Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

viernes, 4 de enero de 2019

Amos Oz, In memoriam

Amos Oz
En la vorágine de los días navideños, he tardado en enterarme del fallecimiento de Amos Oz. Murió el 28 de diciembre. A veces la muerte gasta esas inocentadas macabras, aunque seguramente los judíos no celebran el día de los inocentes. Lo que sí celebran es el sabath, y acababa de comenzar el sabbath con la puesta de sol del viernes 27 cuando Amos Oz se despedía, dejando el mundo un poco más falto de hombres de buena voluntad, porque si algo era el escritor judío, era un hombre de paz y buena voluntad. 
Nació en Jerusalén en 1939 y ha muerto en Tel Aviv en 2018. 
Tras participar en su juventud en la Guerra de los Seis Días y en la de Yom Kipur, tal vez hastiado de violencia y conflicto y necesitado de paz, participó en la fundación del grupo Shalom Ajshav que significa Paz Ahora. Durante toda su vida buscó el entendimiento entre dos pueblos, israelíes y palestinos, condenados quieran o no a entenderse o a perecer en un sinsentido de dolor y muerte.  
Sus declaraciones contra los asentamientos israelíes en los territorios palestinos le valieron la animadversión de muchos de sus compatriotas. Como todos los que buscan un camino intermedio de entendimiento, se ganó la falta del mismo por parte de unos y de otros. En un mundo tendente a los extremismos y que no entiende de matices, es difícil hacer entender que nadie tiene toda la razón, nadie tiene toda la culpa y en las gamas de grises suele estar la verdad.
No he leído mucho de Amos Oz. Tan solo tres novelas, aunque una de ellas, dos veces. "Una historia de amor y oscuridad" es una deliciosa novela autobiográfica. Me gustó mucho y cuando, casi nueve años después, la propusieron para la tertulia del instituto estuve encantada de volver a leerla y la disfruté más si cabe.
Además, he leído "Un descanso verdadero", sobre la vida en los Kibutz y la necesidad de un joven de abandonarlo tras vivir en él toda su vida,  y "Mi querido Mijael", la historia de una ruptura matrimonial entre Jana, que es la que nos cuenta la historia, y Mijael, un hombre bueno, simple y aburrido. Se ha dicho de Jana que es la madame Bovary israelí. No sé si ella es Madame Bovary, pero, desde luego, Mijael sí es Charles Bovary.
Tan solo de esta última tengo reseña en el blog. Las otras fueron leídas antes de que existiera.
En 2007 obtuvo el Permio Prícipe de Asturias de las Letras y ha sido candidato varias veces al Premio Nobel de Literatura. Ahora se ha ido, dejando sus novelas de las que aún espero sacar muchas satisfacciones. 
Sit tibi terra levis.

20 comentarios:

