Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

jueves, 21 de enero de 2016

"Farándula" Marta Sanz


A medida que iba leyendo esta novela me preguntaba en muchas ocasiones "¿Cómo voy a hacer la reseña de este libro? ¿Cómo voy a enfocar toda esta sucesión de ideas, afirmaciones, sucesos, situaciones que se nos lanzan con una rapidez y una agilidad tan asombrosas?"
Creo que es una de las reseñas más difíciles a las que me he enfrentado y hasta he tenido tentaciones de no hacerla, pero me daba mucha rabia porque, por otra parte, es una de las novelas más originales, incisivas y mejor escritas a las que me he enfrentado últimamente. No es de extrañar que haya ganado recientemente el Premio Herralde que otorga la editorial Anagrama, un premio que ha dejado obras tan notables como "El mal de Montano" de Enrique Vila-Matas, "Los detectives salvajes" de Roberto Bolaño, "El hombre sentimental" de Javier Marías o "El héroe de las mansardas de Mansard" de Álvaro Pombo (por mencionar alguno de los que he leído).
Una compañía de teatro está ensayando una adaptación al teatro de la película "Eva al desnudo". Tras la crisis, el teatro sobrevive como puede. No se cobran los ensayos. No se cobra, en realidad, si no hay beneficios. Valeria Falcón, una actriz ya madura, interpreta a Margo Chaning, la actriz a la que diera vida en la película la insuperable Bette Davis. 
Valeria Falcón abre la novela en un trepidante paseo por el centro de Madrid hacia la casa de Ana Urrutia a la que visita todos los jueves. Valeria Falcón mete el tacón de su bota en la rendija de un respiradero y eso le sirve a la autora para detenerla, nos imaginamos que unos segundos, y permitirle echar una ojeada a la Puerta del Sol y contarnos todo lo que allí se puede oir "Conversaciones y motores de helicóptero. Jerigonzas [...] El borboteo de la carne en salsa y los politonos de los móviles. Cascabeles. El hilo musical [...] que sale de las zaspaterías y el vals de las olas que se escapa, junto al olor a jabón de las tiendas de perfumes" y lo que se puede ver "un autobús para la donación de sangre, los donantes abren y cierra la mano [...] buenas personas que no cobran por regalar sus tuétanos. [...] un campamento hecho con cartones [...] damnificados con pancartas[...] "los bancos nos roban", "Delincuentes" "Devolvednos lo nuestro" [...] los mendigos que sonríen y apuran sus tetra briks de morapio". Y nos imaginamos a Valeria, atrapada por el tacón de su bota y el respiradero, con sus pupilas y sus tímpanos saturados de estampas y sonidos, y se nos ha hecho una imagen perfecta del espacio y del tiempo, casi sin que fuéramos conscientes de ello.
Marta Sanz
Valeria Falcón es el centro que amalgama a los otros protagonistas: Ana Urrutia es la vieja gloria escondida en su casa al modo de una Norma Desmond/Gloria Swanson en "El crepúsculo de los dioses", pero con piso sucio y desastrado, sin mansión con piscina y sin joven amante; olvidada por todos, viviendo en la pobreza con la sola compañía de su perrita Macoque sus últimos días de gloria en el recuerdo.
Daniel Valls es un actor que acaba de recibir la Copa Volpi en el Festival de Venecia, en lo más alto de su carrera, con piso en la Plaza de los Vosgos, en pleno Marais parisiense y una esposa de las que lucen en cualquier parte, con conciencia social, pero que duda qué manifiestos firmar o no firmar, a qué manifestaciones ir o no ir, porque ya se sabe, en este mundo, si remas porque avanzas y si no remas, porque te quedas, siempre hay alguien que tiene algo que decir y no suele ser nada bueno; 
Natalia de Miguel es la jovencita que se inicia en el mundo de la interpretación, es Eva Harrington en la obra de teatro, papel que ensaya mientras aspira a ser seleccionada para un programa televisivo de factura similar a Gran Hermano (una princesa con todo y corona que reparte calabazas expulsando a sus pretendientes).
 Lorenzo Lucas es un actor
George Sanders en "Eva al desnudo"
maduro de enorme prestigio que interpreta a Addison DeWitt, el crítico teatral al que diera vida en la pantalla George Sanders. Lorenzo está enamorado de Natalia de Miguel y adopta el papel de su mentor, antes de adoptar papeles más gratificantes.

