"Antes mueren los que no aman" Inés Plana

«En la mañana del 23 de diciembre, una funcionaria de la Tesorería de la Seguridad Social yacía en el suelo decapitada. Se llamaba Pepa Ordovás. Junto con otros compañeros, había invertido el tiempo del desayuno para recoger firmas en la puerta de la delegación de Uvés de San Juan, una localidad madrileña cercana a Torrelodones y El Escorial. Se avecinaban para el próximo año recortes salariales a los trabajadores públicos»
.

Era 23 de diciembre y era 2009. La crisis hacía estragos y se anunciaba una bajada de los sueldos de los funcionarios. Pepa Ordovás tuvo muy mala suerte. Lo único que pretendía aquella mujer era desquitarse del mal trato que sentía haber recibido por parte de la funcionaria. Un escupitajo, un empujón y nada más. Pero la suerte les fue adversa a las dos. Una cristalera mal situada, un fragmento de cristal que cae justo donde no debe, y lo que pudo saldarse con unos cortes o, de no haberse roto la cristalera de la puerta, con una caída sin más, se convirtió en una muerte por decapitación limpia. La agresora asustada huyó y el caso de la funcionaria decapitada le cayó a Julián Tresser, teniente de la Guardia Civil en la comandancia de Uvés.

«Fue un hachazo que parecía caído del cielo a traición, para clavarse profundamente en la tierra y provocar un abismo entre las gentes y sus esperanzas. A un lado quedaron las personas y las hipotecas que ya no podían pagar, los trabajos que dejaron de existir, las empresas arruinadas, la tristeza, la perplejidad. Al otro lado de la sima insalvable, las casas tan bonitas, los coches tan nuevos, las vacaciones en el trópico, la seguridad de las nóminas, las salidas de fin de semana y otros tantos sueños cumplidos. No se iba a tender ningún puente para regresar a aquellos mundos perdidos. Al contrario, la intención era dinamitar todos los que aún se mantenían incólumes. Notificaciones de embargos y desahucios, notificaciones de impagos, notificaciones siempre hostiles llegaban a muchos buzones y paralizaban a las personas, impotentes ante el despliegue de tan poderosa maquinaria. En aquellas Navidades del año 2009 ya se empezaba a comprender que así sería hasta no se sabía cuándo y detrás de cada risotada, de cada villancico, de cada copa de champán se ocultaba el desconsuelo ante lo inevitable».

Con la cita precedente es como realmente empieza Antes mueren los que no aman. En este caso el hachazo no lo da un cristal desprendido de una cristalera, sino una crisis que vino para quedarse a la que se han ido sucediendo otras crisis «menores» (pandemia, guerra de Ucrania) y de la que ya no creo que se vaya a salir nunca. El hachazo partió en dos la sociedad, los que se arruinaron, perdieron sus negocios, sus trabajos, sus casas, etc., y los que se enriquecieron con la desgracia ajena. De todos es sabido que los únicos negocios que no se vieron afectados, e incluso cada vez ganaron más, fueron  los que suministran lujo a quien se lo puede permitir.

A Julián Tresser le cae este caso en un momento crucial de su vida. Casi a la vez se entera de que su recién descubierta sobrina, Luba, la única persona de su sangre que queda y que descubrió en la entrega anterior, Morir no es lo que más duele, podría estar viva. En una redada a un chalet donde supuestamente se realizaban partidas clandestinas, se ha descubierto un burdel en el que parece ser que estaba la niña y habría podido escapar. También, casi a la vez, un amor del pasado viene a despertar en Julián sentimientos que tenía un tanto sepultados. 

Mientras reinicia su relación amorosa y trata por todos los medios de buscar a Luba, el capitán Díaz Visedo lo presiona para que acelere la investigación de la funcionaria decapitada. El cabo Coira, con el que tan bien trabajó en el caso anterior, se encuentra de vacaciones en Galicia con los suyos. No es cómodo ser guardia civil en un lugar donde gran parte de la economía que permitió sobrevivir a tantas familias durante muchos años derivaba del contrabando y/o la pesca ilegal. «Ya culminado el sueño de ser guardia civil, siempre que regresaba a Cieña percibía, primero con tristeza y más tarde con resignación, cómo los lugareños y hasta su propia familia le trataban como a un extraño, casi como a un intruso. Ni siquiera le hablaban enteramente en galego, sino que lo mezclaban siempre con el castellano para evidenciar —así lo entendía Coira— que ya no era del todo gallego»

