Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

domingo, 13 de enero de 2019

"Eva" Arturo Pérez-Reverte.

"Eva" es la última novela que leí en 2018. Si he tardado tanto en publicar la reseña es porque pensaba ponerlo en mi sección "Sin reseña", pero cuando empecé a escribir para esa sección, me di cuenta de que la novel daba para  mucho más y cuando quise percatarme, había pasado con mucho la extensión que les dedico allí a los libros, que no quiero que sea demasiada puesto que en cada entrada hablo de cinco libros. 
Visto lo visto, decidí hacerle la reseña a "Eva" sola para que no se pusiera celosa de "Falcó" que ya la tiene.
"No quiero que me maten esta noche, pensó Lorenzo Falcó.
No de esta manera.
Sin embargo, estaba a punto de ocurrir. [...] Había escuchado el grito del enlace al caer en la oscuridad, a su espalda, desde el mirador de Santa Luzia, y el golpe del cuerpo al estrellarse contra el suelo quince o veinte metros más abajo, en una callejuela oscura del barrio de Alfama. Y ahora iban a por él, en busca del trabajo completo. De rematar la faena".
Trepidante, como debe ser, empieza la segunda entrega de la serie sobre Lorenzo Falcó en la que Arturo Pérez-Reverte nos sigue contando las aventuras de este espía y agente del bando rebelde en nuestra Guerra Civil. 
Estamos en 1937, en Lisboa y "a pocos cientos de kilómetros de allí, al otro lado de la frontera, una guerra atroz llenaba de refugiados los caminos, de infelices las prisiones y de cadáveres las trincheras, las cunetas y las tapias de los cementerios". Creo que están claras las simpatías del autor en el conflicto español. A pesar de las críticas que lanza a diestra y a siniestra, cualquiera las compartiría, creo que le va más la siniestra. Aunque bien podría equivocarme y confundir sus simpatías con las mías. "En otras guerras se mata, desde luego; pero en ésta se asesina. Lo hacemos tanto los de un lado como los del otro, y el verdugo puede convertirse en víctima en un abrir y cerrar de ojos. O a la inversa. Por eso resulta una guerra [...] perfecta para criminales sin conciencia, sin decencia y sin gloria".
Cuando Falcó vuelva a Salamanca (afortunadamente, no murió esa noche en Lisboa, aunque dejó tras de sí algún cadáver), le estará esperando una nueva misión. Tendrá que viajar a Tánger para intentar hacerse con una cierta cantidad de oro que los republicanos intentan hacer llegar a Moscú. 
No se trata del famoso oro de Moscú que tantas alegrías propagandísticas le dio al régimen, o al menos, no de su totalidad. Según la novela (que no deja de ser ficción como bien nos recuerda el autor al principio), era tan solo una pequeña parte que quedaba del monto total, cuya mayor parte estaba ya en tierras soviéticas.  
El oro había salido hacia el Mar Negro en un barco que, tras una escaramuza con un barco rebelde, tuvo que huir y refugiarse en Tanger, ciudad que por entonces estaba bajo mandato internacional. 
En ese barco, el Mount Castle, viaja además una vieja amiga nuestra y de Falcó. Una mujer rusa por la que Falcó se jugó la vida y la reputación en la novela anterior. Se trata de Eva Neretva con quien vivió una serie de peripecias que no menciono por no destripar la primera entrega de la serie a quien no la haya leído.
La trama es sencilla y típica de una novela negra y de espías. Falcó debe viajar a Tánger y hacerse con el oro por las buenas (tratar de sobornar al capitán del Mount Castle para que le entregue el barco y su cargamento mientras él se pone a salvo con su familia fuera de España) o por las malas (ahí ya no hay más indicaciones que las que uno se pueda imaginar a bote pronto).
Falcó tratará de cumplir el encargo con la eficacia y la frialdad que lo caracterizan, dando la razón a las palabras de su jefe, el Almirante, quien "eres, le había dicho en cierta ocasión, mientras tomaban un hupa-hupa y un escocés en el bar del Gran Hotel de Salamanca, una pistola metida en una barra de hielo". Aunque a veces las barras de hielo se derriten y sospecho que Falcó esconde sentimientos suficientes como para, al menos, agrietarla un tanto.
Como dice Pérez-Reverte, sus héroes no desertan, son fieles a sí mismos y a su autor. Falcó jamás pensará ni en desertar ni en traicionar. Por muy peligrosas que se presenten las situaciones, se enfrenta a ellas con el ánimo del vencedor y la esperanza de sobrevivir. En su vida el azar no existe más que como consuelo de idiotas y cada día es "un día difícil; y en su mundo, los días difíciles solían ser días peligrosos. En este oficio, pensó con una cínica mueca interior, el único día fácil es cuando estás muerto".
La novela tiene todos los ingredientes del género contados y descritos con la enorme maestría con la que el autor lo domina: violentas reyertas y muertos; héroes y villanos, héroes que son villanos y hasta villanos que son héroes; amor y traición condimentados con sus gotitas de sexo; emboscadas, golpes de efecto y un final en el que, como en toda novela que se precie, no hay ganadores, pero siempre hay perdedores.

