Entradas

Mostrando entradas de julio, 2018

"En cinco minutos levántate María" Pablo Ramos

Imagen
En las últimas semanas he recatado dos entradas de los primeros tiempos del blog: "El origen de la tristeza" y "La ley de la ferocidad", ambas del escritor argentino Pablo Ramos. Junto con esta otra, "En cinco minutos levántate María", constituyen una trilogía. Y si las dos anteriores me gustaron, esta me ha entusiasmado. Tal vez por mujer y por madre me ha llegado mucho más adentro, me ha removido cosas. Algunas de ellas son las mismas que se le remueven a María; seguramente las mismas que se le remueven a toda mujer que ha cedido parte de su independencia y de su vida para compartir las de un compañero y unos hijos. Por muy bien que le vaya. 
Si la primera nos mostraba un Gabriel en el paso de la infancia a la adolescencia y la segunda nos lo trae ya adulto, cinco años después de la muerte de su padre, esta novela es un momento intermedio entre ambas. Si en las dos anteriores, era Gabriel el que nos contaba las historias en primera persona, en este caso …

"La ley de la ferocidad" Pablo Ramos

Imagen
Hace unos meses rescaté una reseña de finales de 2014, "El origen de la tristeza" del escritor argentino Pablo Ramos. Se trataba del primer volumen de una trilogía sobre la vida de un personaje, Gabriel.
Pues bien, ahora rescato la segunda parte de la trilogía. Acabo de leer la tercera y antes de publicar su reseña me ha parecido oportuno, ya que publiqué la primera parte, publicar también la segunda para los que aún no me conocíais en aquellos tiempos.



Esta es la segunda entrega de la trilogía de Pablo Ramos. En ella nos volvemos a encontrar con Gabriel, ahora ya adulto, rico y enfrentado con total desolación a la muerte de su padre.
Si en la primera novela nos encontramos a un Gabriel adolescente que abandona la niñez para sumergirse en "el hecho triste y feo, sobre todo feo que es la vida", aquí lo vemos dando vueltas en la vorágine de una realidad que le supera. Cuando empieza a contarnos los acontecimientos (la muerte de su padre), hace ya cinco años que han teni…

"Operación Picasso" Pedro Saugar Segarra

Imagen
Estoy intentando aprovechar el tiempo de vacaciones para ponerme al día con reseñas pendientes desde hace meses de autores que han tenido la amabilidad de confiar en mí y enviarme sus novelas. 
Las primeras noticias de Pedro Saugar Segarra las tuve  a finales de enero. Por medio del formulario de contacto del blog, me llegó un mail de lo más minimalista: Me enviaba un enlace a su página web para que allí me informara de su novela "Operación Picasso". A continuación añadía:
"Si te interesa reseñarlo/publicitarlo/criticalo, dímelo y te mando un ejemplar en pdf , mobi o epub. Quedo a tu disposición. 
Gracias. Un saludo".
Sencillo, me dije, directo y sin circuloquios. Eficaz. Pero lo que ciertamente fue eficaz fue abrir el enlace y darme de morros con una página de cuidado y sencillo diseño (se ve que la sencillez es la marca de la casa) donde junto al título, el autor y un par de fotos, tan solo aparece una frase: 

Encuentra la primera versión perdida de LAS SEÑORITAS D…

¡¡Ay, ay, ay qué equivocación!!

Imagen
Estoy programando entradas para que se publiquen mientras estoy de viaje y para organizar un poco todo el trabajo que voy adelantando.
Sin querer me he confundido y le he dado a publicar a la reseña que debe serlo el 4 de agosto. Veo que en los blogs que me tienen en la lista de blogs seguidos, ha desaparecido la entrada que publiqué esta mañana y aparece esta última que por supuesto no encontrareis.  Si sois como yo, que me entero de vuestras publicaciones por esa lista de blogs seguidos, no encontraréis la última sino una que no existe. Por eso he decidido hacer esta entrada. Para anunciaros que lo que he publicado hoy es una reseña de la genial novela de William Maxwell "Adiós, hasta mañana". Espero que la disfrutéis.