Un narrador omnisciente en tercera persona nos irá llevando por diferentes escenarios e irá poniendo el foco en diferentes personajes, de manera que, mientras Julián compagina sus trabajos de investigación, nosotros acompañaremos a Luba en su huida de Águila, el hombre que la secuestró y la prostituyó. También a Águila lo iremos siguiendo en su búsqueda de la niña, un cabo suelto en sus actividades delictivas que podría dar con sus huesos en la cárcel. En Galicia, en Cieña, la vida del cabo Coira y de su familia también está a punto de dar un giro que la pondrá patas arriba. Sabremos también lo sucedido con la agresora y causante involuntaria de la muerte de Pepa Ordovás; conoceremos la ansiedad de una actriz y su amiga que huyen de un suceso desgraciado que podría complicarles la vida, sobre todo a la actriz, a punto de cumplir su sueño de interpretar a Nora en una adaptación teatral de Casa de muñecas. Y todo ello mientras avanza y retrocede la historia amorosa de Julián.

Inés Plana

Demasiadas cosas (y alguna menor que me dejo) diría cualquiera, yo misma lo he dicho en ocasiones. Pero todas ellas están tan bien integradas en la trama, todas conforman una historia tan completa y compacta, que no chirrían en absoluto. Al menos a mí no me han chirriado. 

Antes mueren los que no aman es una novela policíaca con tintes negros que indaga en la crisis económica de 2008 y en la injusticia y los agravios comparativos  que supuso. Pero trata también el tema de la prostitución de menores y el tráfico de mujeres. Una novela que, como la anterior de la serie, resulta entretenida, interesante y bien escrita.

«Le costaba asumir aquel aterrizaje tan violento en el mundo de los endeudados con la Administración; le parecía injusto que no le dieran un respiro, que la persiguieran a través de embargos y ejecuciones, cuando bancos y cajas de ahorros estaban siendo rescatados de la ruina financiera por parte del Estado. [...] aquella operación de salvamento de la banca recorría todo el país como un iracundo vendaval».

Título del libro: Antes mueren los que no aman
Autora: Inés Plana
Nacionalidad: España
 
Editorial: Espasa
Año de publicación: 2020
Año de publicación original: 2020
Nº de páginas: 512

Comentarios

  1. Hola, Rosa. De esta escritora solo he leído Morir no es lo que más duele y me encantaría volver a leerla ya que esa novela me gusto por su originalidad, trama y modo de crear suspense e intriga. Gracias por tus impresiones sobre este trabajo. Besos y felices lecturas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo era también lo único que había leído y últimamente he visto dos reseñas sobre las continuaciones de aquella novela y me ha apetecido sacarlas de la lista de pendientes. Ahora me alegro de haber empezado con esta. Espero que la tercera no tarde demasiado.
      Un beso.

      Eliminar
  2. ¡Hola! Esta lectura se ve que tiene una buena trama, además, toca temas duros como la prostitución, la crisis económica, etc. Quiero leer más novelas policíacas y creo que este libro me puede gustar. Muchas gracias por la reseña y espero tengas una linda semana. ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las novelas policíacas, cuando son buenas, muestran muy bien la realidad del mundo en que vivimos. Anímate con el género. Esta novela te gustará seguro.
      Un eso.

      Eliminar
  3. Suena interesante, especialmente por el contexto social. Si están bien hiladas (como parece que lo están) no tienen por qué ser demasiadas cosas. Lo que sí me parece es que algunas de ellas llegan a esta novela desde la anterior de la autora. Y eso, aunque la trama principal parece ser independiente, me echa un poco para atrás.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se puede leer perfectamente sin haber leído la entrega anterior. Yo sí la había leído, pero te puedo asegurar que no recordaba prácticamente nada y sin embargo, he entendido esta sin ningún problema. El contexto social es muy interesante y ceo que está muy bien tratado. Por lo que yo recuerdo de aquél entonces. Recuerdo las manifestaciones, la huelga por la bajada de sueldos de los funcionarios (a la que yo no me sumé porque me parecía un exceso hacer una huelga por una bajada de salario cuando había gente que lo estaba perdiendo todo). Deberían haber presionado sobre los grandes empresarios y la banca, pero ya se sabe, ellos tienen poder y son intocables, mientras que los funcionarios... encima contaban con el beneplácito de mucha gente que siempre nos tuvo muchas ganas.
      En resumen, una novela que aunque no sea muy de tu estilo, te podría gustar.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Buenas tardes, Rosa.
    Lo que más me llama de tu reseña es la cita que alude a "esa guerra de la que no se saldrá nunca". Yo siento con tristeza esa misma incertidumbre. En cuanto a la novela, en esta ocasión no he conseguido meterme en el caso criminal. Volveré a echar un vistazo al argumento, porque volver a tierras gallegas, aunque sea tan sólo leyendo, para mí es sensacional.

