Entradas

Mostrando entradas de julio, 2016

Reto "Tres días, tres citas" III

Imagen
Termino ya con este reto en el que me metió María Campra, del blog "Escritora mamá", cosa que le agradezco enormemente porque he disfrutado mucho con él. En entradas anteriores, publiqué la primera parte y también la segunda parte.
Para terminar el reto, quiero hacerlo con mi libro fetiche, el que más ha aparecido en este blog de una u otra manera. Sí, seguro que lo habéis adivinado, se trata de "Matar un ruiseñor" de Harper Lee. No es el libro que más me ha gustado, pero tuvo mucha importancia, yo diría que fue decisivo en determinar lo que iba a ser mi vida de lectora compulsiva.  


La lógica rotunda e infantil de Scout Finch la lleva a intuir que la verdad no es un bien absoluto, sino que es algo de lo que se puede prescindir cuando su presencia puede causar más mal que bien. A veces, en según qué circunstancias, una mentira puede ser muy de agradecer.
Paso a nominar a los tres blogs:
"En tus libros me colé" de Irunesa
"El despertar de un libro" d…

"El silencio de tu nombre" Andrés Pérez Domínguez

Imagen
"Una millonaria beata, dos nazis nostálgicos de tiempos mejores y un agente norteamericano que se larga cuando las cosas se ponen feas [...] un español exiliado, un periodista comunista y [a] la viuda de un agente alemán [..] Le había faltado incluir al sevillano con modales de aristócrata". Y es que todo esto tiene esta novela; y una ambientación que salta de Salzburgo a Madrid y de París a Sevilla y Berlín. Los acontecimientos principales ocurren en unos pocos días de Enero de 1950, pero nos llevan a hechos anteriores como el final de la Segunda Guerra Mundial en un Berlín ocupado por las tropas soviéticas. 
Los personajes, esbirros, matones, guardaespaldas y demás acompañantes accesorios al margen, son los resumidos en la cita del principio. 
Herbert Mundt, Alois Becker dos antiguos nazis camuflados y protegidos en la España de Franco con el beneplácito de las autoridades, buscando algo que podría comprometerles, huyendo del agente norteamericano que pretende llevarles ante…

Reto "Tres días, tres citas" II

Imagen
Hace unos días publiqué la primera parte del reto "Tres días, tres citas", que me propuso María Campra, del blog "Escritora mamá".
Hoy traigo la segunda parte en la que comparto una cita de uno de mis escritores favoritos y de la novela que, entre todas las suyas, es mi favorita. Se trata de John Irving y de "La última noche en Twisted River", una novela que ya he leído dos veces porque me gustó tanto que la propuse para la tertulia del instituto, pero como ya hacía casi un año que la había leído, tuve que refrescarla en mi memoria y lo que creí que iba a ser una lectura rápida, en diagonal, para ponerme al día, se convirtió en una lectura reposada, reflexiva, tomando notas y apuntando frases, cosa que no había hecho la primera vez, y con un placer del que, con haberme gustado mucho, tampoco había disfrutado la primera vez.
Si hay una tercera lectura, no dejaré de hacer una reseña para que los que no la habéis leído os hagáis una idea de lo que trata, y los…

Reto "Tres días, tres citas" I

Imagen
Este reto me ha sido propuesto por María Campra, del blog "Escritora mamá". Se trata de hacer tres entradas, en distintos días, poniendo cada día una frase de un libro distinto. No se especifica si los días tienen que ser seguidos o no por lo que lo haré en días que me sean favorables, dependiendo también de las reseñas y demás. Aparte, hay que retar a tres blogs distintos cada día. Vamos con la cita de hoy. Trata de Abderramán III, califa de Córdoba entre enero del año 929 y octubre del 961. Fue el constructor de la ciudad de Medina Azahara y fue uno de los califas con más reponsabilidad en la ampliación y remodelación de la Mezquita de la capital cordobesa. El historiador Ibn Idari recoge esta frase de los diarios de Abderramán III en una crónica sobre la historia de España que escribió en el siglo XIII. La frase literal que he escogido yo es la que pone Antonio Gala en boca de Abderramán III en su novela "El manuscrito carmesí", novela que trata sobre la historia de B…

