"Hamnet" Maggie O'Farrell

«Más tarde, y en lo que le quede de vida, pensará que si hubiera ido en ese mismo momento, si hubiera recogido las bolsas, las plantas, la miel y se hubiera ido a casa, si hubiera prestado atención a la inquietud brusca y sin nombre que sentía, tal vez hubiera podido evitar lo que pasó a continuación. Si hubiera dejado que las abejas se las arreglaran solas e hicieran lo que tuvieran que hacer en vez de esforzarse en obligarlas a volver a las colmenas, tal vez hubiera podido adelantarse a lo que iba a suceder».

Lo primero que se lee en la sinopsis de la editorial es que esta novela trata sobre la muerte de un hijo, el pequeño Hamnet de once años, y el dolor que deja en su familia, sobre todo en su madre. Es también la idea que yo he sacado tras leer varias reseñas de la novela y, sin embargo, cuando muere el niño, llevamos ya casi leído un setenta por cien de Hamnet. Hasta entonces, hemos asistido a la juventud de sus padres, a cómo se conocieron y a cómo su madre, Agnes, forzó la situación para poder casarse con su padre ante la oposición de todos en ambas familias. Del padre nunca sabremos el nombre, siempre citado en referencia al resto de los personajes, el padre de..., el hijo de..., el marido de..., el hermano de... Hasta entonces y paralelamente, habremos sido testigos de la enfermedad, de las circunstancias que se dieron para que la peste llegara a aquel hogar de Stratford, de los afanes de la madre, experta en la curación por medio de las plantas, para salvar la vida de la criatura abatida por la fiebre.

«Para que la peste llegue a Warwickshire, en Inglaterra, el verano de 1596, han de suceder dos acontecimientos en la vida de dos personas distintas, y estas dos personas han de encontrarse después.
La primera es un vidriero de la isla de Murano, en el principado de Venecia; la segunda, un grumete de un barco mercante que llega de Alejandría con viento del este una mañana excepcionalmente cálida».

Y resulta apasionante el relato de de esos dos acontecimientos y el encuentro de vidriero y grumete. Y resulta apasionante la historia que, de nuevo, nos muestra a la mujer como víctima de las circunstancias. Y lo es desde pequeña, desde que su madre murió tras haberle dejado su don, lo es desde que creció con la sensación de hacerlo todo mal, desde que se casó y encontró su lugar en la familia de su marido «[...] están los padres, después los hijos, luego la hija, después los cerdos de la pocilga y las gallinas del gallinero, a continuación el aprendiz y, al final de todo, las criadas. Cree que su lugar, como nuera reciente, es ambiguo, entre el aprendiz y las gallinas».

Y es la víctima que lo sacrifica todo para que su marido pueda seguir sus inclinaciones literarias y le anima a abandonar la casa paterna y el negocio que detesta, y volar a Londres en busca de la fama; es la que se queda sola en la casa, a merced de sus suegros, al cuidado de sus tres hijos. Y, a pesar de que el marido prometió volver a por ella y los niños en cuanto naciera su segundo hijo, fue ella la que tuvo que posponer indefinidamente el viaje ante la precaria salud de Judith, la gemela de Hamnet, que nació débil y enfermiza, incapaz de soportar los malos efluvios del aire londinense. Y, finalmente, será ella la que sufre la muerte del hijo y tiene que permanecer en la misma casa en la que el niño vivió y ya no vive, mientras el padre se vuelve a Londres a anestesiar el dolor con su vida y sus comedias y sus actores. «[...] no puede quedarse aquí, en esta casa, en esta villa, en los márgenes del negocio de los guantes, ni siquiera por su mujer. Se atascaría en Stratford para siempre, como un animal con una pata atrapada en un cepo de hierro, con su padre en la casa de al lado y su hijo frío y pudriéndose bajo tierra en el cementerio de la iglesia»

Él sí, él podrá dar rienda suelta al dolor a la vez que lo amortigua, en Londres, en su corral de comedias, escribiendo una obra de nombre sospechosamente similar al del hijo, con la que conjurar su dolor, con la que dar vida al que la perdió y sentirlo de nuevo a su lado y volviendo a sentirse su padre. 

