"El libro de mi destino" Parinoush Saniee

«Sin tener en cuenta el honor y la reputación de su padre, mi amiga Parvaneh hacía cosas sorprendentes. Hablaba en voz alta por la calle y miraba los escaparates, incluso a veces se paraba y me señalaba los artículos expuestos. Daba igual que le repitiera: «Vámonos, es de mala educación»; no me hacía caso. En una ocasión, hasta me gritó desde la acera de enfrente y, por si fuera poco, me llamó por mi nombre de pila. Sentí tanta vergüenza que rogué que se me tragara la tierra. Gracias a Dios, no había por allí cerca ningún hermano mío, porque no sé qué habría pasado si me hubieran visto»

Y Masumeh recuerda cuando se fueron de Qum a Teherán y su padre permitió que siguiera yendo a la escuela, a pesar de que ya había estudiado un año más de lo que le correspondía (un año más tras sacar el certificado de primaria) y debería ir pensando en casarse. Y por si fuera poco, le permitió salir a la calle con un simple hiyab cuando Masum le convenció de que con chador sería el hazmerreir de toda la escuela. 

No sé muy bien en qué año empieza la historia del libro. En qué año se fue Masum con su familia a Teherán. Finales de los sesenta probablemente. Varios años antes de la revolución de 1979 en todo caso. En su escuela de Teherán Masum conoce a Parvaneh, una chica perteneciente a una familia mucho más liberal que la suya. Estamos en el reinado del sha Reza Pahlevi que si bien se puede considerar una dictadura en lo político y generador de grandes diferencias en lo económico, en lo social modernizó el país, concedió el voto a las mujeres y procuró, en lo posible, el avance hacia el laicismo. 

La familia de Parvaneh, por tanto, no tenía ningún problema en vivir su libertad sin tapujos. «Yo estaba convencida de que no era mala chica, aunque no respetara las normas. Me refiero a que no distinguía el bien del mal ni lo correcto de lo incorrecto, y nunca pensaba en el buen nombre ni el honor de su padre. Tenía hermanos, pero no los temía. A veces hasta se peleaba con ellos y, si le pegaban, devolvía los golpes. Parvaneh lo encontraba todo gracioso y reía dondequiera que estuviese, incluso en la calle. También parecía que no le hubieran enseñado que cuando una chica ríe no deben vérsele los dientes y nadie debe oírla». Y es que Masum, a pesar de ser la favorita de su padre, a pesar de que se le ha permitido estudiar más allá que a cualquier otra chica de familia tradicional, a pesar de que tan solo debe ponerse el hiyab cuando va a la escuela, es eso, una chica de familia tradicional educada en la idea de mantener el honor de la familia y sobre todo el de los varones.

Y si su padre le permite ciertas licencias, sus hermanos, fanáticos religiosos, son tremendamente intolerantes. no importa que uno de ellos mantenga una relación adúltera con una mujer casada o que vuelva cada noche borracho a casa. El honor de las familias está en los actos de las mujeres y no importa lo deshonrosas que sean las conductas masculinas.

Pero no hay que tener conductas muy inmorales para escandalizar a los beatos de cualquier credo. Masum se verá repudiada sin apenas darse cuenta, sus hermanos y hasta su padre, se sentirán traicionados y Masum perderá su lugar en el paraíso. La necesidad de casarla y sacarla de la familia se hace imprescindible pues con ella en casa y la mancha que supone peligran los matrimonios del resto de los hermanos. «Me pusieron en venta. Recibir a las familias que venían a conocerme se convirtió en mi único entretenimiento. Mis hermanos y mi madre habían corrido la voz de que estaban buscándome marido, y a casa acudía todo tipo de gente. Algunos candidatos eran tan inadecuados que hasta Ahmad y Mahmud los rechazaban».

Por suerte para ella, su vecina, la señora Parvin, le encontró un hombre a su medida. Hamid es un revolucionario. Partidario de la emancipación de la mujer, la anima a seguir estudiando y a hacer todo lo que quiera y sea capaz. Masum no puede creer en su suerte, pero hasta los revolucionarios que luchan por la libertad del género humano terminan cayendo en contradicciones. Masum se verá sola mientras su marido se dedica a preparar la revolución. Con Hamid en ocasiones desaparecido o en la cárcel, será prisionera de su necesidad de sacar adelante a sus hijos, se sentirá sola y luchará por mantener su casa y su familia.

