Señorita, por favor, ¿podría ayudarme?



El segundo microrreto de la nueva temporada de "El tintero de oro" consiste en escribir un relato, o mejor su comienzo, de manera que termine con un continuará... Debe tener como máximo 250 palabras y dejar la narración interrumpida en un momento cumbre en que el protagonista y los lectores queden, lo que se dice, "colgados del acantilado".
Espero haberlo conseguido.


Todavía sentía un escalofrío de placer por la espalda cuando recordaba a la primera chica. Él tenía entonces veinte años y aquello dejó en mantillas a sus experiencias con gatos y otros pequeños animales. No, no era sexo lo que buscaba, al menos no por los cauces habituales. Aunque era algo muy similar lo que sentía cuando la cuchilla seccionaba la carótida y la sangre salía como un surtidor empapándole las manos, la cara y todo lo que alcanzara a salpicar.

Eso y ver al mismo tiempo la cara de terror y los ojos perdiendo brillo y vida hasta quedar como dos canicas inertes.

Eso y la tarea de deshacerse del cadáver; el excitante reto de conseguir que nadie, nunca, lo pudiera encontrar. Tan solo una vez le falló la previsión. Claro, nadie puede contar con unas lluvias tan torrenciales, con un desprendimiento de tierras que lanzó sobre la carretera toneladas de barro… y el cadáver de una chica, la novena cree que fue, lo tiene que mirar en la libreta cuando llegue a casa una vez terminada la faena. La frustración se vio en parte compensada por los cinco muertos que se cobró el argayo.

Hace ya dos meses de la anterior y la necesidad empieza a acuciar. Lo que no sabe es que la próxima será también la última. Ahí viene. Es justo su tipo. Se acerca a ella cojeando, con cara de agobio y de buena persona. “Señorita, por favor, ¿podría ayudarme?”

Continuara…

246 palabras

Comentarios

  1. Hello, vaya nos haz regalado un personaje siniestro en multiples formas, este tipo de asesino tienen mentes muy complejas, distorsionadas ciertamente, y vaya puede ser como dice el inicio de un relato mucho mas grande, quedamos pues esperando la continuacion a ver como le va a este "caballero"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es siniestro, aunque creo que es más siniestro para sí mismo (y para las víctimas, claro) que para el lector. El hombre está muy enfermo y lo está desde siempre. Esa atracción por la sangre lo hace muy peligroso. A ver si alguien imagina algo que ponga fin a sus andanzas. Yo, de momento, no sé cómo frenarle.
      UN beso.

      Eliminar
  2. Un relato que se lee con un escalofrío desde la primera línea. ¡Menudo personaje te ha salido, Rosa! Y qué bien nos metes dentro de su cabeza y creas el clima de suspense que recorre el cuento. Me ha encantado. Un reto fantástico. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado. Me ha salido un personaje bastante trastornado que ha llevado su hematofilia al extremo más peligroso. Una empieza a escribir y los personajes se le van de las manos y salen por peteneras.
      Un beso.

      Eliminar
  3. Un relato perfecto con la hematofilia y un pedazo de psicópata como hilo discursivo. Y el continuará viene como anillo al dedo pues esta clase de gente no para hasta que son detenidos y encarcelados. Un gran aporte al reto, Rosa. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces me he preguntado qué hay en la cabeza de estas personas (los asesinos en serie, hematofílicos o no), si hay arrepentimiento o hartazgo de tanta muerte, de tanto dolor como se provoca. Imagino que, al no poder evitar sus pulsiones, existe la posibilidad de esos sentimientos y de ahí el que a veces se diga en las películas que están deseando que los detengan y a veces casi lo provocan. Es terrible lo que puede haber en las mentes de algunas personas.
      Un beso.