    Un beso, y muy feliz comienzo de semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Undine.
      Yo creo que la crisis de 2008 no fue más que el principio de fin. La prueba es que, aunque se dice que ya se ha superado, es mentira, quedan sus secuelas y quedan las crisis que vinieron después (pandemia, guerra) y que pienso que son parte de lo mismo. El capitalismo es un sistema que morirá de éxito. Lo mismo que lo mantiene (o mejor dicho, su escasez) lo va a destruir porque para su desgracia las energías y materias en las que se basa, son finitas y están llegando a su límite. No sé si faltan quinientos años o mil, per el capitalismo tal y como lo entendemos tiene fecha de caducidad. (lo que no implica que vaya a venir algo mejor).
      Quizás no sea una novela muy de tu estilo, como le digo a Lorena, pero Galicia sale bastante y sale muy bien.
      Feliz semana también para ti.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Una crisis, que efectivamente, cambió a la sociedad y dejó en tierra miles de ahorros, casa, créditos y las vidas que se lleva con ellos. Ambientar todo esto con el añadido de esa muerte tan vertiginosa debe ser complejo, pero una joyita para lector interesado en las historia económica y en la de investigación policial. Besos, Rosa y buen comienzo de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro muy completo en lo que a narrar distintos aspectos de aquella crisis económica que tan bien recordamos todos. Aquella crisis trajo muchas muertes inmediatas o con algunos años de retraso, pero mucha gente se terminó quitando del medio como consecuencia de sus efectos. Es muy interesante la investigación y lo son los temas colaterales (si es que en aquel momento algo podía ser colateral a la crisis) que trata.
      Un beso y feliz semana para ti también.

      Eliminar
  6. Es un género que me gusta, así que tiene muchas posibilidades de caer. ME gusta los temas que trata y por lo que cuentas, parece que los lleva bastante bien.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, trata temas muy interesantes y creo que lo hace muy bien, todos muy bien hilvanados sin que nada chirríe. Ya nos contarás.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Muchísimas gracias Rosa por tu reseña, completísima, inmejorable. 👋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Inés, por pasarte por aquí y por tu amable comentario. La novela me ha gustado mucho. Veo la ironía de poner a unos funcionarios protestando por su próxima bajada salarial cuando tanta gente lo estaba perdiendo todo. No fue lo más justo atacar a los funcionarios, pero puede que fuera lo más factible. Como digo más arriba, los verdaderamente ricos y culpables tienen demasiado poder como para que se les pueda tocar.
      Un abrazo y espero leer pronto la tercera entrega.

      Eliminar
    2. Toda la razón, Rosa. Aunque pudiera ser justo, fue inoportuno. Yo también tengo muchas ganas de que leas la tercera, "Lo que no cuentan los muertos". Muchas gracias por leerme. ❤️

      Eliminar
    3. No suelo leer dos libros de la misma serie muy seguidos, pero este ya me está tentando mucho y no creo que tarde. Gracia a ti por escribir esas historias.