Seguiremos a Masum y su familia hasta los años noventa. Veremos el triunfo de la revolución y cómo la preponderancia de los religiosos del Ayatolá Jomeini pone de nuevo en la ilegalidad a los revolucionarios laicos como Hamid, junto a los que habían luchado al principio. Masum tendrá que luchar ahora contra el régimen, contra sus hermanos, contra la guerra entre Irán e Irak que amenaza con arrebatrle a sus hijos. Tan solo recuerda unos pocos día de felicidad total con su marido e hijos en unas vacaciones junto al Mar Caspio. «¡Dios mío, qué deprisa había pasado todo! Aquellos pocos días de vacaciones habían sido mi cuota de una vida familiar feliz; lo demás estaba teñido de dolor y sufrimiento»

Parinoush Saniee

A pesar de los deseos de su juventud, a pesar de haber sido una mujer trabajadora e independiente, nunca ha dejado de estar al servicio de los otros. En El libro de mi destino, Parinoush Saniee reúne en la persona de Masum una serie de historias oídas a sus pacientes. La autora es socióloga y psicóloga por lo que ha tenido oportunidad de escuchar de primera mano las frustraciones de las mujeres de su país. Las tradiciones familiares, la ideología de su marido, las necesidades de sus hijos, la Revolución... todo ello ha dado lugar a mujeres que han perdido la guerra de las oportunidades. Las propias siempre quedaron pospuestas por las necesidades de los demás. Nunca fueron capaces de ese egoísmo que llega a ser un deber para con una misma. Ni siquiera cuando al final de su vida la felicidad se apiada de Masum y le da una nueva oportunidad puede aprovecharla. De nuevo los deseos y caprichos de los demás pasan por delante de ella.

«Mi padre y mis hermanos me sacrificaron por su honor; mi marido, por su ideología y sus metas, y pagué el precio por los gestos heroicos y los deberes patrióticos de mis hijos.
Pero ¿quién era yo? ¿La esposa de un insurgente y un traidor o la de un héroe en lucha por la libertad? ¿La madre de un disidente o la abnegada madre de un combatiente por una noble causa? ¿Cuántas veces me pusieron en un pedestal y luego me derribaron? Y en realidad no merecía ni una cosa ni la otra. No me ensalzaban por mis habilidades y mis virtudes, ni me castigaban por mis errores.
Es como si yo nunca hubiera existido, como si no tuviera ningún derecho. ¿Cuándo he sido dueña de mi vida? ¿Cuándo he trabajado para mí misma? ¿Cuándo he ejercido el derecho a escoger y decidir? ¿Cuándo me han preguntado qué era lo que yo quería?»

Una novela que, además de ser interesante, engancha y cuesta dejar de leer. La recomiendo si dudar.

Esta novela la he leído como recomendación de Sara del blog Tómate un café con Sara. Dicha recomendación me llegó a través de el Reto Serendipia Recomienda 2021. Es la segunda novela que leo de las tres que supone el reto. Si queréis saber cuáles son las otras dos que he elegido podéis verlo en esta entrada de mi blog.

Título del libro: El libro de mi destino
Autora: Parinoush Saniee
Nacionalidad: Irán
Título original: Sahm-e Man
Traducción: Gemma Rovira Ortega
Editorial: Salamandra
Año de publicación: 2014
Año de publicación original: 2003
Nº de páginas: 448

Comentarios

  1. Hola, Rosa:
    me encanta todo lo que nos has contado sobre la novela. Siempre me ha llamado la atención esa cultura y los libros que la tratan me suelen gustar así que me la llevo apuntada. Gracias por la reseña y la recomendación.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te gusta. ha sido una de las lecturas que más me han atrapado en los últimos tiempos. Es dura, pero muy esclarecedora de lo que en algunas culturas han sufrido y sufren las mujeres. Si a nosotras nos queda mucho por conquistar, me resulta casi imposible valorar lo que les queda a ellas.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Querida amiga te felicito sigues igual y en lo mismo.Yo no leo novelitas estoy investigando otros topicos en mi vida pero te felicito y aunque jamas me contestas te deseo siempre lo mejor querida

