Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

jueves, 23 de noviembre de 2017

"55 Festival Internacional de cine de Gijón"


Entre el 17 y el 25 de noviembre se celebra el 55 Festival Internacional de Cine de Gijón (FICX) y, al igual que el pasado año, nos hemos acercado el fin de semana a pasear, comer, tomar unos culines y ver cine. 
Este festival no tiene tanta fama ni es tan glamuroso y mediático como pueden serlo el de San Sebastián o el de Valladolid. Por no mencionar, por supuesto, los reyes del glamour: Cannnes, Venecia y Berlín. No tiene tanto prestigio ni se ven tantas estrellas, pero las películas son igual de buenas (o regulares o malas) y, sobre todo, aún se puede estar, encontrar hotel en el centro, entrar en un restaurante y comer casi solo, acercarte a una barra ¡¡y llegar a ella!!
A diferencia del año pasado, esta vez el tiempo ha sido magnífico; luminoso y despejado, aunque un poco frío, lo que nos ha permitido pasear y aprovechar el tiempo mejor.
Llegamos a Gijón el día 17 hacia la hora de comer y, después de instalarnos en el hotel situado enfrente de la Escalerona y de comer muy bien, nos dirigimos al Teatro Jovellanos donde, en la sesión de las cinco, disfrutamos de la primera película con un lleno completo del lugar.


"Scary Mother" de Ana Urushadze es una película Georgiana tan aterradora como promete su título y tan admirable por su temática y la forma de tratarla como por la juventud de su directora. Me parece increíble que con veintisiete años,  Ana Urushadze, nacida en Tiflis, haya tenido la madurez suficiente para contar una historia dura, sin concesiones de ningún tipo. Manana es una mujer que además de ser ama de casa está escribiendo un libro. Su familia (marido y dos hijos adolescentes) aparentemente la apoya, le deja espacio, le da tiempo y le transmite ánimo y valor. Pero cuando por fin se decide a leerles la novela que ha escrito, en la que refleja toda su vida fallida, todo el fracaso que siente, toda la represión contra la que se rebela, la actitud de los suyos se manifiesta poco proclive a seguir consintiendo una actividad que, en el fondo, siempre han considerado un capricho  
Cuesta entender como, a la edad de la directora, se puede tener el bagaje necesario para transmitir toda la frustración de una mujer que ha pasado la vida cuidando de su marido, sus dos hijos y su perro, y se encuentra con nada entre las manos cuando decide aferrarse a sí misma y dejar de ser la madre de, la esposa de, el ama de. Tal vez en algunos países se madura más deprisa, algunas circunstancias aceleran el proceso que lleva de la adolescencia a la edad adulta y los veintisiete años de Georgia nada tienen que ver con los de la próspera Europa occidental infantilizada hasta la senectud. 
Una película dura, pero muy recomendable, que está preseleccionada para los Oscar de 2018.
Salimos del cine muy satisfechos y, después de pasar por el hotel a sacar los pies de las botas y los ojos de las lentillas, y poner las piernas en alto durante un rato (lo único malo del fin de semana ha sido la incomodidad de las butacas del Jovellanos), salimos a pasear por la noche de Gijón y a tomar un par de botellas de sidra. La noche estaba preciosa y el paseo fue de lo más agradable.

Vista nocturna de la playa de San Lorenzo

La sesión de las diez nos deparó más satisfacción si cabe con una película sencilla, de paisajes maravillosos y personajes entrañables. Ambientada en Menorca en plena Gran Guerra, cuando la gripe mal llamada española suponía una permanente amenaza, nos presenta a dos niños, Tina y Biel, que descubren la amistad, la libertad, el mar y el viento, mientras intuyen el delito, la traición y la derrota. "La vida lliure" de Marc Recha es una película preciosa en la que, a base de gestos, miradas y las palabras justas, se nos invita a participar de los sentimientos de dos niños que están aprendiendo a vivir mientra añoran a su madre que está trabajando en Argel. Tienen para ello dos buenos maestros: su tío, a cuyo cuidado los ha dejado su madre, y su amigo Rom (Sergi López), un enigmático personaje venido de no se sabe dónde y ocupado en no se sabe muy bien qué. La presencia de un barco fondeado en la bahía dota al ambiente de cierto misterio y le da a Tina oportunidad de soñar con un futuro lejos de lo que le puede proporcionar la isla. Hay hasta un tesoro enterrado. 