Arturo Pérez-Reverte
"Eva" es una novela digna representante de lo más clásico del género, y ese es uno de sus valores más apreciables. El otro, la precisa, pulida y hermosa prosa del autor, tanto en la forma como en el contenido; su visión de la condición humana hacia la que muestra esa mirada realista a la que ya estamos acostumbrados los que le seguimos desde hace tantos años: ni simpatía ni piedad, pero tampoco reproches ni acusaciones; esa visión un tanto cínica del que sabe que los humanos somos capaces de las mayores vilezas y de las mayores hazañas y, como él mismo nos ha recordado, en ocasiones en la misma persona; esa visión del ser humano adquirida en las situaciones más duras, esas en las que cada uno demuestra realmente lo que es, lo que le gustaría ser y de lo que puede ser capaz en un momento dado.
De esa forma de contemplar al animal humano que comparto plenamente, quiero dejar aquí algunas citas del libro que me han parecido muy ilustrativas: 
"Siempre que se cruzaba con un superviviente —de algo, de lo que fuera—, se preguntaba qué clase de bajeza habría cometido para sobrevivir".
"La sonrisa de quien poseía una confianza inquebrantable en la crueldad, la estupidez y la codicia de los seres humanos".
Me gusta Falcó como me gusta Alatriste y como me gustan D'Artagnan o el jorobado de Lagardére con su estocada de Nevers. Ellos hacen que el ser humano se vuelva un poco mejor y que el mundo se parezca, levemente, al escenario en que habitan los héroes. Y en gran parte por eso, pero no solo, me encanta la literatura de Pérez-Reverte. 

Título del libro: Eva
Autor: Arturo Pérez-Reverte
Editorial: Alfaguara
Año de publicación: 2018
Año de publicación original: 2017
Nº de páginas: 400

32 comentarios:

