Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

miércoles, 29 de mayo de 2019

"Feliz final" Isaac Rosa

Esta es una novela contada al revés. Hasta el título está al revés y el final feliz de muchas historias se transforma aquí en un feliz final. Tal vez esta sea una de las pocas historias que realmente tiene un feliz final. Se me ocurre también "El extraño caso de Benjamin Button", el relato de Francis Scott Fitgerald. Cuántas veces he pensado que la vida debería ser como la de este personaje. Empezar por el declive, por la decrepitud, para ir poco a poco recuperando fuerzas, haciéndose cada vez más lúcido hasta llegar al momento en que se tiene todo por delante. Ya, ya sé que para tener todo por delante habría que caminar de nuevo hacia la decrepitud, pero dejadme soñar.

Y es que la única forma de tener un feliz final es terminar por el principio. Los finales no pueden ser felices. Felicidad y final es un oxímoron. El final es el final y los finales, cuando realmente lo son, terminan como ya sabemos y de felices no tienen nada. Las novelas, los cuentos que terminan con el "vivieron felices y comieron perdices" nunca terminan por el final, sino por el principio, por un principio: el principio de un amor, la ilusión de un hijo que viene, un trabajo que comienza, un destino apetecido... Solo los principios son felices, a veces también el transcurso, pero nunca los finales.

"Nosotros íbamos a envejecer juntos. Lo digo en voz alta por escucharme, y compruebo lo melodramático que suena: nosotros íbamos a envejecer juntos. [...]Abro los brazos para llenar pulmones de tenor, la orquesta se eleva, el público se estremece, tintinea la gran lámpara sobre la platea: nosotroooooos íbamos a envejecer juuuntooooooooos. Caigo muerto en el escenario, baja el telón, aplausos, hipidos". "Feliz final" empieza por el final de una relación de pareja y poco a poco, nos va llevando hacia el principio. Empieza por el epílogo y empieza mal, como vemos. Pero en sucesivos capítulos, del ocho al prólogo, Antonio y Ángela nos van llevando hacia los inicios de su relación.

Antonio y Ángela son un matrimonio en los cuarenta y tantos. Llevan trece años juntos y tienen dos hijas. Alternando las voces de uno y de otro, nos empiezan contando la mudanza, el día en que definitivamente se hace efectivo el abandono del piso de alquiler que han compartido para ir cada uno por su lado. Antes han muerto la alegría, la complicidad, la tolerancia, los juegos; las torpezas que empezaron haciendo gracia y provocando ternura y han terminado por causar impaciencia y repulsa; las actitudes que se admiraron en un principio y han llegado a producir rechazo e irritabilidad. 

Y ha muerto el deseo. El deseo termina por morir (o adomercerse hasta el coma) en toda persona, y por lo tanto en las parejas, es normal, todos lo sabemos. Lo malo es cuando el deseo muere antes de que termine la edad del deseo. Cuando aún se desea, pero los deseos no van dirigidos a la pareja, sino a otras personas, y no siempre porque esas personas resulten irresistibles, sino porque representan lo que la pareja ya no puede ofrecer: novedad, sorpresa, ilusión. "En aquel tiempo [...] me enamoré tantas veces y con tanta ligereza, que inevitablemente acabé entendiendo que el origen de tanta exaltación amorosa era únicamente yo, que mi condición enamoradiza revelaba un fondo evidente de insatisfacción: el ensueño de que en cualquier momento se cruzase alguien en mi vida que me rescatase y me abriese una de esas puertas laterales".

Antonio y Ángela, alternando las voces, en cursiva ella, nos irán llevando hacia atrás mientras nos explican la caída definitiva que ha desembocado en la mudanza; los meses de intento de superar su crisis, Lo Que Nos Pasó, y volver a vivir un amor de película; la época en que todo eran reproches y discusiones y malas caras y achacar culpas y buscar disculpas, todo ello alrededor y causado por Lo Que Nos Pasó. Antes aún, como en toda pareja, hubo sus épocas. El ascenso del principio hasta llegar a un punto en que tanto amor y tanta felicidad llegan a doler; ese punto de inflexión en que se alcanza una cima que pocas veces, nunca, se volverá a tocar; ese punto a partir del cual todo va a ser meseta, cuando no cuesta abajo, con picos que suben, pero con una terca y trágica tendencia al descenso. Antonio, amigo de la planificación, gestor nato, hasta ha hecho una gráfica. "Mira esta gráfica, Ángela [...] la representación gráfica de nuestro amor durante trece años sería algo así. [...] el alza eufórica de los primeros años, casi vertical, cuando crees que ya no puedes amar más y sin embargo subes y subes. [...] Hasta que empieza el descenso, ese rodar barranco abajo desamándonos, una bajada con dientes de sierra pero sin perder nunca la tendencia,[...] perdiendo altura hasta que nos estrellamos en ese doble y consecutivo acantilado".

