Cuentame una historia

Aquí todo son historias, algunas reales, pero casi todas imaginarias porque la realidad resulta demasiado increíble.

sábado, 22 de diciembre de 2018

Sin reseña XII


De nuevo una entrada de "Sin reseña" en la que todas las novelas son policíacas y casi todas pertenecientes a diferentes series que estoy siguiendo. Todas, salvo "El hombre de tiza" que de momento no forma parte de ninguna serie y, de hacerlo, tampoco sería de las que me animaría a seguir.



"Malas artes". Donna Leon.
Últimamente le he dado un pequeño empujón a esta serie y esta de la undécima entrega del comisario Guido Brunetti que leo, aunque teniendo en cuenta que ya suman veintisiete las novelas publicadas, aún me queda mucho Brunetti.
En este caso, y por primera vez, en lo que yo recuerdo al menos, Donna Leon nos traslada a acontecimientos sucedidos en la época de la Segunda Guerra Mundial para hablarnos de unos "hombres que, sin el menor esfuerzo, habían pasado de lucrarse con la guerra a encumbrarse con la posguerra"
Obras de arte robadas, obras de arte vendidas, ventas que se quieren hacer pasar por expolios y expolios que se camuflan como ventas; los que se hicieron ricos a costa del mal equipamiento de los soldados a los que enviaron, sin casi preparación, a las campañas de África, Grecia o Albania; los que se siguen haciendo ricos en un país en el que, no en vano, nació la mafia y sus derivaciones: "Si presento una demanda contra funcionarios municipales por poner trabas a la lícita explotación de mi negocio o por lo que a mi abogado se le ocurra imputarles, me saldrá aún más caro, el asunto se alargará durante años y al final me quedaré como antes". Y Brunetti, todo un comisario de policía, sabe que lo que tiene que aconsejar a su amigo es que pague el soborno correspondiente.
Novela a novela, seguimos viendo en esta serie, de la mano de Guido Brunetti y de Donna Leon el retrato, amargo pero realista, de una Italia que se mueve entre 1992 y, de momento, 2018.


"Serpientes en el paraíso". Alicia Giménez Bartlett.
En esta quinta entrega de la serie, la inspectora Petra Delicado y el subinspector Garzón, se meten en el mundo privilegiado de las urbanizaciones de lujo, "un pequeño paraíso para jóvenes patricios. Mucho lujo, más del que usted y yo podremos disfrutar nunca".
Petra acaba de llegar de unas vacaciones en una cabaña perdida en los parajes agrestes de Suecia, al lado de un lago. La vuelta, antes de poder deshacer las maletas, la sorprende con un curioso suceso en la urbanización «El Paradís». Un hombre que cenaba con unos amigos en un chalet vecino ha sido asesinado en el escaso trayecto hasta su coche al que salió por una botella de bourbon comprada para la sobremesa y que había olvidado. 
La urbanización se muestra como un paraíso evidente para las parejas treintaañeras con hijos pequeños que la habitan. Todos allí parecen felices, encantados con su situación, su trabajo, su casa. Menos evidente es el paraíso para los sirvientes que lo hacen posible, niñeras, guardas, sirvientes de todo tipo, muchos de ellos extranjeros sin una situación muy clara en al país. Pero de una u otra forma, no hay paraíso libre de serpientes y alguna se ha colado también en este.
Para complicar la situación, la próxima visita del Papa a Barcelona tiene a la policía más pendiente de garantizar su seguridad que de resolver otros casos, para indignación de Petra.