  1. Magnífica reseña, como es habitual en tí, algo que no me cansaré de repetir. En todo caso te cansarás tú de leerlo, jajaja.
    Yo era un "fan" (disculpa la frivolidad al estilo adolescente) de Pérez-Reverte y he leído algunas de sus novelas, pero llegó un día en que pudo más mis "simpatías" hacia él que hacia sus obras. Reconozco que este sentimiento va en contra de lo que debe primar a la hora de leer una obra y valorar a su autor, a saber su calidad y no los prejuicios que uno ha ido formándose sobre el personaje somo sujeto social, por su caracter y vehemencia al hablar y sus posicionamientos en determinados temas "sensibles" para mí. Lo mismo me pasó hace muchos años con Camilo José Cela. Seguramente mi actitud sea reprochable e injusta. Pero no lo puedo evitar. Su verborrea desenfrenada y muchas veces ofensiva me hace verlo con otros ojos. Y no es su supuesto izquierdismo, algo en lo que coincidiríamos, sino en su forma de exrpesar sus ideas al juzgar otros muchos aspectos sociales. Pero esto es política y no literatura y aquí se viene a hablar y escribir de literatura. Te pido disculpas, jeje.
    En cuanto a esta novela, la segunda, según cuentas, de la serie sobre ese espía del bando franquista, seguro que, de leerla, apreciaría su valor narrativo y me atraparía la historia que cuenta, pues Arturo Pérez-Reverte, aunque no sea santo de mi devoción, es un gran escritor. Y además, según he podido saber, es un defensor de los animales como yo, jajaja.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no puedo evitar tenerle simpatía. Es cierto que muchas veces es muy borde (aunque también se pude decir que habla sin pelos en la lengua) y parece estar por encima del bien y del mal, pero hasta eso me hace gracia. Hay que reconocerle que él ha estado en situaciones en que se mira de frente el peligro y hasta a la muerte y conoce al ser humano como solo lo conocen los que han vivido lo que él, y creo que eso le da cierto derecho a ser borde y decir las cosas sin cortarse. Tampoco estoy siempre de acuerdo con él al cien por cien, pero coincido bastante.
      De todas formas yo soy de las que separan bastante obra y autor. Por eso he leído auténticas maravillas de Vargas Llosa y alguna también de Cela.
      Con esta serie y con Alatriste, Pérez-Reverte me demuestra que, contra lo que pudiera parecer, es un romántico al que aún le emocionan los héroes y las causas perdidas cuando realmente lo están, como le pasaba a Rick.
      Un beso.

      Eliminar
  2. La verdad es que no he leído todavía esta serie, ni la anterior ni esta, y la verdad tanto la anterior reseña como esta, dan ganas la verdad , de modo que tomo nota y cuando tenga tiempo me haré con la seríe y los leere, creo que me va a gustar, porque intuyo que hay suspense y eso sabes que me gusta. Ahora mi curso me ocupa casi todo el espacio, hoy me he tomado un respiro que es domingo y además estoy con el estomago regular.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cuando tengas un respiro, esta serie es muy buena para relajarse y descansar la mente, aunque el autor hace reflexiones en las que merece pararse un poco, pero aun así, es de la lectura que entretiene a la vez que aporta.
      Un beso y que te mejores.

      Eliminar
  3. Hola Rosa, el otro día paseando por La Casa del Libro de Madrid, me llamó mucho la atención un precioso estuche con tres novelas de la serie: Falcó, Eva, y Sabotaje que creo recordar era el título de la tercera. Con esta genial reseña de la segunda parte, me has provocado muchas ganas de adquirir el pack completo y leerlo antes de que se pudiera hacer la película, que si se hiciera con cuidado y esmero, podría englobar a la saga un una buena historia de cine negro enmarcada en la Guerra Civil. Besos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo leeré en breve "Sabotaje". No sabía que había un estuche con las tres. LLo habrán sacado para navidad. Un bonito regalo.
      Pérez-Reverte tiene muy mala suerte con las adaptaciones al cine de su obra. Salvo "El maestro de esgrima", de Pedro Olea, el resto han sido malas con plena dedicación. "Alatriste" es de las que yo digo "mucho ruido y pocas nueces".
      Si esta serie se lleva al cine espero que lo haga un director bueno. Daría para una muy buena película, pero solo en buenas manos.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Paso por tu reseña de puntillas (la parte en la que hablas del argumento) porque tengo esta novela esperando, aunque la voy relegando pues Falcó me decepcionó.
    Creo que los personajes pueden ser interesantes, por lo que cuentas y por la impresión que tuve con la primera novela de la serie, pero la trama (y sigo basándome en Falcó) no se desarrolla mucho por la poca extensión de la novela que he visto que no llega a trescientas.
    Lo mejor será que lea la novela y juzgue por mí misma. Además, ya está la tercera y se me va acumulando el trabajo...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Falcó" me supo a muy poco. Esta me ha cundido más, aunque tampoco es excesivamente larga. Yo la he disfrutado mucho porque me encanta como escribe el autor y porque esos héroes cínicos y románticos, me encantan. Dije en mi reseña de Falcó que solo podía verle con la cara de Humphrey Bogart en "Casablanca" y así sigue siendo.
      A ver qué nos depara la tercera.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Para mí, que apenas he leído a Pérez Reverte, y ya han pasado años… tu reseña es un gran incentivo para volver a encararlo, aunque no me metería en trilogías, o series policíacas, para eso tendría que ser un devoto del autor y no es el caso.

