Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2019

"El cazador de estilemas" Alex Grijelmo

Imagen
Desde que la escritura mecánica ha hecho imposible la grafología como prueba criminal y desde que los ordenadores y los cibercafés han enviado al baúl de los recuerdos el descubrimiento del autor del delito por la letra mellada de una máquina de escribir, el envío de anónimos se ha convertido en un delito que queda impune por cuanto es imposible descubrir al emisor de los mismos. Al menos hasta que llegó Eulogio Pulido.

Eulogio Pulido es un profesor universitario de filología, en paro y arruinado por una estafa con la que le traicionó su antigua novia: ella se fugó con la cuenta corriente que estaba a nombre de ambos, aunque el dinero era solo de Eulogio, y a él le dejó con las deudas que eran de ella, aunque estuvieran soloa nombre de él.

Sobrevive como puede gracias a su labor como crítico literario para un periódico en el que se mantiene por su amistad con Joaquín Polo. "Las charlas entre Polo y yo nos permitieron trabar una pronta amistad, que aún perdura. Por eso un buen día l…

"Clavícula" Marta Sanz

Imagen
"¿Cuándo empieza el dolor?, ¿el primer síntoma? Quizá yo podría fijar el mío mientras sobrevuelo el océano Atlántico rumbo a San Juan de Puerto Rico. [...] realmente sucede así; mientras sobrevuelo el mar constantemente diurno, noto la presencia de una costilla bajo el pecho izquierdo. Y, en la costilla, detecto una pequeña cabeza de alfiler que súbitamente se transforma en una huella de malignidad. Una fractura en la osamenta o el reflejo de una vorágine interior".

Un pequeño dolor en cualquier sitio (costilla por ejemplo) se puede convertir en una dolencia que nos lleve de especialista en especialista, de angustia en sobresalto, de imaginación en certeza, hasta la paranoia más absoluta. No sabe Marta Sanz hasta qué punto me he sentido identificada con ella, si bien a mí es algo que me pasaba con más frecuencia y más intensidad cuando era mucho más joven y en la adolescencia. Parece ser que el hecho de ver que voy sobreviviendo y que mis punzadas no se materializan nunca en …

Sorteo en "Mis lecturas"

Imagen
En el blog "Mis lecturas", de Marina, tenéis abierto el sorteo de "El caso Hartung", un libro del que he leído varias reseñas y me han entrado ganas de hacerme con él, por lo que hace un par de semanas que está en mi lista de pendientes. 
No suelo participar en sorteos, pero una vez me dio por hacerlo en otro, también de "Mis lecturas", y gané el libro "La vida invisible de Eurídice Gusmão", que por cierto, me gustó mucho y dio lugar a una reseña muy favorable. He pensado que puede que Marina me dé suerte y me he animado a participar en este sorteo.  Por si a alguien le apetece participar también, que se pase por el blog de Marina (clicando en el nombre del blog o en la imagen) y que se informe en profundidad, pero advierto que la convocatoria termina el 6 de marzo. Daos prisa. Mucha suerte a todos.

"Bartleby y compañía" Enrique Vila-Matas

Imagen
Hace unos meses publiqué una entrada sobre una novela que me gustó especialmente, "Bartleby, el escribiente", de Herman Melville. Sabía ya de este personaje mítico de la literatura, pero aún no había leído la novela en la que había sido creado. 
Bartleby es un ser habitado por la filosofía del "no", un hombre para el que la frase más repetida es "preferiría no hacerlo", eufemismo con el que quiere decir en realidad, "no lo haré aunque me aspen". Con esa actitud por bandera, Bartleby va renunciando a todo hasta renunciar a sí mismo y a su propia supervivencia.

En aquella reseña apuntaba yo el deseo de "leer un libro de Enrique Vila-Matas que duerme el sueño de los justos en mi estante de pendientes hace tiempo, Bartleby y compañía". Pues bien, ese momento ha llegado, aunque con más retraso del que imaginé, y por fin me he enfrentado al libro de Vila-Matas, un libro entre la novela y el ensayo.
La historia está narrada en primera persona po…

"Vida después del suicidio" Xavier Alcover

Imagen
Llenar páginas en blanco
Solo para no verlo todo negro. Ese creo que es el objetivo de Vida después del suicidio: sacar con las palabras, negro sobre blanco, todo el dolor acumulado, toda la rabia, toda la incomprensión. Escribir un libro que redima de la culpa y permita sacar de dentro esa bola de angustia que ahoga y paraliza. Verter sobre la página en blanco toda la negrura que ensombrece el alma y aniquila la alegría.