      Eliminar
  8. ¡Hola!
    Vaya comienzo con lo de la decapitación de la cristalera (¿como puede ocurrir algo así?, me suena a algo intencionado, no a suerte adversa), y ese hachazo que fue para muchos la crisis que empezó en 2009. Te cuento que yo soy de las que se encuentra en un punto intermedio entre los que se arruinaron y lo perdieron todo, y los que se enriquecieron a costa de las desgracias ajenas. Yo ese año 2009 aprobé y saqué mi plaza fija en la biblioteca, tras años de estudio y esfuerzo, así que para mí ese año y los que vinieron no fueron malos desde el punto de vista económico. Pero es cierto que la crisis arrasó con mucha gente. Por cierto, ¿y ese pesimismo? No crees que vayamos a salir de las crisis sumadas..., yo espero que sí, no sé, no pierdo la esperanza en que vendrán tiempos mejores, porque desde luego como vayamos a peor, pues lo llevamos crudo.
    Me encantan las novelas policiacas con tintes negros, ya sabes, y la trama que cuentas pues me atrae, también lo sabes. Y ayyy, es cierto que esos amores del pasado reviviendo llamas y brasas extinguidas, pueden ser muy muy peligrosos. No sé si me animaré con la saga, en todo caso empezaría con el de Morir no es...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es tan difícil lo de la decapitación. Es un suceso desgraciado, pero que se da. Lo que podría haberse salvado con unos cortes sin importancia por culpa de un cristal que se desprende y cae donde y como no debe...
      Yo ya era funcionaria hacía muchos años cuando empezó la crisis (soy de la oposición de 1983). Cuando se hablaba de la huelga de funcionarios yo siempre decía que no me parecía justa. Teníamos el sueldo asegurado mientras había gente que perdía trabajo, negocios, casas, etc. Me decían que lo que tenía que hacer el gobierno era sacar el dinero de los verdaderamente ricos, pero esos son intocables, como lo son los bancos. Puede parecer que rescatar a los bancos fue una aberración y lo fue, pero es que si el banco se hunde, no se hunde solo, lo hace con todos los ahorros que tiene de toda la gente que se los ha confiado. En fin, es todo muy complejo. No vayas a pensar que ahora estoy yo a favor de los bancos y de consentir todas sus tropelías (siempre he dicho que practican la usura legalmente). No, no hice la huelga de funcionarios y puedo decir que en 2007 cobraba más que cuando me jubilé en 2019.
      El pesimismo es realismo. El capitalismo no vive del aire sino de recursos y energías que toma del medio ambiente y de residuos que expulsa a él. Todo eso supone un agotamiento de recursos y una contaminación que terminarán con la Naturaleza como proveedora de materias primas y como sumidero de basuras. El cambo climático no es más que un síntoma (y hay muchos más) de que esto se acaba. la Tierra no es infinita y está llegando a sus límites.
      Te gustará la novela.
      Un beso.

      Eliminar
    2. ¡Hola de nuevo, Rosa!
      es cierto que todo es complejo, mucho, y también es cierto que tienes razón, que tu pesimismo está basado en el realismo, lo sé, y que si me pongo a analizar seriamente (como haces tú), pues el panorama está negro, negro, como las novelas que tanto nos gustan ti y a mi. Pero esa sensación de que todo está perdido, si te soy sincera intento dejarla al fondo, aunque a veces sale a flote, intento pensar en positivo, supongo que es lo menos realista pero como que necesito sentir esperanza.
      Lo de los funcionarios... pues es verdad que tenemos sueldos fijos, pero también es cierto que no son sueldos adaptados a los precios de la vida actual, llevan mucho tiempo estancados mientras todo sube y sube, yo ahora cobro muy poco mas que hace 15 años, en fin...
      Claro que aún así, me siento afortunada por mi trabajo, me considero privilegiada (aunque también es cierto que nadie me ha regalado nada, que mi esfuerzo me costó llegar a donde llegué) porque siempre hay mucha, muchísima gente que está en peor situación que la tuya, mucha gente pasándolo realmente mal, una pena.
      Sí, puede que me anime con la novela, bueno con la primera
      Otro beso.

      Eliminar
    3. Juraría que te había respondido, pero en spam no estoy (sí, a veces van a spam respuestas mías). Imagino que no le di a publicar y cómo hace ya varios días, no recuerdo casi lo que te decía.
      Es cierto que los funcionarios somos privilegiados... hasta cierto punto. Tenemos el trabajo asegurado y algunos, unas vacaciones envidiables, pero la parte menos buena, se ve menos: preparar oposiciones, estar dispuesto a ir a donde te manden (yo sólo pedía que me tocara la península y no Canarias o Ceuta o Melilla), etc.
      Otro beso.