"Adiós, hasta mañana" William Maxwell

Imagen
Hace mucho tiempo vi por primera vez una película de esas que no se olvidan, sobre todo porque se vuelven a ver una y otra vez a lo largo de los años. Voy a dejar que adivinéis cuál es. En ella, un entrañable personaje pregunta varias veces: ¿te ha picado alguna vez una abeja muerta? Pues bien, a mí sí me ha picado una abeja muerta, pero aún me ha pasado otra cosa más extraña si cabe: me he enamorado varias veces de un hombre (o una mujer) muerto. Lo bueno de enamorarse de una mujer (o un hombre) muerta es que no exige fidelidad. Se puede estar enamorada de varios a la vez. No de demasiados, porque solo algunos lo merecen, pero sí de los suficientes. Uno de los últimos hombres muertos de los que me he enamorado es William Maxwell. 
Cuando leí "Vinieron como golondrinas", no pude evitar caer rendida a sus pies y, ahora, tras leer "Adiós, hasta mañana", el amor se ha confirmado. Leeré todo lo que haya escrito y se haya traducido (tampoco es mucho) porque pocos autores…

"La chica de Kyushu" Seicho Matsumoto.

Imagen
Esta es una novela japonesa que me regaló mi marido por mi cumpleaños... del año pasado. Le gusta escarbar entre los libros que no están más a la vista, entre los que no son conocidos ni aparecen en las listas de los más vendidos, y hay que reconocer que tiene buen ojo. Gracias a él y a sus regalos a lo largo de los años he descubierto autores como Yasmina Khadra, Ian McEwan, William Boyd y alguno más que en este momento se me escapa. Palabras mayores.
En este caso se trata de una novela negra publicada en Japón en 1961.
"Había oído decir que los abogados de renombre nunca llegaban a sus bufetes a primera hora. Por eso había decidido esperar hasta las diez. El abogado al que Kiriko había ido a ver expresamente desde Kyushu se llamaba Kinzo Otsuka. Kiriko, una mecanógrafa de veinte años, no tenía por qué saber que Otsuka era el mejor abogado en derecho penal. De hecho, no lo sabía hasta que ocurrieron los hechos que le cambiaron la vida para siempre".
Sí, Kinzo Otsuka es un buen…

"Un amor imposible" Christine Angot

Imagen
"Mi padre y mi madre se conocieron en Châteauroux, cerca de la avenida de la Gare, en la cantina que ella frecuentaba; a sus veintiséis años llevaba ya varios trabajando en la Seguridad Social, [...] en cuanto a él, tras largos estudios, con treinta años, ése era su primer empleo. Era traductor en la base americana de La Martinerie".
A partir del momento en que empezaron a salir juntos, todo un mundo se abrió ante los ojos alucinados de Rachel Schwartz, porque Pierre Angot no era un hombre como los demás. Era amable, cariñoso y divertido, pero además le hizo descubrir un mundo nuevo; un mundo en el que nada era como parecía, donde todo debía ser pasado por el filtro de la reflexión y de las palabras; donde todo se convertía en preguntas que requerían una respuesta: la gente, los paisajes, las situaciones; todo era descrito y analizado de una forma que Rachel no imaginaba que se pudiera hacer, todo escapaba a lo formalmente admitido, a los convencionalismos. "Él barría lo…

"Agua salada" Charles Simmons

Imagen
"En el verano de 1963 yo me enamoré y mi padre se ahogó". Con este comienzo rotundo empieza su andadura "Agua salada" de Charles Simmons. 
Yo conocí esa frase por Lorena Álvarez González, del blog "El páxaru verde". No sé si la vi en Facebok o en Instagram, pero supe que tenía que leer esa novela y más aún cuando vi que el autor era norteamericano. Son muchas las lecturas que le debo a Lorena. Ella y yo lo sabemos. "Durante una semana entera, a finales de junio, se formó un banco de arena a un kilómetro océano adentro. No era visible, pero sabíamos que estaba donde las olas rompían. Cada día esperábamos que asomara con la bajamar". Así continúa tras la impactante frase del comienzo, con esa sencillez y esa precisión descriptiva que ya nos acompañará en toda la lectura; con ese aire marino que nos impregna de sol y agua y sal y arena.  Estamos en Bone Point, una isla atlántica pegada a la costa este de Estados Unidos, probablemente en la zona de Mass…