El viejo sillón de mimbre

Imagen
Esta deliciosa pintura se la robé ayer, con su permiso, a Manuel Casanova, cuyas exposiciones virtuales os aconsejo que visitéis en su blog Equinoccio. Me sugirió demasiadas cosas como para dejarla pasar. Me llevó a la casa de mi abuela paterna (la que sale retratada en la cabecera de este blog), la primera casa, la que recuerdo con más nitidez aunque haga muchos años que sólo la visito en sueños. Tenía balcones, no hacia el campo, sino hacia una calle estrecha y triste de los años sesenta en una pequeña ciudad de provincias oscura y triste. Tenía sillones de mimbre, no en el balcón, no hubieran cabido, sino en la galería acristalada que daba, esta sí, a un patio arbolado. No sé cómo fue, pero la pintura de Manuel me golpeó como un latigazo en la memoria (y en la nostalgia) que aunó en un mismo espacio elementos que se hallaban en esquinas opuestas de la casa. Y decidí ponerle letra. Podría decirse que mi relato está basado en hechos (o más bien en espacios) reales, pero los acontecimi…

"Rosy&John" Pierre Lemaitre

Imagen
Esta es la tercera entrega de la serie dedicada al coronel Camille Verhoeven de la que ya se han publicado en este blog las dos anteriores, "Irène" y "Alex". Esta tercera novela salió publicada a modo de folletín para smatphone (jamás había oído hablar de algo así y me ha resultado muy curioso) a instancias de la la editorial SmartNovel. En ese formato se tituló "Les Grands Moyens". Cuando, ya liberada de los compromisos a que estuviera sujeta, pasó a publicarse en papel, apareció con el título que se la conoce. Esto es lo que cuenta el autor en una nota añadida al final de la novela.
Se trata de un libro muy cortito, poco más de cien páginas, pero con una trama que aunque recién leída pueda parecer sencilla, una mirada que profundice un poco más y se adentre en el tuétano de los acontecimientos, nos descubrirá una escalofriante historia de celos y dominación, en la que las cosas y las personas se van revelando distintas a lo que pudieran parecer, y que no…

"Sobre Grace" Anthony Doerr

Imagen
David Winkler soñó con la que iba a ser su mujer antes de conocerla. La soñó delante de un expositor ojeando una revista, de modo que cuando aquel mediodía, cuatro o cinco noches después del sueño, la vio acercarse al expositor desde la cola en la que esperaba para pagar el sandwich de su almuerzo, "supo lo que iba a ocurrir[...]. A la mujer se le caería una revista; él se acercaría, la cogería y se la daría". Supo también que aquél había sido otro de los sueños premonitorios que tenía desde niño, desde que, a los nueve años, vio a George DelPrete, comerciante de salmón de Juneau, ir al encuentro del autobús que le iba a partir a la mitad tal como el pequeño David había soñado unas noches antes. Estos sueños premonitorios iban a determinar toda la vida de David y son el eje central de esta novela. Porque la historia que nos cuenta Anthony Doerr en "Sobre Grace", primera obra del autor que fue premiado este año con el Premio Pulitzer de novela por "La luz que n…

"El cascabel" Alicia Lakatos Alonso

Imagen
Estamos ante una rara novela. Por momentos puede parecer un libro para niños, hasta que vemos que los temas que trata poco pueden interesarles. O sí, pero no sólo a los niños. Estamos ante una novela que trata de las vivencias normales de una familia normal: sus amores y desamores, sus achaques, sus alegrías y disgustos, sus pérdidas, su avanzar día a día poniendo cada uno de su parte lo necesario para hacer que la vida propia y las ajenas sean lo más agradables, lo más llevaderas, lo más felices (sí, por qué no) posible. Tal vez para ello, cada noche se deberá pensar en cinco cosas buenas que hayan sucedido durante el día, y si no salen las cinco cosas (hay días que salen torcidos y ni siquiera tenemos cinco buenas cosas reseñables), entonces habrá que pensar "que, por ejemplo… a ver, lo típico, que estás vivo, que podés oír, sentir, oler, andar y pensar, [...] pensemos que podemos ir por la calle, o estar simplemente en casa tranquilos,  sin miedo a escuchar horrorizados el rui…

"La víspera de casi todo" Víctor del Árbol

Imagen
Esta novela fue escogida en el blog "El club de los 1001 lectores" como lectura del mes de mayo. Tuve el honor de ser invitada a hacer la reseña que se publicó en dicho blog  el 1 de Junio.
Con permiso del administrador de "El Club de los 1001 lectores" la publico ahora en mi blog.