      Eliminar
  3. Hola.
    Apuntadísima y escalando posiciones en mi lista. En cierto modo me ha recordado a la biografía de Phoolan Devi. Solo un poco, hablamos de otro país, de que en ese caso fue ella a la cárcel...pero me lo ha recordado. Como curiosidad te diré que recuerdo a la perfección que día compré ese libro porque cuando puse el telediario esa noche, me enteré de su asesinato, un 25 de julio de 2001. Antes de empezar el libro ya tuve un spoiler.
    Al leer tu reseña me he acordado de momentos de mi infancia, mi madre explicándome un poco quien era Jomeini, y el miedo que nos dabaver a sus seuidores, tan fanáticos.
    Muy muy interesante, muchas gracias y felizdía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo era ya suficientemente mayor para seguir la revolución iraní y para ver todas las barbaridades que cometieron los fanáticos de Jomeini. Esta novela es sumamente interesante porque en una época u otra, con un tipo de marido o con otro, casada o viuda, la mujer no tiene el menos protagonismo. En parte por lo que se ve obligada a soportar y en parte por lo que ella misma se impone como obligación (tras años y años de sometimiento, es difícil ser capaz de liberarse cuando se puede), se puede decir que es una mujer que nunca ha vivido más que como objeto de los demás. la verdad es que si piensas que solo se vive una ves, resulta de lo más terrible.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Hola. Al principio me recordaba un poco a Persépolis, luego ya la cosa cambia mucho. Pobre mujer, menudo lío en la cabeza. Me ha gustado mucho eso de la guerra de las decisiones. El caso es que aunque te equivoques, o incluso aunque conscientemente dejes que otros las tomen por ti, lo importante es poder elegir y se ve que de elegir, poco.
    Seguro que en cierto modo resulta una historia difícil por la situación pero que merece la pena. Me la apunto.
    Besos
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes tomar decisiones o, en algunos casos, puede dejar que alguien las tome por ti. No importa siempre que tú decidas, como bien dices, Aquí la protagonista decide bien poco la verdad. En su vida siempre hay un hombre que toma las decisiones por ella, incluso cuando pretende que ella viva independientemente, lo que consigue es dejarla sola con toda la carga de la familia.
      Merece mucho la pena porque es un libro que, además, engancha.
      Un beso.

      Eliminar
  5. No conocía este libro, pero me ha llamado mucho la atención la trama. Ojalá algún día encontremos estas historias solo en los libros.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sería bueno tener que acudir a los libros para saber cómo eran las caducas costumbres de algunos lugares, pero me temo que aún queda mucho para eso y hay costumbres que cada vez adquieren más actualidad. En sitios como Afganistán, donde se había logrado cierta, libertad, se vuelve a perder de la noche a la mañana. Terrible.
      Un beso.

      Eliminar
    2. cada uno que sufrio o vivo un momento lo escribira de diferentes manera por lo tanto no leo mucho sobre eso

      Eliminar
  6. Pues me ha llamado muchísimo la atención esta novela. Tomo buenísima nota.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te guste. resulta realmente interesante y muy, muy entretenida.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Quise leerla hace varios años cuando se publicó pero la fueron desplazando otras lecturas y al final quedó olvidada, así que te agradezco mucho que la hayas rescatado con tu reseña.
    Una vida tristemente vivida a través de las vidas de los demás: padre, hermanos, marido, hijos. Desgraciadamente así es la vida de muchas mujeres en muchos países. Una novela que estoy segura no me dejará indiferente.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que es de esas novelas que te despiertan un montón de reflexiones. Llegar al final de tu vida viendo que nunca has vivido por ti misma, que siempre se ha sido un objeto manipulado por todos lo hombres que te han rodeado, tiene que ser terrible porque además no hay otra vida en la que resarcirse.
      Me alegro de haber despertado tu recuerdo de este libro. A veces descubrimos tesoros entre lo que teníamos olvidado como me pasó a mí con Nacer mujer en China.
      Un beso.