Isaac Rosa
A mí me cuesta mucho contarlo hacia atrás, me parece asombroso cómo lo hace el autor. He intentado pillarle en falta, buscar el tránsito en que el retroceso chirría, en que se nota el fallo derivado de la dificultad, el salto brusco. No lo he encontrado. La narración fluye hacia atrás sin obstáculos, sin retrasos ni acelerones, como una película que se proyecta en retroceso y vemos el agua subir desde el mar hasta su nacimiento de forma lenta y gradual, con la naturalidad que tienen los hechos fantásticos en los cuentos de hadas. Y es que esta novela, si no en el contenido sí en la forma, tiene algo de cuento de hadas. Ese caminar hacia el pasado, imposible en la vida real; ese juego de espejos que se hace en ocasiones con los mismos personajes visitándose del pasado al presente y del futuro al pasado; ese guiño premonitorio, con el fin de un matrimonio que se ve reflejado en el fin de otro sucedido años antes.

Las propias palabras de la pareja siguen el ritmo de sus afectos: alternándose, pero juntas, una a continuación de otra cuando las cosas van mal, cuando hay problemas que los mantienen a cada uno en su mundo; independientes, sin tocarse ni aproximarse, muy alejada una de otra cuando cuentan su crisis más seria, Lo Que Nos Pasó, hablando cada una durante mucho tiempo, ajena totalmente a la otra voz hasta que el propio lector llega a olvidarse de que son dos para centrarse en la que acapara el monólogo; mezclándose en las épocas felices, hablando a medias hasta que llegamos a perder la noción de quién habla porque es tal la compenetración que muestran que se vuelven una sola voz en un solo amor. Se convierte así en una novela que mezcla forma y contenido de manera asombrosa.

Cuatro son las novelas que he leído del autor. En todas ellas demuestra su originalidad y su forma personal de narrar historias. En "El vano ayernos habla de cómo escribir una novela, eligiendo un personaje perdido en el índice onomástico de algún ensayo histórico. Tiene que ser un nombre poco mencionado y menos conocido. Dependiendo del personaje y el episodio histórico, desarrollaremos nuestra novela. En "¡Otra maldita novela sobre la Guerra Civil!" se dedica a comentar y criticar, metido en la piel de un lector anónimo, otra novela anterior suya titulada "La malamemoria". 

También leí, antes de tener el blog, "El país del miedo". Trata sobre el miedo a lo que nos rodea y de un país imaginario donde todos nuestros temores podrían hacerse realidad. El autor puede gustar más o menos, a mí me gusta mucho, lo que no se le puede achacar es falta de originalidad, lo que ya es mucho a su favor.

Título del libro: Feliz final
Autor: Isaac Rosa
Editorial: Seix Barral
Año de publicación: 2018
Año de publicación original: 2018
Nº de páginas: 344

45 comentarios:

  1. Hola.
    Ay me ha apetecido mcuho. Veo tan difícil escribir en retroceso, y encima sin fallos, como bien dices.
    Y también veo difícil explicar de manera creíble ese desencanto cuando el amor se acaba, la falta de deseo, la repulsa de las torpezas que hacían gracia...menudo mérito. Apuntada.
    Feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isaac Rosa es uno de los narradores españoles más originales. Todas sus novelas destacan por algo especial que solo él tiene. Te lo recomiendo si no lo conoces y si lo conoces, te recomiendo esta su última novela.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Este es uno de mis autores pendientes, quería empezar por esta novela que me llama mucho la atención y de la que he leído buenas y malas reseñas, parece que a ti te ha convencido y lo que nos cuentas hace que aún me apetecezca más. Intentaré hacerme con ella. Besinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si nunca lo has leído, no lo dejes pasar. Tiene algo que lo hace muy especial. Yo solo he leído una reseña que es similar a la mía en opinión, pero sé de gente que lo está leyendo para la tertulia que tenemos mañana y no le está gustando nada. Como ya vemos, opiniones variadas. tendrás que decidir por ti misma.
      Un beso.