      Eliminar
  4. ¡Hola!! desconocía tus dotes escritores (creo que solo había leído tus reseñas) y que participabas en el tintero de oro. Tengo que decirte que me ha gustado mucho, sobre todo por el lado macabro (ya sabes que me encantan los argumentos negros, jeje) ¿Sabes? leyéndote me ha venido a la cabeza mi asesino en serie preferido "Dexter" (no se si has visto la serie de televisión, fue mi serie del confinamiento y la disfruté mucho) y sus comienzos con animales aunque Dexter no era un asesino en serie normal, era asesino de las injusticias, de los malos
    Y sí..., lo has conseguido, me has dejado colgada del acantilado
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis dotes escritoras se limitan a algún relato más bien corto, y si alguien me da la idea de partida, mejor que mejor. Para eso el El tintero de oro es genial.
      Pues es curioso, pero mientras lo escribía en ningún momento recordé a Dexter que es una de mis series favoritas, aunque yo la vi hace ya unos años. Para el confinamiento ha tenido que ser una maravilla. No estaba en mi mente consciente, pero puede que anduviera camuflado en el subconsciente. Como dices, Dexter venía a compensar los despistes o dejaciones de la Justicia. "Mi" asesino, es un asesino total que va dejando víctimas inocentes a su paso.
      No sé si seré capaz de decidir qué hacer con él o tendrás que seguir colgada del acantilado.
      Un beso.

      Eliminar
  5. ¡Hola, Rosa! ¡Madre mía! Con este micro y este personaje, no solo participas en este reto, sino que lo haces como relato invitado para la edición del concurso dedicada a 1280 Almas. ¡Magnífico dibujo de un asesino en serie! El tono frío de su discurso añade un horror tremendo a lo que cuenta y consigues un tremendo continuará con el recurso de anticipar lo que está por venir, tanto lo que parece como la diferencia que se insinúa en ese encuentro y que consigues con esas seis palabras "la próxima será también la última". No sé puede dejar más en ascuas a un lector. ¡Por Dios! ¡Quiero saber qué pasará en ese encuentro! Maravillloso aporte. Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, pues me hace mucha ilusión que participe también en "1280 almas" que es una novela que me encanta.
      La verdad es que me ha salido un psicópata de libro. Frío, dominado por su impulso hematofílico, sin poder evitar su necesidad periódica de sangre, sin empatía. Espero que se me ocurra cómo sacarlo de la circulación, aunque algo tengo en mente, no sé si llegará a materializarse.
      Un beso y muchas gracias por regalarme estas oportunidades escritoras.

      Eliminar
  6. Pues ya lo creo que nos has dejado colgados del acantilado. Vaya historia y vaya tipo tan... ¿psicópata? Este relato también te habría servido para ese otro reto del Tintero de Oro, je,je. Nada bueno se puede esperar de ese casual encuentro, aunque quizá nunca sepamos qué ocurrirá exactamente, si bien nos dices que esa ocasión también será la última, así que...
    Me ha gustado mucho esa inmersión tuya en el género del... ¿qué género será este?, ¿de terror, quizá?Siempre me hago un lío, ja,ja,ja.
    Me ha gustado mucho.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Psicópata y hematofílico. Todo un cuadro. Desde luego es un encuentro que no augura nada bueno, al menos para la chica, aunque tampoco para él puesto que se sabe que será la última víctima y no creo que sea por una curación milagrosa del sujeto.
      No sabría bien qué género es. Si le damos un poco más de tiempo igual se decanta por alguno, pero no sé si eso será así. Igual nos quedamos colgados del abismo.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Qué bueno Rosa. Me gusta como dejas caer que empezó con animales. Etá tan desarrollada la crueldad en animales con la psicopatía...
    Me ha encantado y me imagino el final de la pobre chica, porque ellos nunca paran.
    Feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que imagino que antes de empezar a consolar el sadismo con seres humanos, se empiece con animalitos. Quería dar a entender que el hombre ya venía mal de fábrica, desde pequeñito.
      Del final de la chica no digo nada porque igual continúa la cosa y no sé aún cómo.
      Un beso y... feliz semana ya a estas horas.

      Eliminar
  8. Creo que has plasmado muy bien esa frialdad de los asesinos en serie,... y al final ese continuará que nos deja colgados....
    Muy bueno!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que me dé la inspiración para continuar el relato. De momento, el reto está cumplido y no sé si seguirá o no, aunque alguna cosilla se me está ocurriendo.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Hola, Rosa:
    Interesante historia de terror narrada en tercera persona por un narrador observador con un protagonista psicópata que asesina en serie a mujeres que le despiertan sus más bajos instintos.

