Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2020

"Los niños" Edith Wharton

Imagen
"Ciertos hombres tenían una suerte increíble en sus viajes. Les bastaba con subir a un tren o a un barco para encontrarse con un antiguo amigo o trabar amistad con alguien, lo cual era mucho más emocionante. Siempre coincidían en el mismo compartimento o en el mismo camarote con alguna celebridad errante, con el propietario de una casa famosa, de una colección notoria o de una personalidad divertida y peculiar, siendo este último, claro está, el caso más infrecuente, por ser el más reconfortante" . Y si eso es lo que le pasaba a Edward, tío abuelo de Martin Boyne, no es el caso del propio Martin quien al contemplar desde la cubierta la larga fila de pasajeros de primera clase que ascendían por la pasarela del barco solo pensó que no había uno solo con el que le apeteciera hablar.  Martin Boyne es un ingeniero que ha viajado mucho. Le gusta la aventura y, afortunadamente para él, ha habido mucha en su vida pues gracias a su trabajo y a las obras que ha tenido que realizar ha v

"Catedrales" Claudia Piñeiro

Imagen
"No creo en Dios desde hace treinta años. Para ser precisa, debería decir que hace treinta años me atreví a confesarlo. Tal vez no creía desde tiempo antes. No se abandona “la fe” de un día para otro. Al menos no fue así para mí. Aparecieron algunas señales, síntomas menores, detalles que, al principio, preferí ignorar. Como si estuviera germinando dentro de mí una semilla que, tarde o temprano, reventaría y abriría la tierra para salir a la superficie como un tallo verde, tierno, débil aún, pero decidido a crecer y gritar a quien quisiera oírlo:  « No creo en Dios » " . Con este, que es el inicio de la novela, podría empezar esta entrada y podría decir desde cuando no creo yo en Dios y hasta podría hacer una reconstrucción de cómo salí del colegio un mes de junio creyendo y entré en el instituto en septiembre totalmente descreída.  También podría empezar con esta declaración de Lía, ya avanzado el libro casi un cuarto de su extensión. "Hay lugares en donde es más difíci

Sin reseña XXIII

Imagen
La entrega veintitrés de Sin reseña vuelve a ser toda de género policíaco. Cuatro son series y una, por ahora, es una novela independiente. Tres son españolas y dos extranjeras. Una de ellas está ambientada en los años sesenta y tres dan saltos del presenta al pasado: la guerra civil, el último cuarto del siglo XX o 2001. Tres son las primeras de su serie y una de ellas es ya la última (de momento creo). Variedad por tanto en ubicación, momento, tipo de trama y grado de conocimiento de los personajes. " Mentiras consentidas ". Michael Hjorth & Hans Rosenfeldt. La sexta entrega de Sebastian Bergman, que creí que era la última, nos vuelve a dejar con una gran intriga y varios frentes abiertos en lo que se refiere a las vidas privadas de los componentes de la Brigada de Homicidios. Todo ello me hace pensar que habrá una séptima novela en la que se nos desentrañe el misterio y se nos abra algún otro. Así se dejará preparada una octava entrega y puede que llegue un momento

"Leer del revés" Use Lahoz

Imagen
"El suelo del bar era un barrizal, las baldosas blancas se habían teñido de negro, estaban cubiertas de líquido, como si alguien hubiera explotado contra el suelo un bote de tinta china. Y peor cerca del mostrador, donde numerosos sobres de azúcar vacíos y servilletas de papel se mezclaban y resbalaban con el agua negra que transportaban las suelas de los zapatos. No ofrecía la noche calor alguno, se percibían las avanzadas del viento cada vez que se abría la puerta. Había llovido con fuerza, con la rabia de una venganza, desde las seis y media de la mañana. Y seguía lloviendo" . Estamos en el bar El Rincón. El Rincón de Córdoba como nombre completo, aunque el bar está en Madrid. Allí trabaja Fede, un joven que se vino, precisamente, de Córdoba a Madrid siguiendo la estela de algunos amigos que habían hecho el viaje antes que él. No consiguió contactar con ninguno y ahora vive en el cuarto de luces de un edificio de vecinos donde su amigo Luis, el vigilante nocturno del parki

"Todo el tiempo del mundo" E. L. Doctorow

Imagen
Después de leer las versiones de " Wakefield " de Hawthorne y de E. L. Doctorow, puesto que el relato de este último formaba parte del libro de relatos " Todo el tiempo del mundo ", decidí leer el resto de los relatos y completar la lectura del libro.  Hace varios años había leído una curiosa novela de Doctorow, " Homer y Langley ", basada en hechos reales y que cuenta la historia de dos hermanos... un tanto peculiares. Sabía del autor, además, porque hay dos películas bastante famosas basadas en sendos libros suyos que, creo yo al menos, son menos conocidos que sus versiones cinematográficas. Me refiero a " Ragtime " y " Billy Bathgate ". T iene también una novela, " El libro de Daniel ", que recrea libremente el juicio y ejecución de los Rosemberg en Estados Unidos en 1953 acusados de traición. Siempre buscaba (murió en 2015) inspiración en la Historia o en historias particulares para escribir sus libros. Tomadas en conjunto

"Años luz" James Salter

Imagen
Hay libros que conmueven desde el principio. Empiezas a leer y aún no sabes de qué trata, no tienes casi ni idea porque lo que has leído sobre la trama en alguna reseña ya se te olvidó. Solo te quedó la idea de que tenías que leerlo, pero no sabes muy bien por qué. Así es que empiezas.  "Surcamos el río negro, sus bancos lisos como piedras. Ni un barco, ni un bote, ni una mota de blanco. El viento ha roto, agrietado la superficie del agua. Es ancho, interminable este gran estuario. El río es salobre, lívido de frío. Discurre borroso por debajo de nosotros" . Y sigues sin saber nada. No sabes si van en barco o nadando, pero te da lo mismo porque no te puedes sustraer a una prosa tan bella, tan perfecta, tan extrañamente precisa en su descripción de un río. "El día es blanco como papel. Las ventanas están congeladas. Las canteras están vacías, la mina de plata inundada. El Hudson es aquí vasto, vasto e inmóvil. Una región oscura, un paraje de esturiones y de carpas. En oto

"Morir despacio". Alexis Ravelo.

Imagen
Podría parecer que " Morir despacio ", la cuarta entrega de Eladio Monroy, es una novela real, pero no debemos dejarnos engañar, porque como nos dice Alexis Ravelo en su  advertencia al lector , al principio del libro, "la bandera de Gran Canaria que ondea en la plaza del Fuero Real de Las Palmas, el Real Decreto-Ley 3/2012 de Medidas Urgentes para la Reforma del Mercado Laboral e Iñaki Undargarín no existen. De igual forma, tampoco existe la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Ni Canarias. Ni ese país, aquí mencionado con el nombre de España. Ni siquiera el autor y el lector de este libro existen. Todos, usted y yo incluidos, formamos parte de un mero juego de espejos en el cual nos está permitido, incluso, llegar a creer en la existencia. Pero no nos engañemos: los espejos siempre mienten" .  Con estos previos nos adentramos en una novela en la que la trama nos lleva por los caminos de la corrupción en unos momentos (el libro está publicado y ambientado en 2012)