"El hombre de tiza".  C. J. Tudor.
Esta es una novela que promete en sus inicios, va cansando en su transcurrir y se convierte en un sinsentido en un final que la autora quiere hacer epatante y lo que hace es espantar y convertir la historia, ya bastante deteriorada, en un total sinsentido. 
La novela está narrada en primera persona por uno de los protagonistas de los hechos y está ambientada en dos tiempos separados por treinta años. Los que van desde 1986 y lo que le sucedió a una pandilla de amigos de doce años, hasta la situación de los personajes y los sucesos de 2016. Los capítulos se van alternando para llevarnos de uno a otro año. 
Pero los sucesos del pasado, la referencia a cosas que no parece que nunca se van a terminar de contar, hace que el lector (esta lectora al menos) se impaciente, que los propios sucesos se descuelguen unos de otros y toda la trama pierda coherencia. 
El supuesto planteamiento de las consecuencias insospechadas que pueden tener pequeños sucesos, aparentemente sin importancia, no deja de tener interés, pero se hace sin ningún tipo de originalidad y contándonos la moraleja. "Gav tampoco habría podido prever las consecuencias de robarle la bici a Sean. Y yo no habría podido prever lo que pasaría una vez que dejara el anillo en casa del señor Halloran". Ni siquiera eso nos deja la autora descubrir por nosotros mismos. 
Pero con todo, es el final... ese final sin el cual la novela se me hubiera quedado en algo flojo y medianamente entretenido, es ese final digo, que sobra, que no viene a cuento, que quita sentido a algunas de las cosas que se nos han relatado, lo que me inclina a calificar la novela de mala.


"Castigos justificados". Michael Hjorth & Hans Rosenfeldt.
La quinta entrega de Sebastian Bergman sigue deparando, como la cuarta, menos alegrías que las tres primeras. 
La trama, el asesinato de personas famosas por sus redes sociales o sus intervenciones en los reality televisivos, a manos de un individuo con formación, culto y resentido, que considera una injusticia que acumulen más fama que los hombres realmente valiosos de ciencias o de letras, no deja de ser original. "¿en qué momento se decidió que la más absoluta estupidez iba a ser destacada y convertida no sólo en norma, sino, además, en algo deseable y envidiable?".
Tampoco deja de plantear reflexiones interesantes, pero creo que no profundiza lo suficiente o no de la forma que a mí me gustaría. Se apunta el peligro de que algunas personas lleguen a pensar que el asesino es un justiciero repartiendo castigos merecidos. Se analiza el hecho de que se esté utilizando un mal método para denunciar algo que realmente está sucediendo: "Sólo porque alguien recurra a métodos terribles e imperdonables para llevar a cabo su cometido el mensaje no tiene por qué ser erróneo". Pero creo que la forma de la denuncia debería ser más sutil, sin tener que expresarla de forma tan explícita, aunque para eso la trama debería cambiar en su desarrollo. Pero eso no es más que una opinión personal.
Por lo que se refiere a la vida privada de los personajes de la Unidad de Homicidios, se muestra muy repetitiva. En esta entrega todos ellos se encuentran en la misma situación anímica que nos llega a aburrir por reiterativa. Eso sí, los autores saben como hacer que nos quedemos deseando la próxima entrega con un final de los que exigen seguir leyendo.
Aunque creo que la serie empieza a flojear (pocos autores son capaces de mantener una serie de más de tres entregas en un nivel de calidad alto, aunque desde luego los hay), no me ha desagradado tanto como para no esperar la sexta novela. Además siempre queda la esperanza de que remonte y si no, tiempo hay de dejarla.


