Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2017

"El monarca de las sombras" Javier Cercas

Imagen
En "El monarca de las sombras", Javier Cercas sigue con la labor de forense que ya le achaqué en la reseña de su anterior novela, "El impostor", para clavar su bisturí en unos hechos ocurridos durante la guerra civil y que tuvieron como protagonista a un miembro de su familia, un tío abuelo por parte de madre, Manuel Mena. La historia le había venido principalmente a través de su madre, una extremeña trasplantada a Cataluña que nunca llegó a acostumbrarse a que no volvería a vivir a su pueblo. Siempre vivió pensando que aquella vida de emigración y extrañamiento era temporal y es que para la madre de Cercas "la emigración había significado que de un día para otro mi madre dejara de ser una hija privilegiada de una familia patricia en un pueblo extremeño, donde ella lo era todo, para ser poco más que una proletaria o poco menos que una pequeña burguesa abrumada de hijos en una ciudad catalana, donde ella no era nada". Tal vez por eso, dejándose llevar de l…

La luz del tren

Imagen
La entrada del blog de Carmen Pinedo "El viaje de Marta Zamarska", está, en gran medida dedicada a los trenes. Me ha conmovido especialmente porque mi padre fue maquinista de RENFE y como nunca quiso comprar coche (decía siempre que ya conducía bastante) y los viajes en tren nos salían gratis, son muchas las horas que me he pasado viendo deslizarse el mundo por la ventanilla de un tren en marcha. Es por eso por lo que decidí robarle una de las pinturas de Marta Zamarska a Carmen y hacer mi propio relato inspirado en ella.


La luz del tren ya se ve a lo lejos. No tardará en llegar ni un minuto. Un minuto que pasaré recordando otros trenes y otros viajes, tantos ya. Los primeros con mi madre y hermana y abuelos (mi padre trabajaba en verano y solo venía en los descansos) a pasar unos días de vacaciones en algún apartamento alquilado o en alguna casa de pensión "con derecho a cocina". Siempre al lado del mar. Más tarde, los viajes en solitario, ilusionados a la ida y mel…

"Todo ese fuego" Ángeles Caso

Imagen
Tras leer Shirley para una tertulia en facebook, sentí la necesidad de releer los dos libros Brontë que leí hace años, "Jane Eyre" y "Cumbres borrascosas", y de leer por primera vez las dos novelas de Anne Brotë, "Agnes Grey" y "La inquilina de Wildfell Hall" así como las dos que me quedan de Charlottte Brontë "Villette" y "El profesor". Además, ya metida en mi particular "mundo Brontë", decidí sacar del fondo de la lista de pendientes este libro de Ángeles Caso que me habían regalado en las navidades de 2015 y que en su momento me dio pereza leer y fue quedando relegado por lecturas más urgentes que le tomaron la delantera. "Todo ese fuego" es una historia novelada de las tres hermanas Brontë y de paso de toda la familia Brontë. 
La novela tiene una curiosa estructura. La primera parte se llama "16 de Julio de 1846, en la casa rectoral de Haworth, Inglaterra". La segunda se llama, sin más, "

"Vivir de noche" Ben Affleck

Imagen
Cuando aún tengo pendiente de publicación la reseña de "Ese mundo desaparecido", la última novela de Dennis Lehane y de la trilogía de los Coughlin, he tenido la oportunidad de ver la película que Ben Affleck ha hecho sobre la segunda novela de dicha trilogía, "Vivir de noche".
Hace unos catorce años, yo no sabía nada de Dennis Lehane y entonces Clint Eastwood, al que sí conocía y admiraba, estrenó su magistral, y para mí su mejor trabajo, "Mystic River", una película en la que rompía con todo lo políticamente correcto, y más correcto aún en los  Estados Unidos de América. Cuando supe que aquella historia estaba basada en una novela, fue cuando conocí a Lehane. Después he leído prácticamente todos sus libros y he visto más novelas suyas adaptadas al cine. Ninguna me ha gustado tanto como aquella primera de Eastwood, aunque puede que eso sea algo personal. "Shutter Island" de Martin Scorsese o "La entrega" de Michael R. Roskam, son tamb…

"La buena letra" Rafael Chirbes

Imagen
"La buena letra" es una de esas raras novelas escritas en segunda persona, pero también es una novela escrita en primera persona. "La buena letra" es una novela en la que una mujer, una madre, se cuenta a sí misma en primera persona en un monólogo dedicado a su hijo. 
La vida de Ana ha estado marcada por las pérdidas. Como todas las vidas, por otra parte. Los años se van llevando sensaciones, recuerdos, historias... y muchas veces las personas que los habitaron y les dieron calor y significado se van tras ellos, nos dejan despojados y despoblados de ellos y, un poco cada vez, de nosotros mismos. Ana ha perdido mucho a lo largo de los años. Ana se ha perdido a sí misma en cada pérdida.
Cuando recién muerto su marido encuentra la foto de la boda se da cuenta de que "todos habían ido muriendo a lo largo de los años que separaban el día de la boda de aquél, ya marchito, en que quemé la fotografía". Y aunque fueron protagonistas de épocas muy duras, épocas de ir…