      Eliminar
  3. He leéido varias reseñas positivas de esta novela y la verdad es que me llama mucho la atención. No conozco al autor pero reconozco la originalidad de cómo plantea esta novela, como si fuera una autopsia de una relación en la que se intenta averiguar qué fue mal... Muy interesante, espero poder leerla pronto. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que la historia no es lo original. Es una pareja que se conoce, se enamora, se casa, tiene dos hijas y viven en común trece años. En esos años pasan muchas cosas laborales y familiares, y finalmente la pareja se rompe. Parece mentira que con una historia así se pueda hacer una novela tan original. Ese es el gran mérito del autor que yo admiro mucho.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Me gusta mucho Rosa. Siempre con una nota de diferenciación, leí la novela hace varias semanas y volvió a gustarme, en especial por el toma y daca que supone la visión -no siempre antagónica- de los personajes. Hice una reseña en mi blog donde lo cuento mejor.
    Siempre me parece recomendable Isaac Rosa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vengo de ver tu reseña y veo que opinamos muy parecido. Es la cuarta novela que leo de Isaac Rosa y todas me han gustado muchísimo. Su originalidad y lo profundo de sus reflexiones y análisis me encanta. hay alguna novela suya que aún tengo pendiente, pero que pienso leer en breve.
      Realmente muy recomendable.

      Eliminar
  5. Hay cierto consenso positivo en torno a este libro. Y parece que gusta, porque en la biblioteca de mi ciudad tiene lista de espera, no es lo normal para autores tan "literarios". Siento mucha curiosidad por cómo está estructurada, me parece un malabarismo, no en vano Isaac Rosa está considerado uno de los escritores más solventes de la actualidad. Por cierto, si se acerca mi pareja con una gráfica, aunque sea para romper... Qué poco sentido del romanticismo y de la pasión, igualito que las novelas de Zweig.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hombre era muy de organizar y gestionar, así es que no me extraña que hiciera una gráfica para analizar el devenir de la relación. Por cierto, la gráfica aparece en el libro, pero me dio cosa ponerla, ja ja.
      La estructura de la novela es muy original y el ritmo de las intervenciones de los protagonistas va a la par de los sentimientos y la verdad es que resulta una novela muy dinámica en ese retroceso que hace de la relación. Creo que te gustará.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Por eso es bueno leer los comentarios de otras personas, me entero cosas que no estaban en la reseña jAjaja (seguimos sin reir con comas como sugiere la RAE) ... y lo de la gráfica me entusiasma aún más.

      Eliminar
    3. No sabía lo de la RAE y reír sin comas. está bien saberlo porque a veces dudo y tan pronto pongo comas como no las pongo ja ja ja.

      Eliminar
  6. No sé como será el libro, intuyo que muy bueno, pero ahora mismo casi es lo de menos. Has realizado una reseña espectacular con un análisis profundo, doloroso y emocionante sobre la finalización del amor o las rupturas en las parejas. También has sido muy descriptiva cuando escribes sobre el significado de la palabra final y de sus consecuencias. Por otra parte, esta narrativa inversa es muy, muy atractiva para mí como lector o como espectador en el caso de que este libro pudiera ser llevado al cine. En definitiva, un descubrimiento, y una gozada de lectura. Besos Rosa, y gracias por tu enorme labor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que los finales felices de libros y películas siempre me han dado qué pensar. termina la película con el beso final de la pareja que por fin ve sus problemas solucionados y puede casarse o lo que sea. Y yo siempre pienso que eso no es el final sino el principio y que a ver cómo acaba la historia en realidad. Esta novela me ha dado el pretexto perfecto para tratar el tema y lo he aprovechado.
      Me imagino que el hecho de haber vivido la ruptura de una pareja hace que lo vea con una perspectiva que quien no lo ha experimentado no tiene, aunque tampoco es algo difícil de imaginar y de analizar. No es difícil, pero sí muy interesante.
      Sería una gran película si cae en buenas manos.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Esta vez sí que no estoy de acuerdo contigo. Comparto que es un buen escritor pero, en este caso, me parece que alarga los monólogos más de la cuenta. La historia solo tiene de original que va hacia atrás, pero el tema lo hemos visto en libros, películas,.....
    Se me ha echo largo.
    La próxima reseña seguro que comparto tu opinión. Un beso