    Lo que sí me consta es el profundo conocimiento que tiene Reverte de los entresijos del oficio, el dominio que posee de la técnica literaria, por ejemplo en los cambios de registro que consigue entre sus diferentes obras… y su trabajo de documentación es, sencillamente, extraordinario, ya sea la investigación a pie de campo (viajando a los escenarios, entrevistándose con personas, etc), o la considerable cantidad de libros de las más diversas temáticas (hasta manuales técnicos, por ejemplo sobre armas) que lee con cada libro que escribe.

    Se toma su oficio con una rigurosidad que apabulla… lógicamente a veces se relajará, nadie es perfecto (bueno, a lo mejor Dostoyevski…).

    Tengo algún título por casa, ya veré si me animo.
    Ya sabemos que le va la marcha… y siempre está metiendo cizaña, ya sea con unos o con otros, no son aspectos que me influyan a la hora de leer a cualquier autor, me abstraigo, pero entiendo que otros manifiesten reticencias, no es extraño.

    Seguramente muchos de sus libros sean una de las mejores maneras (al menos de las más entretenidas, y eso ya es mucho) de aprender nuestra Historia… fundamental para entender mejor muchas cosas del presente.

    Una reseña motivadora.
    Un fuerte abrazo, Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un autor que maneja muy bien los estilos. El suspense y lo policíaco lo borda, pero en libros como "Hombres buenos" o "Territorio comanche" nos habla de otras muchas cosas relacionadas con la Historia o con la condición humana.
      Me encanta como escribe y me encantan sus personajes. Solo hay un libro suyo que me ha decepcionado y al que hice una mala crítica, "El francotirador paciente", pero el resto me gustan mucho. Uno de mis favoritos, pero eso es muy personal, es "La piel del tambor".
      Yo tampoco suelo descartar a un escritor por cosas ajenas a lo que es la literatura. Lo que pasa es que muchas veces esas cosas que no me gustan de los autores se manifiestan en sus libros y por eso no me gustan, pero eso no me pasa con Pérez-Reverte (que básicamente me cae bien, aunque a veces sea un poco extemporáneo) y con un par de ellos más.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Me gusta Pérez-Reverte. He leído bastantes novelas suyas, incluida la saga de Alatriste que me parece fantástica. Hace tiempo que tengo en el punto de mira “Hombres buenos”, y seguro que antes o después leeré las aventuras de Falcó, que me parece un Alatriste de la primera mitad del siglo XX.
    Estupenda reseña.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también he leído casi todas sus novelas. Me quedan un par de ellas, históricas, que ya me sonaban mucho por haberlas leído en Galdós, en los Episodios Nacionales: "Cabo Trafalgar" y "Un día de cólera". Del resto, creo que lo he leído todo.
      No te pierdas "Hombres buenos" porque es muy buena, valga la redundancia. Además la leí justo después de "El francotirador paciente", la única novela del autor que no me gustó, y con esta me volví a reconciliar con él totalmente.
      Sí, Falcó es un Alatriste del siglo XX. Yo también lo creo y me parece que así lo dije en mi reseña de "Falcó"
      Un beso.

      Eliminar
  7. Leí la primera novela de la serie, Falcó, y aunque no me disgustó tampoco fue una novela que me encantará, de ahí que no haya seguido con la serie, aunque no la descarto del todo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gustó, pero se me hizo corta. Esta me ha dejado más satisfecha. Es una historia de aventuras de espías en el más estricto sentido y escrita de maravilla. Pero si "Falcó" no te convenció demasiado, probablemente esta tampoco. Estas cosas son así, a unos gustan y a otros, no.
      Un beso.