«Me muero […]
vive tú; […]
reserva con dolor tu aliento
para contar mi historia»
Hamlet, Acto V, escena III

Maggie O'Farrell

Esta novela me ha servido doblemente. Por una parte me ha solventado todas las dudas que aun después de tres novelas leías anteriormente tenía con respecto a la autora. Siempre me ha gustado y enganchado y me ha parecido que escribía bien, pero siempre he notado algún recurso fácil, algún giro innecesario, alguna falta en el contexto general de sus obras. Por fin, con Hamnet, puedo decir que ninguna pega le encuentro a la novela. Es una hermosa historia, muy bien escrita, muy bien ambientada, sin excesos pero con mucho sentimiento, poética en su forma y en su contenido. Sumamente emotiva en el mejor sentido de la palabra. 

Por otra parte, me ha recordado de nuevo que no hay nada tan dañino como los prejuicios. Suelo decir que no me atraen las historias ambientadas antes del siglo XIX, pero Hamnet, en pleno siglo XVI, me ha atrapado desde la primera página, y he disfrutado mucho mientras sufría con su lectura. 

Creo que, definitivamente, quedo reconciliada con Maggie O'Farrell.

Título del libro: Hamnet
Autora: Maggie O'Farrell
Nacionalidad: Reino Unido
Título original: Hamnet
Traducción: Concha Cardeñoso Sáenz de Miera
Editorial: Libros El Asteroide
Año de publicación: 2021
Año de publicación original: 2020
Nº de páginas: 352

Comentarios

  1. Hola, Rosa. Había ya leído varias reseñas de esta novela y la tenía apuntada. Lo que tú cuentas me ha acabado de convencer. Tiene una pinta estupenda y me gusta mucho lo que dices en el párrafo final: bien escrita, bien ambientada, poética, emotiva... Creo que me va a encantar. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro que ha sido muy reseñado en los últimos tiempos y sin embargo no me esperaba que fuera así. Imaginaba que se centraba más en la muerte del niño y ahora pienso que se centra más en la situación de la madre y no solo como consecuencia de esa muerte. Creo que te gustará. A mí, más de lo que esperaba.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Querida Rosa,
    Qué bien se siente una cuando disipa sus dudas y aleja esa incertidumbre que le crea leer a una autora que admira pero que te no deja plenamente convencida. Y es que da rabia.
    Me alegra tu reconciliación.
    Y la novela me la llevo.

    Besos 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te deja, "te no deja" es horrible 😅😅😅

      Eliminar
    2. Es cierto y lo terrible es que llevaba ya tres novelas leídas y en cada una me surgía la duda de forma distinta. Esta novela me las ha terminado de despejar. A partir de ahora la leeré con menos suspicacia y con más confianza, aún tengo alguna novela suya en lista de pendientes.
      Ta había entendido no te preocupes. Ya sabes, el orden de factores... ja, ja.
      Un beso.

      Eliminar
  3. ¡Holaaaaa!

    Mmm pues es un libro que me llama la atención, aunque las críticas que he leído están un poco divididas y no se, me daba miedito.
    Veo que a ti te ha encantado, la vida de la protagonista, todo lo que tiene que sacrificar como mujer, pro su marido, por sus hijos... creo que es un comentario que tiene mucha chicha. Y bueno, está bien saber que la muerte del hijo no se produce hasta muuuucho después, que luego una va con expectativas de que pasen ciertas cosas y no jaja