  1. Hola, Rosa
    Aún no he visitado las letras de este escritor aunque, por recomendación de otros lectores, tengo algunos títulos suyos esperando.
    Siempre hemos de lamentar la pérdida de alguien que ha puesto su vida al servicio de la paz; gente que, como Oz, posee una mirada mucho más amplia sobre el ser humano y sobre la vida. Ha sido una pena su marcha.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A´mí me gusta más de lo que podría parecer al haber leído tan solo tres de sus novelas. tengo otras tres o cuatro pendientes entre apuntadas y compradas, pero han ido quedando rezagadas. Seguro que ahora, les daré un empujón. Cuando un autor que me gusta muere siento la necesidad de leerle. Imagino que es una especia de callada protesta ante su obligada e indeseada ausencia. Es como mantenerlo vivo dentro de mí.
      La autobiografía es preciosa.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Hola Rosa!! Gracias por acercarme más a este autor, del que no he leído aún nada y del que supe, por desgracias, tras su reciente muerte. ¡Gran post! Nos leemos!! Besos y Feliz Año 2019!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te recomiendo a este autor. A mí me ha contado cosas que ignoraba sobre la vida en Israel y en los kibutz; también me ha hablado, y es lo que más me gusta, de tolerancia y respeto.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Yo tampoco me había enterado y no me lo creía.
    DEP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me enteré varios días después porque me lo dijo mi hermana. me dio mucha pena porque aunque no lo he leído mucho, lo valoraba y respetaba.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Hola Rosa.
    Ay no me había enterado, qué pena, la verdad.
    Muy feliz sábado y que los Reyes sean generosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que ha sido una pena. Pero, si es que puede servir de consuelo, me quedan muchas de sus novelas por leer.
      Feliz noche y día de Reyes. Yo estoy preparando los roscones.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Más que sus novelas, que no dudo que serán buenas e interesantes de leer, lo que más me ha atraido de este autor es lo que nos has contado de él. Es muy bueno para la salud mental y la justicia, que haya alguien que, perteneciendo a un bando, se muestre comprensivo y defienda los derechos del bando contrario. No me extenderé dando mi opinión sobre el conflicto árabe-israelí, pues seria muy prolijo y no vendría a cuento, solo decir que me resulta tremendamente hiriente y todo lo que se escriba sobre él de forma objetiva me interesa mucho, aunque sea de forma novelada. Hace años leí "Dispara, yo ya estoy muerto", de Julia Navarro y, aunque en términso generales, me resultó bastante pesada, lo que más me gustó de ella fueron las pinceladas historicas en torno a cómo se originó el conflicto territorial entre Palestinos e Israelíes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que tener valor para enfrentarte a los que se supone que son "los tuyos" e intentar hacerles ver que "los otros" también tienen parte de razón. En España en estos momentos tenemos una situación de esas y son muy pocos los que tratan de ponerse en el lugar que se supone que no les corresponde.
      Como dices el conflicto árabe-israelí es complejo y muy doloroso para los que tenemos nuestra sensibilidad a ambos lados.
      Totalmente de acuerdo contigo en lo del libro de Julia Navarro. Muy interesante lo que cuenta de los orígenes del conflicto y de la historia de la zona en general,; muy bien documentada, pero como obra literaria, desde mi punto de vista, tan mala como suelen serlo sus obras. No me han quedado ganas de leer más.
      Un beso.

      Eliminar
  6. hola! lamento la perdida de alguien que baila con las letras, sin conocerlo nos conmueve, y lo tendemos en cuenta en futuras lecturas, gracias! abrazosbuhos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un autor muy a tener en cuenta. Os lo recomiendo. Creo que os gustará.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Bonito homenaje para un escritor que parece se implicó en la política de su país aunque no fuera del todo comprendido.
    No he leído nada de él.
    Bonita manera también de despedir la publicación con esa expresión romana (siempre me gustó "que la tierra te sea leve")
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre termino así las entradas de In memoriam. La frase, en latín, se la dedicaba Juan Luis Arsuaga al hombre de neandertal en su libro "El collar de Neandertal". Me pareció precioso y me emocionó hasta las lágrimas. Dedicado a nuestros primos los neandertales muestra un respeto y una sensibilidad que quiero transmitir hacia los autores a quienes dedico estas entradas.
      Un autor muy recomendable del que me queda mucho por leer.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Hola Rosa, espero que los Reyes se hayan portado muy bien y que el roscón esté delicioso.
    Respecto al escritor da penita perder a gente que tanto aporta a este mundo caótico y violento. Me parece muy valiente esa actitud de diálogo, de mediación, ante el conflicto. Necesitamos más dialogo, más mediación y menos agitadores.
    Lo buscaré para leer algo de él como un particular homenaje a personas que sí aportan.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diálogo, mediación y menos agitadores es lo que se necesita también ahora en este país y, como siempre, los que intentamos conciliar posturas y ponernos en el lugar de propios y ajenos, no somos entendidos por nadie.
      Eso le pasó a Amos Oz en un conflicto mucho más grave que el nuestro.
      Te lo recomiendo mucho.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Me has abierto en el apetito con Mi querido Mijael. Lo bien buscaré. Muy buen año, Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó mucho esa novela. Espero que la encuentres y la disfrutes.
      Un beso y buen año para ti también.

      Eliminar
  10. ¡Ay! Qué pena me dio cuando me enteré. Me gustaba mucho como escritor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente nos dejó sus novelas para poder seguir disfrutando de su humanidad y de su forma de pensar.
      Un beso.

      Eliminar

Con tus comentarios reflexionamos, debatimos y aprendemos más.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...