      Eliminar
  8. ¡Hola!
    No si he dicho ya que no me gusta nada Reverte. En su época de corresponsal sí que lo seguía, y me gustó mucho La tabla de Flanders(libro y peli)pero luego le fui cogiendo manía...
    Esta vez no me lo apunto.
    Muy feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes tenerle manía y gustarte sus novelas, jaja. Reconozco que su carácter no es muy llevadero y entiendo que haya quien no lo trague mucho, pero escribe de maravilla. "La tabla de Flandes" fue la primera novela suya que leí y me gustó mucho, pero la película me pareció muy mala.
      Después he leído más de veinte de sus novelas y salvo "El francotirador paciente", el resto me han gustado mucho.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Leí muy poco de Pérez-Reverte. Esta novela que reseñas me apetece muchísimo leerla, porque el protagonista me resulta muy atractivo, y la trilogía que gira en torno a este personaje la tengo apuntada. De Reverte leí La sombra del águila y poco más. Y si esta trilogía tiene sabor a clásico, pues todavía es más razón para leerla. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí Falcó me recuerda a esos héroes literarios tipo los tres mosqueteros o cinematrográficos tipo Rick, el de Casablanca. O sea, bastante clásico. espero que luego no te defraude.
      "La sombra del águila" es una novela muy buena; muy corta, más bien relato, pero muy buena.
      He leído casi todas sus novelas y me parece un gran escritor, aunque no para todos los gustos. Nadie lo es, pero él, dado su carácter, aún menos.
      Un beso.

