Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2022

Tres eran tres 20

Imagen
Y van veinte. Tres eran tres llega a su edición número veinte, lo que quiere decir que ya son sesenta las novelas que han aparecido en esta sección. En esta ocasión hay mucha variedad. Una novela de intriga y investigación periodística, otra policíaca que mezcla tres historias que nada tienen que ver en apariencia y una tercera que es una novela de espías, tal vez LA novela de espías. Una española, otra islandesa y la tercera británica. Os dejo para que cada cuál lea mi opinión sobre la que más le interese. " Miss Marte ". Manuel Jabois. Este ha sido mi primer contacto con la literatura de Manuel Jabois al que conozco de sus intervenciones en La Ser que siempre me parecen muy acertadas. Miss Marte es una novela que sin contar nada original, no lo es la desaparición de una niña, se convierte en original por su forma de contarlo. La novela se divide en trece capítulos cada uno titulado con el nombre de un personaje de los que participan en la trama, excepto el primero que se t

"Trimalción" Francis Scott Fizgerald

Imagen
Con esta reseña colaboro con el primer concurso de relatos de esta temporada, 2022-2023, en  El tintero de oro  dedicado a " El gran Gatsby " de Francis Scott Fitzgerald. La reseña no participa en el concurso. Tan solo pretende contribuir al homenaje que a la obra y al autor rinde  El tintero de oro  en este mes de octubre.  Recomiendo seguir el enlace de más arriba si se quiere conocer más a fondo la vida del autor y su tormentosa relación con Zelda, su esposa. También se habla de esta obra maravillosa que ha dado un maravilloso y enigmático personaje en la figura de Jay Gatsby, un millonario que nunca dejó de ser un niño encandilado por un precioso juguete que no estaba hecho para él. " Trimalción ". Francis Scott Fitgerald. Hacía poco que había llegado a mi lista de pendientes Trimalción de la mano de Marcelo, del blog Libros en Estéreo , cuando salió la convocatoria de este concurso de Octubre. Me pareció la oportunidad ideal para acercarme a la obra y de paso

"Una suerte pequeña" Claudia Piñeiro

Imagen
«He borrado mucho de aquellos años. En un esfuerzo por olvidar lo que me producía dolor, olvidé detalles cotidianos inútiles pero inofensivos, nombres de calles, de negocios, relaciones, parentescos. De todos modos no fue eficaz, aunque despojado de otros recuerdos el dolor sigue allí, lo que lo hace más brutal, como si ocupara un escenario vacío donde todas las luces se concentran sobre él» . Mary Lohan viaja de Boston a Buenos Aires. Su difunto marido, Robert, le ha dejado un encargo y ella no ha sabido negarse, ni a él ni al director que lo sustituyó después en el Garlic Institute, un sofisticado colegio americano en el que Mary trabaja dando clases de español y del que su marido fue director hasta su enfermedad. El encargo consiste en visitar el Saint Peter, un colegio ubicado en Temperley, una localidad del sur del Gran Buenos Aires. El colegio ha solicitado aparecer como asociado al Garlic Institute y Mary debe hacer la evaluación inicial.  « El colegio Saint Peter. Todavía me cu

"Manhattan Beach" Jennifer Egan

Imagen
«Cada vez que Anna pasaba del mundo de su padre al de su madre y Lydia, sentía como si hubiera abandonado una vida y la hubiera cambiado por otra más profunda. Y cuando volvía con su padre, recorriendo la ciudad de su mano, era de su madre y de Lydia de quienes se deshacía, hasta el punto de que a menudo se olvidaba por completo de ellas. Iba y venía una y otra vez, adentrándose en cada ocasión en un lugar más y más profundo, hasta sentir que ya no podía bajar más. Pero siempre podía, nunca llegaba al fondo» . Cuando Anna estaba a punto de cumplir doce años, su vida se repartía entre dos mundos. En casa estaban la madre y Lydia, su hermana de ocho años, atada a su propia invalidez, incapaz de caminar o de hablar. Tan solo emitía sonidos que Anna y la madre sabían interpretar como agrado o desagrado, placer o dolor. Eddie, el padre, estaba aferrado a su hija mayor y la llevaba consigo a todas partes. Y todas partes era llevarla a sus intentos de ganarse la vida en 1934, en plena Depresi

"Los nombres propios" Marta Jiménez Serrano.

Imagen
«Hablar conmigo es como meterte dentro de las fuentes en verano, como comerte el helado mordiendo el cucurucho y aspirando desde abajo: hacerlas con siete años es tierno, risueño, gracioso; hacerlas con dieciséis, es estar loco. Finges que no hablas conmigo igual que finges que te lavas el pelo un día sí y un día no o que nunca has probado los porros. Lo finges mejor, incluso. Has dejado de hablarme» . Desde pequeña, Marta habla con ella. Lo hacía mucho en el primer capítulo cuando tenía siete años, pero ahora, en este segundo capítulo al que pertenece la cita, con dieciséis años, ya no es plan de hablar con una amiga invisible. Al menos no es plan que nadie se entere. Pero sigue hablando con ella. Y escuchándola porque casi todo el libro está escrito en segunda persona, en esa segunda persona en la que Belaundia Fu se dirige a ella. Belaundia Fu es su amiga invisible. Es la voz que le dice todo es «solo una voz, una voz a la que tú has decidido poner nombre, una voz que en cierto mod

"Días sin sol" Félix García Hernán

Imagen
«Era un hombre con suerte; todavía no podía creer cómo había salido tan bien parado de las acusaciones que lo involucraron en la archiconocida «Operación Guateque». Debido a su altísima posición como funcionario en la dirección del Ayuntamiento de Madrid, lo que empezó hace años con la aceptación de un jamón y una caja de Rioja, provenientes de un promotor agradecido por la presteza con la que había movido su expediente, se había acabado convirtiendo en un inmenso caudal de ingresos. Aunque hacía varios años que el desmantelamiento por parte de la Justicia de la red de corrupción imperante en el Ayuntamiento de Madrid le había obligado a detener su lucrativa actividad, el dinero recolectado hasta ese momento era de tal magnitud que le permitiría vivir, sin duda, desahogadamente el resto de su vida» . Estamos en Madrid en agosto de 2012 y no, que nadie busque en su memoria o en las hemerotecas a quién puede corresponder la identidad de este alto funcionario del Ayuntamiento de Madrid, p

"Volver la vista atrás" Juan Gabriel Vásquez

Imagen
«Según me lo contó él mismo, Sergio Cabrera llevaba tres días en Lisboa cuando recibió por teléfono la noticia del accidente de su padre. La llamada lo sorprendió frente al Jardín de la Plaza del Imperio, un parque de senderos amplios y empedrados donde su hija Amalia, que por entonces tenía cinco años, trataba de dominar la bicicleta rebelde que acababa de recibir como regalo. Sergio estaba sentado junto a Silvia en una banca de piedra, pero en ese instante tuvo que alejarse hacia la salida del jardín, como si la cercanía de otra persona le impidiera concentrarse en los detalles de lo sucedido. Al parecer, Fausto Cabrera estaba en su apartamento de Bogotá, leyendo el periódico en el sofá de la sala, cuando se le ocurrió que la puerta de la casa no tenía puesto el seguro, y al levantarse bruscamente sufrió un desvanecimiento» .  Sergio Cabrera había hecho una parada en Lisboa para ver a su mujer y a su hija. El matrimonio no pasaba su mejor momento y la madre y la hija habían puesto ti