"Azul de Prusia". Philip Kerr.
Esta es la entrada número doce de la serie del detective Bernie Gunther. En España se publicó en 2018, tras el fallecimiento del autor en marzo con tan solo sesenta y dos años. En esta duodécima entrega se irán alternando dos momentos en la vida de Bernie. Comienza a poco de terminar la entrega anterior "El otro lado del silencio". Estamos en octubre de 1956 y Bernie se prepara para unas vacaciones forzosas. "Era final de temporada y la mayoría de los hoteles de la Riviera, incluido el Grand Hôtel Cap Ferrat, donde yo trabajaba, habían cerrado por el parón invernal".  
Hasta la Riviera francesa viene a buscarle su pasado en la persona de Friedrich Korsch, un antiguo colega y amigo; un pasado evocado por un encargo que le hace la Stasi, la policía política de la RDA, y que no tiene ninguna pinta de ir a terminar bien para Bernie. Empieza así una huida en solitario por la zona oriental de Francia y los recuerdos de otro encargo hecho casi veinte años antes, en 1939, y que le llevó al Nido del Águila, el refugio de Hitler en Berchtesgaden, en los Alpes Bávaros.
En el refugio alpino de Hitler, Bernie Gunther, acompañado de su por entonces amigo, Friedrich Korsch, investigará un asesinato que se irá complicando y nos mostrará toda una trama de corrupción en las más altas esferas de las autoridades nazis.
Si la novela anterior me pareció la más floja de la serie, con esta vuelve a recuperar el tono al que nos tiene habituados. Volvemos a encontrarnos con un Bernie Gunther que da a diestra y a siniestra, nunca mejor dicho, "La idea de que la Stasi —los auténticos herederos de la Gestapo— se sirviera de la policía francesa para hacerle el trabajo sucio se me antojó una repetición histórica en el sentido marxista, es decir, primero como tragedia y luego como farsa".
Una novela en la que se analiza la locura que llegó a dominar uno de los países más cultos de la Europa de los años treinta, una novela con la que Philip Kerr contribuye a mi empeño por entender un poquito más toda esa página de la historia que se escribió en Alemania entre 1933 y 1945. Y lo voy entendiendo (solo un poquito más) a la vez que el bueno de Bernie, al que, como alemán, aún debía costarle y dolerle más dicho entendimiento. "Ahora ya entendía un poco mejor por qué la gente se hacía nazi. Quizá era como él decía: querían alejarse de lugares olvidados y carentes de porvenir como Saarbrücken, querían alcanzar alguna clase de posición entre sus semejantes, querían que sus insignificantes vidas de mierda tuvieran algún sentido, aunque solo pudieran encontrarlo siendo crueles con los demás, los judíos sobre todo, pero también con cualquiera que no se mostrara de acuerdo con ellos".

22 comentarios:

  1. Hola Rosa.
    Me gusta mucho esta sección. Me quedo con Brunetti, a mi madre le encanta y mi hermana y yo la hemos atiborrado. Se ha operado de la vista hace unos meses y después de tener que pasar tiempo sin leer va recuperando el tiempo perdido, jejeje.
    Muy feliz sábado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Brunetti me gusta, pero de todos los que aquí traigo, me quedo sin duda con Bernie Gunther y sus aventuras ambientadas en la Segunda Guerra Mundial y aledaños. Además es un personaje irónico y divertido, tipo Sam Spade.
      Espero que se recupere pronto tu madre y pueda leer tanto como quiera. Me aterra la idea de tener problemas en la vista y no poder leer.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Gracias Rosa, ya está genial pero había perdido el 90% de visión en un ojo y el 100% en otro, imagina el panorama, y ella, que lee y escribe sin parar. Menos mal qu eha habido solución.
      Felices fiestas.

      Eliminar
    3. No veas qué miedo tengo yo a eso. Debido a que solo veo por un ojo y lo hago trabajar bastante, me han dicho que podría tener desprendimiento de retina con los años. En fin, prefiero no pensarlo mucho.
      Qué bien que lo de tu madre se haya solucionado.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Pues fíjate no soy mucho de leer este tipo de series largas, me resulta penoso el tener que recordar las sucesivas historias para poder hilar fino, aunque ya se que suelen tratarse historias completamente diferentes,los mismos personajes principales tienen historias personales que es necesario conocer para poder comprender en su justa media sus actuaciones.
    Aún así, después de tus personales apreciaciones sobre estos "fuera de reseña" tampoco se me ha abierto mucho el apetito con respecto a los títulos que nos presentas.
    Las voy a dejar pasar, con tu permiso.
    Aprovecho para desearte unas buenas fiestas, pues de la felicidad has de encargarte tú.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo las voy leyendo poco a poco, intercalando unas con otras, y todas con libros de otro tipo. Las hay muy buenas y me gusta ir conociendo a los personajes y siguiendo sus avatares a la vez que las pesquisas de sus casos.
      Algunas ya las he terminado, otras las llevo al día y las más, las tengo acumuladas y las leo sin agobios.
      Un beso y buenas fiestas a ti también. Trataremos de hacer que, además, sean felices.