      Eliminar
  10. ¿Puedes creer que tengo siete títulos de don Arturo esperando -éste incluido-, y nunca me decido por ninguno? Debo tener algo así como una negación sobre sus libros. De hecho, ahora que analizo mi lista 2019, pareciera que tampoco he incluido ninguno...
    Prometo leer alguno en breve, a ver cómo me sientan sus letras.
    No soy de trilogías, pero, de vez en cuando, encaro alguna.
    Gracias por la reseña.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes donde escoger: suspense, historia, aventuras de espadachines, espías y hasta crónica de reportero de guerra.
      A mí me gusta mucho y no puedo dejar de recomendártelo. Ya me contará si te animas.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Supongo que lo que me falta para leer a Pérez-Reverte es que alguno de sus libros me diga léeme. Pero ninguno me dice nada y ahí sigo sin que este autor me produzca la suficiente curiosidad como para animarme a leerlo. El caso es que lectores como tú o como Juan Carlos, por ejemplo, sí decís mucho y positivo sobre él en vuestras reseñas; y me fío de vuestro criterio, así que tal vez me esté perdiendo algo pero, en fin, soy muy de dejarme llevar por el instinto en cuestión de lecturas. Tal vez algún día nos encontremos Arturo Pérez-Reverte y yo. Quién sabe, no le cierro mis puertas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mucho que coincidamos en gustos siempre hay diferencias. Por otra parte, siempre nos perdemos algo, no se puede evitar, por lo que me parece estupendo que te dejes llevar por tu instinto. Hay tanto que leer que escoger algo siempre supone dejar algo y en ese sentido, como no se puede abarcar todo, el instinto es una buena guía.
      Pérez Reverte ha buceado en el alma humana como pocos. Su etapa de reportero de guerra le hizo conocer lo mejor y lo peor del ser humano. Eso es lo que le da una visión tan crítica de las personas. En ese aspecto su libro "Territorio comanche" donde habla de esa etapa de su vida es muy ilustrativo.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Hola, Rosa, pensaba que te seguía porque te veo por ahí en los blogs y no me saltaban tus entradas. Me quedo por aquí.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fíjate que yo también te veo por los blogs y veo que tampoco te seguía. Pero ya te sigo y te tengo en mi columna para ver tus entradas.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Hola, Rosa.
    Feliz año, antes de nada. Espero que las vacaciones de Navidad hayan sido revigorizantes, que ya sabemos que a los profes nos caen como agua de mayo... aunque se hacen cortas jaja.
    En cuanto a Reverte, diré claramente que se me atraganta. Es cierto que no se debe mezclar autor con la obra (o eso dicen, aunque no estoy totalmente de acuerdo).
    Este polémico escritor me cae pesado por sus artículos y entrevistas. No obstante, en su momento intenté librarme de prejuicios leyendo una de sus novelas... Pero fue en vano, porque "Hombres buenos" me resultó un plomazo que me reafirmó en mi idea de que Reverte no es para mí.
    Me alegro de que disfrutases de la letura.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ve que no coincidimos en ciertos gustos literarios. "Hombres buenos" me parece una gran novela. Me reconcilió con el autor del que acababa de leer otro que fue el único libro suyo que no me gustó.
      Pero es lo que pasa con los gustos, que son muy personales.
      Las vacaciones, muy bien. Como dices, cortas, pero revigorizantes.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Me ha gustado mucho la reseña, Rosa. Lo mismo me animo, aunque ahora estoy por otro tipo de lecturas. La visión de la naturaleza humana de Pérez-Reverte, que expones con claridad, me parece honesta y en parte la comparto. Somos capaces de lo peor y de lo mejor, aunque hay individuos que se inclinan más por lo primero.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pérez-Reverte hace maravillas con el lenguaje y en una historia de espías, que se puede prestar mucho para ello, nos habla con gran acierto de lo que puede dar de sí la condición humana.
      No son grandes novelas, pero guardan frases e ideas de mucho calado.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Caramba, veo que la reseña se ha convertido casi en un juicio sumario al autor, je, je, je... La verdad es que los reyes me trajeron Falcó y Eva. También reconozco que Pérez Reverte me cae bien, esté de acuerdo o no con él. Es un tipo valiente en sus opiniones, y cuando digo valiente me refiero a que expresa lo que piensa sin importarle que sea o no políticamente correcto. Para mí eso tiene valor, aunque quizá también tenga un poco de ese dicho de "lo importante es que hablen de uno, sea bien o mal".
    Fantástica reseña a la que volveré cuando haya leído la novela. Un fuerte abrazo, Rosa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me cae muy bien. Casi siempre estoy de acuerdo con él y, en las veces en que no lo estoy, respeto la diferencia. Como a ti, me gusta el que hable sin atenerse a lo políticamente correcto y diciendo cosas que muchos piensan y no se atreven a decir. Y, sobre todo, escribe de maravilla.
      Espero que disfrutes con las aventuras de Lorenzo Falcó, uno de los últimos héroes románticos. El último que yo he conocido es Fabio Montale, pero eso ya es otro mundo.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Hola, Rosa:
    Si no hubiera leído "Eva" es seguro que tras leer tu reseña habría partido raudo y veloz a por ella. Creo que tus reseñas hacen lectores. Me ha gustado mucho el lema que tienes en tu cuenta de Google+ ("Si no sabes qué leer, lee una reseña y tal vez te decidas") porque creo que responde plenamente a la verdad de lo que logras: Tu blog hace lectores, ¡bravo!
    En cuanto a "Eva" que leí en diciembre de 2017 a mí como a ti me gustó bastante aunque creo recordar que eché en falta un mayor desarrollo del personaje femenino, habiéndome parecido la novela una aventura más de Falcó que otra cosa. pero la recuerdo con gusto, en especial por lo bien que Pérez Reverte maneja los recursos del denominado hard boiled, esos relatos propios de la narrativa popular urbana que utilizan una serie de elementos reconocibles que el escritor aquí se recrea utilizándolos. Y eso a mí siempre me ha gustado.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he leído muchos libros gracias a reseñas de todos vosotros. Lo que no sé es si dar las gracias o lo contrario, porque eso no ha hecho más que incrementar la lista de pendientes hasta límites inabarcables. 😂😂
      Yo creo que el personaje de Eva está más desarrollado de lo que parece. es cierto que sale poco, pero para lo poco que sale, queda muy clara su frialdad, su obediencia a los dogmas y a la ideología por encima de todo, su crueldad y no sé si falta de sentimientos o el sometimiento de los mismos a la ideología que mencionaba. Un personaje que creo que veremos más veces. Aunque bien podría equivocarme.
      Me gusta como escribe el autor por lo que tú mencionas y por su análisis de la condición humana.
      Un beso.

      Eliminar

Con tus comentarios reflexionamos, debatimos y aprendemos más.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...