    ResponderEliminar
  8. Respuestas
    1. Bueno, no siempre tenemos que estar de acuerdo. Yo opino que los monólogos son el medio de narrar la historia. Es una historia contada en primera persona y, por lo tanto, mediante monólogos que en este caso son de dos personas. Creo que cuenta la historia de una forma muy real, con sentimientos muy reconocibles por cualquiera que haya vivido en pareja y por supuesto es la historia de una pareja y de original tiene muy poco, pero es esa misma repetición de escenas y sentimientos (poco originales, pero tan reales) uno de los valores que yo le encuentro al libro. Eso y, por supuesto, la originalidad con que se cuenta, esta sí, genuina donde las haya, y lo bien que lo hace.
      Es una de las novelas que ganan en mi recuerdo. Hoy me guata más que hace un par de días.
      Un beso.

      Eliminar
  9. El tipo de novela que yo me apunto. Claro que es original y mira que spoilearnos el final desde el primer capítulo... es arriesgado. Mientras más pienso en el asunto, así como desagradable deben leerse las diferencias y pleitos, me interesa mucho más acompañar a los personajes a recordar por qué se amaban tanto.

    Una excelente reseña Rosa, como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No importa ese destripe del final, que tampoco es tal, porque en esta novela lo interesante no es el destino sino el propio viaje; lo que importa es todo lo que ha ido pasando y verlo contado de final a principio. Claro, sabemos que terminará con el inicio de la relación, pero tampoco sabemos cómo es ese inicio.
      Un beso y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  10. Como dice Gerardo he leído muchas reseñas positivas sobre esta novela. Yo del autor sólo solo he le"La habitación oscura" que es una novela política (así la define el autor) que transcurre durante la crisis de 2008. Me gustó por la manera de novelar y veo que en esta que reseñas la forma es esencial. La tengo en lista desde hace tiempo. A ver si me decido a leerla.
    Muy buena y muy agradable la lectura de tu reseña, como siempre querida amiga.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justamente "La habitación oscura" es una de las que me faltan a mí por leer, aunque lleva tiempo en mi estantería de pendientes. Como profesor de literatura esta novela tiene que resultarte muy interesante por la estructura. Espero que la leas y saber tu opinión. Puede que no sea el mejor novelista español, pero desde luego es de los más originales.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Sí que es original Rosa. No he leído nada de este autor, pero creo que me podría gustar bastante por todas las cosas que explicas.
    Me ha gustado mucho el razonamiento sobre la incongruencia de “final feliz”.
    Un besito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una total incongruencia. Ningún final es feliz. Cuando se ha vivido alguno, se sabe de sobra. Puede ser pacífico y tranquilo, pero nunca feliz.
      Te gustará este libro.
      Un beso.

      Eliminar
  12. He leído buenas reseñas de esta novela, pero no me llama la atención.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las cosas apetecen o no, o en un momento apetecen y en otro, no. Y a veces ni se sabe por qué, pero es así.
      Un beso.