Macià Arguimbau, Sergi López y Mariona Gomila
La película está rodada en menorquín (tan solo Sergi López habla en catalán) y tiene una genial dirección de actores y una interpretación increíble por parte de los dos niños. Sergi López, fantástico, como siempre.
Por si faltaba algún aliciente, allí estaban el director, los niños y parte del equipo. Al final de la proyección hubo un coloquio con Marc Recha bastante interesante.
El domingo amaneció azul y luminoso lo que nos permitió pasear y dedicarnos a la oferta cultural de la ciudad. Por el paseo marítimo, contemplando la playa llena de gente, nos dirigimos hacia Cimadevilla donde visitamos las Termas Romanas de Campo Valdés que datan del siglo I, con reforma y apliación en el sigloII. Visitamos también la casa-museo de Jovellanos. Paseamos por el barrio, cada vez más bonito, repetimos sesión de sidrina y nos fuimos a comer.

Una vista de las termas romanas
Una de las obras de la casa-museo Jovellanos
Los carboneros. Juan Martínez Abades (1904)

Vista del patio de la casa-museo Jovellanos.

A las cinco, de nuevo en el Teatro Jovellanos, vimos la última película de este año, "En attendant les hirondelles" ("Until the birds return"). Y pongo ambos título porque con ambos indistintamente aparece en los diversos documentos, en papel y digitales, del Festival. Se trata de una película francesa ambientada en Argelia y dirigida por Karim Moussaoui. 
Cuenta tres historias independientes, con algún personaje común que las enlaza. También las enlaza el tema. Las tres historias tratan de la culpa, la lucha entre los deseos y lo que nos es impuesto, el remordimiento por lo que debimos hacer y no hicimos. En cada situación, se trata con distintos argumentos y distintas variables. Eso de contar varias historias que se imbrican por medio de algún personaje, protagonista en una y marginal en otra, es un recurso ya muy visto (aunque a mí me sigue gustando mucho) por lo que no se puede decir que la película sea muy original. No obstante, lo que menos me gustó es que las historias no llegan a tener suficiente entidad. Es como si estuvieran esbozadas, pero el autor se hubiera olvidado de dibujarlas; les falta algo para estar completas. El final deja libertad a la imaginación del espectador y eso, como todos sabéis, es algo importante para mí y a lo que le doy bastante valor. 
La película nos muestra un país destrozado, medio en ruinas y lleno de basuras y escombros, que aún no se ha recuperado de la terrible guerra que sufrió entre los años 1991 y 2002. No se ha recuperado ni en sus infraestructuras ni en los traumas vividos por la población.
También en esta ocasión estaba el director, muy joven, para un coloquio tras la proyección, pero había que volver a Santander y todavía nos quedaban dos horas de viaje. Eso, unido a que la película no nos había entusiasmado, hizo que nos fuéramos sin esperar.
Como siempre, la visita a Gijón muy agradable y esta vez, además, con buen cine.
Volveremos.


*Esta vez las fotos, con sus fallos y sus aciertos, son todas propias.


20 comentarios:

  1. ¡Fantástica entrada, Rosa! Un "peazo" de reportaje con dos reseñas cinematográficas y una crónica de un día en Gijón, con sus correspondientes fotos, claro. ¡En alguna podrías haber salido, tú! Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me gusta salir en fotos porque además salgo de pena. Yo casi nunca hago fotos de personas, solo de paisajes, y vistas urbanas.
      Lee bien, David, en realidad son tres reseñas.😜
      Un beso.

      Eliminar
  2. Ayyyyy que has estado y no te he visto!!!!!
    Me alegra que hayas visto tantas cosas de esas que yo no me canso de visitar. En el museo Jovellanos mi cuadro preferido es Mariscando de Ventura Álvarez Sala, es maravilloso.
    Besos y una reseña genial, espero que te gustaran los culinos, o como decimos aquí, que te prestaran.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No vi a nadie, guapa. Ni siquiera llamé a una prima que tiene un apartamento en Gijón y suele ir los fines de semana. Tres películas en día y medio dan para poco tiempo libre.
      El cuadro que dices es el que quería poner aquí porque es precioso, pero me quedó la foto un poco movida y la cambié por esta que es de otro cuadro muy bueno.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Un magnifico reportaje, con una reseña genial. por el que te doy mi más cálida enhorabuena.
    Gracias, Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. En realidad, más que reseñas son comentarios para dar una idea de la película en cuestión. En Gijón, las dos veces que he estado, ha habido suerte y las películas, como poco, han sido dignas; algunas muy buenas.
      Un beso.

      Eliminar
  4. ¡Hola Rosa!
    Pues aunque sólo fuera un día y medio de visita a Gijón, le sacaste muy buen partido, además también estuvo a favor el tiempo, que allí es difícil por la llovizna si no me falla la memoria. Lo de pasar frío, supongo, ya estás bien acostumbrada con el gélido aire de León por esta época también ..je,je,je
    De las cintas que mencionas, me han llamado mucho la atención, las del primer día: "Scary Mother" y "La vida lliure".
    No tengo el gusto de haber visitado el Teatro de Jovellanos ni tampoco las Termas Romanas de Campo Valdés, pero por las fotografías que nos compartes, me han llamado mucho la atención.