    Me gusta la forma de crear imágenes tan descriptivas y que facilitan la rápida visualización del personaje y su mundo interior o también la del decorado con ese desprendimiento de tierras o "argayo", un término que consulté al diccionario.
    Nos dejas con ese regusto pidiéndote la continuación, por lo que cumpliste estupendamente el reto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Argayo es un término que yo también aprendí de mayor, pues en la tierra de nuestra infancia y juventud, en León, no se conoce esa palabra. Lo conocí cuando vine a Cantabria y me parece preciosa.
      La verdad es que me ha salido un psicópata más psicópata de lo que pretendía y no sé si le daré oportunidad de seguir haciendo maldades o lo dejaré aquí. Veremos.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Esto no puede terminar bien.
    Buenas tardes Rosa, hoy me enteré de que escribiste para el reto ¡Y vaya que si escribiste!
    Bien escrito, desde la boca y las pulsaciones del psicópata.
    Un abrazo cariñoso y espero que hasta muy pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no tiene pinta de ir a terminar bien. Hoy mismo he publicado el relato, ya un poco tarde, pero esto de los relatos es algo que me cuesta trabajo y me lleva tiempo. Bueno, me lleva tiempo dar con la idea, luego me pongo a escribir y sale casi de corrido, pero hasta que se me ocurre algo...
      Un beso.

      Eliminar
  11. Hola Rosa,
    El perfil psicópata del protagonista, sin un ápice de sentimientos ni empatía por sus víctimas está muy bien conseguido. Frío, mecánico, calculador. Me falta saber si finalmente contará entre sus virtudes el "narcisismo" propio de esos perfiles. Al decir que no quieren que encuentren el cadáver y no haber elementos fetichistas parece que no lo es, pero dejas tu relato tan abierto que nunca se sabe. Súper bien logrado el final, te envidio. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi personaje padece hematofilia. No sé qué tipo de psicopatía es esa, pero es lo suficientemente precavido como para no querer que le pillen y tampoco quiere llamar la atención. Bueno, ahora en serio, no me había planteado retratar a un psicópata de manual porque, afortunadamente, tampoco hubiera sabido cómo hacerlo. Pero me ha gustado tu aportación, igual adopto algo si decido hacer una continuación.
      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
    2. ¡Anda, hematofilia! Como parte de los Bobones, digo Borbones... ¿o era hemofilia?

      Eliminar
    3. Los Bobones, digo Borbones, tienen hemofilia, ja ja, aunque, visto lo visto... 😃 😃 😃

      Eliminar
  12. Que buena sorpresa me he llevado con este relato tuyo .
    Es muy bueno y ese final que me imagino porque dada la frase que has dejado es de imaginar.
    Enhorabuena
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado, pero respecto al final te diré que no todo es lo que parece y aquí, si es que lo termino, podría haber más de una sorpresa.
      Un beso.

      Eliminar
  13. Hola Rosa, un relato estupendo. A mi Dexter hasta me gustaba, se que suena raro, pero tu asesino solo me da escalofríos. Me gustaría saber que pasa con él. ¿Lo continuarás?. Besinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que a mi asesino lo conoces poco y Dexter se hizo como de la familia. Yo lo adoraba. Bueno, el mío no es tan adorable como Dexter porque no se dedica a hacer justicia, tan solo a satisfacer sus gustos enfermos y asesinos. Puede que lo continúe si se me ocurre algo que merezca la pena.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Buen perfil de personaje, ideal para estar en vilo. Una parafilia muy peligrosa la del protagonista. Esa necesidad que relatas en el último párrafo, nos deja temblando de frío en la escena que se avecina. Pide ayuda, Rosa, habrá que rematarlo. ¿Vas a dejarnos colgados en la interrogación final?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo malo es que esa filia existe de verdad. No vamos a decir que se dediquen a matar gente para satisfacerla, pero sí a cosas un tanto... escabrosas digamos, amén de hacerse cortes inofensivos etc. Hay hasta clubs.
      No sé si seguiré la historia y, de hacerlo, no sé en qué sentido, si anularé al personaje o lo dejaré vivo y libre. A ver qué se me ocurre.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Hola, Rosa. Has creado un psicópata perfectamente creíble y, por lo mismo, totalmente siniestro. El continuará no hace más que exaltar el clima de terror que logras transmitir. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pretendía crear un personaje que no inspirase ningún buen sentimiento hacia sí mismo. Ni compasión ni pena ni conflicto de ningún tipo. Si lo he conseguido, me sentiré satisfecha.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Hola, Rosa. Estos que empiezan con animalitos son los peores. Le van cogiendo gusto y terminan sintiéndose impunes. Con este relato hemos vuelto a las pesadillas del mes pasado para las que casi nosotros nos habíamos hecho no impunes pero sí inmunes. Buen relato, has descrito un psicópata de libro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre el psicópata de "1280 almas" y un par de libros que he leído estaba motivada para escribir un relato muy negro y sangriento. Espero mantenerme yo también inmune e inspirada y poder seguir escribiendo para que él no quede impune.
      Un beso.