Así empiezo mi reseña en MoonMagazine de "Vida después del suicidio", la novela, pero también compendio de poemas y de recuerdos, de Xavi Alcover.
Se la dedica a su amigo Manolo, amigo de colegio y de instituto y de parque y de correrías que se suicidó en 2012. 
La protagoniza un fantasma, Lucas Campo de Pablo, que se ha tirado al tren y vaga después de muerto por los escenarios de su vida y entre las personas amadas que formaron parte de ella. En sus paseos se debate entre la culpa, el dolor, el arrepentimiento...
La novela no es fácil ni amable, pero tampoco …

"La hoguera de las vanidades" Tom Wolfe

Imagen
Si hubiera que definir este libro con dos palabras serían estas sátira social. La primera novela del afamado periodista Tom Wolfe, muerto en mayo de 2018, toma como protagonista la ciudad de Nueva York y la retuerce entre la negra tinta de su afilada pluma hasta hacerla sangrar por las deshilachadas costuras que hilvanan sus barrios y distritos. 
De entre los personajes, no se salva ninguno. Ni siquiera la pequeña Campbell McCoy que, entre la espontaneidad e inocencia de sus seis años, deja entrever resabios de los que vienen de casta, de los que, entre lo que se aprende y lo que se hereda, nadie en su mundo puede deshacerse.
"¡Jeh-jeggggggggggjjjjjjjjjjjjjjj!
Es un cacareo demoníaco, emitido por alguien del público. Es un sonido que sale de un lugar tan profundo, de debajo de tantísimas y tan lujosas capas, que él sabe perfectamente el aspecto que tiene esa mujer. Cien kilos, ¡como mínimo! ¡Fuerte y grande como una caldera de calefacción! El cacareo estimula a los hombres. Una erup…

"Cancan" Jon Lauko

Imagen
Monsieur Cambremer es Cancan. Monsieur Cambremer, llamado Cancan, es un personaje de "En busca del tiempo perdido" que recuerdo levemente de cuando leí esa obra. Un marqués del círculo de aristócratas, cercanos a los Guermantes, con los que entra en relación el narrador de la enorme (en todos los sentidos) novela francesa; un hombre muy feo, con una madre fea, pero buena y amante de la música, y una esposa muy remilgada. Un homenaje de Jon Lauko a la maravillosa novela de Proust, porque, además, este Cambremer actual se llama Marcel.
Marcel Cambremer, el Cambremer de este "Cancan" de Jon Lauko, nada tiene que ver con el marqués proustiano, salvo, tal vez, una aire de caballero atildado y coqueto, o así me lo he imaginado yo al menos. "―Andrés Morales Valle, alias Ahmed, Alfredo, Gustavo, Alberto, Marcel ―hizo una pausa, sonrió para añadir―: ¡Cancan! ―prosiguió―: cincuenta y dos años, murciano, carpintero; con pasaportes español, francés y argelino; cuatro herid…

"El asesino dentro de mí" Jim Thompson

Imagen
"Aquí todos dicen «si, señora» y «no, señora» a cualquier persona que lleve faldas; a cualquiera mientras sea blanca, se entiende. Aquí, si se pilla a un sujeto con los pantalones bajados, se le piden excusas… aunque inmediatamente después haya que detenerle. Aquí se es hombre, hombre y caballero, o no se es nada. Y al que no lo sea, que Dios le ampare".
Aquí es Central City, Texas. Un pueblucho fundado en 1870 que debía al boom del petróleo su conversión en una ciudad de 48000 habitantes. En Central City vive Lou Ford, sheriff adjunto. 
La novela está contada por el propio Lou en primera persona. Se nos manifiesta como un hombre educado, tolerante, comprensivo. ¿Cómo si no, se describiría al hombre capaz de decir estas palabras? "Aquí, en Central City, no hay muchos maleantes, señorita —expliqué—. Y además también son personas, aunque no actúen bien del todo. Si uno no les hace nada, ellos tampoco. Se avienen a razones"
Pero Lou está aquejado de la enfermedad, algo…

"Reina roja" Juan Gómez-Jurado.

Imagen
Esta es otra novela que viene recomendada por el entusiasmo general que provoca en las redes sociales. Pues a pesar de todo, no me ha llegado a convencer.
Entiendo el por qué de su éxito porque tiene cosas buenas, pero no puedo obviar las malas que también las tiene.
Tiene una trama original que nos lleva a toparnos con una serie de asesinatos, secuestros y peticiones de rescate que se pueden considerar novedosos; tiene un personaje, Antonia Scott, cuya extraordinaria inteligencia la lleva a ser seleccionada por un grupo de gente muy especial, que pretende resolver ciertos casos criminales de una forma más especial aún. "Antonia Scott sólo se permite pensar en el suicidio tres minutos al día. Para otras personas, tres minutos pueden ser un período minúsculo de tiempo. No para Antonia. [...] La mente de Antonia Scott es más bien como una jungla, una jungla llena de monos que saltan a toda velocidad de liana en liana llevando cosas. Muchos monos y muchas cosas, cruzándose en el aire …

Febrero 2019

Imagen
En el hospital del orfanato —la sección niños de St. Cloud’s, en Maine— dos enfermeras eran las encargadas de dar nombre a los nuevos bebés y de verificar que sus pequeños penes cicatrizaran después de la obligada circuncisión. En aquellos tiempos (192-), se circuncidaba a todos los niños nacidos en St. Cloud’s porque durante la primera guerra mundial el médico del orfanato había tenido dificultades, por un motivo u otro, en el tratamiento de soldados no circuncisos. El médico, que también ocupaba el cargo de director de la sección niños, no era un hombre religioso; para él la circuncisión no era tanto un rito como un acto estrictamente clínico que se ejecutaba por razones higiénicas. Se llamaba Wilbur Larch y siempre evocaba en una de las enfermeras —si exceptuamos el aroma a éter que constantemente lo acompañaba— la madera resistente y perdurable de la conífera del mismo nombre. Sin embargo, la enfermera detestaba el ridículo nombre de Wilbur y se horrorizaba ante la estupidez de ha…