      Eliminar
  3. De las novelas que traes he leído dos: Malas artes de Donna León, ya que soy muy Fan de Brunetti, a mi me quedan solo las dos últimas entregas. Y Serpientes en el Paraíso de Alicia Giménez-Bartlett, me gusta Petra Delicado y ya me he leído toda la serie, a esperar que la continúen. De la serie de Sebastián Bergman aún voy en la entrega anterior, espero ponerme las pilas, el próximo año. El hombre de tiza no lo he leído y me Parece que no lo voy a leer. Tengo que apuntarme yo también a las mini reseñas. Felices Fiestas. Besinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto de las mini reseñas está bien para libros que no te han gustado demasiado y para negra y policíaca de la que no puedes hablar demasiado, por razones obvias. Yo, es para esto último para lo que más las uso. Afortunadamente, casi todo lo que leo últimamente es bueno o ma apetece criticarlo más y le hago reseña completa.
      Yo no creo que termine nunca con Brunetti. Esta mujer escribe más rápido de lo que yo leo, pero disfruto con las novelas. A Petra estoy por dejarla. No me disgusta, pero tampoco me gusta tanto.
      Felices fiestas para ti también. Un beso.

      Eliminar
  4. De todas las que traes en este "Sin reseña" no he leído ninguna. Me asombra y envidio tu ritmo lector, Rosa. 110 lecturas en un año que he visto escrito por algún sitio que has hecho es apabullante. Ojalá yo pudiera tener ese ritmo y además escribir luego reseñas tan bien hechas y tan estimuladoras a la lectura como las que tú haces. Mi enhorabuena por tu año lector y por tus buenas elecciones.
    Aprovecho para desearte una Feliz Navidad. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo viste en el Tarro-Libros. Ahora ya son 111 y espero llegar a los 112. No creo que más.
      Muchas gracias por tus palabras.
      Me gustaría leer mucho más y terminar con la lista de pendientes, pero sé que es imposible porque entran libros a más velocidad de la que salen. Por tanto, me conformo con lo que hay, que creo que está bastante bien. Por primera vez en mi vida, el año pasado pasé de los cien libros, y no es que me lo imponga, pero va saliendo así.
      Un beso. y Feliz Navidad también para ti.

      Eliminar
  5. Hola Rosa, es admirable la capacidad lectora y de trabajo que tienes, porque no es solo leer, que ya de por sí es un ritmo alto, sino por el excelente trabajo de redacción que logras en los libros reseñados. En lo personal, no me gustan con carácter general las series ya sean de novelas o si de series de televisión hablamos, me pierdo y eso eso es culpa mía. Así que en esta entrada centré mi atención en la única novela independiente y tras leer tu valoración, queda descartada, sin embargo reconozco que disfruto cuando le das caña a un libro ;-).
    Besos, y felices fiestas en compañía de tus seres queridos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gustan mucho las series en novela y en televisión. Antes de que se pusieran tan de moda como están ahora, ya me gustaban. Recuerdo la serie "Grandes relatos" en la que ponían historias geniales, algunas basadas en libros y otras originales. Ahora me gustan más si cabe, porque se hacen muchas de una calidad alucinante. Y lo bueno es que se empiezan a hacer también en España, donde hasta ahora, dejaban mucho que desear, pero este año he visto tres, que nada tienen que envidiar a las americanas o a las de cualquier otro sitio.
      Y puestos a admirar la capacidad de ver y reseñar, tú con las películas, tampoco te quedas a la cola.
      Un beso, guapo, y felices fiestas a ti también.

