Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

martes, 1 de agosto de 2017

Agosto 2017



En aquellos tiempos era casi imposible encontrar un apartamento barato en Manhattan, por lo que tuve que trasladarme a Brooklyn.
Esto sucedía en 1947, y lo más agradable para mí de aquel verano, que con tanta claridad recuerdo, fue el tiempo, suave y soleado, con fragancia de flores, como si los días se hubieran detenido en una perpetua primavera. Aquello me resultó providencial, más digno de agradecer que cualquier otra cosa, pues sentía que la marea de mi juventud se hallaba en uno de sus momentos más bajos. A mis veintidós años, luchando por convertirme en escritor, de la clase que fuera, me encontraba con que el ardor creativo que dos años antes me había casi consumido con esplendorosa e implacable llama, había ido vacilando, debilitándose poco a poco hasta quedar reducido a una tenue lucecita que apenas si brillaba en mi pecho, o en cualquier otro lugar donde hubieran residido mis más ávidas aspiraciones. No era que ya no desease escribir; ansiaba, aun apasionadamente, convertir en realidad la novela que por tanto tiempo había llevado cautiva en mi cerebro.
No recuerdo bien, no recuerdo si se llega a saber, cuál era la novela que Stingo tenía en mente, pero la que se hizo realidad en su vida fue una triste y amarga novela salida directamente de la realidad y de las miserias de la historia. Porque en Brooklyn se encontrará con unos curiosos vecinos que darán vuelta a su vida y la pondrán del revés. Amor, amistad, celos, culpa, resentimiento...
Stingo viene del Sur dispuesto a convertirse en un escritor de éxito. Sus vecinos son Nathan y Sophie. Nathan es judío y está herido y obsesionado por lo que su pueblo acaba de sufrir en Europa. Es una víctima y siente que debe ser recompensado por las afrentas que él no ha sufrido, pero que siente como propias. Sophie, sí ha sufrido esas afrentas. A pesar de no ser judía, sino una católica polaca, se vio atrapada en la locura de Auschwitz y en una situación en la que contadas personas se han visto a lo largo de la historia. Tuvo que tomar una decisión, algo que la tortura desde entonces y que determinará su presente y su futuro: "La decisión de Sophie", de William Styron,  es la novela con la que quiero empezar este mes de agosto.
Cuando Stingo conoce a Nathan y Sophie, está conociendo a una pareja autodestructiva. Nathan puede pasar en minutos de ser el amante más encantador y tierno al verdugo más violento y cruel. Sophie lo resiste con paciencia. Ama a Nathan por encima de todo. Nada más le queda como objeto de amor después de haber perdido tantas cosas. Nathan, Sophie: dos personajes atormentados, uno por la culpa, otro por la locura. La vida de Sophie nos irá siendo narrada, le irá siendo narrada a Stingo, por la ella misma, de manera que dos son las voces que nos llevan por la novela: la de Stingo contando los episodios de Brooklyn en aquel verano de 1947 y la de Sophie contando los horrores de Auschwitz unos pocos años antes. La de Nathan nos la contará, se la contará también a Stingo, su hermano Larry y descubriremos, tal vez, al personaje más atormentado de todo este trío.
Víctimas de la historia, de sus propias culpas y remordimientos, de sus mentes torturadas y anhelantes, Nathan y Sophie constituirán la puerta a la madurez, la educación sentimental de Stingo que pronto sentirá un profundo amor por Sophie y una intensa amistad por Nathan, dos sentimientos contradictorios e irreconciliables que tan solo le dejarán a nuestro protagonista la posibilidad de contarlos en una novela.
"La decisión de Sophie" fue una novela polémica tras su publicación en 1979. El utilizar una mujer católica para contar los horrores de los campos de exterminio, hizo que se le acusara de olvidar a las víctimas judías obviando su sufrimiento. No obstante, la novela fue reconocida y en 1980 recibió el National Book Award.
En 1982 fue llevada al cine por Alan J. Pakula con un éxito que derivó de sus cinco nominaciones a los Oscar, aunque, finalmente, solo Meryl Streep, en su papel de Sophie, lo conseguiría.
Stingo es un personaje inspirado en el propio autor. También William Styron, procedente de Virginia, se mudó a Brooklyn para escribir una novela y parece ser que allí conoció a la pareja que inspiró a Sophie y a Nathan. A partir de ahí, qué parte es ficticia y cuál es real, es algo que quedará en al ámbito de la curiosidad y la intriga. 