    ¡besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las críticas que yo he leído son todas muy buenas y, a pesar de que los libros que aparecen mucho en blogs y en redes me suelen producir un cierto hartazgo, siendo de esta autora tenía que leerlo para ver si solucionaba mis dudas. Te confieso que de haber sido escrito por otra persona no creo que me hubiera animado a leerlo. Pero ha sido todo un acierto del que me alegro mucho.
      Yo pensaba que la muerte del niño era nada más empezar. No es que me defraudara el que así no fuera, pero me sorprendió.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Felicidades por esa reconciliación. De la autora solo he leído Instrucciones para una ola de calor que, en líneas generales, me gustó mucho y me dejó con ganas de conocer otros títulos y tú ahora acabas de servirme en bandeja cuál puede ser esa novela.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Instrucciones para una ola de calor me gustó, pero no llegó a convencerme del todo. Lo encontré como fuera de contexto. Fuera de aquella familia no había vida ni medio ambiente. No sé igual fue una idea que se me metió en la cabeza y se hizo más grande de lo que correspondía. Seguro que Hamnet te gusta tanto o más.
      Un beso.

      Eliminar
  5. ¡Hola, Rosa! Creo que esta lectura, sería una buena manera de conocer la pluma de la autora, ya que no he leído nada de ella y por lo visto, este libro te gustó mucho más que los anteriores. La trama, aunque se nota que es bastante triste, debe estar cargada de emociones y sentimientos de la madre, ante una tragedia como esa. Aunque creo me hará llorar, me encantaría leerla. Gracias por la reseña y espero tengas una linda semana. ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los sentimientos de la madre creo que son la parte fundamental del libro, pero no solo ante la muerte de su hijo sino ante toda su vida: como hija, hermana, esposa, nuera, cuñada, madre... Se la ve siempre extraña, sin encontrar su verdadero lugar y sin embargo fuerte y hasta cierto punto poderosa. Espero que te guste.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Buenas tardes, Rosa:

    Con tu reseña vas a conseguir lo que nunca antes había conseguido nadie, que me decida a leer Hamnet. A ver si me explico, me gusta Maggie O'Farrel, lo que ocurre es que cuando un libro lo ves hasta la saciedad, a mí se me quitan las ganas de leerlo. Tu análisis ha sido tan sincero que no creo que tarde en leer la novela.

    Un abrazo y mil gracias por tu reseña!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa lo mismo que a ti. Suelo huir de los libros que aparecen por todas partes, pero este tenía que leerlo dadas las dudas que me produjo la autora y que en tres libros leídos no había sido capaz de resolver. Esta novela me ha gustado sin ninguna duda y, si te gusta la autora, creo que Hamnet te gustará mucho.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Hola Rosa, siguiendo tu consejo que para releer hace falta recomprar, me enrollé con El Conde de Montecristo y eso me mantuvo alejada del blog. Eso y el juicio de Johny Deep je je je

    Sobre el libro, desde ya entiendo que es de esas historias donde lloraré pues me pasa siempre con la muerte de un niño. Y si encima la autora le da un aire poético y sensible, eso lo hace doblemente poderosa.

    Me la apunto enseguida. Así soy, cada drama y cada historia triste, me atrapa irremediablemente, no importa de qué siglo sea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Releí hace unos años, unos veinte, El conde de Montecristo y su continuación, La mano del muerto, y volví a disfrutar como lo hice a los quince años.
      La muerte del niño conmueve y puede hacer llorar (yo tengo la lágrima bastante difícil), pero casi es peor la vida de la madre. Así lo he visto yo. Lo que más me ha conmovido y emocionado es la vida de esa mujer siempre sosteniendo todo el andamiaje familiar sobre su espalda. Espero que te guste.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Pues ya tenía apuntada esta novela, así que ahora voy y la subrayo, que veo que no se me tiene que pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no es una novela para dejar pasar. Me ha gustado mucho y me ha hecho reconocer, ya sin prevenciones, que la autora merece la pena.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Como ya bien sabes, me ha gustado sobremanera esta novela, por más que sus analepsis no estén del todo justificadas. Pero el final es emotivo y agradará a la mayoría de lectores.
    Me alegra saber que hemos coincidido una vez más.
    Un beso para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me diste el empujón definitivo para leer este libro y me ha encantado. Coincido contigo en que el centro de la novela es Agnes, la madre y esposa. Las analepsis no me han molestado. es cierto que rompen con la narración del presente, pero son tan interesantes que enseguida me olvidaba y me metía de lleno en ese pasado que recrean.
      Lo de los golpes de efecto es una de las cosas que le he achacado a la autora en otras novelas y que me ha hecho tenerla un poco en cuarentena. En Hamnet, sin embargo, no me han molestado. Creo que forman parte de la poesía que envuelve la obra. Al menos esa sensación he tenido.
      Un beso.