      Eliminar
  8. ¡Hola Rosa! según te leía me recordaba totalmente una novela que leí hace no mucho "Los lunes nos querrán", el argumento que cuentas es muy muy similar. Dos novelas que nos muestran la vida de mujeres inmersas en el fanatismo religioso y machista. He investigado un poco sobre la autora, es curios que se publicó en 2003 y al principio fue vetada en su país.
    Tengo que conocerla, la leeré, seguro, esta o su última publicación de 2016, que también tiene una pinta interesante. Me ha encantado leer tu crítica a esta novela que llevo viendo por la biblio, pero que nunca me había atraído especialmente
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leí hace unos meses El lunes nos querrán. Tal vez por lo exótico y la época histórica que relata, me ha gustado más El libro de mi destino.
      No la dejes pasar. Yo también tengo en mi lista la segunda novela de la autora, La voz dormida. Espero no tardar mucho en leerla.
      Un beso.

      Eliminar
  9. ¡Hola, Rosa! Interesante y muy apropiada lectura la que nos propones. Siempre he pensado que los cambios sociales y de pensamiento se producen gracias a la lucha silenciosa de la mujer. Los hombres nos revolucionamos para que todo siga igual, vestimos santos desvistiendo otros, pero cuando esa revolución nace de la mujer, se renueva el armario. Imagino que algo así pasará en sociedades como la que describe la autora, en las que los únicos cambios permanentes son aquellos que se producen dentro de la sociedad, no por algo externo a ella. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es cierto que cuesta mucho avanzar y siempre se avanza desde abajo hacia arriba, desde los ciudadanos hacia el poder y de la lucha de la mujer sojuzgada hacia algunos hombres que se dan cuenta y modifican las cosas. teniendo ellos el poder como siempre lo han tenido, hay que persuadirles para que permitan que todo avance. Y, desde luego, sin la lucha de la mujer, silenciosa unas veces y clamorosa otras, nunca se habrían dado cuenta del tremendo lugar al que se nos había condenado. Libros como este son imprescindibles en ese sentido.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Hola, Rosa. Me tientas mucho con esta lectura y la anoto para buscar en libro. No aprendo, con tanto y tanto que tengo por leer siempre añado nuevos títulos y a mi eso me encanta. Gracias por tus impresiones.

    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos pasa a todos. Yo hay días que apunto tres o cuatro libros. Afortunadamente otros, los menso, no se añade ninguno a mi lista. Espero que le guste esta novela que además es de las que se te pegan a las manos.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Fantástica recomendación. A mí este tipo de historias me encanta así que ya está apuntada 😉 Mil gracias, Rosa. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gustan mucho estas historias ambientadas en estos países y que cuentan las vidas cotidianas de sus gentes. Te gustará.
      Un beso.