Las novelas que aparecen en esta sección, "Bienvenido nuevo mes literario", no están recién leídas, pero están leídas. Se trata de novelas que empleo para comenzar cada mes. Por ello comienza la entrada con el inicio del libro. No pretende ser una reseña, sino el comentario sobre una historia que me marcó lo suficiente como para poder hablar de ella aunque haga ya muchos años que la leí. Por ello, espero que me perdonéis si incurro en algún error.
  

24 comentarios:

  1. Qué interesante Rosa, recuerdo la película, me impactó, me llegó tanto que no volvería a dejar de ver ninguna otra de Meryl, había visto alguna ya pero esta historia... Y ahora es veridica, o mitad verídica, bueno no se sabe, no importa. Gracias por traerla de nuevo en esta sección del mes literario. Un abrazo espero que estés disfrutando del descanso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La peli es mucho más famosa que el libro, pero el libro creo que es más completo e impactante.
      Disfruto, pero hace un calor...
      Un beso.

      Eliminar
  2. Me apunto la recomendación, muy interesante.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy recomendable tanto la novela como la película. Espero que cualquiera que sea el formato que elijas, o los dos en su cadi, te resulte interesante.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Leí la novela no hace mucho y me gustó de principio a fin. Me gusta, sobre todo, esa reflexión sobre la culpa. Esa culpa que no deja vivir a Sophie y que no conocemos hasta el final porqué. La culpa por vivir o sobrevivir... Lo único que no me gustó fue la obsesión por el sexo del protagonista, pero lo demás lo disfruté muchísimo y el secreto de Sophie me dejó sin aliento. Una novela brillante que recomiendo. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso, aunque es un idea mía nada más, que la obsesión sexual del narrador por Sophie puede derivar de la del autor por la chica de la pareja que le inspiró, la pareja de la que fue vecino en Brooklyn. No recuerdo que me molestara, aunque la verdad es que es un detalle que no recuerdo, sin más.
      Por cierto, se habla mucho del secreto de Sophie, pero el de Nathan, es también terrible, aunque no se pueda comparar.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Tiene muy buena pinta esta novela, cuando la leas si haces una reseña, nos lo cuentas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues de momento, no tengo idea de leerla, aunque nunca se sabe.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Hacía tiempo que no entraba en tu blog, y se me había olvidado esta sección que tanto me gusta.
    Esta vez no he acertado y, claro, es porque no he leído este libro. Si vi la película en su día y la recuerdo. Realmente, la decisión de Sophie es tremenda,tuve bastante con eso y no creo que lea la novela.
    Así todo, me ha gustado recordarlo. Sigue haciéndonos pasar buenos ratos con estos inicios de mes. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es una novela poco conocida, sobre todo comparando con la película que, en su día fue famosísima. La novela es muy buena, pero son dos tomos, al menos la edición que yo leí. Creo que no repetiré.
      Por aquí te espero, espero que algo más que los primeros de mes.
      Un beso.