      Eliminar
  10. ¡Hola Rosa!
    Yo también tenía en mente después de tanta reseña leída sobre la novela que trataba sobre la muerte de un hijo y claro, no es solo eso, hay mucho más. Me alegra que la novela te haya dejado claro tus dudas sobre esta autora y qué cierto es eso de que los prejuicios son dañinos. Aunque en este caso y en similares, decir que no te atraen las historias ambientadas antes del siglo XIX, no diría que es un prejuicio, nosotros los lectores sabemos lo que nos gusta y lo que no, son gustos literarios y cuestión de priorizar, perooooo también es cierto que no hay que generalizar, porque seguramente habrán muchas historias de ese estilo que disfrutes mucho, como esta. Creo que es más bien salir de nuestra zona de confort lo que nos cuesta y es normal, porque nos conocemos a nosotros mismos y sabemos que por ejemplo en tu caso, empezando un libro de antes del XIX hay muchas posibilidades de que no te guste y te aburra.
    Como me enrollo..., lo siento, cuando vengo por aquí (también me pasa en otros blogs amigos) empiezo a escribir y me cuesta parar (me pasa como cuando reseño, que tengo que controlar y vigilar para que no se me hagan excesivamente largas).
    Bueno, pues eso, que me alegra mucho que esta lectura te haya servido por doble, yo si te soy sincera, nunca he tenido en mente leer Hamnet y eso que la época en principio sí me gusta. Pero ¿quién sabe? igual me animo, puede ser
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que nunca hubiera leído Hamnet de no ser por la curiosidad que la autora me había despertado en las tres novelas leídas anteriormente, y por las ganas de saber, por fin, a qué atenerme con ella. he conseguido eso y además he disfrutado mucho con la novela.
      A pesar de prejuicios, perezas y zonas de confort, cada vez estoy más convencida de que lo que importa no es tanto el género, el tema que trata o la época en que se ambienta una novela, sino la pericia del autor para contar la historia. Lo malo es que eso no se sabe hasta que no te metes y de algo tienes que fiarte para priorizar. Por eso me gusta tanto ser fiel a los autores que me producen esa confianza.
      Si te animas con la novela, creo que te gustará.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Te digo lo mismo que comenta Marta Navarro. No recuerdo cuándo ni en qué blog, pero hace tiempo que leí una reseña de esta novela y la anoté de inmediato como futura lectura, cosa que todavía no ha tenido lugar, pero está en mi lista. Algún día le tocará el turno y podré disfrutrar de ellla, porque promete mucho.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela que ha salido mucho en los últimos meses en blogs y en redes sociales. Ha sido todo un boom y a mí ya sabes que eso me suele echar para atrás, pero a veces una rompe con sus prejuicios (en este caso de todo tipo) y acierta plenamente. Si le llega la hora de que la leas, espero que te guste.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Hola.
    Yo apenas leo blogs de reseñas (solo el tuyo y alguno esporádicamente) así que no sabía qu ehabía salido en tantos blogs.
    Me parece muy interesante, y también muy duro. Y no solo por la muerte del niño, esa madre se sacrifica de una forma inhumana. Renuncia a todo, y asume qu esu lugar está entre las gallinas y el aprendiz. Qué duro.
    Mil gracias por la reseña y tomo nota.
    Feliz martes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te gustará. Es una historia dura, pero a la vez muy hermosa y contada de una manera que atrapa.
      Esconde algunas sorpresas a pesar de que entre blogs y sinopsis de la editorial poco queda, pero tampoco es una novela de intriga y lo que importa es la historia, sin sorpresas ni intrigas.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Yo también me reconcilié con Maggie O'Farrell con esta novela. Sabía que podría conseguir cosas magníficas con su prosa, pero también que podía decepcionarme mucho. Lo peor es que conmigo consiguió ambas cosas con la misma novela. Con Hamnet tuve un pálpito y me animé, a pesar de que por aquel entonces veía este libro hasta en la sopa, cosa que habitualmente me hace poner las lecturas en cuarentena. El caso es que fue todo un acierto. Es una lectura bella y que conmociona porque trasmite muchísimo en todo momento. Es una versión muy libre por parte de la autora de la muerte del hijo de William Shakespeare en la que destaca Agnes como protagonista y en la que se nos van contando muchas cosas con el antes y después de esa muerte. El capítulo de la pulga ciertamente es una pequeña genialidad. No voy a tirarme de cabeza al resto de libros de O'Farrell, pero sí me volvería a animar si escribe alguno más con el que sienta otro pálpito.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te pasa como a mí con Maggie O'Farrell. No sé si esa novela que te gustó y te decepcionó a partes iguales fue Tiene que ser aquí, creo recordar que sí. A mí me pasó lo mismo y me volvió a pasar con las otras dos que leí. Esta me ha gustado sin reservas. la hubiera dejado en cuarentena por las mismas razones que tú, pero tenía el pálpito de que iba a ser la novela que me reconciliara con la autora y así fue. Me quedan dos libros de la autora por leer, al menos de los que he encontrado traducidos al castellano, y mi intención es leerlos, aunque tampoco los tengo como prioridad.
      Hamnet es una historia conmovedora con una mujer muy especial como protagonista, fuerte pero a la vez vulnerable y necesitada de un apoyo del que enseguida se ve privada. El padre supo cómo poner coto a su dolor, que no digo yo que fuera menor, pero sí más llevadero porque lo camufló con otras actividades y mediante ellas fue capaz de sacarlo hacia fuera. Ese final es muy hermoso también.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Hola, Rosa. Tengo la novela sin leer en mi lector y como ahora tengo que empezar nueva lectura me he decidido por ella después de leerte. Gracias.
    Besos y felices lecturas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que te guste y la disfrutes tanto como yo. Seguro que sí. Ya nos contarás.
      Un beso.