************** "No solía nevar tan cerca del mar. Pero aquella nevada de diez años atrás fue antológica. Los niños y los adultos de Punta Caliente amontonaban la nieve recién caída como si quisieran acapararla para llevársela a casa".
Fue entonces, hace diez años, cuando cayó aquella terrible nevada a orillas del mar, cuando tal vez empezó todo. O empezó una parte. O quizás fue antes, en los años cincuenta, cuando una pareja argentina emigró a Alemania. O años después, cuando volvió de nuevo a la Argentina para encontrarse con la traición y el destino.
No lo sabemos, pero para el inspector Germinal Ibarra todo pudo haber comenzado en Málaga en el verano de 2007, cuando tuvo que inve…

"Omertà" Mario Puzo

Imagen
De Mario Puzo no había vuelto a leer nada desde que hace muchos años leyera "El padrino" tras ver las dos primeras películas de la serie. El libro es bueno, pero las películas - las dos primeras, la tercera es mejor obviarla - tienen algo de lo que carece la novela. Tal vez sean las inigualables interpretaciones de Marlon Brando, Al Pacino, Robert de Niro, Robert Duval...; las escenas de violencia, algunas con vocación de obras de arte, de cuadros de perfectas geometrías y pinceladas precisas; de fotografías de maravillosa composición y luces inigualables. Sí, algo tienen esas películas que no veo en el libro.
Pero hoy quiero hablar de otra novela del autor, novela póstuma en este caso, ya que se publicó en 2000 y su autor había fallecido en 1999. Se trata de "Omertà". Es la segunda novela de Mario Puzo que leo por tanto, y se la debo a un buen amigo que me la regaló hace un mes.
Omertà sifnifica "silencio" en el código de honor siciliano. Significa que nad…

"Las efímeras" Pilar Adón

Imagen
Leer "Las efímeras" es sumergirse en un mundo de musgo y tierra, de humedad y hojas tiernas, de lluvia que gotea de los árboles teñida de verde y lo pinta todo de un verdor acuoso; un mundo de personas que viven rodeadas de un vaho viscoso de niebla densa y opresiva, donde juegan con la naturaleza a hacerla suya, a enlatarla en botes o pegarla sobre cartulina, pero no pueden porque la naturaleza les engaña con la ilusión de dejarse dominar, y al final todos están sometidos a ella de manera inexorable. 
Leer "Las efímeras" es entrar en un mundo medio cruel, medio mágico, medio oculto, medio onírico, y conocer a personajes que viven en mundos propios y cerrados, que casi no tratan con nadie más, pero con las pocas personas con las que lo hacen (las hermanas Oliver entre ellas, Anita con Tom, las hermanas con Tom y con Anita, Denis con Violeta, ... y Denis con Denis y con su propio pasado), establecen una relación de resentimiento, de amor-odio, no del todo sana, en la…

Julio 2016

Imagen
"Todas las familias felices se parecen unas a otras; pero cada familia infeliz tiene un motivo especial para sentirse desgraciada. En casa de los Oblonsky andaba todo trastrocado. La esposa acababa de enterarse de que su marido mantenía relaciones con la institutriz francesa y se había apresurado a declararle que no podía seguir viviendo con él. Semejante situación duraba ya tres días y era tan dolorosa para los esposos como para los demás miembros de la familia"

Hace unos días, en dos blogs amigos, se reseñaba una novela (Leer, el remedio del alma) y la película correspondiente (El blog de Chelo). Se trataba de la novela "La elegancia del erizo" de Muriel Barbery y "El erizo" de Mona Achache, respectivamente. En la historia que cuentan novela y película hay una mujer que oculta su cultura y sensibilidad disfrazada de portera en un bloque de pisos en un barrio exclusivo de París. Una niña, Paloma, y un vecino japonés, el señor Ozu, la desenmascaran. Ante la…