      Eliminar
  9. Una crisis que lo trastocó todo y fue demoledora para infinidad de personas (aún lo está siendo). Me gusta lo que cuentas sobre el contexto social de la novela como marco de una trama que parece muy bien armada. La imagen de la decapitación es potentísima, por cierto. Un beso, Rosa. Una reseña estupenda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela muy bien contextualizada y con los temas muy bien tratados. Además tiene un buen ritmo, es muy entretenida y hace una crítica muy acertada de varias cosas. Muy recomendable.
      Un beso.

      Eliminar
  10. De Inés Plana yo leí "Morir no es lo que más duele" y me gustó mucho. Tengo tantos pendientes, que no sé como voy a bajar el montón, así que éste lo dejaré para más adelante, aunque seguro que va a caer. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí, por lo que recuerdo, me ha gustado más este que el anterior. A ver, el siguiente.
      Yo ya no intento bajar el montón. Déjale que crezca, peor para él, ha, ja.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Hola Rosa.
    Pues me ha apetecido muchísimo, apuntada queda porque todos esos ingredientes bien integrados se merecen una oportunidad.
    Muy feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que la novela reúne varios elementos muy apetecibles que, desde mi punto de vista están muy bien colocados y no sobran ni chirrían (al menos, no a mí) Es una novela entretenida e interesante muy buena para leer bajo un árbol como sé que te gusta.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Mientras leía esta reseña, a mí también me parecía que se mezclan muchos temas, protagonistas y problemas, lo cual puede resultar en un pequeño embrollo, al saltar constantemente de uno a otro tema, algo que se me antoja muy frecuente últimamente, como si los autores actuales quisieran rellenar al máximo una historia. Pero si dices que no es así y que todo encaja perfectamente sin aturdir ni confundir al lector, pues me lo creo, je, je.
    No sé si este es otro de los casos en que conviene haber leído la entrega anterior para conocer mejor algunos personajes y los antecedentes. Es la pega que tienen las novelas seriadas, que obligan al lector a seguir una secuencia temporal y empezar por el principio, que es lo que parece más lógico.
    Por lo demás, me parece una trama (o tramas) muy interesante
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le he dicho a alguien más arriba, yo no recordaba casi nada de la anterior y he disfrutado mucho de esta. No es necesario haberla leído, aunque desde luego, si se ha hecho, se va más sobre seguro. En todas hay un caso importante que es el que queda cerrado en cada novela. Que se retome algún otro en la siguiente no hace que sea difícil entenderlas. Yo la recomiendo independientemente de que se haya leído o no la anterior.
      Respecto a los muchos temas que se tratan, efectivamente están todos ligados y no sobra ninguno.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Hola Rosa, a mi esta novela me gustó más que la anterior, creo que la autora mejora con cada entrega, aunque hay historias que se alargan, igual sin necesidad, y sin aportar nada a la trama. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me ha gustado más. Lo digo en un par de respuestas más arriba. Creo que ha mejorado mucho desde la anterior y, por lo que dices, mejora aún más en la tercera. Creo que la voy a leer pronto.
      Un beso y gracias, porque fueron tus reseñas y la tentación que supusieron lo que me hizo retomar la serie.

      Eliminar
  14. Hola, Rosa, muy buena trama la de esta novela que toca tantos temas y a la vez que nos son cercanos. Leyéndote me parecía un poco excesivo, pero como dices que está tan bien compactado, creo que merecerá la pena. No conozco a esta autora. Gracias por presentárnosla.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchos son los temas que aborda, en efecto, aunque tal vez todos se resuman en el desamparo: el de las mujeres, el de los trabajadores, el de los débiles. Sí, al final puede que todos los temas se reduzcan a la injusticia y el desamparo de los menos favorecidos ante ella.
      Un beso.

