principio y pienso que el de ahora, con los años, quizás se ha ablandado y ha perdido fuelle.
      Un beso

      Eliminar
  4. Tarantino es peculiar, lo dejo ahí. De su filmografía he visto unas cuantas y remarco lo que tú dices sobre su forma de rodar las escenas violentas: Excesiva sangre y un humor que no me cuadra y que hace parecer ridículas las situaciones y exageradas en su contexto. Me gusta porque los malotes la pagan junto con muchos inocentes. El caso es que sus películas me parecen caricaturas en el buen sentido de la palabra, donde todo lo malo se exagera hasta hacerlo parecer irrisorio.
    Yo ,como Kirke no soy un seguidor incondicional de este director, pero paso buenos ratos cuando visiono una de él.
    Muy largas... otra cosa que tampoco llego a comprender cuando traza argumentos "muchas veces" un tanto surrealistas.
    ¡Chapó! por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un director controvertido. Su cine es muy violento, pero tiene muchas más cosas: sus historias no lineales, contadas a trozos saltando hacia atrás y hacia delante en el tiempo y en el espacio; unos diálogos muy ingeniosos y ágiles. Incluso su sentido del humor tan peculiar, me gusta mucho. Admiro su capacidad para hacerme reir ante escenas que en otras ocasiones me hacen apartar la vista.
      Opiniones diversas. Eso es lo bueno.
      Un abrazo, amigo.

      Eliminar
  5. Totalmente de acuerdo contigo. A pesar de que me gustaron más sus primeras películas, sigo esperando que se supere.
    Le pasa un poco como a Woody Allen, que por flojas que sean sus películas, sigue mereciendo la pena acudir al cine.
    No es de sus mejores películas y le sobra metraje. Así todo, disfruté viéndola.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La comparación que haces con Woody Allen es exacta. Ya lo había pensado. Woody Allen hace muchas más películas, de hecho esta es la octava de Tarantino en más de veinte años, pero tienes toda la razón: sean sus películas mejores o peores, siempre tienen algo especial que hace que no queramos perdérnoslas.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Pues yo soy de ese resto final del que hablas, Rosa. No soy amante de Tarantino, aunque tu sensacional reseña me inclina un pie hacia la peli por esa reflexión sobre la pena de muerte, por más que me tire para atrás esos litros de sangre y violencia extrema (aunque no moleste como dices.
    ¡Un beso, feliz lunes Rosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tarantino levanta pasiones. A veces a favor y a veces en contra. Lo difícil es que deje indiferente porque es un provocador nato. El arte, el humor y la estética con que trata la violencia hace que le admire y le siga fielmente. Pero entiendo que puede disgustar mucho.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Lo siento Rosa pero es uno de los directores que no puedo con él. Quizás si tenga un toque de humor, pero chica no lo pillo que le vamos a hacer, se ve que tanta violencia me abruma y no lo veo, en fin que lo siento pero no puedo. A lo mejor ahora que me estoy haciendo mayor jeje, me pongo y veo alguna de sus pelis, pero no se si seré capaz de soportarlo. un beso Rosa y a pesar de todo es un buen post. TERESA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste el post, ya que no Tarantino. Tengo amigas a las que les pasa lo mismo que a ti. No nos puede gustar a todos lo mismo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. MI esposo es fanàtico de este señor, me hablò hasta la saciedad de El crepùsculo del amanecer y cuando vì la pelìcula, no sabìa si reir o llorar, era una cosa tan grotezca pero a la vez graciosa. Por lo menos lo de una guitarra hecha con el torso de una persona es loquìsimo. A mì no me gusto Django, no por la violencia sino porque los efectos eran demasiados absurdos, sin embargo puede que haya sido intencional.

    Eso sì, de seguro que si hoy en la noche le digo a mi esposo que veamos esta peli, inmediatamente queda instalado con palomitas en la cama.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te recomiendo que disfrutes con él de las palomitas y de la peli porque aparte de la violencia, tiene muchos valores, incluso su tratamiento de la violencia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Desde luego da gusto leerte cuando nos hablas de cine (bueno, y de todo lo demás). Un gusto del que además siempre aprendo cosas :)

    Me pasa como a Chelo, que Tarantino no es de mis directores favoritos, pero aún así le reconozco el mérito (tanta gente que le considera un genio no puede estar equivocada, no?). La historia de la película, el alegato contra la pena de muerte que hace y la interpretación de Jennifer Jason Leigh son para mí alicientes suficientes, así que es bastante posible que acabe viéndola.

    Gracias por transmitirnos tu “sabiduría cinéfila, Rosa” ;)

    Un beso y feliz tarde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabiduría tengo poca, Julia. Muchas pelis vistas desde muy pequeña y mucho amor por el cine, eso sí. Para ser cinéfila me quedan muchas vidas.
      Es un buen director. Sé que mucha gente no lo soporta y entiendo que su violencia, te puede echar para atrás, pero ha creado todo un mundo cinematográfico y una manera de tratar los temas. Será siempre uno de los que han hecho historia.
      Un beso.

      Eliminar
  10. mi interanino debe estar en mis pensamientos y rosa aqui va mi primera evaluacion de tu blog me intereso y mucho pero lo que me llamo la atencion fueron los personajes de la historia que abordaste un besito para ti y feliz inicio de semana

    ResponderEliminar
  11. Gracias. Me alegro de que te gusten los personajes. Tarantino es especialista en crear personajes peculiares.
    Un beso y feliz semana para ti también.

    ResponderEliminar
  12. Reconozco que iba con prevención, sobre todo por lo que dura. Pero me gustó desde el primer momento. Me dejé llevar por el manejo de la cámara, por el dibujo de los personajes, el desarrollo de la intriga, la interpretación... En una balanza, todo ello pudo más que el efectismo de las escenas violentas...
    Y luego está esta valoración tuya, un estupendo complemento...
    Un abrazo fuerte, Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que desde el inicio, con esa música, la fotografía y la diligencia recorriendo el paisaje, ya es una gozada. Luego la historia es curiosa, entretenida y con un final muy inesperado. A mí las escenas de violencia de Tarantino no me molestan porque es un tema que sabe tratar muy bien y las dota de un humor que parece imposible que pueda acompañar tales derroches de sangre. Yo soy una incondicional del director.
      Un beso.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...