      Eliminar
  6. Hola!muy buenas opciones para leer .gracias por contarnos tu parecer lector! Felices fiestas y un abrazobuho!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felices fiestas a vosotras también. Serán más soleadas, cálidas y luminosas que aquí. Os deseo también un feliz año lleno de buenas lecturas.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Es difícil seguirte el ritmo lector Rosa. De las novelas que presentas no he leído ninguna aunque sí he leído alguna de Donna Leon, no me apasionan pero sí entretienen y a veces eso es lo que busco en una novela.
    Muchos besos para ti y los tuyos y muchos ánimos en estos días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las novelas de Dona Leon son muy entretenidas y dan una visión de Italia y, más concretamente de Venecia, que me parece muy interesante. En cada una trata de distintos temas y, aunque su crítica no es de las más incisivas, resulta bastante real en cuanto a la capacidad de los poderosos para irse de rositas. No es de lo mejor, pero creo que son novelas muy dignas y que se leen muy bien.
      Te deseo una fiestas muy felices y un año mejor aún. Gracias por tus deseos y un beso enorme.

      Eliminar
  8. Vaya recopilación de lecturas que nos traes, Rosa. No sé si debo avergonzarme por no conocer ninguna de estas obras, aunque, por lo que dices, más de una es precindible. Con mi ritmo de lectura, no tengo más remedio que ser selectivo y reservarme aquellas novelas que se me antojan más atractivas de acuerdo con tus recomendaciones.
    Estupenda macro reseña.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que cuando se lee rápido y bastante, no importa leer de vez en cuando algo más mediocre, aunque yo trato de evitarlo, pero siempre se cuela alguna novela que te atrae por cualquier razón y luego resulta muy inferior a lo esperado.
      Por supuesto que no tienes que avergonzarte de nada, pero si te gusta la novela policíaca yo te recomendaría que no dejes de mirar la serie de Bernie Gunther, escrita por Philip Kerr.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Hombre de tiza no me convenció, me esperaba otra cosa y me defraudó bastante. Castigo justificados sí que me gustó. El resto no las he leído, pero me gusta Brunetti, esta justo no lo ha leído.
    Felices Fiestas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí la serie de Bergman, ya desde el anterior, me empieza a cansar. La encuentro repetitiva. Brunetti me gusta, pero el mejor, para mí, Bernie Gunther. Si te interesa la Segunda Guerra Mundial, lo que la antecede y lo que la sigue es ideal para pasear por casi todos sus escenarios.
      Un beso y felices fiestas también para ti.

      Eliminar
  10. Buenas madrugadas, Rosa.
    La verdad no sé de dónde sacas tiempo para leer, reseñar y escribir tú de vez en cuando. Debes tener muy buena retentiva. Escribir, escribo poco, se perdieron muchos relatos de trece años de escribir en la red. Ahora disfruto leyendo, en vuestros magníficos blogs. Y tengo un buen número de libros que compré a escritoras que he conocido en la red. Mi género favorito es el policíaco. Un abrazo y lo mejor para el próximo año 2.019.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te digo la verdad yo tampoco sé de dónde saco tiempo. Retentiva, poca, pero como hago las reseñas a poco de leer el libro y tengo notas tomadas, pues no me resulta difícil. Lo bueno de las reseñas es que ayudan a recordar los libros mucho más que cuando no las hacía.
      Yo todo lo que publico en la red, lo tengo también en Word. Con la red no se sabe lo que puede pasar y perder escritos de trece años es casi una tragedia.
      Un beso y feliz 2019 para ti también.

      Eliminar

Con tus comentarios reflexionamos, debatimos y aprendemos más.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...