      Eliminar
  15. ¡Hola, Rosa! Una novela que resulta apetecible, sin duda. Últimamente disfruto más las novelas negras en las que se muestran las reacciones de los distintos personajes ante el hecho criminal que aquellas que juegan al descubrimiento del asesino. Esta parece enmarcarse en el primer grupo y mostrar los distintos focos de la historia dependiendo del personaje, lo que añade riqueza a la trama.
    ¡Ay, la crisis del 2008! Lo único que me dejó la pandemia fue una mente conspiranoica y pienso que todo lo que ha venido después no es más que la consecuencia de aquella crisis. Como dices, el capitalismo es avaricioso, no solo pretende el beneficio anual, sino que el beneficio sea cada año mayor que el anterior. El problema es que vivimos en un mundo con recursos limitados y ese año llegó demostró que el "cada año más" es imposible. Al menos en un mundo real. Así que ¿por qué no crear un mundo virtual e ilimitado donde no haya límites naturales para el crecimiento? Pienso que he aquí esa urgencia con el tema de la digitalización, digitalización necesaria para que el capitalismo siga creciendo sin límites físicos. Pero para eso se necesitan materias primas distintas a las tradicionales, las emisiones de CO2 que genera precisan reducir las emisiones de otras industrias... Creo que todo ello es lo que explica la guerra de Ucrania y tantas cosas. Bueno, ya paro, je, je, je... Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo en todo, salvo en que todo lo posterior haya sido consecuencia de la crisis de 2008. Yo pienso que esta crisis, junto a todo lo demás, es también consecuencia del modo de vida humano. El capitalismo se ha topado con los límites del medio ambiente y como decía la canción "No hay cama pa tanta gente". No, no hay recursos, no materiales ni energéticos, para mentener un crecimiento económico tan bestial. Cuando veo defender el crecimiento económico a la vez que la protección del medio ambiente, me río por no llorar. Pero es lo que hay y que dure lo que tenga que durar.
      Un beso.

      Eliminar
  16. ¡Hola, Rosa!
    Una novela policiaca que tiene muy buena pinta. No soy de sagas y series, pero nunca se sabe, ja, ja, ja.
    Te cuento que "Antes mueren los que no aman" me llama muchísimo la atención por lo que relata un momento importante de vuestro país, como la crisis económica y ETA.
    A lo mejor un día de esto te sorprendo...
    Me ha encantado leerte ;)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mava. No sé si has leído Patria de Fernando Aramburu, pero si te interesa el tema de ETA es una muy buena novela que en España tuvo un gran éxito hace unos años. Hay también serie de televisión.
      Respecto a Antes mueren los que no aman, trata diferentes temas y la crisis es uno de ellos y está bastante presente.
      Un beso.

      Eliminar
    2. ¡Hola, Rosa!
      Gracias por tu sugerencia, leí Patria en el 2020 y me gustó mucho, sin duda un libro que invita a reflexionar sobre el curso de la historia.
      Reconozco que poco sabía del conflicto vasco, así que para entender la parte política tuve que documentarme a medida que iba leyendo. No he visto aún la serie de televisión ;)
      Otro beso para ti.

      Eliminar
    3. El asunto de ETA y del separatismo vasco ha sido muy complejo. Hay muchas sensibilidades y muchos matices que hay que tener en cuenta. Tampoco en España se entendía mucho. Afortunadamente, los atentados terminaron en 2011 y ahora ya solo se pelea en el Parlamento y en las urnas, como debe ser.
      Otro libro sobre el tema muy interesante es El eco de los disparos de Edurne Portela.
      Otro beso.

      Eliminar
    4. Apunto El eco de los disparos de Edurne Portela, me encanta su pluma, he leído Los ojos cerrados... un mensaje potente para todo país que ha sufrido los profundos estragos de una terrible violencia política.
      Mil gracias, Rosa ;)

      Eliminar
    5. Me equivoqué de libro. El eco de los disparos es muy bueno, pero es un ensayo sobre cómo se ha tratado el tema del terrorismo etarra en literatura y cine. El que te quería recomendar es Mejor la ausencia, que es una novela sobre el tema. Los ojos cerrados está en mi lista de pendientes, pero aún no le ha llegado su turno. Puede que tú hayas hecho que le llegue.
      Un beso.

      Eliminar
    6. Conozco el título que mencionas, me lo han sugerido en distintas oportunidades, seguro que caerá más temprano que tarde ;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Con tus comentarios reflexionamos, debatimos y aprendemos más.

Lo más visto en el blog este mes

"Tan poca vida" Hanya Yanagihara

"La mansión" William Faulkner

"El final del affaire" Graham Greene

"Mujer en punto cero" Nawal El Saadawi

"La buena letra" Rafael Chirbes

"Litio" Imanol Caneyada

Preferencias sobre cine y películas.

Dos de Mariana Travacio

"Algo en lo que creer" Nickolas Butler

"Las cosas que perdimos en el fuego" Mariana Enríquez