Estos son los cinco personajes principales, pero alrededor de ellos se mueven otros que los complementan y definen. 
Charlotte Saint Clair es la esposa de Daniel Valls "le saca diez centímetros a su marido, pero cuando él la ciñe por la cintura, está claro quién es la yegua y quién es el Jockey" y es que para Charlotte, su marido tiene el encanto del personaje burdo, guapo y famoso, pero con cierto aire de español rudo"para ella Daniel era una gota de Eau Savage, el bohemio pelo de la dehesa, un gramo de tolerancia intercultural, interracial, interprofesional, interclasista". En definitiva, Charlote, posee un bruto guapo, famoso y a medio refinar que la pone un montón.
Mariana Galán y Adolfo Villaseca son dos actores militantes, de los que no se han vendido. Años atrás, de jóvenes, eran fijos en huelgas de actores. "Pretendían hacer sólo una función diaria. Cobrar los ensayos. Reivindicaciones de cajón, Los detuvieron. Lo pasaron mal. Algunos amigos los abandonaron, pero reciben los apoyos de otros que no se metían nunca en política"
Y así, entre unos y otros, se van sucediendo sin pausa, con cierta prisa incluso, los acontecimientos de la novela. Natalia se convierte en "princesa en un reality en el que debía elegir a su príncipe asesorada por una bruja anoréxica". En los ratos libres que le deja el rodaje sigue sus ensayos para "Eva al desnudo". Daniel firma, sin pensarlo mucho, con esas prisas que presionan a la vez que facilitan desde la pantalla del ordenador, un manifiesto que le traerá muchos problemas. Valeria Falcón, tras su triunfo la noche del estreno y el éxito de ocho meses consecutivos de representaciones, se negó a hacer gira y abandonó
Bette Davis en "Eva al desnudo"
el teatro. Ahora, en su casa se dedica a escribir y se pregunta que será de Daniel, desaparecido para todo el mundo 
sin dejar rastro, mientras es consciente y se lamenta de que nunca será Ana Urrutia.
Ana Urrutia, que empezó la novela pobre y sola, ha devenido en más pobre y más sola, si eso es posible, y recuerda sus días de gloria mientras se debate entre pensamientos macabros "si hubiera sido egipcia [...] me sacarían el hígado de su hueco, los sesitos, los riñones, los intestinos, y los pondrían en vasos canopos, me vendarían de arriba hasta abajo, me colocarían encima una pirámide y, después, en los salones del Museo Británicoalguien adivinaría el brillo de mi ojo entre las estrías del sarcófago pintado de pinturas geométricas", pero como no es egipcia, sino española, languidece de olvido y vejez entre los parterres de un jardín adornado con enanos de colores. 
Con un lenguaje de lo más ágil que he visto, con un vocabulario rico hasta el derroche, Marta Sanz disecciona en esta novela el mundo de la farándula, las debilidades y grandezas de los actores, las miserias de un mundo que transcurre ante la vista de todo un público que lo admira, lo envidia, lo idolatra y lo critica, y lo hace con una mala leche digna de la indignación que causan ciertas situaciones: la joven recién llegada y anoréxica a la que la telebasura encumbra hasta lo más alto y desplaza con el brillo de su insulsa fama la soberbia interpretación de actores consagrados; las viejas glorias que forjaron la historia del teatro, que son puro teatro, y se marchitan en el anonimato, olvidadas por un público que no recuerda bien si están vivas o muertas; los actores famosos y ricos, firmantes de manifiestos, sin saber muy lo que firman, sin saber si deben firmarlo, sin saber enfrentarse a las consecuencias de haberlo firmado porque, en el fondo, son "débiles mentales" que, una vez alcanzada la gloria, no saben muy bien qué hacer con ella.
"Luego queda el ejército de los buenos cómicos, de las inmejorables actrices, que se desgastan los nudillos llamando a las puertas. Y vuelven a casa. Y sirven copas. Y hoy no y hoy sí y hoy no y hoy no y hoy a lo mejor y hoy no y hoy tampoco [...] Y cuando llega uno no sabe lo que es o si lo quiere. Todo estorba, Pica como la lana de un jersey tricotado en los setenta. Aunque lo peor es que ni con suerte llega, o cuando llega no se experimenta como tal. Pero lo que ocurre, siempre, en la mayoría de los casos, es que no llega nunca."