      Eliminar
  13. En primer lugar, me ha gustado mucho la introducción que has hecho sobre la oposición entre final y felicidad. Todo un acierto, aunque esa reflexión pueda parecer obvia. Hay cosas que, por obvias que sean, no nos paramos a pensar en ellas.
    En segundo lugar, yo también creo que debe ser muy difícil contar una historia "marcha atrás" como la describes. No es lo mismo proyectar unas imágenes en sentido contrario al de la grabación, que contar una historia de final a principio sin saltos en el tiempo. Me resuta francamente original y curioso. Son muchas las novelas y películas que empiezan por el final de la historia que se pretende contar, pero tras esa descripción o imagen de como ha terminado todo, se produce un salto hasta el principio para mostrar cómo se inició y desarrolló toda esa historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, eso quería mostrar con la proyección del agua que retrocede. proyectar al revés, es muy fácil. La técnica se encarga de ello. Narrar una historia de fin a principio, pasando por todas las fases intermedias en retroceso, es mucho más difícil.
      Siempre me han gustado esas películas o libros que empiezan por el final de los que "El crepúsculo de los dioses" y "Crónica de una muerte anunciada" son los ejemplos más notables, respectivamente que se me ocurren. pero en ambos, como dices, tras ese final se va al principio y la historia transcurre en orden cronológico hasta llegar de nuevo al final. Aquí Isaac Rosa hace un verdadero juego de trepar por la historia paso a paso y nos deja anonadados por la facilidad con la que lo hace.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Conocí a Isaac Rosa con La habitación oscura y me gustó por la forma tan original de narrar, aunque le vi cierto regusto depre que si se hace endémico me acaba cansando.
    Esta novela parece que también es original y me la apunto pues ese autor creo que no deja indiferente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le digo a Juan Carlos, "La habitación oscura" es de las dos o tres que me quedan por leer de Isaac Rosa.
      "Feliz final" no tiene nada de depre creo yo. Es la historia de una de tantas parejas que en un momento dado se termina y empieza a analizar la historia, tal vez para saber dónde se produjo el punto de inflexión que los llevó al descalabro, pero contada de una forma tan original que le da al contenido mucha profundidad. Además están muy bien representados los sentimientos y las situaciones.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Estupenda reseña, Rosa. Es una historia fantástica, para mí la primera del autor pero tomo nota de las que comentas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que la has leído. Es muy buena, sí. Espero que las siguientes que leas te gusten tanto como a mí.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado. Lo que siento es que no te gustara el libro que a mí me ha entusiasmado.
      Un beso.

      Eliminar
  17. Otro autor del que no he leído nada, no se si avergonzarme o filosofar sobre la brevedad de la vida y lo mucho por leer todavía.
    Y encima las obligaciones ineludibles te roban ese tiempo que es la única posesión que no se compra.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Avergonzarse nunca. Se lee lo que se puede y hay épocas en las que uno lo tiene difícil. Yo, cuando tenía a mi hijo pequeño, casi no leía nada, pero luego, me he desquitado.
      Siempre dije que para lo único que me gustaría tener mucho dinero era para comprar tiempo, el tiempo que hay que dedicar a conseguir el dinero o a evitar que se vaya demasiado deprisa.
      Un beso.

      Eliminar
  18. Siempre resultan apetecibles estas novelas en las que el autor juega con la estructura para conseguir un efecto emocional el cual varía en función de cómo se ordenen los acontecimientos. A veces pienso que el problema de la vida es que a diferencia de las películas las tramas se siguen desarrollando después del The End. Ves esa escena final en la que la pareja se abraza y besa después de haber superado mil y un obstáculos. Con ese The End que parece congelar hasta la eternidad ese momento de dicha. Pero en la vida después de ese beso llega la rutina, y las discusiones...
    Bueno, no me enrrollo más. Excelente reseña y muy interesante propuesta para quienes intentamos escribir. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso es de lo que hablo al principio de la reseña. De ese The end que, en realidad, más que un fin es un principio a partir empieza lo verdaderamente difícil. Aquí, Isaac Rosa nos cuenta la historia al revés. Este sí que es un "Feliz final", termina cuando todo el amor está en su apogeo, un apogeo un tanto empalagoso, pero así suelen ser los inicios de las relaciones.
      Creo que la técnica de esta novela puede ser muy interesante para los que os dedicáis a escribir, como bien dices. En la tertulia de ayer hubo opiniones encontradas acerca del libro, pero en lo que todos coincidimos es en lo bien escrito que está y el la estructura tan original.
      Un beso.