      Eliminar
  15. A mí me encantó, me parece una pequeña gran joyita. Todo en ella me gusta. Y me gusta porque no cae en extremismos tipo lo buenos que son unos personajes (mujeres preferiblemente) y lo egoístas que son otros (los hombres, naturalmente) sino que de todo hay en la viña del señor. La personalidad de Agnes, su desprendimiento, su amor a su marido, sus sospechas. Y del otro lado, y siempre sin nombrarlo por su nombre, él, el marido y padre que en mi opinión al escribir Hamlet realiza una manifestación de amor al hijo fallecido sublime: lo devuelve no sólo a la vida, sino a la inmortalidad. Cabe mayor prueba amorosa. Luego está la belleza de la forma empleada, una maravilla.
    No he leído otras novelas de la autora y por ahora no lo haré, prefiero seguir la inmensa lista de pendientes que tengo. Como el resto de comentaristas me alegro de que te hayas reconciliado con la O'Farrell, querida amiga. No es mala chica, ¿verdad? (ja, ja, ja)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una chica muy maja Maggie O'Farrell, ja, ja. Es cierto que no cae en extremismos. El padre tiene su dolor tan inmenso que lo saca hacia fuera mediante una obra de teatro inmortal y ahí da él su vida por su hijo, pero también queda claro que, tras la muerte, la madre queda sola, sufriendo en los mismos espacios en que amó a su hijo y que de continuo se lo recuerdan. El padre sale corriendo porque es incapaz de soportar ese dolor y necesita volver a Londres y a las actividades de siempre. No es cuestión de buenos o malos, egoístas o generosos. Las circunstancias han hecho que las cosas sean así. Siempre he dicho que la Naturaleza era muy cruel con las hembras.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Dejé esta novela apuntada en su día y luego no me hice con ella. Gracias por recordármela con tu estupenda reseña, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro de habértela recordado. Creo que debes rescatarla porque seguro que te gustará.
      Un beso.