      Eliminar
  12. No conocía esta novela y me parece realmente interesante tanto por la historia personal que narra como por conocer un poco más del contexto histórico en el que se enmarca.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo en ella es interesante: el país, el momento histórico y la vida de la protagonista. Además está escrito con mucha sencillez por lo que leerlo es un placer y un enganche total.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Infinita tristeza es lo que me viene a la mente al pensar cuantas oportunidades a nivel cultural y científico está perdiendo la humanidad en su devenir histórico. Y todo a causa de los fanatismos, las intolerancias, el patriarcado desaforado y las ideologías políticas y religiosas.
    Las mujeres siempre como víctimas propiciatorias y culpables de todo. Portadoras supuestamente del honor familiar, cuando es la hipocresía y la ley del embudo lo que prima en ciertos ámbitos familiares, en los que se recrea lo que serán las sociedades en su conjunto.
    Me voy dando cuenta según me voy haciendo viejo, cuan importante es la educación en valores y el respeto por nosotros mismos y hacia los demás. Los extremos, los buenismos consentidores y comprensivos hasta con la mala educación, nunca fueron buenos. El ser humano es un campo abonado para la contradicción y la auto destrucción.
    Gracias como siempre por tu reseña tan aleccionadora Rosa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo peor es que aparte de mujeres que luchan por cambiar las cosas, también están las que tienen tan asumido el rol que les han transmitid que se lo transmiten a la vez a sus hijos y, lo que es peor, a sus hijas. Así la madre de Masum tenía plenamente asimilado ese sentido del honor que tenían que mantener exclusivamente sus hijas.
      Y es cierto que la humanidad se ha perdido todos los logros en todos los ámbitos que podrían haber llevado a cabo todas las mujeres a las que no se ha dejado desarrollar sus capacidades.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Estos son libros que tienen una generosa acogida en las democracias occidentales, como no puede ser de otro modo, que interesan y nos atraen a buena parte de los lectores, pero yo me pregunto qué recorrido tendrán entre las propias mujeres musulmanas y en los países islámicos, sabiendo las dificultades de la mujer para acceder libremente a la cultura.
    Y me doy cuenta que si para nosotros son lecturas necesarias, aunque solo sea para una toma de conciencia, imagínate lo necesario que son estos libros para ellas (y debería decir para ellos) que viven esa realidad, aunque la mayoría nunca lo sabrá, por la invisibilidad de ciertas cosas.
    Beso, Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante reflexión que se nos suele escapar.
      Imagino que este tipo de lecturas no llegan a esos países excepto a una minoría muy privilegiada. Las mujeres mayoritariamente no tendrán acceso a ellas.
      De todas formas habrá diferencias entre los distintos países. De hecho la autora escribió la novela y enseguida se prohibió en Irán.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Hola Rosa, siempre me pareció indignante eso de que el honor de los hombres en diferentes países y épocas dependiera de las mujeres, de que ellas se "se portaran bien", es decir, que fueran dóciles, sumisas, que no pensarán y se dejarán gobernar por los hombres, como "una niña buena perpetua", un ser que nunca sería mayor de edad para tomar sus propias decisiones.
    Y que difícil debe ser revelarse contra esto y encontrarse sola. El tema me parece muy interesante y aunque he leído alguna autora que trataba el tema, esta novela no la conocía. Me la llevo apuntada. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca está de más conocer este tipo de situaciones en distintos países y culturas.
      Aquí parece que ya está superado y aunque a enorme distancia de otros lugares, no debemos dejarnos arrullar por la autocomplacencia porque aún se podría hacer mucho.
      Seguro que esta novela te resulta muy interesante.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Me gustan los libros de psicología pero este cre que lo pondre en mi lista

    ResponderEliminar
  17. Creo que es una novela muy buena para conocer la mentalidad y la forma de afrontar la vida de una sociedad muy distinta a la nuestra y donde la religión lo rige todo, incluso cuando el gobierno es en cierta manera laico, como fue el del sha. Se puede uno imaginar que cuando el gobierno ya es "religioso" la cosa empeora mucho más, de hecho, ya lo estamos viendo, en el propio Irán y en otros sitios.
    Me la apunto, aunque no sé si tengo el cuerpo para averiguar ciertas cosas que han pasado y que están pasando.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando empieza la novela, una no sabe en qué época está. El fanatismo de los hermanos de Masum puede hacer pensar en la época de Jomeini, pero la liberalidad de otras familias despista y es que, como dices, por muy laico que sea un estado y por mucho que sus gobernantes pretendan terminar con ciertas lacras, como la gente no esté por la labor y tenga el fanatismo metido hasta la médula no hay manera.
      Yo creo que el libro te gustará porque a pesar de que en algunos momentos es duro, resulta sumamente entretenido y muestra un modo de vida muy distinto al nuestro. Es curioso porque así como la literatura china o japonesa la veo muy lejana y ajena, la de estos países del Próximo Oriente me gusta mucho y la siento más próxima.
      Un beso.
      Un beso.

      Eliminar
  18. Hola Rosa!! Es genial que lo hayas disfrutado tanto, puesto que no lo conocía y creo que podría ser una buena lectura. Tomo noto del descubrimiento que me haces. ¡Fenomenal reseña y gracias por tu recomendación! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro muy interesante que creo que te gustará. Yo lo he disfrutado mucho. Lo bueno de algunos retos es que te abren la mente a lecturas que de otro modo puede que jamás hubieras leído y ni siquiera conocido.
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Con tus comentarios reflexionamos, debatimos y aprendemos más.

Lo más visto en el blog este mes

"Florence Foster Jenkins" Stephen Frears

"La buena letra" Rafael Chirbes

"Pastores del mal" Félix García Hernán

"El olor de la lluvia en los Balcanes" Gordana Kuić

Un pequeño viaje por Italia.

"La inquilina de Wildfell Hall" Anne Brontë

"Los que merecen morir" Carlos Salem

Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto

"La solución final" Michael Chabon

"Las flores no sangran". Alexis Ravelo