Si te ha gustado mi entrada, haz +1 en hispablogger, en la columna derecha, arriba. Muchas gracias.

18 comentarios:

  1. Qué reseña tan bonita. Para no variar no conocía el libro. De antemano no me atrae mucho el mundo de la farándula y creo que no he visto "Eva al desnudo" pero la descripción que haces de los personajes los presenta muy interesantes y sólo por conocerlos un poco más dan ganas de leer la novela.
    Como siempre has hecho una estupenda reseña.
    Por último, genial esa descripción de las imágenes y los sonidos que se pueden percibir un día cualquiera en la Puerta del Sol, un lugar por el que suelo pasar casi a diario. Suerte tuvo Valeria que el día que se le enganchó el tacón en una rejilla no se topó con la Aguirre y tuvo unas palabritas con el escolta como me pasó a mí. Cualquier día lo cuento en el blog.
    Un beso, Rosa, gracias por esta fantástica reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí tampoco es un mundo que me atraiga y, cuando propusieron el libro en la tertulia del instituto, lo cogí con un poco de aprensión, pero empecé a leer y me enganchó. Tal vez por eso también me gustó tanto. Esperaba menos y me sorprendió muy gratamente. En la tertulia hubo tres personas a las que no les gustó porque no es un libro que se lea fácil.
      Por favor, cuéntanos lo de Aguirre. Esa mujer no tiene desperdicio.
      Un beso.

      Eliminar
  2. No sè como comentar, tal vez el hecho de advertir que fue difìcil hacer la reseña haya influìdo en mi capacidad para comentar de manera fluìda. Pero la conclusiòn a la que has llegado concuerda mucho con lo que dice la portada, no soy fan de las portadas dibujadas, en cambio con esta, no dejo de imaginarme a Britney Spears cuando en medio de una crisis de alcoholismo, drogadicciòn y divorcio, se rapò la cabeza ... y si, que a veces la fama hace que personas completamente normales, que sueñan, sufren, temen y traicionan como el resto de los mortales, sean vistas como Dioses.

    Hay mucha soledad en la popularidad. Parece una contradicciòn pero pasa muy seguido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La portada a mí me parece buenísima y muy bonita.
      A veces a las personas ricas y famosas, se les pide más de lo que el resto estamos dispuestos a dar y es injusto. Pero eso daría para otra entrada completa que a lo mejor otro día escribo (como Kirke con Aguirre).
      Un beso.

      Eliminar
  3. Cuando salió este libro y con toda la repercusión que ha tenido con el premio Herralde, aproveché para rescatar de mi lista de pendientes otro libro de esta autora, "La lección de anatomía". Me gustó mucho su estilo y su manera de contar, tan rica y a la vez tan directa. Así que probablemente me anime con "Farándula" dentro de una temporada.
    La tuya es la primera reseña de ella que leo, así que gracias.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No había leído nada más de esta autora y me he visto muy gratamente sorprendida. Si ya te gusta Marta Sanz, esta novela no creo que te decepcione porque creo que es muy buena.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. Felicidades por la reseña, me parece muy conseguida.
    Yo si he leído el libro, pero, aunque ya había oido hablar de la autora y de su novela: Daniela Astor y la caja mágica, no había leído nada de ella.
    Estoy de acuerdo en que es novedosa la forma de escribir, y eso lo hace más atractivo; y la ironía que se gasta, junto a la mala leche que saca a relucir en ocasiones hace que resulte una novela original y entretenida.
    Es una autora que habrá que tener en cuenta.
    Gracias por el esfuerzo de tus comentarios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, la verdad es que no las tenía todas conmigo. Una novela sobre la farándula, de una periodista joven, pensé que podría ser algo oportunista, facilón, vamos un poco de reality show. así es que cuando empecé a leer y me topé con esa primera descripción de la Puerta del Sol, ya me quedé colgada. Luego, todo el resto, vino a confirmar la primera impresión.
      Desde luego que la tendré en cuenta.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Anagrama casi nunca me ha defraudado y el premio Herralde debería ser una garantía. Me seduce la galería de personajes que nos has mostrado con tanto detalle, no tanto la historia. El estilo de la autora me trae a la mente a Sara Mesa, también de la misma editorial. Creo que buscaré el título anterior que mencionaba Lorena, de todos modos, me lo anoto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he leído nada de Sara Mesa. esta autora me ha sorprendido mucho. Tiene una literatura muy rica en el lenguaje, muy incisiva en la crítica y, en definitiva, merece la pena. Efectivamente, el premio Herralde es un premio que garantiza las novelas premiadas. Gracias por recomendarme a Sara Mesa. la conocía solo de oídas.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Me topé con "Farándula" en la biblioteca y la acabé justo ayer. En tu reseña lo has clavado, el inicio en la Puerta del Sol es antológico. Lo importante que son esas primeras páginas y Marta Sanz consigue no solo deslumbrar, sino atrapar al lector.
      Saludos!