      Eliminar
  17. ¡Hola, Rosa! Me has dejado con la boca abierta....jeje! Has creado un personaje muy interesante y me encantaría saber cómo termina este relato. ¡Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado. Es un personaje muy frío, como pretendía. Ni siquiera es malo, es más bien un ser carente de sentimientos que solo es capaz de seguir sus instintos y necesidades. A ver si termina o queda así.
      Un beso.

      Eliminar
  18. Hola, Rosa
    La verdad que te salio un magnífico y escalofriante micro, me parece de lo más ingenioso.
    El personaje es frío, manipulador y aterrador. ¡Felicidades, me encanta!
    Saluditos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me alegro de que te haya gustado. Me ha salido un personaje bastante siniestro. Enfermo, pero siniestro. A ver por dónde lo llevamos.
      Un beso.

      Eliminar
  19. Te ha salido la vena negra. No hay que fiarse demasiado de la gente con cara de buena persona ;)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi madre siempre me lo dijo "No te fíes de nadie ni te vayas con nadie, aunque te dé caramelos o dinero. Tú sal corriendo". Creo que en una ocasión me salvó de lo que pudo ser un buen susto.
      pero no te fíes. No todo es como parece.
      Un beso.

      Eliminar
  20. Menudo personaje has buscado , un asesino en serie que por lo que parece lo tiene todo bien calculado para que no le pillen. Veremos que pasa con esta mujer que se encuentra, no creo que no se lo vaya a poner fácil.
    Muy bien descrito el escenario y el personaje.
    Un abrazo Rosa
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me ha salido un personaje frío y muy inteligente... pero sospecho que está apunto de terminar su buena suerte ¿o no?. habrá que seguirlo de cerca.
      Un beso.

      Eliminar
  21. Un psicópata como la copa de un pino. Y vaya giro, o no giro, el que nos das con ese acantilado, al final va a parecer que se lleva su merecido, o que se topa con una psicópayta más loca que él. Eso de pensarse que no hay nadie más loco que tú es un gran error, XD.
    Fantástico micro, Rosa, un reto más que superado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Psicópata, no, pero bastante loca sí que está, aunque su locura no sea de las que tratan los psiquiatras. Siempre hay alguien si no más loco sí más intrépido y arriesgado.
      Un beso.

      Eliminar
  22. Hola, Rosa. Me ha gustado mucho tu micro. El arranque de la historia es fantástico, mostrándonos de esa manera tan vívida e intensa lo que siente el psicópata cuando comete cualquiera de sus crímenes. El final está repleto de intriga. ¡Reto superado! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil describir cosas con tan pocas palabras, pero creo que, si se consigue, es mucho más efectivo que pasarse en las descripciones y meter demasiado rollo. A mí me gusta más como lectora y eso hay que suponer del resto de los que leen. Estos retos están muy bien para obligarnos a ello, a contar mucho escribiendo poco.
      Un beso.

      Eliminar
  23. Hola Rosa!! Una iniciativa estupenda y que requiere mucha creatividad. Me ha encantado tu pequeño relato, muy bien narrado. ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana. me alegro de que te haya gustado. Las iniciativas de El Tintero de oro siempre nos proponen retos interesantes y a mí, me animan a escribir ficción que no suele ser una cosa que yo practique.
      Un beso.

      Eliminar
  24. Un asesino en serie, esto promete cuando menos tensión para la siguiente entrada. Saludos 🖐

    ResponderEliminar
  25. Una buena historia que pensé ya había leído, y se me había escapado por la puerta falsa. No hay mal que por bien no venga y a causa de mi tardanza me encuentro con la segunda parte publicada.
    Me ha parecido un buenísimo comienzo.
    Abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Con tus comentarios reflexionamos, debatimos y aprendemos más.

Lo más visto en el blog este mes

"La buena letra" Rafael Chirbes

"Washington Square" Henry James

"Reina roja" Juan Gómez-Jurado.

Sin reseña XXIV

Sin reseña XXV

"Colinas que arden, lagos de fuego" Javier Reverte

"Los Buenos" Hannah Kent

"El ferrocarril subterráneo" Colson Whithead

"El legado" Sybille Bedford