Lecciones para escribir una novela. Octava: El desarrollo

Imagen
Quiero retomar la buena costumbre de compartir una de estas lecciones cada mes. Parece que he vuelto al buen camino por lo que en marzo, la lección viene en buen momento. El mes pasado terminamos con el Planteamiento al que hemos dedicado cinco lecciones en las que se ha desarrollado cada uno de sus elementos:  la situación de equilibrio inicial.el desencadenante.la pregunta dramática.el primer punto de giro principal.Tras el planteamiento es ya hora de ocuparnos de la segunda unidad dramática de toda novela que siga una línea clásica:
Desarrollo. La tensión y la emoción en tu novela

El Desarrollo es según Ana Bolox, autora de estas lecciones "la parte intermedia de la historia: comienza después del planteamiento, con la nueva línea argumental hacia la que el primer punto de giro principal ha orientado la historia, y acaba justo antes del desenlace con el segundo punto de giro principal, que marca un nuevo cambio de dirección".
En esta nueva entrega dedicada a esa parte interme…

"La ciudad de la memoria" Santiago Álvarez

Imagen
"La ciudad de la memoria" de Santiago Álvarez, primera entrega de las aventuras del detective Mejías y su ayudante, Berta, me ha sorprendido, divertido y conmovido a partes iguales. Me explico. 
Me ha sorprendido porque es una novela policíaca que no empieza con un asesinato, sino con la desaparición de un yaco o loro gris, especie procedente del oeste de África. En realidad no hay casi asesinatos en toda la novela, excepto alguno que pudo suceder en el pasado, y alguno presente que es un pequeño adelanto de lo que la naturaleza tiene planeado. Y cuando estamos desarrollando (de ello se encargan la realidad y los noticiarios) una preocupante tolerancia a los sucesos más truculentos y sanguinarios, mantener la atención de un lector de novela policíaca sin gran cantidad de sangre, muertos, cuanto más jóvenes mejor, y demás episodios luctuosos, es un mérito notable. Me ha divertido porque rezuma ironía y sentido del humor en cada capítulo y casi en cada página. Es genial la prese…

"Manguis" Paco Gómez Escribano

Imagen
Con "Manguis", de Paco Gómez Escribano, termina, de momento, la Trilogía de Canillejas. Y digo de momento porque no sería la primera trilogía que se convierte en tetralogía, pentalogía, y más logías para las que no tengo ni número, por obra del deseo de su autor, necesidades de mercado o el mero capricho del personaje, que así de latosos son a veces los personajes humanos de ficción. Vaya por delante que todo lo que a partir de ahora pueda venir a alargar esta serie será muy bien recibido por mi parte. Porque la he disfrutado desde la primera hasta la última letra.
El personaje en este caso no es humano, o sí, pero no al uso. El personaje es todo un barrio, el barrio de Canillejas, y todos los seres humanos que habitan ese barrio, por lo que pensándolo bien es un personaje muy humano, "uno de los mayores enclaves chabolistas de la zona, en la periferia, sí, pero en la periferia de Madrid, de la capital de un país que inicia la década de los setenta coleccionando incertid…

"Nada se opone a la noche" Delphine de Vigan

Imagen
El año en que Delphine de Vigan cumplió doce años, le dijo a su padre, hablando de su madre "tengo miedo de que se suicide". Treinta años después, en enero de 2008, los temores de Delphine se cumplirían y Lucile Poirier, su madre, aparecería muerta en su casa de París. "Mi madre estaba azul, de un azul pálido mezclado con ceniza, las manos extrañamente más oscuras que el rostro, cuando la encontré en su casa esa mañana de enero". Había muerto unos días antes.
Así comienza esta conmovedora historia que es la vida de Lucile, que es la vida de Delphine, o al menos, la historia que determinará la vida de Delphine. Una historia que me ha sacudido cada fibra y cada neurona. Una mujer, una niña que lo hubiera tenido todo para ser feliz, a la que debió sonreír la suerte, pero que se vio golpeada por toda una serie de circunstancias desgraciadas, algunas inevitables, otras que pudieron, debieron haberse evitado. Nunca, bajo ninguna circunstancia, debieron producirse. Todas e…