      Eliminar
    3. Gracias por acordarte de volver a mi reseña tras leer el libro a dar tu opinión. Es muy gratificante ver que la gente comparte tu idea sobre un libro y puede ser muy esclarecedor ver que no se comparte. Es este caso, veo que te ha gustado tanto como a mí. Tiene fragmentos memorables y su descripción de la Puerta del Sol es de los mejores.
      Acabo de leer el comentario en que respondo al tuyo y veo que faltan mayúsculas. Es cosa del ordenador. Tengo que andar con mucho cuidado porque pone las que le da la gana. Sobre todo después del punto.
      Me alegro de que te haya gustado la novela.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Wow, me parece que es un libro que no te da tiempo de respirar de tan agitado en cuanto a sucesos, se me hace muy llamativo a pesar que no sea la farándula algo que atrape mi interés. Digas lo que digas me encantó tu reseña y agrega un libro a mi lista
    Soy de la Iniciativa Seamos Seguidores, y tu blog fue una sorpresa, me enamoró así que me quedo por acá y te dejo mi link por si te apetece pasarte http://buhoevanescente.blogspot.com.ar/

    Gracias por la reseña, besos!! :DD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de haber llamado tu atención con mi reseña. Me paso por tu blog. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hace bien poco visioné la película titulada: Birdman de la que había oído críticas estupendas, y siempre que hago caso a la crítica salgo escamochado de decepción.
    Aún así me hice a la idea con esta historia, de lo que son los intersticios del mundo del teatro y las penalidades de los actores; las miles de penurias que deben soportar para llegar a tener cierto renombre.
    Después llega cualquier mindundi por televisión haciendo patochadas, expresándose como los primitivos cromagñones o enseñando carnaza y se hacen famosos en un santiamén.
    Lo que te quiero decir con mi diatriba es, que no me atrae el mundo entre bastidores de los pobres faranduleros.
    No va a ser un libro que lea, de momento, pero es muy de agradecerr que hagas estas reseñas de libros que no son superventas aunque consigan premios muy merecidos.
    Sabes que es un placer leerte.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te gustó "Birdman"? A mí me encantó. Por ahí tengo una reseña por si te interesa.
      Esta novela hace una crítica bestial del mundo farandulero. Yo también empecé mosqueada y me atrapó rápido.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Bueno, bueno, Rosa, tu reseña es fantástica y es cierto que anima a leer la novela. En comparación la mía es un poco tocho. Comparto todo lo que señalas en tu entrada sobre la novela de Marta Sanz, sólo echo en falta esa ausencia de suspense -de trama- que yo señalo y que a mí me decepcionó un poco al ver que la autora ponía toda la carne en el asador del lado de la crítica socio-política en línea con esa idea de la novela social de los años 50 de usar la literatura sobre todo para despertar conciencias. Es en ese momento cuando veo que la novelista se desliza o se deja llevar por su oficio de periodista. Ellos sí que tienen esa función por encima de cualquier otra: denunciar, mostrar, investigar comportamientos políticos...
    Al releer los comentarios de los demás coincido contigo en la belleza que es la película "Birdman". Y desde luego "Eva al desnudo" (¿la volviste a ver?) es increíblemente buena. Quizás la comparación entre los tipos presentados en la peli de Mankiewitz y la novela de Marta Sanz me haya hecho ser algo injusto con nuestra compatriota.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De esta no he vuelto a ver "Eva al desnudo". La vi no hace demasiado en la Filmoteca de Santander y creo que era la tercera vez. Es grandiosa y hoy, al leer tu reseña, me han vuelto a entrar ganas. "Birdman" me pareció algo sublime, de una belleza que hace daño. Lo mejor del cine americano de los últimos años.
      Un beso.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...