      Eliminar
  6. No he leído la novela, pero sí vi en su momento la película: Mery! Street estaba fantástica como casi siempre.
    Me gusta mucho esta sección "Bienvenido nuevo mes literario" en el que inicias cada mes con una novela que te encantó en su momento. Desde luego, Rosa, no dejas de dar impulso a tu, ya de por sí, excelente blog.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que fue una de las películas que lanzó a Meryl Strip, junto a "Memorias de África".
      Me alegra que os guste esta sección. Cada vez me es más difícil que se me ocurra de qué libro hablar. Menos mal que apunto todo lo que leo hace más años de los que quiero recordar.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Me gusta la idea de comenzar el mes con este tipo de entradas. De manera concisa y literaria, creo que has dado la bienvenida al mes de agosto como se merece, para refrescar tu propia memoria y darnos a tus lectores otra idea de lectura.
    Había oído hablar muchas veces de esta historia, tanto de su versión en papel como de la cinematográfica, pero nunca había profundizado en el argumento en sí. Me llama la atención la reacción que tuvieron los que se quejaron de que una mujer católica contase una "historia judía". No he leído el libro, por lo que no puedo opinar sobre hasta qué punto tienen razón o no, pero creo que no deja de ser interesante cuando una misma crónica es contada desde distintas perspectivas.
    No tardaré en saber cuál fue la decisión de Sophie, si es que hubo alguna.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encuentro ridícula la polémica. Creo que el sufrimiento en un campo de exterminio es el mismo para todos. Es cierto que los judíos pagaron el impuesto más alto a la barbarie en que se sumergió el mundo y no sé por qué Styron escogió u;a católica polaca, pero no me resultó raro ni le busqué al gato más pies de los que tiene.
      Hay decisión, vaya si la hay. Si lees el libro o ves la película, me gustará mucho que me digas lo que te parece.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Si vi la película y no he leído el libro, pero creo que con la película tengo bastante Rosa. Un beso y buen mes de Agosto. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que la película es muy buena y digna del libro.
      Buenísimo mes para ti también.
      Un beso.

      Eliminar
  9. No conozco ni libro ni película. Me has incitado a ver la película, ya que he cogido carrerilla con esto del cine y me estoy poniendo al día.
    Gracias por la recomendación en este mes tan mermado de inspiración.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La película tienes que verla. Es raro que no la conozcas porque en su tiempo fue un boom total.
      Creo que no te arrepentirás. Espero que te guste y me des tu opinión.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Hola, Rosa. No sabía que la película era la adaptación de un libro. Meryl Streep está impresionante, el general el trío de personajes funciona muy bien. Entre otros temas, recuerdo uno del que ya hemos hablado y es el del sentimiento de culpa que arrastran los supervivientes de hechos traumáticos y violentos.
    Disfruta del verano.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y un muy buen libro además. Los tres personajes, sobre todo la pareja formada por Nathan y Sophie, sin muy buenos y tienen sus secretos, pero sobre todo, esa decisión de Sophie que da título a la historia, es terrorífica porque creo que supone la máxima expresión de la culpa.
      Una gran historia.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Creo que William Styron adornó la realidad sobre la que se sustenta su ficción y creó un monstruo de novela, en la mejor acepción del término. Respecto a la obsesión por el sexo de Stingo que comenta Alejandra, yo sí la recuerdo, supongo que porque mi lectura ha sido más reciente que la tuya, y a mí no sólo me gustó sino que incluso consiguió divertirme y mira que es difícil que un libro me haga reír. Me pareció una muestra más de la genialidad de Styron el conseguir sacar una sonrisa y a continuación congelarla de horror en una misma novela.
    Muy buena elección para el inicio de mes.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia es apasionante. Lo son la historia de Sophie y de Nathan por separado y lo es su historia de amor.
      Respecto a Styron, creo como tú, que dotó de una historia novelesca a una pareja de la que fue vecino una temporada y de cuya parte femenina, probablemente, quedó enamorado u obsesionado.
      No sé mucho de la historia del autor, pero imagino que algo así sucedió.
      Yo leí la novela hace mucho tiempo (cerca de quince años) y no recuerdo lo que comentáis del sexo.
      Me alegro de que te haya parecido buena idea para comienzo de mes. Cada vez me cuesta más elegir.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Gracias por la recomendación Rosa, me la apunto, me parece muy interesante.
    No solo por la historia que hay detrás, (que ya es mucha, y grave) si no por como percibo a los personajes, emocionalmente destructivos y a la vez frágiles.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una historia muy compleja y los personajes de la pareja son, en efecto, destructivos, pero es que llevan una carga muy pesada cada uno a su manera.
      Yo prefiero la novela, pero la película es muy buena y las interpretaciones inolvidables.
      Un beso.

      Eliminar

Puedes dejar un comentario si quieres. No es obligatorio, pero hace una ilusión...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...