    Muchas gracias, Rosa, por compartirnos tu estupenda experiencia cinéfila y turística.

    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El frío de León es seco y se combate con ropa. El de la costa es pura humedad y moja la ropa y la traspasa y cala y no hay forma de combatirlo. no obstante, el frío de Gijón de este fin de semana fue muy llevadero. Fue más bien fresquito.
      Las dos películas del primer día fueron las mejores. Muy recomendables.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Que bonito y agradable viaje a Gijón, el cual conozco y siempre tengo ganas de volver.
    Las películas que nos presentas del Festival, me apetecen mucho las dos primeras, me atraen, de modo que me las apunto para verlas cuando pueda y además si sus directores son jóvenes todavía tiene mucho mas mérito, a parte de que como dices son muy buenas, celebro que disfrutaras del cine, y encima te dio tiempo a hacer visitas culturales, que bien .
    El museo Jovellanos lo recuerdo, me gusto mucho, pero me encantaría volver, cuando pueda lo hago, es muy bonito y no me diga sque no se come bien ains, quiero volver Rosa, me han entrado ganas, pero de momento imposible.
    Me ha gustado mucho tú entrada. Besos. TERE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo voy a Asturias a menudo. A Gijón, al cine los dos últimos años, pero también a Oviedo, Llanes, Ribadesella, etc. pero, claro, yo lo tengo mucho más cerca que tú.
      la película de Marc Recha es probable que llegue a los cines, las otras dos, lo veo difícil porque no son nada comerciales. Si puedes ver "La vida lliure" no te la pierdas. Es una delicia.
      Un beso.

      Eliminar
  6. gijon es precioso! y a mi el cine me encanta asi que las dos cosas juntas es una pasada! besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es una combinación insuperable la que proporcionan Gijón y su cine.
      Un beso.

      Eliminar
  7. ¡Ooooh! Me hubiera encantado poder ir a disfrutar del festival. Aunque también de todo lo demás, como has hecho tú. Hace algunos años estuve en el de Cannes y lo recuerdo con muchísimo cariño (¡qué bien lo pasé!) Me encanta el cine. Un aplauso por esta entrada tan completa y tan personal. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo en Cannes nunca he estado, bueno en Cannes, sí, en el Festival, no. Al más importante que he ido es al de San Sebastián, pero de eso hace ya veinte años, cuando aún se encontraba hotel, entradas y una mesa para comer. Después se puso de moda y ya no hay quien vaya. Salvo que lleves acreditación de prensa, que no es el caso.
      El de Gijón está genial y aún es asequible.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Oh qué buen reportaje Rosa, me han gustado las fotos y sobre todo la esencia de lo que nos querías contar. Me he quedado con una agradable sensación y con ganas de conocer Gijón.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro de haberte presentado un poquito de Gijón. Me resulta curioso que alguien no lo conozca. Yo tenía un año recién cumplido cuando veraneé allí por primera vez. Después volví muchos años con mis padres y abuelos y, ya de mayor con amigos y novios y ahora con mi marido. Me imagino que es lo mismo que el hecho de que yo no conozca Salou o Cambrils. Lo que a unos nos queda muy cerca, para otros es un largo viaje.
      Un beso, guapa y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  9. Veo que ha sido un fin de semana muy bien aprovechado en todos los aspectos, Rosa, de lo cual me alegro mucho. De las tres pelis que reseñas, la que más me ha llamado la atención es la primera. Cierto que parece un tema del que poco pudiera saber una directora joven que, obviamente, no ha experimentado todas esas frustraciones y sinsabores de la vida. Haré todo lo posible por verla :))

    ¡Un beso enorme y feliz comienzo de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vedad es que estuvimos día y medio y nos dio tiempo a todo y es que mi chico organiza muy bien las escapadas. "Scary Mother" es una película muy dura, pero muy interesante. Lo que no sé es si se llegará a estrenar en los cines. Si finalmente es seleccionada para los Oscar, será más fácil, pero como se quede en el camino, va a estar crudo. Es lo bueno de los festivales, el ver películas que, de otro modo, es imposible.
      Feliz semana a ti también, guapa. La mía no se presenta muy bien. Te escribo en un descanso que me da la fiebre porque tengo un buen gripazo...
      Un beso.

      Eliminar
  10. Guapa!! Me ha encantado tu entrada, y qué bien suena el festival de cine. La última película tiene muy buena pinta. La segunda también, más que nada porque me gusta mucho Sergi López. Perdona por tardar en pasarme, he estado de vacaciones y me estoy poniendo al día! Un besito :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo nada que perdonar. Solo faltaba. Uno se pasa por los blogs cuando puede y cuando quiere. Esto no es una obligación, es un placer o no es.
      La última película está bien, pero fue la más floja de las tres. La de Marc Recha es una delicia de película. Si puedes, no te la pierdas. esa no tendrá problemas de estreno.
      Un beso.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...