      Eliminar
  17. Soy yo, otra vez hoy. Se me acumulan las reseñas. De esta autora leí Tenía que ser aquí y me pasó como a ti, me faltó algo y me sobró algo, pero aun así me quedé con que era una autora a seguir. Me habían recomendado el anterior, uno de relatos. Este de Hamnet también estaba en la lista. Aunque es una historia dura y triste en la que está claro que ella sale perdiendo, creo que merece la pena.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merece mucho la pena y te quita, al menos a mí, las dudas que nos surgieron con Tiene que ser aquí y que yo mantenía tras leer otras dos novelas de la autora. No sé si con lo siguiente que lea me volverán esas dudas, pero Hamnet me ha hecho ver que puede ser la buena escritora que dejaba sospechar.
      Una historia dura pero emotiva que recomiendo.
      Un beso.

      Eliminar
  18. Novela que ha tenido un gran boom y de la que no dejo de ver buenas reseñas; creo que son de esas que, sí, han acogido mucha fama algo y eso a veces nos echa para atrás de tanto verlas y de leer tantas reseñas muy positivas, pero en esta ocasión creo que es de esas que se merecen lo que hablan sobre ella. Le tengo que dar la oportunidad en algún momento, sería lo primero que lea de la autora porque aún no me he estrenado con ella.
    Un abrazo, Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una buena forma de estrenarte co Maggie O'Farrell porque, para mí, es su mejor novela de las cuatro que he leído.
      A veces ese hartazgo que nos entra cuando vemos una obra muy ensalzada en todas partes no está justificado y este es uno de esos casos. Espero que te guste.
      Un beso.

      Eliminar
  19. Este ha sido el único título que he leído de la autora y me dejó boquiabierta. Me encantó esa novelización de la vida de Shakespeare (pura fantasía porque apenas sabemos nada del personaje histórico) y con el protagonismo de la mujer a que amó. Como bien dices, no es una novela sobre la pérdida de un hijo, es una novela sobre la belleza, el amor y dos personajes únicos y extraordinarios que hacen que todo gire a su alrededor cuando aparecen en escena. El final es brutal, apoteósico y emocionante, pero sobre todo me quedo con la maestría de la autora para acelerar o detener el ritmo de la narración con... con magia. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí es la cuarta novela de Maggie O'Farrell y desde luego, es la mejor. estoy de acuerdo en que el tema central no es la muerte de un hijo, sino que mediante esa muerte, que además parece ser que fue real, se nos muestra un mundo de relaciones y sentimientos que tienen la ventaja añadida de tratar de un personaje fascinante y bastante enigmático como es Shakespeare. Y creo que la condición de la mujer y su sometimiento a la vida familiar frente al hombre y su total libertad para dedicarse a su propia vida es otra situación que se ha querido mostrar. Muy buena novela en todo caso. Y ese final...
      Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Con tus comentarios reflexionamos, debatimos y aprendemos más.

Lo más visto en el blog este mes

"El año del pensamiento mágico" "Noches azules" Joan Didion

"La mujer en la ventana". A. J. Finn.

"Sinántropos" Carlos Bassas del Rey

"Vera" Elizabeth von Arnim

"El halcón maltés" Dashiell Hammett

Tres eran tres 17

Dos cuentos de Edgar Allan Poe

"El sueño del árbol" Sara Mañero

"El corazón de los ahogados" Daniel Fopiani

"El secreto de Maximilian" Alicia Lakatos