      Eliminar
  19. Qué triste lo que comentas de que solo los principios pueden ser felices. Porque si se piensa bien, en los comienzos no tenemos nada tangible, tan solo ilusión y esperanza (que no es poco). Cuando llega la realidad vamos hacia el final, que es cierto que no puede ser feliz.
    Esta novela es lo primero y de momento lo único que he leído de Isaac Rosa. Ciertamente su planteamiento me resultó muy original. También me gustó mucho cómo escribe el autor, te lleva sin que te des cuenta y te bebes las páginas. Son muchas las reflexiones que he subrayado en este libro pero también me quedé con la sensación de que el autor buscaba mucho los lugares comunes, conectar con esa generación 'yo fui a EGB' que tanto menciona en su novela. Tal vez por ello la historia se me quedó en una buena radiografía social pero sin embargo no conseguí conectar del todo con Antonio y Angela. No puedo decir que el libro no me haya gustado pero sí es cierto que me decepcionó un poco, supongo que en parte porque tenía muchas ganas de leerlo y el resultado no se ajustó a mis expectativas.
    Bueno, rarita que es una. Creo que a casi todo el mundo que ha leído esta novela le ha encantado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer en la tertulia las opiniones fueron diversas y había gente a la que no le había gustado e incluso quien había sido incapaz de terminarlo.
      Yo creo que lo de la EGB es algo que él mete para mostrar la forma de conectar con los lectores de sus hipotéticos libros. Creo que es una crítica al hecho de que la gente solo lee lo que siente que coincide con su propia situación y si hay mucha gente en esa situación las ventas están aseguradas (piensa él). Por eso siempre dice, "yo fui a EGB" y añade la situación concreta del libro en cuestión: yo soy padre separado (por ejemplo). Pienso que es una reiteración intencionada.
      Yo tampoco es que haya conectado con los personajes, en el sentido de que tengo muy poco en común con su manera de ser, pero sí creo que su historia es muy real y he vivido muchas situaciones parecidas. En ese sentido, creo que muestra de maravilla sentimientos y situaciones que todos hemos vivido en un momento dado.
      Yo siempre encaro a este autor con expectativas, pero nunca le ha defraudado.
      Un beso.

      Eliminar
  20. Me gusta lo que nos cuentas de esta novela. Tiene ingredientes muy atractivos, sobre todo los intimistas. Leí alguna reseña más sobre esta novela que también recomendaba su lectura. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy intimista y muestra las distintas foras de ver el mismo acontecimiento por parte de ambos miembros de la pareja. Es un diálogo que a veces funciona como tal, pero más a menudo se presenta como una sucesión de monólogos. En cualquier caso, es una novela de personajes y situaciones muy recomendable.
      Un beso.

      Eliminar
  21. Antes de que se me olvide, Rosa, ya puedes echar un vistazo al vídeo de mi entrada, solucionado.
    Isaac Rosa me parece uno de esos escritores bien considerado por la crítica, la verdad es que le avalan unos cuantos premios importantes, y también tiene el favor de los lectores, en general, es un autor, por lo que cuentas, audaz en la técnica, eso solo se lo puede permitir quien tenga suficiente dominio del oficio, está claro que es el caso.
    Y como a los demás, me ha parecido excelente tu reflexión sobre el final feliz... pues sí, bien pudiera ser el principio de la incertidumbre.
    Jo, cómo molaría ser alguna vez Benjamin Button ;)
    Beso y buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enseguida voy a ver el vídeo. Quedé muy frustrada por no poder verlo ayer.
      Cada vez echo más de menos no poder ser Benjamin Button. Terminar la vida yendo hacia abajo en una decrepitud creciente, en soledad frecuentemente, etc, me parece de una crueldad terrible. Si hay un dios responsable, no tiene perdón.
      Hoy hace un año que murió mi padre y viendo a mi madre ahora y a él antes, pienso muy a menudo en estas cosas. Está tan sola, tan vulnerable, tan débil y, lógicamente, va a peor.
      Así es que el personaje de Scott Fitgerald me parece el colmo de la felicidad. Va siempre a mejor y muere como un bebé feliz en brazos de la mujer a la que ama. Eso sí que es un feliz final.
      Creo entender que no has leído a Isaac Rosa, aunque no queda muy claro. Si es así, te lo recomiendo.
      Un beso.

      Eliminar
  22. Tengo este libro en versión digital, Rosa. Lo apunté apenas ha salido y luego lo he bajado. Parece un libro interesante, narrado desde el final.
    Coincido contigo, ningún final es feliz. Puede ser incruento, previsible, de común acuerdo, pero nunca feliz. La sensación de fracaso que conlleva, o la frustración de algo que esperabas que perdurara pero no la ha conseguido no lo hace feliz. A lo sumo, podrá ser digerible en el corto plazo.
    Veré si podré incluirlo entre mis lecturas del presente año.
    Un beso para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo recomiendo. La historia no es nada especial, pero sí lo es la forma en que está contada.
      El final de esta novela es feliz porque es el principio de la historia y hacer retroceder los acontecimientos es uno de los mayores logros de la novela.
      Un beso.

      Eliminar

Con tus comentarios reflexionamos, debatimos y aprendemos más.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...